A dónde va México

Pablo González Casanova

La Jornada, abril 7 de 2019.

 

Estas no son afirmaciones que se puedan calificar de centro, derecha o izquierda o con mescolanzas de esas posiciones. Las tesis que se sostienen son de un conocimiento riguroso. Su carácter científico, crítico del sistema en que vivimos, puede dar pie a descalificaciones que se basen en mitos, ideologías e intereses con que los aludidos se nieguen a conocer la verdad sobre lo que hacen y de que por su parte son responsables en tanto sometan la lógica de sus esperanzas a la lógica del sistema.

Una de las formas de dominación del imperialismo neoliberal y neoconservador es la privatización del sector público de los estados metropolitanos y periféricos en procesos que al realizarse incrementan la corrupción y la criminalidad organizada, con ésta bajo la sombra de corporaciones y estados, o contratada, en caso necesario, para actos criminales contra pueblos, comunidades o personas, en acciones destinadas a despojarlos de sus propiedades, de su libertad o de su cuerpo.

Con el propio acto de privatización, el neoliberalismo ha hecho de los funcionarios públicos agentes de ventas de las propiedades nacionales y sociales o cómplices pasivos de la corrupción y la represión de que a menudo se sirven para incrementar su personal patrimonio y poder.

Neoliberalismo y corrupción están a la orden del día, tanto en la periferia económica del mundo, y en no pocos países del centro, en los que tienen como antecedente el famoso gangsterismo de Chicago y las mafias de Italia. En cuanto a los países de origen colonial o semicoloniales y periféricos, son actores de permanente uso los grupos de matones al servicio de sus amos y caciques o de las compañías trasnacionales, como la Compañía de Indias inglesa o la Mamita Yunai, estadunidense.

Esos integrantes del crimen organizado se articulan hoy en sistemas globales dominados por las corporaciones financieras y sirven o se asocian con funcionarios que se han vuelto también empresarios, que si ayer decían estar al servicio de la evangelización, de la civilización, del progreso o del desarrollo, hoy hacen de la función pública una actividad en que el funcionario se pone al servicio de la empresa privada, mediante la coima (mordida), motor del sistema y por la que los funcionarios se vuelven socios no pocas veces mayoritarios.

En las nuevas circunstancias, como los antiguos y nuevos ricos, el crimen organizado combina sus conocimientos políticos con los económicos, y todos con los criminales y tecnológicos. Participa así en la dominación de un mundo en que se exige la práctica de la normativa moral en los tratos interpares de accionistas y de grandes propietarios, en que al mismo tiempo se urden medidas de especulación y depredación, que estructuran en el propio siglo XXI nuevas formas de acumulación primitiva, despojo, así como, de esclavismo, de servidumbre, de tributación y de salarios o ingresos de hambre que en gran parte del mundo pesan sobre la inmensa mayoría de una población a la que habiendo despojado de sus tierras y territorios, dejan en plena miseria, sin asomo de trabajo y sin los más elementales recursos para vivir, para comer, beber, curarse o enterrar a su muertos. De tales hechos –difíciles de contar y de escuchar– proviene el éxodo más impresionante de la historia humana, un éxodo global en que muchos son los que mueren al atravesar selvas, desiertos y mares… Entre las varias formas de descubrir a los verdaderos responsables de esos hechos y el dolor de que son beneficiarios, se encuentran los fabricantes de armas y los comerciantes en grande de narcóticos, quienes con las corporaciones y la gran banca actúan en un sistema cuyo atractor principal es la maximización de poder, riquezas y utilidades, en el que dominan con gobernantes y funcionarios, con legisladores y jueces que se asocian a sus proyectos entre mediaciones y represiones, que se apoyan en la cooptación o sometimiento de los propios líderes de los pueblos y se apoyan cada vez que es necesario en las fuerzas militares y paramilitares, con los que practican la supuesta persecución del crimen organizado en el que de vez en cuando sacrifican a algunos chivos expiatorios, y con el que empresarios, militares, policías y judiciales están profundamente articulados.

La comedia trágica llega al extremo de ajusticiar y desaparecer a los defensores de los pueblos en una política en que reinan la mentira y la confusión con la inmoralidad como práctica cosificadora. Un indicador de tal comportamiento del sistema es que hasta hace poco el comercio de armas ocupaba el primer lugar y que ahora lo suplanta el narcotráfico.

Es en ese mundo en el que vive hoy la República Mexicana, donde tras la victoria electoral más impresionante de la historia, de éste y muchos otros países, la ciudadanía ha puesto a la cabeza del Estado a un presidente que no sólo aparece en la escena política como famoso por su honradez, sino por su valentía y habilidad política, innegables.

A la euforia causada por semejante triunfo electoral se ha añadido otra, con el entusiasmo que ha despertado la firme tesis del elegido de que en su gobierno va a emprender la Cuarta Transformación de México, siendo que las tres primeras fueron la Independencia de México, encabezada por el cura Hidalgo; la Reforma, que con Juárez creó el Estado laico y republicano, y la Revolución Mexicana, que culminó con el gobierno agrarista, obrerista y popular que nacionalizó el Petróleo y repartió el mayor número de tierras entre los campesinos beneficiados como comuneros, ejidatarios y pequeños propietarios.

En nuestros días, a tan democráticos, justicieros y revolucionarios hechos de la Tercera Transformación, se añadió un sabor de alivio al pensar que ya no iban a estar al frente del gobierno una serie de políticos que desde los dos principales partidos –PRI y PAN– habían hecho del gobierno una fuente de enriquecimiento personal de sus jefes, que llegó a alcanzar proporciones escandalosas con los sucesivos presidentes y gobiernos para los que se volvió norma inteligente de saber y gobierno aquella frase que salió del decadente Atlacomulco, de que un político pobre es un pobre político, y con la que el presidente saliente Peña Nieto revistió orgulloso su enriquecimiento y el de la inmensa mayoría de sus colaboradores.

El triunfo colosal de López Obrador con 53 por ciento de los votos, generó un entusiasmo nacional poco común, que se hizo extensivo a buena parte de la izquierda mexicana, incluso a la que proviene del extinto Partido Comunista. Y aunque no dejó de preocupar a buena parte de los ricos y poderosos, pronto varios de los más acaudalados y famosos se integraron a un nuevo Consejo Asesor Empresarial del Presidente.

La historia de las contradicciones que en el nuevo gobierno surgieron se hizo inevitable, y si en la izquierda gubernamental se arguyó con la lógica de que no se podía ir más lejos, en la banca y las corporaciones por su parte se acentuaron medidas de presión tanto con los valores financieros, como con la moneda, y con la gasolina y el petróleo, que parecieron retar al nuevo gobernante, a confirmar su firmeza, o a negociar lo no negociable.

La primera respuesta del Presidente pareció que los actos de gobierno confirmaban su firmeza al anular un proyecto de aeropuerto en Texcoco, lugar próximo a la Ciudad de México, que no sólo había sido considerado inviable por diferentes expertos, sino al que se habían opuesto, una y otra vez, los pueblos aledaños, con tenacidad y valentía impresionantes.

La crítica de la derecha a la liquidación de la obra no se hizo esperar, lo que le valió al Presidente todo tipo de ataques por cuanto medio pudieron lanzar los inversionistas afectados y sus cómplices, quienes tacharon de irresponsable al Presidente al no tomar en cuenta que ya se habían invertido cientos de millones de pesos que él tiraba por la borda como si todavía estuviera en la campaña electoral y no se diera cuenta de su responsabilidad de gobernar.

Fue así como empezó a darse abiertamente –en las palabras y las decisiones– la lucha por definir al nuevo gobierno. En ella pareció ir triunfando el verdadero poder de la derecha, no sin escollos oficiales que frente a crecientes presiones el Presidente luchó por vencer. La destreza con que enfrentó a ese y otros problemas planteados pareció advertirse en las concesiones que hizo a uno y otro embates, entre críticas y asentimientos con que fue respondiendo a los ricos y poderosos y a la izquierda que lo acompaña.

Del conjunto de sus actos derivaron nuevas críticas a los ex presidentes neoliberales del PRIAN y a la corrupción que los caracterizaba, y críticas no menos firmes a la izquierda que no lo apoyaba acusándola, en forma visceral, de hacerle el juego a los conservadores.

A semejantes luchas verbales, el Presidente añadió, por un lado, la decisión de seguir construyendo dos termoeléctricas, un acueducto y un gasoducto. Aquéllas iban a operar en zonas de por sí carentes de agua y a las que las empresas les quitarían gran cantidad de aguas vivas para devolvérselas como aguas muertas imbebibles e inútiles para el riego de sus campos y el mantenimiento de su vida… En cuanto al gasoducto le confirmaron también lo que a las poblaciones y al propio gasoducto dañaría, pues el gasoducto había sido trazado para pasar por tierras volcánicas y estaría expuesto a violentas rupturas y explosiones de que haría víctimas también a sus vecinos.

Si contra el informe de los especialistas y contra el sentir de los pueblos, el Presidente optó por apoyar a los voraces empresarios, a esa lamentable decisión añadió una curiosa forma de pedir a la oposición que no fuera a politizar la muerte (así dijo) de quien había sido asesinado a balazos: el dirigente Samir Flores, respetadísimo líder de los pueblos que encabezaban la oposición al proyecto, y que no murió, como dijo el Presidente, sino al que a tiros mataron y de ese modo acallaron, buscando intimidar de paso a los sobrevivientes.

Tal vez esa decisión y esa forma de eludir la palabra exacta, marcan la posición que, en los hechos, iría tomando el nuevo Presidente. Juntos, actos y expresiones verbales irían definiéndolo más que los meros calificativos. La sola enunciación de los mismos reveló que el gobierno del nuevo Presidente estaba o está en las antípodas de una Cuarta Transformación liberadora.

Del poco esperado y verdadero caminar se darían en la campaña electoral varios ofrecimientos que no cumplió, como el Proyecto Integral Morelos ya señalado, y la falta de una verdadera reforma educativa que sustituya a la mal llamada reforma educativa del régimen anterior, que en realidad busca reformar la educación a modo de los empresarios y controlar a los profesores con exámenes que se les aplican con base en algoritmos de una educación y un profesorado al servicio de las empresas y corporaciones, y frente a la cual puso como secretario de educación a quien siendo secretario de Gobernación con el presidente Zedilllo, que entre otras medidas autoritarias y represivas se negó a firmar los acuerdos de San Andrés, ya aprobados y firmados por sus representantes, y por todos los partidos políticos institucionales, así como por los rebeldes del EZLN que luchaban en busca de que los derechos de los pueblos indios para que fueran parte de la Constitución real y formal de la República, y que siguen luchando por que se respeten sus derechos a organizarse como comunidades realmente autónomas que practiquen la distribución del poder y el genuino respeto de la libertad y la democracia de las comunidades y redes de comunidades.

A la definición del actual gobierno con decisiones contrarias a los ofrecimientos de campaña al sentir, pensar y actuar de los pueblos y los trabajadores intelectuales con éstos que son los maestros urbanos y rurales atacados por la derecha desde los cristeros, se añadieron proyectos en que no fueron atendidas las experiencias históricas, ni los informes de los expertos, ni quienes ven en ellos amenazas para los pueblos comprobadas en la historia de México, de América Latina, e incluso de Estados Unidos.

Para la aprobación de varios de esos y otros proyectos que son objeto de diferencias se realizó una consulta legalmente obligatoria, pero simulada con encuestas de individuos que no representan el sentir ni la voluntad de las comunidades, ni su costumbre de tomar acuerdo. Los símiles de consultas en realidad se llevan a cabo con muestras aleatorias de individuos, seleccionados en formas que carecen de todo rigor técnico y científico, y que en términos de los especialistas en la materia no son ni confiables ni válidas.

Se trata de proyectos como el Tren Maya y el Corredor Interoceánico que corresponden a una larga historia de nuestro continente, particularmente dolorosa. El proyecto del Tren Maya nos hace recordar que –como es bien conocido– el desarrollo de los ferrocarriles en Estados Unidos está estrechamente vinculado a la geografía de la desaparición de los pueblos indios….

En cuanto al Corredor Interoceánico, sin duda antecedente de un canal acuático que dados los costos mucho menores de transporte, es perfectamente previsible en un futuro inmediato. El proyecto, nos recuerda que su predecesor –el Canal de Panamá– fue causa determinante para arrebatar un inmenso territorio a la República de Colombia con la que se fundó la República de Panamá. Las políticas de balcanización han sido preferentes en la política expansionista estadunidense, con Vietnam del Sur y del Norte, Corea del Sur y del Norte, o con los países centroamericanos que se desprendieron de la antigua capitanía de Guatemala, o la destrucción de Yugoslavia y su transformación en un conjunto de republiquetas. A semejantes desastres se añade el de los two Méxicos que el historiador y antropólogo Lesley Byrd Simpson distinguió hace mucho tiempo en su libro titulado Many Mexicos... Su previsión ha sido confirmada recientemente por la titular de la Secretaría de Gobernación, que en su plática en Miami con la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, le hizo ver, que ahora Estados Unidos va a contar con dos fronteras para la contención de las bandas de tráfico de seres humanos desplazados de los países centroamericanos y el Caribe…

A semejantes proyectos de pérdida de la soberanía, en México se añade el de un incremento de las zonas económicas especiales, cuya geografía, hasta ahora, es la que conviene al comercio internacional de puerto a puerto entre el Pacífico y el Golfo, y que puede crecer y articularse en forma de nodos que dominen algo más que la industria y el comercio y desde luego un mercado hasta hoy nacional en el que van a instalar redes fabriles y comerciales de corporaciones de Estados Unidos a los que la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, publicada el 1º de junio de 2016, otorga derechos y privilegios de que gozarán los sectores privado y público y en que sus delegados ejercerán su autoridad soberana.

Hechos y medidas no menos importantes son los que se presentan a la ciudadanía como muestra del valor físico y cívico del presidente López Obrador y su decisión de no quedarse en el poder aunque muchos lo censuren. Es el caso, por un lado, de dar término al Estado Mayor Presidencial con el mensaje de que él es un Presidente que se cuida solo o a quien lo cuida el pueblo y, por otro, de que propone una reforma legislativa que dé el derecho a la ciudadanía para la remoción del mandato y el mandatario cuando así lo juzgue el pueblo, medidas admirablemente democráticas, pero que dejan mucho que desear en términos de la estabilidad del país y de una facilidad creciente con que podrá derrocarse al jefe de Estado. A esas medidas y otras con que parece legitimarse el presidente López Obrador, y que en lo concreto afectan la estabilidad del Estado mexicano, se añaden otras, como la creación de una Guardia Nacional, cuyo proyecto original del Ejecutivo era del todo militarista y que sólo dejó en parte de serlo por una inmensa corriente en contrario de la opinión pública.

El Estado Mexicano era un Estado antigolpe, y si desde Guadalupe Victoria el Presidente disponía de una Guardia Presidencial, que más tarde se convirtió en Estado Mayor Presidencial bajo las órdenes directas del Presidente, en tiempos del general Ávila Camacho, el Estado Mayor Presidencial llegó a tener la misma capacidad de fuego que el Ejército nacional. La estabilidad del gobierno no sólo dependía de la lealtad de las fuerzas armadas sino, también, de la estructuración para el control de sus fuerzas. Ahora y en el futuro sólo dependerá de la lealtad de los militares, como en todos los estados de América del Sur, lo que por la experiencia histórica hasta hoy da a la política del imperio mucho mayor posibilidad de intervención abierta o encubierta.

Es el caso que, para sorpresa de muchos, la restructuración del poder como su ejercicio, cuando se les analiza en su conjunto y en sus partes, tienen más que ver con el neoliberalismo populista en sus explicaciones y en sus reformas o proyectos de reforma institucional, y que no es exagerado afirmar que estas reformas son neoliberales tanto cuando dan más importancia a la corrupción que al capitalismo como causa de la inmensa desigualdad, criminalidad y amenazas de ecocidio con sus proyectos de muerte tanto aislados como sumados que se atribuyen a la corrupción y no al modo de dominación y acumulación movido por la maximización de poder y riquezas del capitalismo, y en la inmensa mayoría de las medidas que el Ejecutivo toma para un desarrollo con políticas de muerte que de lo micro a lo macro que están llevando al término de la vida en la Tierra.

 

Por pequeña que parezca hoy, tarde o temprano, el EZLN, el Congreso Nacional Indígena y la Red de Redes Nacional de Pueblos y Comunidades serán quienes logren la Cuarta Transformación, con la democracia basada en el poder distribuido entre pueblos y trabajadores formales e informales, quienes como quiso la izquierda de la Revolución Francesa asuman la soberanía para el logro concreto de la independencia, la libertad y el socialismo que en México quisieron y quieren los antiguos y nuevos descendientes de Zapata.

Carta de solidaridad y apoyo a la resistencia y la autonomía zapatista

Nosotros, nosotras, intelectuales, académicos, artistas, activistas y personas de buena voluntad, así como organizaciones, asociaciones y colectivos de varios países manifestamos nuestra solidaridad con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en este momento crucial de su historia y rechazamos tajantemente la actual campaña de desinformación, mentiras y calumnias dirigida en contra del zapatismo.

Para nosotras, nosotros, al igual que para mucha gente en el mundo, la lucha zapatista representa un gran ejemplo de resistencia, dignidad, congruencia y creatividad política. Hace 25 años, su ¡Ya Basta! fue un acontecimiento de gran trascendencia y una de las primeras reacciones contundentes a nivel planetario frente a la globalización neoliberal, por lo que contribuyó a impulsar el rechazo y la crítica de un modelo que, en ese entonces, parecía incuestionable. Fue también, y sigue siendo, expresión de la lucha legítima de los pueblos originarios en contra de la dominación y el desprecio sufridos durante siglos y hasta hoy, así como en favor de sus derechos a la autonomía. El auto-gobierno popular que los y las zapatistas han puesto en práctica con las Juntas de Buen Gobierno en sus cinco caracoles constituyen un ejemplo de democracia verdadera y radical, digno de inspirar a los pueblos del mundo y de ser estudiado en todas las facultades de ciencias sociales del planeta. La construcción de la autonomía zapatista representa para nosotros, nosotras, la búsqueda constante, honesta y crítica de un proyecto alternativo y emancipador de suma importancia a la hora de enfrentar los desafíos de un mundo que parece hundirse cada vez más en una profunda crisis, a la vez económica, social, política, ecológica y humana.

Por eso, expresamos nuestra preocupación por la situación que enfrentan las comunidades zapatistas y los pueblos indígenas de México, al ser atacados sus territorios y comunidades por proyectos mineros, turísticos, agro-industriales, de infraestructura, etc., tal como lo ha denunciado el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG). En este momento, nos preocupa especialmente los grandes proyectos impulsados por el nuevo gobierno mexicano, como el Corredor Transístmico, el millón de hectáreas de árboles comerciales y el llamado “Tren Maya”, recientemente denunciado como una humillación y una provocación por el subcomandante Moisés, vocero del EZLN, ya que afecta gravemente los territorios de los pueblos mayas que habitan en el sureste mexicano.

Además de los devastadores efectos ambientales de este proyecto y del desarrollo turístico masivo que pretende detonar, nos preocupa la premura en iniciar las obras del “Tren Maya”, encubriéndola con un pseudo ritual a la Madre Tierra, denunciado por el vocero zapatista como una burla inaceptable. Nos indigna que de esta manera se prepare un ataque más en contra de los territorios zapatistas y que se hayan ninguneado los derechos de los pueblos originarios, evadiendo la obligatoriedad de la consulta real, previa, libre e informada, tal como lo establecen el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los pueblos originarios. Nos parece muy grave que así se violen los compromisos internacionales asumidos por México.

Compartimos el rechazo total expresado por el EZLN frente a estos y otros grandes proyectos que afectan gravemente a los territorios autónomos y a las formas de vida de los pueblos.

Denunciamos de antemano cualquier agresión en contra de las comunidades zapatistas, sea directamente por parte del Estado mexicano o a través de grupos y organizaciones de “civiles” armados o no armados.

Responsabilizamos al gobierno mexicano de cualquier confrontación que pueda surgir en el marco de la implementación de estos megaproyectos, que corresponden a un modelo ya rebasado de “desarrollo”, insostenible y devastador, decidido desde las cúpulas del poder y violando descaradamente los derechos de los pueblos originarios.

Llamamos a la gente de buen corazón a superar la actual desinformación tanto sobre la experiencia zapatista como sobre los grandes proyectos mencionados, y a estar atentos frente al riesgo de agresiones en contra de las comunidades zapatistas y los pueblos originarios de México.

 Firman:

Arundhati Roy (escritora, India)

Raoul Vaneigem (escritor, Bélgica)

Pablo Gonzalez Casanova (sociólogo, UNAM, México)

Juan Villoro (escritor, México)

Winona Laduke (dirigente indígena, EEUU)

Immanuel Wallerstein (sociólogo, Yale University, New Haven, EEUU)

Gustavo Esteva (Unitierra-Oaxaca, México)

Silvia Federici (profesora, Hofstra University, Hempstead, EEUU)

Raúl Zibechi (escritor y periodista, Uruguay)

Havin Güneser (International Initiative Freedom for Abdullah Öcalan-Peace in
Kurdistan)

Ignacio Ramonet (periodista y escritor, Francia)

Marcos Roitman (catedratico, Universidad Complutense, Madrid, España)

Isabelle Stengers (filósofa, Université Libre de Bruxelles, Bélgica)

Gilberto López y Rivas (antrópologo, UNAM, México)

Michael Löwy (filósofo y sociólogo, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Carlos Fazio (periodista y docente, UNAM, México)

Raj Patel (escritor y profesor, University of Texas, EEUU)

Toni Negri (filósofo, París, Francia)

Carlos Marentes (dirigente sindical, Sindicato de Trabajadores Fronterizos, EEUU)

Bertha Navarro (productora de cine, México)

Hugo Blanco Galdos (director Lucha Indígena, Perú)

Barbara Zamora (abogada, México)

Martin Almada (premio Nobel alternativo de la Paz 2002, Paraguay)

David Graeber (antropólogo, London School of Economics, Reino Unido)

Arturo Escobar (profesor, Universidad del Valle, Cali, Colombia; University of North Carolina, EEUU)

Carolina Coppel (productora de cine, Mexico)

Eduardo Viveiros de Castro (antropólogo, Universidade Federal, Rio de Janeiro, Brasil)

Paulina Fernandez (profesor de ciencias políticas, UNAM, México)

Compañía de teatro Tamèrantong! (París, Francia)

Paul Theroux (escritor, EEUU)

Fernanda Navarro (filósofa, UNAM, México)

Raúl Fornet-Betancourt (autor y profesor, Aachen, Alemania)

Claudia von Werlhof (profesora, Universidad de Innsbruck, Austria)

George Caffentzis (filósofo, University of Southern Maine, Portland, EEUU)

Miguel Altieri (profesor, University of California, Berkeley, EEUU)

Beatriz Aurora (pintora, México)

Carlos W. Porto Gonçalves (geógrafo, Universidades Federal Fluminense, Río de Janeiro, Brasil)

Chukki Nanjundaswamy (dirigenta campesina, KRRS, La Vía Campesina, India)

Baramee Chaiyarat (dirigente campesino, Assembly of the Poor, La Vía Campesina, Tailandia)

Jan Douwe van der Ploeg (profesor, Wageningen University, Holanda)

Mercedes Olivera (antropóloga, CESMECA, México)

Saturnino “Jun” Borras Jr. (profesor, Institute of Social Sciences, Holanda)

Marthin Hadiwinata (dirigente de pescadores, Traditional Fisherfolk Union, Indonesia)

Daniel Giménez Cacho (actor, México)

Sylvia Marcos (profesora, UNAM, México)

William I. Robinson (sociólogo, profesor, University of California, Santa Barbara, EEUU)

Colectivo de artistas Chto Delat (Rusia)

Teresa Niuvo (activista, Cataluña)

Ofelia Medina (actriz, México)

Begonia Lecumberri (activista, México)

Eduardo Matos Moctezuma (arqueólogo, México)

Roberto Marquez (director del grupo musical Illapu, Chile)

Cristina Rivera-Garza (escritora, México)

Tomas Ibañez (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, Cataluña)

Julieta Egurrola (actriz, México)

Jean Robert (escritor y arquitecto, Cuernavaca, México)

Emmánuel Lizcano (Universidad Nacional de Educación a Distancia, Madrid, España)

Elmer Mendoza (escritor, México)

Alicia Castellanos (antropóloga, UAM, México)

Carlos Taibo (profesor de ciencias políticas, Universidad autónoma de Madrid, España)

Antonio Ortuño (escritor, México)

Grimaldo Rengifo Vázquez (Programa Andino de Tecnologías Campesinas, Lima, Perú)

Gladys Faiffer Ramírez (Programa Andino de Tecnologías Campesinas, Lima, Perú)

Jorge Alonso (profesor-investigador, CIESA-Occidente, Guadalaraja, México)

Catherine Walsh (profesora, Universidad Andina Simón Bolívar, Ecuador)

Claudio Lomnitz (antrópologo, Columbia University, New York, EEUU)

Marina de Tavira (actriz, México)

Mireille Fanon-Mendès France (presidente de la Fondation Frantz Fanon International)

Sergio Tischler (BUAP, Puebla, México)

Fernando Matamoros (BUAP, Puebla, México)

Patricia Botero (profesora, Universidad de Antioquia, Medellín y Universidad de la 
Tierra Manizales, Manizales, Colombia)

Eric Alliez (filósofo, Kingston University, Londres, Reino Unido y Université París 8, Francia)

Deborah Barndt (profesora, York University, Toronto, Canada)

Boaventura de Sousa Santos (profesor, Universidad de Coimbra, Portugal)

Santiago López Petit (filósofo, Universidad de Barcelona, Cataluña)

Richard Pithouse (profesor, Academic University of the Witwatersrand, Sudafrica)

Deborah Danowsky (filósofa, Pontifica Universidade Catolica, Rio de Janeiro, Brasil)

Fatma Alloo (escritora y comunicadora, Zanzíbar, Tanzania)

Anselm Jappe (filósofo, Accademia de Belle Arti, Sassari, Italia)

Ashish Kothari (activista, KALPAVRIKSH Environmental Action Group, India)

Samantha Hargreaves (directora, WoMin African Alliance, Sudafrica)

Enzo Traverso (profesor, Cornell University, EEUU)

Laksmi A. Savitri (profesora, University of Gadjah Mada, Indonesia)

Ovidiu Tichindeleanu (escritor, IDEA, Rumania)

Surnatural Orchestra (grupo musical, Francia)

Carmen Castillo (cineasta, Chile-Francia)

Malú Huacuja del Toro (escritora, New York, EEUU)

Kirk Helliker, (profesor, Rhodes University, Sudáfrica)

Lia Pinheiro Barbosa (profesora, Universidade Estadual do Ceará, Brasil)

Miguel Amorós (historiador, Barcelona, Cataluña)

Sang-Gyoon Kim (documentalista, Corea del Sur)

Corazon Valdez Fabros (abogada, International Peace Bureau, Filipinas)

Pravin Mote (dirigente, All India Forum of Forest Movements, India)

Devjit Nandi (dirigente, All India Forum of Forest Movements, India)

Walter Mignolo (profesor, Duke University, EEUU)

Peter Rosset (profesor, ECOSUR, México)

Ashlesha Khadse (coordinación, Amrita Bhoomi Center, La Vía Campesina, India)

Rodrigo Rey Rosa (escritor, Guatemala)

Alberto Barrera Tyszca (escritor, Venezuela)

Eric Nepomuceno (escritor, Brasil)

Francisco Goldman (escritor, EEUU/Guatemala)

Marina Garcés (filósofa, España)

Juan Cruz (escritor, España)

David Homel (escritor, Canadá)

Bruno Montané (poeta, Chile/España)

Paula Canal (agente literaria, España)

Adrian Arancibia (poeta, Chile)

Milton Fornaro (escritor, Uruguay)

Jorge Fondebrider (escritor, Argentina)

Vivian Scheinsohn (arqueóloga, Argentina)

Bárbara Belloc (escritora y editora, Argentina)

Teresa Arijón (poeta, Argentina)

Alcira Cuccia (escritora, Argentina)

Héctor Abad Faciolince, escritor. Colombia

Alonso Cueto (escritor, Perú)

Martín Caparrós (escritor, Argentina)

Frederic Amat (pintor, España)

Edgardo Cozarinsky (escritor, Argentina)

Daniel Vidal (pintor, Argentina)

Luis Altieri (pintor, Argentina)

Miguel Vitagliano (escritor, Argentina)

Sergio Chéjfec (escritor, Argentina)

Rubén Martínez (escritor, EEUU)

Jorge Aulicino (poeta, Argentina)

Edgardo Cozarinsky (escritor, Argentina)

John Gibler (poeta y periodista, EEUU)

Joani Hocquenghem (escritor, Oaxaca, México)

Elaine Hsiao (International Union for the Conservation of Nature, Ruanda)

Henry Veltmeyer (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

John Oakes (editor, OR Books, EEUU)

Britt Baatjes (profesora-investigador, Port Elizabeth, Sudáfrica)

Anne Harley (investigadora, Paulo Freire Project, University of KwaZulu-Natal, Sudáfrica)

Shalmali Guttal (directora, Focus on the Global South, Tailandia e India)

Philip McMichael (profesor, Cornell University, EEUU)

Darcy Tetreault (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

Richard Stahler-Sholk (profesor, Eastern Michigan University, EEUU)

Avijit Chatterjee (activista derechos indígenas, India)

Haroon Akram-Lodhi (profesor, Trent University, Canadá)

Tony Weis (profesor, University of Western Ontario, Canadá)

Kathleen McAfee (profesora, San Francisco State University, EEUU)

John Vandermeer (profesor, University of Michigan, EEUU)

Tomás Alberto Madrigal (adherente de la Sexta, trabajador de salud, EEUU)

Katharine Crocker Blake (empresaria, Chiapas, México)

Matt Meyer (secretario general, International Peace Research Association, EEUU)

Raúl Delgado Wise (profesor, Universidad Autónoma de Zacatecas, México)

Ronald Nigh (profesor, CIESAS, México)

Omar Felipe Giraldo (profesor, ECOSUR, México)

Olivier de Marcellus (activista, Suisa)

Lapapan Supamanta (activista, Rural Initiatives for Community and Ecology Association, Tailandia)

Natrin Chaonsri (activista, Thai Poor Act, Tailandia)

Sadaharu Oya (profesor, Hokkai-Gakuen University, Japón)

Daniela Del Bene (investigadora, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Jennifer C. Franco (investigadora, TransNational Institute, Holanda)

Jack Kloppenburg (profesor, University of Wisconsin, EEUU)

Elizabeth Fitting (profesora, Dalhousie University, Canadá)

Peter Newell (profesor, University of Sussex, Reino Unido)

Susanna Hecht (profesora, University of California UCLA, EEUU)

Jai Sen (director, India Institute for Critical Action, India)

Mary Ann Manahan (investigadora activista, Marcha Mundial de Mujeres, Filipinas)

Claudio Cattaneo (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

MaryAnne Tenuto (coordinación, Chiapas Support Committee, EEUU)

Gerardo Alatorre Frenk (investigador, Universidad Veracruzana, México)

Ulli Röding (Red YA-BASTA-NETZ, Alemania)

Arnoldo García (poeta, Chiapas Support Committee, EEUU)

Malely Linares Sánchez (docente, UNAM, ciudad de México, México)

Pierre Rousset (activista, Europe Solidaire Sans Frontières, Francia)

Anne Petermann (directora, Global Justice Ecology Project, EEUU)

Susannah R. McCandless (directora, Global Diversity Foundation North America, EEUU)

Melanie Bush (profesora, Adelphi University, EEUU)

Sarah Sexton (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Nicholas Hildyard (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Larry Lohmann (analista activista, The Corner House, Inglaterra)

Kamal Mitra Chenoy (profesor, Jawaharlal Nehru University, India)

Boris Kagarlitsky (director, Institute for Globalisation Studies and Social Movements, Rusia)

Anna Harris (sicóloga, Inglaterra)

Gustave Massiah (economista, Initiatives Pour un Autre Monde, Francia)

Marjorie Jobson (activista, Khulumani Support Group, Sudafrica)

Patrick Bond (profesor, University of the Witwatersrand, Sudafrica)

Arnim Scheidel (profesor, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Peter Swift (estudiante doctoral, University of Wisconsin, EEUU)

Emma McDonell (estudiante doctoral, Indiana University, EEUU)

Jorge Pinto (profesor, Universidade de Lisboa, Portugal)

Patrick Bresnihan (profesor, Trinity College, Irlanda)

Adam Jadhav (estudiante doctoral, University of California at Berkeley, EEUU)

J.P. Sapinski (profesor, Université de Moncton, Canadá)

Piran Azad (médico, Alemania)

Vasna Ramasar (profesora, Lund University, Suecia)

Regina Hansda (investigadora, Newcastle University, Inglaterra)

Leah Temper (investigadora, McGill University, Canadá)

Bob Thomson (activista, Peoples' Social Forum, Canadá)

Dianne Rocheleau (profesora, Clark University, EEUU)

Luis Malaret (profesor, Community College of Rhode Island, EEUU)

Johanna Jacobi (profesora, University of Bern, Suiza)

Keith Hyams (profesor, Univeristy of Warwick, Inglaterra)

Raymond Bryant (profesor, King's College of London, Inglaterra)

Anthony Ince (profesor, Cardiff University, Reino Unido)

Samir Delgado (poeta, Tren de los Poetas, México)

Michel Pimbert (profesor, University of Coventry, Inglaterra)

Stefano Portelli (investigador, University of Leicester, Inglaterra)

Patrick Chan (cooperativista, Sudafrica)

Natalia Paszkiewicz (profesora, University of Bath, Inglaterra)

Ivette Perfecto (profesora, University of Michigan, EEUU)

Carlotta Molfese (investigadora, Plymouth University, Inglaterra)

Miriam Boyer (activista, México via Berlin, Alemania)

Bengi Akbulut (profesor, Concordia University, Canadá)

Isabel Castillo (co-directora, River Road Unitarian Universalist Congregation, EEUU)

Freya Higgins-Desbiolles (profesora, University of South Australia, Australia)

Peter Clausing (coordinador, Companer@s de México del Sur A.C., Alemania)

Emily Caruso (directora, Global Diversity Foundation, Inglaterra)

Ben Cousins (profesor, University of the Western Cape, Sudafrica)

Alice Taherzadeh (investigadora, Cardiff University, Reino Unido)

Hung-Ying Chen (investigador, Durham University, Inglaterra)

Ruth Hall (profesora, University of the Western Cape, Sudafrica)

Nina I. Moeller (investigadora, University of Manchester, Inglaterra)

Leslie Gross-Wyrtzen (estudiante doctoral, Clark University, EEUU)

Laurence Cox (profesor, National University of Ireland Maynooth, Irlanda)

Abha Bhaiya (activista feminista, Jagori Rural Charitable Trust, India)

Ashwani Vasishth (profesor, Ramapo College, EEUU)

Miriam Lang (profesora, Universidad Andina Simón Bolivar, Ecuador)

Harris Charalambides (abogado, Chipre)

Yoann Moreau (antropólogo, Escuela de Mineria, Yagisawa, Japón)

Benjamín Cann (director y dramaturgo, México)

Brian Nissen (pintor, México)

Nadia Baram (fotógrafa, México)

Francisco Hinojosa (escritor, México)

Jordi Soler (escritor, México)

María René Prudencio (dramaturga, México)

Daniela Rea (periodista, México)

Álvaro Enrigue (escritor, México)

Javier Ledesma (editor, México)

Oscar Benassini (editor, México)

Nayeli García (investigadora, COLMEX, México)

Luis de Tavira (director de teatro, México)

Alberto Villarreal (director de teatro, México)

Raquel Araujo Madrea (directora de teatro, México)

Marcela Turati (periodista, México)

Raúl Silva (periodista, México)

Amelia Hinojosa (galerista, México)

Liliana García (historiadora, México)

Lorena Mata (maestra, México)

Natalia Beristáin (cineasta, México)

Pedro de Tavira (actor, México)

Stefanie Weiss (actriz, México)

Carlos Mendoza (filósofo y teólogo, México)

Yael Weiss (editora y traductora, México)

Pablo Reyna (investigador, México)

Ana Lydia Flores Marín (Universidad Iberoamericana, México)

Alejandra Rangel (promotora cultural, México)

Antonio Gritón (artista visual, México)

Diego Enrique Osorno (periodista, México)

Alma Karla Sandoval (escritora, México)

Naief Yehya (escritor, México)

Rubén Marín (periodista, México)

Paloma Robles (periodista, México)

Luciana Kaplan (cineasta, México)

Carlos Chimal (escritor, México)

Luz Emilia Aguilar Zínser (crítica e investigadora teatral, México)

Carlos Amorales (artista visual, México)

Daniel Aguilar Ruvalcaba (artista visual, México)

Carmen Boullosa (escritora, México)

Maya Goded (fotógrafa, México)

Guillermo Quijas (editor, México)

Gerardo Herrera Corral (físico, México)

Emiliano Ruiz Parra (periodista, México)

Verónica Gerber Bicecci (escritora, México)

Mónica del Villar (investigadora y editora, México)

Guillermo Espinosa Estrada (escritor, México)

Jorge Comensal (escritor, México)

Perla Yadira Coronado (académica, México)

Rubén Luna Castillo (académico, México)

Ma. Eugenia Sánchez Díaz de Rivera (académica, México)

Eduardo Almeida Acosta (académico, México)

Raúl Delgado Wise (sociólogo, México)

Inés Durán Matute (académica, México)

Rodrigo Camarena González (académico, México)

Carlos López Beltrán (escritor y filósofo, México)

Carmen Díaz Alba (profesora, México)

Raúl Romero (sociólogo, México)

Francisco Morfín (filósofo de la educación, México)

Raúl Arvizu (Director General para América Latina de Ocean Future Societies, México)

Rodrigo Navarro (Ocean Future Societies, México)

Oralba Castillo Nájera (profesora, UAEM, Cuernavaca, Morelos)

Norma Domínguez Quezada (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Margarita Armella Delachica (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Luz María Goribar del Río (terapeuta, Cuernavaca, Morelos)

Laura Bustos Hernández (Cuernavaca, Morelos)

María de Lourdes Lara (Cuernavaca, Morelos)

Tania Violeta Dávila Ramírez (psicóloga, Cuernavaca, Morelos)

Aurora Suárez (Cuernavaca, Morelos)

Servando Gaja (profesora, Cuernavaca, Morelos)

Martha Mata (antropóloga, Cuernavaca, Morelos)

Carolina Domínguez Quezada (socióloga, Cuernavaca, Morelos)

Coline Pla (estudios latinoamericanos, Cuernavaca, Morelos)

Ignacio López Guerrero (director escénico, Cuernavaca, Morelos)

Cristina del Carmen Vargas Bustos (terapeuta, Cuernavaca, Morelos)

Javier Ávila Aguirre, S.J. (Chihuahua, México)

Francisco Stockton Leal (Chihuahua, México)

Luis Aragón (Chihuahua, México)

Ricardo Ruiz Suárez Estrada (Chihuahua, México)

Roberto Carlos Robles Campos (Chihuahua, México)

Gloria Ilsel Loera Romero (Chihuahua, México)

Horacio Lagunas Cerda (antrópologo, Chihuahua, México)

Juan Jaime Loera González (Chihuahua, México)

Irma Henze (psicoanalista, Chihuahua, México)

Itzel Cervantes (Chihuahua, México)

Isabel Saldivar Ayala (Chihuahua, México)

Citlali Quintana Sapien (Chihuahua, México)

Patricia Martínez Escarza (Chihuahua, México)

Alma Rosa Dozal Estrada (Chihuahua, México)

Horacio Almanza Alcalde (Chihuahua, México)

Brenda Govea Medina (Chihuahua, México)

Georgina Gaona Pando (Chihuahua, México)

Tatiana Amor Aderman (Chihuahua, México)

Aline González Espinosa (Cuernevaca, México)

Óscar Ocampo Ayala (Cuernevaca, México)

Alma Sánchez Sanjz (Cuernevaca, México)

Carmen Jurado (Cuernevaca, México)

Diana Villalobos Díaz (Chihuahua, México)

María Elena Orozco (antropóloga, UPN, Chihuahua, México)

Susana Navarrete López (antropóloga, Chihuahua, México)

Pablo Ortiz Gurrola (Chihuahua, México)

Adriana Alcaraz (Chihuahua, México)

Julika Bond (maestra jubilada, México)

Vilma Almendra (Pueblos en camino, Colombia)

Emmanuel Rozental (Pueblos en camino, Colombia)

Claudia Isabel Serrano Otero (Universidad del Cauca, Popayán, Colombia)

Claudia Liliana Meza Romero (Bogotá, Colombia)

Pavel López Flores (CIDES-UMSA, La Paz, Bolivia)

Ana Vera (Surkuna, Ecuador)

Natalia Sierra (profesora-investigadora, Ecuador)

Salvador Schavelzon (profesor, Universidad de São Paulo, Brasil)

Oscar Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Marcela Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Natali Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Camila Olivera (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Marcelo Rojas (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Freddy Beltrán (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Roberto Escóbar (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Max Fuentes (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Aleida Liendo (Guerrerxs del agua, Cochabamba, Bolivia)

Eduardo Nash (HIJOS, Argentina)

Nicolás David Falcoff (músico, Argentina)

Guillerima Acosta (música, Argentina)

Néstor Augusto López (Revista Herramienta y Comunizar, Buenos Aires, Argentina)

Luis Menéndez Bardamu (sociólogo, Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Irene del Sol (odontopediatra, Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Peter Pál Pelbart (filósofo, Pontificale Universidad Catolica, São Paulo, Brasil)

Amarildo Ferreira Júnior (profesor, IFRR, Boa Vista, Brasil)

Sara Santacruz Vinueza (socióloga, Quito, Ecuador)

Nitram (hip hop autónomo rebelde, Quito, Ecuador)

Fredi Casco (artista, Asunción, Paraguay)

Ticio Escobar (crítico cultural, Asunción, Paraguay)

Bruno Delbecchi (periodista, Salvador de Bahia, Brasil)

Inácio Neutzling (Instituto Humanitas Unisinos, Sao Leopoldo, Brasil)

Pedro de Assis Ribeiro de Oliveira (sociólogo, profesor, Juiz de Fora, Brasil)

André Langer (sociólogo, Faculdade Vicentina, Curitiba, Brasil)

Elba Mercedes Palacios (colectivo Sentipensar Afrodiaspórico, Colombia)

Edith Lopez Ovalle (artista visual, Guatemala/México)

Diógenes Díaz (antropólogo, Colombia)

Valentina Díaz (colectivo Hierba, Colombia)

Vanda Ianowski (docente, Universidad Nacional del Comahue, Argentina)

Andrés Figueroa Cornejo (periodista, Resumen Latinoamericano y Kaos en la red, Chile)

René Vasco Irurzun (Argentina)

Carlos Arango Calad (psicólogo, Universidad del Valle, Cali, Colombia)

Maria Clara Lanari Bo (educadora, Rio de Janeiro, Brasil)

Derly Constanza Cuetia Dagua (Pueblo Nasa y Pueblos en Camino, Cauca, Colombia)

Francis Pacheco da Silva (Profesor del Estado do Rio Grande do Sul, Viamão, Brasil)

Malena Martinez Cabrera (cineasta, Perú - Austria)

Dora María Yagarí González (Medellín, Colombia)

Patricia Rios Brandi (Porto Alegre, Brasil)

Alexander Panez Pinto (colectivo LEMTO/UFF, Brasil)

Juan Wahren (Universidad de Buenos Aires, Argentina)

Miguel Teubal (escritor, Buenos Aires, Argentina)

Emiliano Teran Mantovani (Observatorio de Ecología Política, Caracas, Venezuela)

Francisco Javier Velasco (antropólogo, OEP, Caracas, Venezuela)

Liliana Buitrago Arévalo (investigadora, OEP, Caracas, Venezuela)

Juan M. Planas (sociólogo, OEP, Caracas, Venezuela)

Marcela Claudia Lafon (Neuquén, Argentina)

Luis Daniel Hocsman (investigador, CONICET, Argentina)

Valentin Val (independiente, Argentina, México)

Hilda Imas (empleada, GCBA, Buenos Aires, Argentina)

Lucia Scrimini (Buenos Aires, Argentina)

Miriam Lang (Universidad Andina Simón Bolívar, Quito, Ecuador)

Neka Jara (Argentina)

Maba Jara (Argentina)

Juan Sotelo (Buenos Aires, Argentina)

Pablo René Pons (Argentina)

Somayeh Khajvandi (socióloga, kurda de Iran instalada en Francia)

ehrouz Safdari (traductor, kurdo de Iran instalado en Francia)

Farzan Nasr (traductor y artista, Ispahan, Iran)

Amin Bozorgian (sociólogo, iraní instalado en Francia)

Sylvie Glissant (directora del “Institut du Tout-monde”, Francia)

Fabien Cohen (secretario general de FAL, France-Amérique-Latine, Francia)

Ana Cecilia Dinerstein (profesora, Bath University, Reino Unido)

Bernard Duterme (sociólogo, director del CETRI - Centre tricontinental, Bélgica)

Eleni Varika (profesora, Université París 8, Francia)

Christian Laval (sociólogo, profesor, Université Paris Nanterre, Francia)

Pierre Dardot (filósofo, investigador, Université Paris Nanterre, Francia)

Pierre Sauvêtre (profesor-investigador, Université Paris Nanterre, Francia)

Judith Revel (filósofa, profesora, Université París Nanterre, Francia)

François Gèze (éditor, París, Francia)

Rémy Toulouse (editor, La Découverte, París, Francia)

Loïc Blondiaux (profesor de ciencias políticas, Université Paris 1, Francia)

Yvon Le Bot (sociólogo, París, Francia)

Michel Wieviorka (sociólogo, París, Francia)

Geneviève Azam (economista, Toulouse, Francia)

Barbara Glowczewski (antrópologa, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

François Cusset (profesor de estudios americanos, Université Paris-Nanterre, Francia)

Christophe Bonneuil (historiador, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Josep Rafanell y Orra (psicólogo y escritor, París, Francia)

Ludivine Bantigny (historiadora, Universidad de Rouen-Normandie, Francia)

Gilles Rivière (antropólogo, EHE/SS, París, France)

Irène Bellier (antropóloga, Centre National de la Recherche Scientifique, Francia)

Thomas Coutrot (economista, ex-vocero de Attac-France, Francia)

Alain Musset (geografo, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jean-Claude Bonne (historiador de arte, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jérôme Baschet (historiador, EHESS, París, Francia)

Eric Michaud (historiador de arte, director de estudios, EHESS, París, Francia)

Houari Touati (director de estudios, EHESS, París, Francia)

Jacques Revel (historiador, EHESS, París, Francia)

Philippe Minard (historiador, profesor, Université Paris 8 y EHESS, Francia)

María Stavrinaki (profesora-investigadora, Université de Paris 1-Sorbonne, Francia)

Jean-Louis Tornatore (professor, Université de Bourgogne, Francia)

Alessandro Stella (historiador, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

François Jarrige (historiador, Université de Bourgogne, Francia)

Carlo Vercellone (economista, profesor Université Paris 8, Francia)

Philippe Corcuff (profesor de ciencias políticas, Institut d'Etudes Politiques, Lyon, Francia)

Alexis Chaussalet (Attac-France, París, Francia)

Franck Gaudichaud (profesor, Université de Grenoble, copresidente de France-Amérique-Latine)

Marc Hatzfeld (antropólogo, Durban-Corbières, Francia)

Christian Arnsperger (profesor, Université de LaEEUUnne, Suisse)

Guillaume Faburel (profesor-investigador, Université de Lyon 2, Francia)

Régine Plas (profesora, Université París Descartes, Francia)

Géronimo Diese (científico-activista, Francia)

Marc Tomsin (editor, Rue des Cascades, París, Francia)

Johan Badour (editor, Divergences, París, Francia)

Aline Pailler (periodista, ex-diputada del Parlemento Europeo, Ariège, Francia)

Alexandre Escudier (investigador, Fondation Nationale des Sciences Politiques, París, Francia)

Gil Bartholeyns (profesor-investigador, Université de Lille, Francia)

Thomas Golsenne (profesor-investigador, Université de Lille, Francia)

Elise Lowy (socióloga, Revue EcoRev', París, Francia)

Anna Fontes (profesora, Université Sorbonne Nouvelle- París 3, Francia)

Vanessa Manceron (antropóloga, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Karine Parrot (jurista, profesora, Université de Cergy-Pontoise, Francia)

Patricia Pol (profesora-investigadora, Université Paris-Est Créteil, Francia)

Françoise Escarpit (periodista, Bordeaux, Francia)

Sylvia Pérez-Vitoria (socio-economista, París, Francia)

Paul Ariès (director de la revista “Les Zindigné(e)s, Francia)

Beatrice Bonne (traductora, París, Francia)

Annick Stevens (filósofa, Université populaire de Marseille, Francia)

Jean-Michel Guillon (investigador, Université Paris Sud, Orsay, Francia)

Alain Damasio (escritor, Marseille, Francia)

Serge Quadruppani (escritor y traductor, Francia)

Maguy Marin (coreógrafa, Lyon, Francia)

Bonga (compositor-intérprete, Francia)

Serge Pey (poeta, Toulouse, Francia)

Brice Bonfanti (poeta-obrero, Grenoble, Francia)

Bertrand Meunier (fotógrafo, Tendance Floue, París, Francia)

Jacques Kebadian (cineasta, París, Francia)

Nicolas Défossé (cineasta, París, Francia)

Jean-François Galotte (cineasta, Colombes, Francia)

Claudine Baschet (actriz, París, Francia)

François-Xavier Drouet (cineasta, Faux-la-Montagne, Francia)

Christine Pellicane (director de teatro, París, Francia)

Philippe Maymat (actor, París, Francia)

Aida Kebadian (pintora, París, Francia)

Yannick Reix (director del “Café des images”, Caen, Francia)

Christian Valdelièvre (productor, Francia-México)

Marco Candore (artista, París, Francia)

Franssou Prenant (cineasta, París, Francia)

Dominique Dou (escritora, París, Francia)

Christian Carez (fotógrafo, Beersel, Bélgica)

Claire Doyon (cineasta, París, Francia)

Eric Premel (cineasta, ex-director del Festival de cine de Douarnenez, Francia)

Valentin Schaepelynck (profesor investigador, Université Paris 8, Francia)

Chloe Maillet (profesora de historia del arte, ESBA, Angers, Francia)

Christine Lapostolle (profesora, Ecole Européenne Supérieure d'Arts de Bretagne, Francia)

Kristina Solomoukha (artista y profesora, EESAB, Rennes y EnsAD, París, Francia)

Francesca Cozzolino (profesora-investigadora, EnsAD, París, Francia)

Francesca Martinez Tagliavia (profesora, Scuola de Belle Arti, Palermo, Italia)

Gaelle Hauptmann (artista, Quimper, Francia)

Jean Rochard (productor de música, París, Francia)

Jean-Baptiste Vidalou (escritor, Francia)

Régis Hébette (director del teatro L'Echangeur, Bagnolet, Francia)

Claire Moyrand (escritora, París, Francia)

Guillaume Lasserre (crítico de arte, París, Francia)

Émile Ouroumov (director del centro de arte BBB, Toulouse, Francia)

Benjamin Landsberger (productor ejecutivo, Maisons-Laffitte, Francia)

Kayler Stéphane (medios audiovisuales, París, Francia)

Antoine Boute (escritor, Bruxelles, Bélgica)

Paolo Codeluppi (artista y fotógrafo, Bagnolet, Francia)

Maryline Brustolin (galerista de arte, París, Francia)

Dominique Mathieu (artista, París, Francia)

David Benassayag (editor y director de centro de arte, Cherbourg, Francia)

Yves Raynaud (grafista, Villiers-sur-Morin, Francia)

Hélène Roux (socióloga, Université París 1, Francia)

Willy Gianinazzi (historien, París, Francia)

Maud Pérez-Simon (profesor, Université Sorbonne Nouvelle - Paris 3, Francia)

Violaine Delteil (socio-economista, Université Sorbonne Nouvelle Paris 3, Francia)

Patrick Dieuaide (Université Sorbonne Nouvelle París 3, Francia)

Odile Henry (socióloga, Université Paris 8 Vincennes, Francia)

Guillaume Goutte (corector de prensa, CGT, París, Francia)

Angeles Alonso Espinosa (antropóloga, París, Francia)

David Scemla (abogado, París, Francia)

Marie-Christine Callet (París, Francia)

Nadine Verdier (Attac-France, Cahors, Francia)

Michèle Plantain (Attac-France, Noyelles sur Selle, Francia)

Marc Saracino (fundador del Festival de cinema “Résistances”, Foix, Francia)

Marie-Luce Rauzy (editora, EHESS, Marseille, Francia)

Davide Gallo Lassere (investigador, Université París Nanterre, Francia)

Fabrice Flipo (filósofo, París, Francia)

Pierre Bance (editor, París, Francia)

Christian Mahieux (Réseau Syndical International de Solidarité et de Lutte, Francia)

Stéphane Enjalran (Union syndicale Solidaires, Francia)

Verveine Angeli (Union syndicale Solidaires, Francia)

Cybèle David (fédération SUD éducation, Francia)

Nara Cladera, (fédération SUD éducation, Francia)

Eric Decamps, (fédération SUD Rail, Francia)

Raphaël Millon (Solidaires Jeunesse et Sports, Francia)

Marc Tzwangue (Union syndicale Sud Industrie, Francia)

Yann Renoult (Sud éducation 93, Francia)

Elodie Douvry (Sud éducation 93, Francia)

Hortensia Ines (Sud éducation 66, Francia)

Valérie Duguet (Sud éducation 87, Francia)

Laura Voilqué (asociación La Ligne d'horizon, París, Francia)

Claude Micmacher (arquitecto, Réseau français des Ecocentres, Périgueux, Francia)

Jocelyne Cambuzat (Limoges, Francia)

Omar Kezouit (Attac-Paris, Francia)

Pascal Girard (profesor, Vanves, Francia)

Marcel Caucheteux (Attac-France, Lille, Francia)

Dolores Vázquez-Salvadores (profesora de español, París, Francia)

Arnaud Tomès (profesor de filosofía, Strasbourg, Francia)

Néstor Vega Salazar (París, Francia)

Lise Bouzidi Vega (París, Francia)

Violeta Salvatierra (estudios coreográficos, Université Paris 8, Francia)

Jacqueline Balvet (retraitée, Attac-France, Gard, France)

Christian Godeux (Cévennes, Francia)

Pierre Mallet (marinero, Marseille, Francia)

Matías Possner (Grupo Chiapas, Austria)

Pablo Campoy (politólogo, Holanda)

Didier Harpagès (profesor, Hondschoote, Francia)

Guy Michel (profesor, Sauvian, Francia)

Christian Ferrié (profesor de filosofía, Strasbourg, Francia)

Suzanne Hildebrandt (politóloga, Strasbourg, Francia)

Stéphane Douailler (filósofo, profesor Université Paris 8, Francia)

Anouk Anglade (estudiante, Université París 8, Francia)

Blandine Gravelin (Université París 1, Francia)

Rozenn Milin (periodista, Landunvez, Francia)

Yolaine Puche (empleada, Tours, Francia)

Raphaël Guesuraga (profesor, Saint-Leu-la-Forêt, Francia)

Vasiliki Zachari (investigadora, EHESS, París, Francia)

Alizé Lacoste Jeanson (antrópologa, Bordeaux, Francia)

Nicolas Flesch (escritor, París, Francia)

Garance Tefnin (Saint-Alban des Hurtières, Francia)

Gécile Menard (director de escuela secundaria, Paris, Francia)

Catherine Gégout (ex-regidora de la ciudad de París, Francia)

Gabriel Gau (regidor de la ciudad de París, Francia)

Fany Gaillanne (regidora de la ciudad de París, Francia)

Marie-Christine Haensler Dussel (Attac-Valenciennes, Marly, Francia)

Jean-Michel Armagnac (Agen, Francia)

Ani Kebadian (París, Francia)

Jacques Voilqué (París, Francia)

Sylvie Poignant (París, Francia)

Jeanne Dacenko (París, Francia)

Joseph Dekkers (París, Francia)

Moira Gey Smith (architecte, París, Francia)

Julien Grimaud (profesor de preparatoria, Dunkerque, Francia)

Amélie Benassayag (Argenton s/Creuse, Francia)

Ladislas de Monge (Villon, Francia)

Eleni Konstantinidou (Sálonica, Grecia)

Geert Carpels (Wodeck, Bélgica)

Mieke Krul (Virginal-Samme, Bélgica)

Ariane Vaneigem (Braine, Bélgica)

Fanchon Daemers (artista-música, Spa, Bélgica)

Anne Hustache (Bruxelles, Bélgica)

Philippe Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Jean Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Caroline Delsupehe (Bruxelles, Bélgica)

Renaud Tefnin (Yvignac La Tour, Francia)

Stephan Peleman (Rumst, Bélgica)

Isabelle Privé (Lessines, Bélgica)

Jean-Marie Hoppe (Lessines, Bélgica)

Thérèse Dubrule (Lessines, Bélgica)

Michel y Michèle Meli (Olignies, Bélgica)

Daniel Betche (Lessines, Bélgica)

Brigitte Tack (Linkebeek, Bélgica)

Chiara Vaneigem (Mons, Bélgica)

María Grazia Macchia (librera, Madrid, España)

Giuseppe Maio (editor, Madrid, España)

Hector Zamora (artista visual, Lisboa, Portugal)

Cecilia Brunson (galerista de arte, Londres, Reino Unido)

Adnan Celik (investigador, University of Sussex, Reino Unido)

Peggy Rivage-Seul (profesora, Berea College, Berea, EEUU)

Anu Sharma (profesora, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Frédéric Neyrat (filósofo, University of Wisconsin-Madison, EEUU)

Laura Weigert (profesor, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Nelson Maldonado-Torres (profesor, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Rudolph Bell (historiador, Rutgers University, New Brunswick, EEUU)

Ángel Luis Lara (profesor, State University of New York, EEUU)

Margaret Cerullo (sociologist, Hampshire College, EEUU)

Elisa Brilli (profesor, University of Toronto, Canada)

Didier Méhu (historiador, Université Laval, Québec, Canada)

Sylvie Poirier (antrópologo, Université Laval, Québec, Canada)

Marcel Sévigny (Fabrique d'autonomie collective, Pointe-Saint-Charles, Montreal, Canada)

Joe Parker (professor, Pitzer College, EEUU)

Stefan Ali (abogado, Columbus, Ohio, EEUU)

Jared Sacks (Columbia University, New York, EEUU)

Isaac Butler-Brown (profesor de música, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Kate Gilbert (estudiante, Wesleyan University, Middletown, EEUU)

Alice Markham-Cantor (escritora, EEUU)

Angela Miles (Toronto Women for a Just and Healthy Planet, Toronto, Canada)

Stephan Dobson (York University, Toronto, Canada)

Carla Bergman (escritora, Vancouver, Canada)

Francis Dupuis-Déri (profesor de ciencias políticas, Université du Québec à Montréal, Canada)

Joanne Robertson (escritor y protector del agua, Sault Ste. Marie, Canada)

Dave Bleakney (Canadian Union of Postal Workers, Ottawa, Canada)

Claude Rioux (editor, Editions de la rue Dorion, Montreal, Canada)

Arthur Clark (físico, Calgary Centre for Global Community, Calgary, Canada)

Justin Podur (York University, Toronto, Canada)

Mike Antoniades (Toronto, Canada)

Solomon Thompson (psicólogo, York University, Canada)

Leonidas Oikonomakis (antrópologo, Durham University, Reino Unido)

Eurig Scandrett (Queen Margaret University, Edinburgh, Scotland)

Erik Swyngedouw (profesor, University of Manchester, Inglaterra)

Richard White (profesor, Bath Spa University, Inglaterra)

Siobhan McGrath (profesora, Durham University, Inglaterra)

Ingrid Marek (trabajadora social, Alemania)

Vyacheslav Azarov (Unión de Anarquistas de Ucrania, Ucrania)

Andrii Ishchenko (historiador, coordinador del sindicato Zahist Pratzi, Ucrania)

Oleg Yasinsky (periodista, Ucrania-Chile)

Andriy Manchuk (periodista, Ucrania)

Vladimir Mironenko (pintor y periodista, Belarus)

Olzhas Kozhakmet (periodista, Kazakhstan)

Andrey Konstantinov (científico, Rusia)

Marina Stepanova (científico, Rusia)

Vladimir Khazanov (jubilado, Rusia)

Mikhail Smirnov (docente Rusia)

Svyatoslav Konstantinov (estudiante, Rusia)

Artem Kirpichenok (historiador y periodista, Rusia)

Rustem Safronov (periodista agencia Sputnik, Rusia)

Nikita Sutyrin (documentalista, Rusia)

Nika Dubrovsky (pintora y activista, Rusia)

Rosalba Icaza (profesora e investigadora, Holanda)

Rolando Vazquez (profesor e investigador, Holanda)

Jaime Pastor (politólogo y editor de Viento Sur, España)

Pepe Mejía (periodista y activista social, Madrid, España)

Joaquin Valdivielso (filósofo, profesor, Universitat de les Illes Balears, España)

Federico Demaria (investigador, Universidad Autónoma de Barcelona, España)

Ines Morales Bernardos (estudiante, Universidad de Cordoba, España)

Olga Clavería Iranzo (profesional de artes gráficas, Segovia, España)

Teresa González de Chávez Fdez (Islas Canarias, España)

Ana Miranda (eurodiputada, Bloque Nacionalista Galego, España)

Rocío Paula Martínez Oliart (librera, Madrid, España)

Aldo Zanchetta (animador social, Lucca, Italia)

Brunella Zanchetta (animadora, Lucca, Italia)

William Otchere-Darko (estdiante doctoral, University of Milan-Bicocca, Italia)

Federico Venturini (activista, Italia)

Alessio Ciacci (promotor social, Italia)

Salvatore Palidda (profesor, Universitá degli Studi, Genova, Italia)

Angelo Baracca (físico, profesor, Universitá di Firenze, Italia)

Vittorio Sergi (profesor, Universitá degli Studi di Urbino, Italia)

Gianfranco Crua (Carovane Migranti, Italia)

Patrizia Peinetti (Carovane Migranti, Italia)

Silvana Botassis (doctora, Milan, Italia)

Roberto Bugliani (escritor, La Spezia, Italia)

Andrea Vento (docente, Pisa, Italia)

Serena Campani (docente, Pisa, Italia)
Adele Cozzi (Bologna, Italia)

Mauro Rubichi (animador social, Livorno, Italia)

Ugo Zamburru (psiquiatra, Centro Cultural Caffè Basaglia, Torino, Italia)

Ornella Granito (presidente de Caffè Basaglia, Torino, Italia)

Marco Bassani (Italia)

Gianni Monti (Potere al Popolo, Assemblea Beni Comuni/Diritti, Firenze, Italia)

Elisa Patrizia Frediani (Lucca, Italia)

Simone Ferrari (Italia)

Gaia Capogna (Roma, Italia)

Alessio Ciacci (espero de ecología, Lucca, Italia)

Suna Di Gino (Italia)

 

Organizaciones y colectivos:

Movimiento Liberación de Kurdistán (representación en América Latina)

Colectivo Paso Doble de Apoyo al CIG (Morelos, México)

Red Morelense de Resistencia y Rebeldía en apoyo al CIG (México)

Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (Chihuahua, México)

CECADDHI A.C. (Chihuahua, México)

Colectivo Pirata Tlahuicas, Cuernavaca, México)

Colectivo la Flor de la Palabra (Cuernavaca, México)

Colectivo #artecorreomigrante (Chihuahua, México)

Red de apoyo al CIG de Chihuahua (México)

Consejo Civico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH, Honduras)

H.I.J.O.S. (Guatemala)

Movimiento Campesino de Nicaragua

Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (Ecuador)

Ecuarunari (Ecuador)

Guerrerxs del agua (Fundación Abril, Escuela Andina del Agua, Cochabamba, Bolivia)

Alianza Territorial Mapuche (país Mapuche en Chile)

Observatorio de Ecología Política de Venezuela (Caracas, Venezuela)

CRY-GEAM (Defensa de la naturaleza, Barrancabermeja, Colombia)

Red Latina sin fronteras

Minga del pensamiento (Colombia)

Creapaz (Colombia)

La Matria (Colombia)

Mala Hierba (Colombia)

Comunativa (suroccidente de Colombia)

H.I.J.OS. (Mar de Plata, Argentina)

Asamblea Comarcal Contra el Saqueo (Lago Puelo, Provincia de Chubut, Argentina)

Frente Popular Dario, Santillan, Corriente Nacional de Argentina

Asamblea Vecinal de Puerto Pirámides (Chubut, Patagonia, Argentina)

Asamblea en Defensa del Territorio de Puerto Madryn (Puerto Madryn, Argentina)

Fundaciòn Uñopatun (Provincia Rio Negro, Argentina)

Página Web Comunizar (Argentina)

Radio comunitaria El Grito (Traslasierra, Córdova, Argentina)

Después de la deriva (programa de radio, Buenos Aires, Argentina)

Semillero de experiencias autónomas anticapitalistas (Argentina)

Colectivo La Fogata (Buenos Aires, Argentina)

Arte x Libertad (Rosario, Argentina)

Mestizas (Rosario, Argentina)

Unión Solidaria de Comunidades (Pueblo Diaguita Cacano, Santiago del Estero, Argentina)

Sociedad Civil Coheju (Gran Buenos Aires, Argentina)

Grupo de apoyo a la Sexta Declaración del EZLN (Rosario, Argentina)

Casa de la Memoria (Rosario, Argentina)

Radio La Colectiva (Buenos Aires, Argentina)

Colectivo Familiares y Amigxs de Luciano Arruga (Argentina)

Radio Zona Libre (Argentina)

Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (CONAMURI, La Vía Campesina, Paraguay)

Universidad de la Tierra (Puebla, México)

Centro Social Ruptura de Guadalajara (México)

Movement for National Land Reform (La Vía Campesina, Sri Lanka)

Focus on the Global South (Tailandia)

Woman Health (Filipinas)

Sindicato de Trabajadores Fronterizos (La Vía Campesina, EEUU)

Food First/Institute for Food and Development Policy (EEUU)

Chiapas Support Committee (EEUU)

Sindicato Labrego Galego (España)

Solidaridad Directa con Chiapas (Zurich, Suiza)

Moins!, journal romand d'écologie politique (Vevey, Suiza)

Εκδόσεις των ξένων (Editorial de los extranjeros, Grecia)

Kaffeekollektiv Aroma Zapatista eG (Alemania)

Projekt Knotenpunkt Schwalbach am Taunus, Red Ya Basta Netz Deutschland y Ya Basta Rhein-Main (Alemania)

Global Diversity Foundation (Inglaterra)

Gruppe B.A.S.T.A. (coletivo, Alemania)

Friends of the Landless Association (Finlandia)

NGO Action from Ireland (Irlanda)

Afrika Kontakt (Dinamarca)

Internationalt Forum (Dinamarca)

BIZILUR, Asociación para la Cooperación y el Desarrollo de los Pueblos (País Vasco)

Colectivo CafeZ (Liège, Bélgica)

Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Lucha

Union syndicale Solidaires (Francia)

Fédération SUD Education (Francia)

Union syndicale Solidaires 66 (Francia)

Comités syndicalistes révolutionnaires (Francia)

Attac-France, Francia

Comité de redacción de la revista EcoRev' (Francia)

Club Communal de Tarnac (Francia)

Asociación “Terre et Liberté pour Arauco, Wallmapu” (Francia)

Collectif Guatemala (París, Francia)

Radio Zinzine (Aix-en-Provence, Francia)

Asociación “La Ligne d'Horizon – Les amis de François Partant” (Francia)

Colectivo “Questions de classe(s)”- Revista N'Autre école (Francia)

Jeunes Ecologistes (Francia)

Compañía de teatro Jolie Môme (Saint-Denis, Francia)

Compañía de teatro del Timon (París, Francia)

Compañía de teatro Izidoria (Lyon, Francia)

Compañía de teatro La Bad'j (Saint-Denis, Francia)

Compañía de danza Djab (Marseille, Francia)

Compañía Tatcha (Nantes, Francia)

¿NUESTRA CONAGO DE LOS PUEBLOS INDIOS, DONDE, CUANDO, COMO, CON QUIEN?

Ahora que por fin nos enteramos que los pueblos originarios tenemos nuestro propio CONAGO que al parecer es CONAGOI y que en el paroxismo de la parafernalia, nótese que parecemos indios ilustrados, de la cuarta transformación (¿?), hizo entrega de un bastón de mando, puro resabio colonialista, al líder moral y administrador (Capataz dicen los hermanos del EZLN) de la cuarta, los Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicatecos, nos declaramos asombrados de saber que tenemos un gobernador, al que por cierto aún no tenemos el gusto de conocer, y más todavía que pertenece a una Gubernatura Nacional Indígena (GNI), en tanto que se dice representante de los 68 (¿?) pueblos originarios y declaramos:

1. Desconocemos cualquier representación nacional, sobre todo a la autodenominada Gubernatura Nacional Indígena (GNI);

2. Declaramos que los Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicatecos, no tenemos ningún gobernador que represente a nuestra nación, pues justamente aún nos encontramos tratando de reconstruir nuestra identidad étnica y por tanto no tenemos ninguna representación nacional, por lo que desconocemos a la autodenominada Gubernatura Nacional Indígena (GNI);

3. Qué a pesar de reconocer que algunos de los participantes de la llamada Gubernatura Nacional Indígena (GNI) tienen una presencia, al menos mediática en las comunidades, no representan las verdaderas luchas comunitarias, mucho menos de las nacionalidades originarias;

4. Qué según datos fehacientes la llamada Gubernatura Nacional Indígena (GNI), es un membrete organizado por miembros de la CNC del PRI, financiado por recursos del peculio de Carlos Slim Helú y movilizado por el empresario y cineasta de ascendencia judía Moisés Zonana (Chronic, Después de Lucía y 600 millas), autoproclamado Coordinador Nacional de Comunicación y Desarrollo Social Indígena, y que bajo ese disfraz busca que los negocios de Slim lleguen, en forma de fibra óptica, a las comunidades.

5. Que la nación cuicateca, en proceso de reconstrucción no tiene gobernador o gobernadora, que quienes estamos tratando de reconstruir nuestra identidad Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicateca, aún no podemos denominarnos representantes de la nación Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicateca, y desconocemos totalmente cualquier forma de usurpación de nuestra representación;

6. Que los Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicatecos estamos construyendo nuestra propia representación a través del Congreso Autónomo de los Pueblos Cuicatecos, junto a otras naciones en la llamada Región Cuicateca del Estado de Oaxaca;

7. Que los Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicatecos, nos oponemos plena y totalmente a los megaproyectos como el tren Maya, el corredor transístmico y todas las formas de destrucción que acompañan la guerra del capital en nuestra contra;

8. Reafirmamos qué los Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku, cuicatecos, somos miembros fundadores del CNI, desde Nurío Michoacán, mantenemos representación en el CIG y refrendamos que la resistencia contra el sistema capitalista neocolonial llamado Cuarta Transformación es la continuación de la guerra contra nuestros pueblos y naciones;

PD: Reiteramos que del mismo modo que desconocemos la representatividad de nuestro Pueblo-Nación en la llamada Gubernatura Nacional Indígena (GNI), NO NOS PROCLAMAMOS REPRESENTANTES DE LA NACIÓN ÑÁA NDÁAVI-ÑÁA YIBAKU Y SÍ REIVINDICAMOS NUESTRO DERECHO A LA AUTONOMÍA Y LIBRE DETERMINACIÓN;

EXIGIMOS EL RECONOCIMIENTO Y APLICACIÓN IRRESTRICTA DE LOS CUERDOS DE SAN ANDRÉS;

NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS

Nación Ñáa Ndáavi-Ñáa Yibaku

 

CNI-CIG

Declaratoria del 2° Congreso de Pueblos Originarios de la Región Cuicateca.

Nosotros pueblos originarios de las naciones Cuicateca, mixteca, mazateca, chinanteca e ixcateca, reunidos en San Juan Bautista Cuicatlán en el 2° Congreso de Pueblos Originarios de la Región Cuicateca, declaramos: 

  1. Durante más de quinientos años hemos sido sometidos por los intereses externos a nuestra región; 

  1. Hoy en día las nuevas políticas económicas impulsadas por el Estado mexicano en beneficio del capital internacional y los intereses externos a nuestra región amenazan seriamente la estabilidad y conservación de nuestros pueblos; 

  1. Los diferentes programas gubernamentales con disfraz social han sido el arma predilecta del Estado para dominarnos, para socavar nuestra autonomía y limitar nuestra capacidad de Autogestión; 

  1. Mediante estos programas se ha desalentado el trabajo comunitario con la aplicación de falsos programas de apoyo como “empleo temporal” que se utilizan para eliminar de nuestras comunidades el trabajo comunitario voluntario, tequio, símbolo de unidad y capacidad autogestiva de nuestros pueblos; 

  1. Lo mismo sucede con las modificaciones al régimen político que define que los gobiernos municipales sean retribuidos con una “dieta” que vulnera la noción de la representación política como servicio comunitario y que ha alentado al interior de nuestras comunidades una lucha por los cargos públicos que en ocasiones se disfraza de planillas y que ocasiona conflictos similares a los de derivados del régimen de partidos, lo que facilita que el Estado imponga administradores, los cuales generalmente toman decisiones contrarias a los intereses de las comunidades; 

  1. Denunciamos que los diferentes programas de modernización de “infraestructura de comunicación”, carreteras, puentes, electrificación y demás, son solo una estrategia de Estado disfrazada de ayuda social y comunitaria que en realidad solo busca mejorar la infraestructura que garantice la extracción más eficaz de nuestros recursos naturales y facilitar la llegada de las fuerzas represivas del Estado cuando lo consideren necesario: 

  1. Los programas de cambio de régimen de propiedad de la tierra alentados por dependencias por la Procuraduría Agraria, P. A., de uso del suelo con SEDATU como impulsor y la intromisión directa de funcionarios públicos que alientan a nuestras comunidades a renunciar a sus formas históricas de propiedad y de organización y en paralelo la privatización de los diferentes recursos naturales de nuestros territorios comunales; 

  1. En éste mismo sentido se desarrolla por parte del Estado una serie de proyectos que buscan establecer fuerzas militares extranjeras en el país, las bases parapoliciales en Cholula, Puebla o el intento por establecer una nueva base militar en Tlacolula de Matamoros, entre otras, buscan amedrentar a las comunidades y regiones para que renuncien a resistir estos proyectos: 

  1. Los megaproyectos y las Zonas de Desarrollo Económico Especial, ZODES, constituyen hoy en día el enemigo mortal de nuestras comunidades y por tanto de nuestra región; 

Por lo anterior nos pronunciamos: 

  1. Por la declaración de todos los territorios de las comunidades de la región Cuicateca como libres de megaproyectos; 

  1. Reivindicamos nuestro derecho a decidir, de acuerdo a nuestras necesidades, los mecanismos para determinar libremente sobre nuestro territorio y los elementos que lo conforman; 

  1. La eliminación de todo programa asistencialista y la implementación de programas de tipo comunitario que resuelvan de fondo las problemáticas locales; 

  1. Respeto integral a las formas comunitarias de trabajo,  

  1. El cese de la intromisión del Estado en las decisiones comunitarias de gobierno;

  2. Desarrollo de una infraestructura comunitaria que considere como eje la vida comunal y las necesidades; 

  1. Respeto irrestricto a las formas comunitarias de uso y propiedad de la tierra, desarrollados a lo largo su historia; 

  1. Alto a la militarización y paramilitarización de la vida nacional y comunitaria, cese de la criminalización de la lucha social y de todas las formas de violación de los Derechos Humanos. 

  1. Respeto a las formas económicas comunitarias, al territorio y vida comunal, desarrollo de una política con un verdadero fondo nacional que permita el desarrollo del país de manera integral y que favorezca por igual a todos los sectores del país. 

FRATERNALMENTE 

Comunidades:

San Juan Bautista Cuicatlán, Santa María Texcatitlán, Santos Reyes Pápalo, San Pedro Nodón, San Juan Tepeuxila, San Andrés Pápalo, San Andrés Teotilalpan, San Pedro Jocotipac, San Pedro Chicozapotes, San Juan Teponaxtla, San Gabriel Almoloyas, San Juan Teponapa, San Juan Tonaltepec, San Sebastián Tlacolula, San Francisco Chapulapa, San Pedro Jaltepetongo, San Juan Zapotitlán, San Pedro Xochiapan, San José del Chilar, San Juan Tonaltepec, Tomellín, Los Obos
Tecomaltianguisco, Peña Verde, San Alejo, Valerio Trujano, La Iberia, Concepción Pápalo, San Pedro Cuyaltepec, Peña Verde, San Isidro Buenos Aires,

Representaciones comunitarias solidarias.

Tacuaro, San José del Progreso, Ayutla, Mazatlán Villa de Flores,Ixhuatlán, Ixtepec.

organizaciones: 
FPDT-CNI, PRT, Comité Ixtepecano Vida y Territorio, MASCIP, UACOL, CIPO-RFM, Colectivo Emancipaciones, Prensa Comunitaria, Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, EDUCA, A. C. 

“Nunca más un México sin Nosotros” 

San Juan Bautista Cuicatlán, Oaxaca junio 18 de 2017.

 

Manifiesto desde y para la nación cuicateca.

 

“Para resistir, luchar y crear se necesitan tres cosas:

perder el miedo, tener esperanza y hacer fiesta.

Y todo sin perder la dignidad y la firmeza”

EZLN.

 

Hoy nos reconocemos y reivindicamos nuestro derecho a la existencia.

 

Desde hace más de quinientos años los pueblos y naciones originarias hemos sobrevivido a contracorriente de quienes en un elaborado etnocidio han intentado borrarnos de la faz de la tierra, nuestra tierra.

 

Durante miles de años nuestros ancestros sentaron los cimientos de nuestra cultura, lucharon contra el medio y la hostilidad de la naturaleza, la cual, en no pocas ocasiones los sometió y les cobró la cuota a su osadía, se dieron también encuentros nada amistosos entre nuestros pueblos, guerras y más guerras, todo ello con el afán de sobrevivir, ello nos permitió definir los espacios físicos en donde se desarrollarían nuestros pueblos.                                        

 

Algunos más rápidamente, otros menos, nuestros pueblos se fueron afianzando hasta constituirse en verdaderas naciones, otros más configuraron Estados y nos pocos se expandieron a costa de sus vecinos, si embargo las identidades ya se habían configurado y nuestro origen común favoreció su permanencia, así se configuraron grandes acuerdos y alianzas que permitieron la sobrevivencia en relativa armonía y con lapsos relativa de tranquilidad.

 

En otros espacios, al mismo tiempo otros consolidaban un modelo de vida basado en la explotación de sus semejantes y se lanzaban por el mundo para llevar su mensaje de destrucción y exterminio de la vida, los europeos iniciaron su expansión y con ella el potencial más destructivo de la humanidad, la codicia y el engaño, inició así un sistemático exterminio, primero la negación de nuestra humanidad, la falsificación y destrucción de nuestras identidades le siguió, nos falsificaron llamándonos “indios”, luego la imposición de su cosmovisión: su religión, lengua, organización social, etc., todo ello enfocado a la aplicación de un sistema de producción altamente destructivo y depredador de los ecosistemas, la cultura del mercado y del consumismo.

 

El saqueo de nuestras riquezas y la continua marginación de que hemos sido objeto no ha cesado desde entonces, a pesar de nuestra invaluable participación en todas y cada una de las etapas de construcción de la llamada nación mexicana, siempre hemos sido los convidados de piedra, la carne de cañón, la Independencia, la Reforma, la Revolución, han pasado sin pena ni gloria para nosotros, en realidad más penas que gloria, los únicos reconocidos son aquellos, que aún siendo parte de los pueblos originarios renunciaron a su identidad y terminaron por combatir a sus hermanos desde las trincheras de occidente. Del color de la tierra por fuera pero con el corazón cargado de inmundicia y la boca llena de mentiras, los nombres no son muchos, considerando la riqueza humana con la que contamos los pueblos originarios, todos ellos son, dimensiones guardadas héroes de la nación mexicana, aportaron para la destrucción de sus congéneres.

 

La continuación de nuestro exterminio, siempre intentado, nunca logrado, marco su continuidad con la llegada del México moderno, para lograrlo se prohibieron las lenguas originarias y algunas prácticas culturales, se estigmatizó nuestra cosmovisión, atrasados se nos llamó, las políticas oficiales del Estado postrevolucionario apuntaron, prácticamente todas a una nueva conversión, ahora ya no al cristianismo sino a la modernidad, antropólogos, locales y extranjeros llamaron a nuestra asimilación a la “cultura nacional”, cualquier cosa que eso fuere, en realidad un reacomodo para modernizar la cultura del consumo basado en el sueño americano, recién triunfante en la europa de la Segunda Guerra, el Instituto Lingüístico de Verano, el ILV y, su caballo de Troya, el protestantismo, llegaron para intentar, por enésima ocasión, ahora desde adentro socavar la aún floreciente vida comunitaria, hasta el catolicismo se había tenido que adaptar a las prácticas de la comunidad y, en muchos sentidos, había reforzado los nexos entre esta.

 

Se intentaba con esto borrar, de una buena vez, todo vestigio de humanidad, que la terca realidad se había empeñado en continuar, seguíamos siendo pueblos, y eso no había podido impedirse a pesar de la guerra permanente en nuestra contra, el objetivo del Estado capitalista no había cambiado un ápice, nuestra riqueza era indispensable para la modernización, desde los últimos estertores del porfiriato se estableció que éramos útiles como piezas de museo, como objetos del folclor, como constancia de tiempos mejores, la grandeza de un México ido, distinto del que perseguía la grandeza del colonizador y solo se quedaba como una pálida sombra, una caricatura del poderosos, del conquistador, aún se persigue ese ideal de las clases dominantes, se decía y seguramente se dice en los círculos de poder, “el mejor indio, es el indio muerto”.

 

Resulta innecesario y hasta ocioso pretender abundar más en los acontecimientos que pueden demostrar el afán del Estado por exterminarnos, el papel que el mercado nos ha asignado no ha variado ni variará, las nuevas condiciones del mercado mundial y del sistema mundo, llamado globalización, han acrecentado la codicia sobre lo nuestro, desde el Dorado hasta el Uranio, pasando por el petróleo, la madera, el agua y, en fin, todo aquello susceptible de ser comprado o vendido se ha vuelto el blanco de todas las iniciativas del gran capital, sea nacional o trasnacional, las políticas neoliberales tan caras al Estado mexicano moderno, un simple empleado del gran capital, buscan eficientar el control sobre las riquezas y si es necesario se convierten en simple brazo ejecutor del exterminio; Atenco, Oaxaca, Chiapas, Nayarit, Guerrero, todo espacio de los pueblos originarios, son ejemplo vivo de ello.

 

En este marco toca ahora el turno a los cuicatecos, desde hace más de treinta años se han realizado estudios de prospección en nuestro territorio, Pápalo y el Asbesto fueron un primer ensayo, estamos asentados en una franja de minerales, esa es nuestra realidad, recientemente Cuyamecalco y el plomo han seguida la misma senda, ahora se cierne sobre nosotros una peligro mayor, se ha ubicado en nuestro territorio una franja que contiene minerales como el oro, el zinc, el aluminio y otros, incluido el Uranio, desde abril de 2006, el Estado mexicano, a través de la Secretaría de Economía y la Dirección General de Minas, osaron concesionar nuestras tierras por cincuenta años, basados en el negro historial de las compañías mineras, especializadas en depredar las tierras donde se posicionan, no esperamos nada alentador, la destrucción del ecosistema con todas sus implicaciones es lo que nos espera si no actuamos desde ya, el agua y toda la vida de la región de la cañada desaparecerán, sin ello no habrá vida y por lo tanto desaparecerá la cultura y la vida comunitaria.

 

Ante ese escenario los cuicatecos agrupados en el CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO, manifestamos, como lo hicimos con nuestros hermanos y hermanas del CNI en Nurío en 2001

 

DECLARAMOS:

 

Que seguimos vivos, y seguimos honrando en nuestros pueblos, la digna memoria de quienes nos nacieron al mundo y, con sabiduría y amor nos enseñaron a ser los indios que somos: los que de la tierra venimos; los que del maíz vivimos; los que del color de la esperanza nos vestimos; los que hermanas y hermanos verdaderos somos. Somos los indios que somos. Que en su nombre y con su palabra, palabra verdadera, sembrada desde antiguo en el fondo de nuestro moreno corazón, con dignidad y respeto decimos que pueblo somos. Que cuando pueblos decimos que somos, es porque llevamos en nuestra sangre, en nuestra carne y en nuestra piel toda la historia, toda la esperanza, toda la sabiduría, la cultura, la lengua y la identidad, toda la raíz, la savia, la rama, la flor y la semilla que nuestros padres y madres nos encomendaron, y en nuestras mentes y corazones quisieron sembrar para que nunca más se olvidara o se perdiera. Que no somos una suma de individuos dispersos por el mundo, sino una viva armonía de colores y de voces, un constante latido de deseos y pensamientos que se nacen, se crecen y se fecundan amorosamente en un solo corazón y voluntad, tejido de esperanza. A esta existencia y forma de pensar armónica y colectiva la llamamos comunalidad Que no renunciaremos a ser lo que somos. Que continuaremos defendiendo nuestra autonomía y al defenderla, defenderemos también la de todos los que como nosotros, quieran vivir con dignidad su diferencia, su color, su canto, su visión propia de la vida y de la libertad. Que por todo esto:

 

EXIGIMOS:1

 

El reconocimiento constitucional de nuestras tierras y territorios ancestrales que representan la totalidad de nuestro hábitat en donde reproducimos nuestra existencia material y espiritual como pueblos, porque la tierra es el fundamento primero de nuestros pueblos y de la comunidad como cimiento, como centro y como corazón de nuestra existencia milenaria.

 

Para nosotros, pueblos indios, pueblos verdaderos, nuestra madre tierra es sagrada, así como son sagrados todos los seres que habitan en ella, los animales, las plantas, los ríos, los montes, las cuevas, los valles, los recursos naturales y el saber ancestral que nuestros pueblos han acumulado en su relación con la madre tierra.

 

Por eso rechazamos tajantemente las políticas que el gran capital impulsa, porque la madre tierra y todo lo que en ella se nace no es una mercancía que se pueda comprar y vender, porque la lógica simple y mezquina del mercado libre no puede destruir nuestra existencia misma, porque los modernos piratas y biopiratas no deben expropiar más nuestro saber antiguo y nuestros recursos naturales, porque no puede ejecutarse un solo proyecto en nuestro territorio sin nuestra participación, consulta y aprobación.

PRIMERO.- El reconocimiento constitucional de nuestro inalienable derecho a la libre determinación expresado en la autonomía en el marco del Estado mexicano, y ejercer así nuestra capacidad para decidir nuestro destino en todos los ámbitos de la vida cotidiana, tales como la economía, la política, la procuración y administración de justicia, los asuntos territoriales, la cultura y educación y todos los aspectos sociales por una identidad y conciencia propia y con la suficiente capacidad de apertura para relacionamos con los demás ciudadanos del país y del mundo.

 

EXIGIMOS el cumplimiento del  articulado del CONVENIO 169 de la OIT, que reza:

 

Artículo 2.

1. Los gobiernos deberán asumir la responsabilidad de desarrollar, con la participación de los pueblos interesados, una acción coordinada y sistemática con miras a proteger los derechos de esos pueblos y a garantizar el respeto de su integridad.

 

2. Esta acción deberá incluir medidas:

 

a) que aseguren a los miembros de dichos pueblos gozar, en pie de igualdad, de los derechos y oportunidades que la legislación nacional otorga a los demás miembros de la población;

b) que promuevan la plena efectividad de los derechos sociales, económicos y culturales de esos pueblos, respetando su identidad social y cultural, sus costumbres y tradiciones, y sus instituciones;

c) que ayuden a los miembros de los pueblos interesados a eliminar las diferencias socioeconómicas que puedan existir entre los miembros indígenas y los demás miembros de la comunidad nacional, de una manera compatible con sus aspiraciones y formas de vida.

 

Artículo 3.

1. Los pueblos indígenas y tribales deberán gozar plenamente de los derechos humanos y libertades fundamentales, sin obstáculos ni discriminación. Las disposiciones de este Convenio se aplicarán sin discriminación a los hombres y mujeres de esos pueblos.

2. No deberá emplearse ninguna forma de fuerza o de coerción que viole los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos interesados, incluidos los derechos contenidos en el presente Convenio.

 

Artículo 7.

1. Los pueblos interesados deberán tener el derecho de decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural. Además, dichos pueblos deberán participar en la formulación, aplicación y evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente.

2. El mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo y del nivel de salud y educación de los pueblos interesados, con su participación y cooperación, deberá ser prioritario en los planes de desarrollo económico global de las regiones donde habitan. Los proyectos especiales de desarrollo para estas regiones deberán también elaborarse de modo que promuevan dicho mejoramiento.

3. Los gobiernos deberán velar por que, siempre que haya lugar, se efectúen estudios, en cooperación con los pueblos interesados, a fin de evaluar la incidencia social, espiritual y cultural y sobre el medio ambiente que las actividades de desarrollo previstas puedan tener sobre esos pueblos. Los resultados de estos estudios deberán ser considerados como criterios fundamentales para la ejecución de las actividades mencionadas.

4. Los gobiernos deberán tomar medidas, en cooperación con los pueblos interesados, para proteger y preservar el medio ambiente de los territorios que habitan.

 

DEMANDAMOS el cumplimiento de los ordenamientos del mismo CONVENIO sobre las tierras y recursos naturales de nuestro territorio.

 

PARTE II. TIERRAS

 

Artículo 13.

1. Al aplicar las disposiciones de esta parte del Convenio, los gobiernos deberán respetar la importancia especial que para las culturas y valores espirituales de los pueblos interesados reviste su relación con las tierras o territorios, o con ambos, según los casos, que ocupan o utilizan de alguna otra manera, y en particular los aspectos colectivos de esa relación. 2. La utilización del término "tierras" en los artículos 15 y 16 deberá incluir el concepto de territorios, lo que cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos interesados ocupan o utilizan de alguna otra manera.

 

Artículo 14.

1. Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. Además, en los casos apropiados, deberán tomarse medidas para salvaguardar el derecho de los pueblos interesados a utilizar tierras que no estén exclusivamente ocupadas por ellos, pero a las que hayan tenido tradicionalmente acceso para sus actividades tradicionales y de subsistencia. A este respecto, deberá prestarse particular atención a la situación de los pueblos nómadas y de los agricultores itinerantes.

2. Los gobiernos deberán tomar las medidas que sean necesarias para determinar las tierras que los pueblos interesados ocupan tradicionalmente y garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión.

3. Deberán instituirse procedimientos adecuados en el marco del sistema jurídico nacional para solucionar las reivindicaciones de tierras formuladas por los pueblos interesados.

 

Artículo 15.

1. Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos.

2. En caso de que pertenezca al Estado la propiedad de los minerales o de los recursos del subsuelo, o tenga derechos sobre otros recursos existentes en las tierras, los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras. Los pueblos interesados deberán participar siempre que sea posible en los beneficios que reporten tales actividades, y percibir una indemnización equitativa por cualquier daño que puedan sufrir como resultado de esas actividades.

 

Artículo 16.

1. A reserva de lo dispuesto en los párrafos siguientes de este artículo, los pueblos interesados no deberán ser trasladados de las tierras que ocupan.

2. Cuando excepcionalmente el traslado y la reubicación de esos pueblos se consideren necesarios, sólo deberán efectuarse con su consentimiento, dado libremente y con pleno conocimiento de causa. Cuando no pueda obtenerse su consentimiento, el traslado y la reubicación sólo deberá tener lugar al término de procedimientos adecuados establecidos por la legislación nacional, incluidas encuestas públicas, cuando haya lugar, en que los pueblos interesados tengan la posibilidad de estar efectivamente representados.

3. Siempre que sea posible, estos pueblos deberán tener el derecho de regresar a sus tierras tradicionales en cuanto dejen de existir las causas que motivaron su traslado y reubicación.

4. Cuando el retorno no sea posible, tal como se determine por acuerdo o, en ausencia de tales acuerdos, por medio de procedimientos adecuados, dichos pueblos deberán recibir, en todos los casos posibles, tierras cuya calidad y cuyo estatuto jurídico sean por lo menos iguales a los de las tierras que ocupaban anteriormente, y que les permitan subvenir a sus necesidades y garantizar su desarrollo futuro. Cuando los pueblos interesados prefieran recibir una indemnización en dinero o en especie, deberá concedérseles dicha indemnización, con las garantías apropiadas.

5. Deberá indemnizarse plenamente a las personas trasladadas y reubicadas por cualquier pérdida o daño que hayan sufrido como consecuencia de su desplazamiento.

 

Artículo 17.

1. Deberán respetarse las modalidades de transmisión de los derechos sobre la tierra entre los miembros de los pueblos interesados establecidas por dichos pueblos.

2. Deberá consultarse a los pueblos interesados siempre que se considere su capacidad de enajenar sus tierras o de transmitir de otra forma sus derechos sobre estas tierras fuera de su comunidad.

3. Deberá impedirse que personas extrañas a esos pueblos puedan aprovecharse de las costumbres de esos pueblos o de su desconocimiento de las leyes por parte de sus miembros para arrogarse la propiedad, la posesión o el uso de las tierras pertenecientes a ellos.

 

RATIFICAMOS y nos ACOGEMOS a la Declaración Sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas de la ONU, y con ello exigimos nuestro derecho a:

 

Artículo 9

Los pueblos y las personas indígenas tienen derecho a pertenecer a una comunidad o nación indígena, de conformidad con las tradiciones y costumbres de la comunidad o nación de que se trate. No puede resultar ninguna desventaja del ejercicio de ese derecho.

 

Artículo 10

Los pueblos indígenas no serán desplazados por la fuerza de sus tierras o territorios. No se procederá a ningún traslado sin el consentimiento expresado libremente y con pleno conocimiento de los pueblos indígenas interesados y previo acuerdo sobre una indemnización justa y equitativa y, siempre que sea posible, con la posibilidad de regreso.

 

Artículo 26

Los pueblos indígenas tienen derecho a poseer, desarrollar, controlar y utilizar sus tierras y territorios, comprendido el medio ambiente total de las tierras, el aire, las aguas, los mares costeros, los hielos marinos, la flora y la fauna y los demás recursos que tradicionalmente han poseído u ocupado o utilizado de otra forma. Ello incluye el derecho al pleno reconocimiento de sus leyes, tradiciones y costumbres, sistemas de tenencia de la tierra e instituciones para el desarrollo y la gestión de los recursos, y el derecho a que los Estados adopten medidas eficaces para prevenir toda injerencia, usurpación o invasión en relación con estos derechos.

 

 Artículo 30

Los pueblos indígenas tienen derecho a determinar y elaborar las prioridades y estrategias para el desarrollo o la utilización de sus tierras, territorios y otros recursos, en particular el derecho a exigir a los Estados que obtengan su consentimiento, expresado con libertad y pleno conocimiento, antes de aprobar cualquier proyecto que afecte a sus tierras, territorios y otros recursos, particularmente en relación con el desarrollo, la utilización o la explotación de recursos minerales, hídricos o de otro tipo. Tras acuerdo con los pueblos indígenas  interesados, se otorgará una indemnización justa y equitativa por esas actividades y se adoptarán medidas para mitigar sus consecuencias nocivas de orden ambiental, económico, social, cultural o espiritual.

 

EXIGIMOS el cumplimiento de todos los ordenamientos legales del Estado mexicano y de su par oaxaqueño a efectos de que se nos informe cabalmente de las características del proyecto de explotación minera “Raquelita I”, no cejaremos en nuestra resistencia.

 

LLAMAMOS a todos y todas las cuicatecas y cuicatecos para que juntos busquemos la coordinación necesaria para evitar la destrucción de nuestro territorio y con ello de nuestra cultura,  vamos todos al “III ENCUENTRO POR LA INTEGRIDAD TERRITORIAL Y LA VIDA COMUNITARIA”, 30 y 31 de agosto del 2008 en San Sebastián Tlacolula.

 

FRATERNALMENTE

 

                                              CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO. 

sNDUCHI NÜ

(Estamos despierrtos)

 

 

“El poderoso siente que la tierra tiembla cuando el pueblo se pone en movimiento”

REGION CUICATECA, OAX. EN LA MIRA DE LAS TRASNACIONALES.

La región cuicateca está ubicada al norte del Estado de Oaxaca, México. Ocupa una porción de 8,400 km2 de territorio aproximadamente. Según vestigios encontrados en la zona, podemos asegurar que la cultura cuicateca tiene más de mil años habitando estas tierras. Sus principales pueblos son: Cuicatlán, Quiotepec, Coyula, Cuyamecalco, santa Ana, Chiquihuitlán, Teutila, Teotilalpan, Chapulapa, Tlalixtac, San Lorenzo, Santa María Pápalo, Tepeuxila, y Santos Reyes Pápalo, entre otros. En la actualidad está habitada por alrededor de 25 mil habitantes, 80% de ellos hablantes de la lengua cuicateca. En nuestra lengua, no somos cuicatecos que es un toponímico de la lengua náhuatl, más bien somos “gente de casa (de tierra)”, iña iñ bacu. Los originarios, los propios del lugar.

Según estudios analizados, la región cuicateca está asentada en una placa tectónica denominada “cuicateca” que va de noroeste a sureste; de la región de Tehuacán, Puebla; al soconusco en el estado de Chiapas,  y por sus orígenes y movimiento es una placa de subducción con presencia de minerales, oro y aluminio entre otros, así también hay presencia de gases como Uranio y tierras raras, entre Cuicatlán y Telixtlahuaca.

Por lo que lo proyectos de explotación no se han hecho esperar y hay en puerta al menos 13 concesiones mineras, entre ellas la más grande es “La Raquelita”, en el municipio de Tepeuxila con 3,500 ha. de explotación; uno de gas, aún no documentada y dos proyectos hidroeléctricos, uno conocido recientemente a realizarse sobre el “río grande”, entre la comunidad Tlacolula, Tepeuxila. Oax. y Atatlauhca,  otro aún oculto por las instancias respectivas a realizarse en el río de la comunidad Cuyamecalco de Zaragoza, por Por lo anterior, el CEREC, hace una invitación a todos los cuicatecos, personalidades, medios alternativos y a todos aquellos preocupados e interesados en los problemas que se avecinan en nuestra región para analizar los alcances y consecuencias que estos proyectos trasnacionales traen para nuestra gente, hermanos y pueblos, a participar en el 2° CONGRESO DE PUEBLOS DE LA REGION CUICATECA. SIGLO XXI, a realizarse los días 17 y 18 de junio en Cuicatlán, Oax. Lugar por confirmar.

 

IÑA´S NENE VE TUMMIEE IYNAY DERAS CANDEY ÑEE ÑAA YBACU.

Ñaa Ybacu iñndaca ncuaa lad ninu ñee nDube, Iñnguyu. nCadien guii tanduca ama nini mil  ncuu ciento km2 ñee nñaa. Vee ndub ninu toó chi ngaa chií nñaa ybacun a qnee naas canee ndii tiempo amnaa ñee ama mil nduyu. Chu nYaans chií iytune chiss-nee na ñaa ñee  nñaa Ybacuu: Cuicatlán, Quiotepec, Coyula, Cuyamecalco, Santa Ana, Chiquihuitlan, Teutila, Teotilalpan, Chapulapa, Tlalixtac, San Lorenzo, Santa María Pápalo, Tepeuxila y Santos Reyes Pápalo, nguaan nduvi tam-ñaa. Man gubin cuunguii tama dicu qnee niu mil iñaa vey ñaa-cu, ñee nducueeyan, tanduca ama nditiñcuñ ñee ciento por ciento ngaaña dvacuy. Naa dvaquieñ-yu, nguee cuicateco suun ; ndudu cuicateco ndudu iñaa náhuatl nñeey dud-cu. Suu´n iña iñ-vacu nsuu.

ngaa duv caca chi’n nguee-nu, chií yaan ñe iña ybacu cruu na tam ñaa chií “cuicateca” ngubi, nñaa-cun ngueé ñee noroeste a suroeste; ñee nyaan chi Tehuacan, Puebla nduchii, al soconusco na nñaa chi Chiapas gañ-ñeé. Y tanduca chi´s vet-tian y cucaba chií tanducas nguican chiñas “ntaa-ña chií ngueen cuaan dilla, ngaañ-ñe”, min vee oro, ticantuún vee aluminio, nguaá tanduvi minerales, nveentu ntanduv-naa chii gases ngubi ntanduca Uranio, y tierras raras ngaañ ñe tam-na, iñdacay ñaá nsuu nguaa ñaa chi Ybacu y Telixtlahuaca ngubi.

Ñee’s ngayuun iña´s nene vee tumien asney naa nñaa ñee yu. A qnee ginuy chi tucaay ndiña tiñu. A vee tanduca dichi-un taa ña chin e dis tundass tuu chi ve –chibe-. Nguaa nduquiaca taa ñaa suun, qnee ñaa cheete chi “La Raquelita ngubi nta ñaa ñe iña  “cu-caa”. Cadi ña  cuun guii tanduca inu mil qnee maa ha. Chi an caay iña chin tunda tuum chi ñañ dchive. Ticaantun vee tama ñee gas icu ventu tana ubi ñee nuni nass disan tiñu icu ntundas yñaá, ama chun nisne na nuni ñee yicu-chete, nguaa ñaa Inguu, Cucaa, ndube icu Atatlauhca, tam-taá qnee  na yicu ñe ñaa chi Cuyamecalco de Zaragoza ngubi. Chiñas tica, CEREC, ngay-ya nduquiaca iña ibacu, nduquiaca iña iñ-chetie yu, medios alternativos, nducu iñaa chi ve icu-chetiniee,  ñee vedcaba chi ve naa yñaa yee yu, icu ndichiyu, camayu derás cubi nduc-suu cuanas ngubi chi icchuii. Suun viyyu nducu nduquiaca iña “Ybacu”, ticaas chii ngaynu disti icu cubi chi dacviyu naa 2° CONGRESO DE PUEBLOS  DE LA REGION CUICATECA. SIGLO XXI, chi cubi naa ngubi 17 y 18 ñee junio na  yñaa Ybacu, ndube. Cama cubinu ndisti tii lugar cubi.

Mesa comunalidad  2º Congreso de Pueblos Originarios de la Región Cuicateca, 17 y 18 de junio, 2017.

La comunalidad es una práctica de vida de las comunidades y pueblos originarios que considera lo siguiente:

La principal forma de organización en las comunidades es la asamblea.

En las comunidades se eligen a las autoridades de acuerdo al desempeño de la persona y su participación en los servicios dados al pueblo.

Los pueblos destituyen y sancionan a las autoridades que no cumplieron con el mandato de la comunidad.

El tequio es el trabajo comunitario que históricamente han practicado los pueblos para llevar a cabo obras necesarias y para resolver problemas.

Los pueblos tienen la visión sobre la Madre Tierra. Donde el territorio, la tierra, el agua, los bosques, los lugares sagrados, son la vida para los pueblos.

Los programas de gobierno, el pago por el tequio, impiden a las comunidades seguir decidiendo sobre su territorio.

La fiesta es  parte de la historia de los pueblos, son espacios de compartencia de saberes, de convivencia, que fortalecen la cohesión social.

A modo de propuestas:

Pensar si es posible una representación comunal del territorio de los pueblos

Organizarnos y buscar medios de orientación, bajar la información a las comunidades para impedir la entrada de los megaproyectos a nuestro territorio.

La defensa es del territorio y de la cultura como pueblo.

En la Asamblea se debe practicar la crítica y la autocrítica, debe fomentar la discusión.

Desde la comunalidad podemos ir pensando en otro modelo de educación.

Debemos de generar acciones para el rescate y conservación de las lenguas de los pueblos, pues son parte de nuestras culturas.

Debemos reconocer los sitios sagrados que existen en nuestro territorio.

Los pueblos podemos ir de la comunalidad a la práctica de la autonomía.

 

Planear un calendario de trabajo y elaborar una ruta de acción política.

Relatoría Mesa 3: Autonomía

 

La historia de los cuicatecos tiene al menos tres mil años en nuestro territorio, para poder sobrevivir nuestros ancestros tuvieron que aprender a decidir y resolver sus necesidades, la forma como tomaron sus decisiones la llamamos AUTONOMÍA y a la manera como se resolvían los problemas se le llama AUTOGESTIÓN porque eran ellos quienes realizaban los trabajos para resolver dichos problemas, con el paso del tiempo las cosas fueron cambiando, primero los españoles conquistaron la región y cambiaron la lengua, la religión y las costumbres, sin embargo nuestras comunidades siguieron conservando sus formas de vida pues lograron resistir de muchas maneras.

Después de la revolución el gobierno siguió buscando maneras de controlarnos, así se prohibió que en nuestra comunidades se hablara la lengua, se cambió la forma de elegir gobernantes y muchas de nuestras comunidades comenzaron a permitir que los intereses ajenos se fueran estableciendo en nuestras tierras, la religión evangélica se hizo presente y sus antropólogos tradujeron el nuevo testamento a nuestras lenguas, pero al mismo tiempo nos hicieron cambiar nuestras costumbres, después de los años ochenta los partidos políticos dividieron a nuestras comunidades, junto con ellos llegaron las “ayudas” de los programas sociales, PROCAMPO, PROSPERA, OPORTUNIDADES, etc., su objetivo era desacostumbrarnos a la AUTOGESTIÓN, hacernos depender de esas “ayudas” y dejar de trabajar la tierra, dejar de producir, eso ha afectado no solo nuestra producción sino nuestra salud pues la mayoría de los alimentos que comemos nos enferman.

Finalmente llegaron las reformas legales que en 2001 limitaron los derechos de nuestras comunidades, dejando que sea el gobierno federal el que decida sobre nuestras tierras y recursos, las instituciones de gobiernos, CDI, P.A., SEMARNAT, PROFEPA, etc., llegaron para reforzar nuestra DEPENDENCIA y así dominarnos más.

Los trabajos realizados en la mesa de Autonomía plantearon los siguientes puntos:

  1. La principal forma de manifestación de la autonomía en nuestras comunidades es la asamblea General, ésta puede ser ejidal o comunal.

 

  1. La comunidad decidía como se aplicaban los recursos para resolver sus necesidades.

 

  1. Las actividades se deciden entre todos y se llevan a cabo mediante el tequio.

 

  1. En nuestras comunidades los cargos se decidían entre todos, se elegía a personas conocidas, los que son electos representan realmente a la comunidad.

 

  1. Los consejos de caracterizados participan de las decisiones.

 

  1. Las responsabilidades a los miembros de la comunidad le dan el derecho a utilizar los recursos y disfrutar de los beneficios que la misma comunidad obtiene.

 

  1. La cultura comunitaria nos la enseñaron los abuelos, nuestros padres y nosotros tenemos la responsabilidad de nuestras comunidades.

 

  1. Debemos defender nuestros usos y costumbres y recuperarlos en donde se están perdiendo.

 

Los principales enemigos de nuestra AUTONOMÍA son:

  1. Los programas de “apoyo” provocan que en nuestros pueblos las generaciones jóvenes dejen de trabajar la tierra y de interesarse por los problemas y de participar, esperan que todo lo resuelva el gobierno.

 

  1. En algunas de nuestras comunidades la religión y los partidos políticos, ahora disfrazados de planillas que interfieren con la elección por usos y costumbres, manipulando los resultados y hasta imponiendo.

 

  1. El gobierno aprovecha nuestros desacuerdos en la elección de autoridades y nos impone “Administradores” que no tienen nada que ver y deciden cosas contrarias a las comunidades.

 

  1. Las instituciones de gobiernos que con engaños y desinformación nos imponen decisiones que no nos beneficia.

 

  1. La apatía y desinformación de nuestras comunidades.

 

Cómo podemos defender nuestra AUTONOMÍA:

  1. Informándonos y enseñando a las nuevas generaciones la importancia de nuestra cultura y nuestros usos y costumbres.

 

  1. Usar las leyes nacionales y el derecho internacional para defendernos.

 

  1. Recuperar el derecho a administrar nuestros propios recursos.

 

  1. Crear normas regulatorias comunales, estatutos comunales que dejen claro que somos autónomos.

 

  1. Avanzar en la organización entre comunidades.

 

  1. Impedir que los agentes internos tengan influencia en nuestras comunidades

 

  1. Crear comités por comunidad encargados de informar a nuestras comunidades

Mesa Medicina Tradicional

Durante  la sesión de trabajo del  17 de junio, se expuso que la medicina tradicional es el  conjunto de sistemas de atención a la salud que tiene sus raíces en profundos conocimientos sobre la salud y la enfermedad que los pueblos han acumulado a través de su historia, fundamentados en una interpretación del mundo. Nuestra medicina no solo puede curar padecimientos físicos, también sabe cómo tratar psicológicos además del espanto, empacho, el mal aire, etcétera,  enfermedades que los médicos alópatas desconocen o por su preparación académica no le encuentran explicación científica.

Los participantes coinciden en que a partir de la llegada de los medios de comunicación y principalmente la televisión, los jóvenes muestran poco interés hacia los conocimientos y saberes de la gente mayor, además de que la existencia de las unidades de salud no han ayudado a que la medicina tradicional se practique.

La práctica de la medicina moderna, no ha ayudado a fomentar su ejercicio y hasta en algunas ocasiones ha ejercido cierta presión para impedir su práctica, algunos infunden miedo o cierto temor como es el caso concreto  de las parteras a tal punto que podríamos decir que este oficio se está extinguiendo porque las y los cuicatecos están naciendo en hospitales y hay un índice importante y alarmante de cesáreas innecesareas.   

Pese a ello por fortuna si existen algunas personas  que aún practican las limpias,visitan al huesero,al curandero, hay quienes se toman diversos thes que les heredaron las abuelas y reconocen que el uso de algunas plantas se conservan aunque el fenómeno debido a la falta de práctica es que muchos ya no las conocen. De todos los participantes sólo se mencionó que hay un curandero o partera en San Sebastián Tlacolula, San Pedro Chicozapote, Coyula, Joyadurazno, Peña Verde, San Juan Teponaztla, Tomellin, Carrizal de San Isidro Buenos Aires resaltó el caso de San José del Progreso con 4 curanderos.

Otra situación que se puso de manifiesto es que les parece importante el rescate de la historia (biografía) de aquellos, parteras, hueseros, curanderos etc. importantes que existieron en sus comunidades con la finalidad de esquematizar y escribir sus historias y por supuesto sus enseñanzas y así ir por el rescate de las mismas.

Una problemática más es que hay varias plantas medicinales que están en peligro de extinción, además de que está la prohibición de cortar, recolectar y usar plantas curativas que se encuentren en el primer anillo de la reserva de la Biosfera, Tehuacán/ Cuicatlán

El practicar la medicina tradicional es un derechos humano de los habitantes de las comunidades y un deber que obliga, es hacer valer un derecho político, artículo 2° Constitucional que dice que nuestro país es pluricultural y se deben respetar y preservar todos los elementos de la identidad cultural, así como aprovechar y promover los saberes ancestrales. Además de que en el artículo 4°constitucional dice todos los mexicanos  tenemos derecho al acceso a la salud.

Una problemática muy fuerte que no se analizó en la mesa pero existe es la biopirateria que ha lucrado con el saber de las comunidades que venden los conocimientos ancestrales y comunitarios.

En las mesas se enlistaron las siguientes tareas.

  • Defender la medicina tradicional practicándola y aprendiéndola.

  • Realizar biografías de las parteras, curanderas y en general  de personas que se han comprometido su vida con su comunidad.

  • Hacer recorridos para reconocer las plantas medicinales

  • Realizar un manual de herbolarea donde contenga una imagen, nombre y qué padecimientos cura la planta.

  • Hacer uso de la tecnología, como la realización de entrevistas a nuestros médicos tradicionales y se promuevan en videos que se difundirán en las redes sociales.

  • Realizar talleres donde se explique cómo realizar jarabes, pomadas y concentraciones de plantas medicinales.

  • Realizar un Congreso o encuentro de medicina tradicional.   

 

En la mesa se considera que es muy importante iniciar los cambios y es urgente reapropiarnos de nuestra medicina, de nuestro cuerpo y de nuestra salud. Iniciemos a trabajar por la soberanía en salud.

Mesa 4: Conflictos Agrarios

 

La tenencia de la tierra en México se presenta en tres principales modalidades: propiedad privada, ejidal y comunal. Siendo la propiedad comunal la que tiene una mayor extensión en nuestro territorio, le sigue la propiedad ejidal y en un tercer lugar está la propiedad privada. En la primera se tiene un título de propiedad o escrituras para acreditar su posesión; en la segunda un certificado ejidal; y en la tercera un “título virreinal”  comunal. Recientemente se han estado entregando títulos de posesión en terrenos comunales y ejidales vía la privatización de las tierras, auspiciados por los programas, primero EL PROCECOM, PROCEDE, FANAR y en la actualidad denominado Programa de Regularización y Registro de Actos Jurídicos,  RRAJA.

Pero sumado a éstas tres formas de tenencia de la tierra,  tenemos lo que se conoce como “propiedad nacional”. En ésta, es el gobierno federal quien decreta que, en un determinado territorio, hay un bien que pertenece a la nación, ya sea mineral, hídrico, petrolífero o de biodiversidad, y es en esa modalidad que el gobierno interviene para expropiarla y dejarla como “un bien de la nación”. Es de esta manera como se pone en venta, se adjudica o se concesiona para que empresas nacionales o extranjeras la puedan explotar sin importar si hay núcleos de población, agrícolas o bosques, etc. que pertenezca a la comunidad o comunidades. Simplemente se van a buscar los mecanismos para que el gobierno haga la tramitología y pueda tenerlo en sus manos y hacer lo que quiera, porque no se consulta a nadie, mucho menos a las comunidades, ejidos o propietarios.

Es así que la posesión de la tierra es clave para defender el territorio, porque en su forma comunal y ejidal la asamblea decide todo lo relacionado con el territorio, por ejemplo, si se vende o no. En cambio, en la propiedad privada se le pregunta directamente al propietario o “dueño” y con unos miles de pesos, según sea el caso,  se puede cambiar de dueño fácilmente, causando así la división de las comunidades.

¿Pero cómo se puede frenar la certificación de los derechos parcelarios, comunales y ejidales para que no se privaticen? Bueno, lo primero sería fortalecer y unificar a las asambleas internas, ejidales y comunales. Lo segundo sería ver las formas legales que se tienen para defenderse, apoyándose incluso en tratados internacionales como la OIT y en la legislación nacional; y lo tercero sería volver a generar los lazos de hermandad que se tenían o se tienen con todos los pueblos vecinos.

De ésta forma también se podrían resolver conflictos que tienen algunas comunidades como: Reyes Pápalo vs. San Pedro Chicozapotes, Santa María Pápalo vs. Tlacolula, Santa María Pápalo vs. Teponapa, Reyes Pápalo vs. Coapan de Guerrero, y el caso de Concepción Pápalo vs. Coyula, entre otros casos, donde se dan conflictos  por  límites territoriales. Y la invitación para estas comunidades de parte de la mesa es que estos conflictos se resuelvan ya entre las comunidades para que juntas nos defendamos de las trasnacionales de manera conjunta.

Es claro que el papel de las instituciones como la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), SEMARNAT, etc., no es para ayudar a las comunidades, ni ejidales ni comunales, por el contrario sus acciones han servido para afectarlas, por ejemplo, la CDI, solicitó y contribuyó para que se electrificara con luz trifásica las comunidades San Francisco Tutepetongo, San Juan Tepeuxila, San Sebastián Tlacolula, San Andrés Pápalo y ahora reciente, la comunidad de San Pedro Cuyaltepec, esto, le comentaron al CEREC hace algunos años, con la finalidad de apoyar a los pueblos marginados. Cuando se les pedía la información porque la comunidad de San Juan Teponaxtla fue excluida del proyecto, su argumento es de que esa comunidad ya no es indígena porque la mayor parte de la comunidad “dejó de hablar su lengua materna, el cuicateco”. Ahí es donde el CEREC duda de la veracidad de la información proporcionada porque las comunidades indígenas no necesariamente utilizan tanta corriente eléctrica, pero la industria sí. Y entonces, nos preguntamos, ¿no será que le están preparando la llegada a la compañía minera que explotará el proyecto minero LA RAQUELITA I, que justo a la mitad de este polígono cruzó el proyecto eléctrico rumbo a Cuyaltepec?, ya veremos más adelante como se desarrolla la situación. Entonces, en la actualidad no se puede confiar en las instituciones gubernamentales.

Otro ejemplo de esto es su participación en la búsqueda de información para la explotación de las minas, o cuando intervienen para encarcelar a compañeros que supuestamente han invadido o hecho daño a lo que ellos consideran que pertenece a la nación cuando en realidad es del pueblo, como sucede con la SEMARNAT, en la comunidad San Pedro Nodón, donde cerró la explotación de una mina de grava propiedad de la comunidad y otro caso, en la comunidad San Pedro Jaltepetongo, un ciudadano salió al campo, en su camino encontró y cazo dos conejos y ahora se encuentra en la cárcel porque atentó contra la fauna de la Reserva de la Biosfera Tehuacán- Cuicatlán. De la misma manera, en la actualidad, en varias de las comunidades que se encuentran asentadas en la misma reserva ya no se les permite pastar a sus animales, chivos, borregos, vacas, entre otros, en sus espacios territoriales propios. De la SEDATU, ni se diga, es quien da el aval, El FANAR está a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y es operado por la Procuraduría Agraria (PA) y el Registro Agrario Nacional (RAN). Es gratuito y voluntario.

Las autoridades o representantes (Comisariados Comunales y Ayuntamientos) locales juegan un papel importante, ya que al ser representantes de la comunidad ellos deben ser en todo  momento la voz de la decisión de su comunidad. Son los portadores de la voluntad de la asamblea de defender los recursos naturales como el agua, el bosque, los animales, en fin, la vida. Todo decidido de manera colectiva para que se respete la vida comunitaria, la cual ha sido constantemente golpeada y fracturada para tener una división que facilitan la invasión, el robo y saqueo.

Finalmente, no hay que perder de vista que nuestro territorio es muy valioso, por su biodiversidad, y ahora con las nuevas informaciones, por los minerales que se han encontrados en los suelos, por ello, tenemos problemas intercomunitarios, muchas de nuestras comunidades tienen bosques y la explotación de estos recursos son luego el punto de partida para que las comunidades colindantes creen los conflictos al no respetar los límites territoriales entre mencionadas comunidades;  pero el problema más grande, ahora son con los megaproyectos, que vienen por la explotación de los minerales y el problema se torna externo, porque el problema se vuelve con las instancias gubernamentales y las empresas trasnacionales que se hacen presentes en nuestros territorios y comunidades.

2º CONGRESO DE PUEBLOS ORIGINARIOS DE LA REGIÓN CUICATECA

 

Mesa: Soberanía Alimentaria

Problemáticas

  • Ser soberanos alimentariamente significa producir nuestros propios alimentos, saber de dónde viene lo que consumo y decidir qué voy a comer y por qué.

  • Los megaproyectos acaban con la tierra, y con ello, la posibilidad de producir nuestros propios alimentos.

  • Existe un problema de escasez de agua para los campos y la población.

  • Los paquetes agroquímicos son costosos, dañan la fertilidad de la tierra, ocasionan problemas en la salud y demás problemas.

  • El TLC puso en desventaja al campo mexicano.

  • La entrada del maíz transgénico

  • Perdida de semillas nativas: frijol, maíz, chile, etc.

  • Dejamos de ser productores para ser consumidores.

  • Los apoyos federales, tales como los programas Próspera o PAL han desencadenado varios problemas al interior de las comunidades, tales como el abandono del campo, la dependencia a estos apoyos, adquisición de alimentos procesados, etcétera.

  • Nuestros nuevos hábitos alimentarios han provocado serios problemas de salud que no existían y que ahora debemos enfrentar. Lo cual es un negocio, pues al enfermamos y las farmacéuticas tienen un enorme mercado.

  • Los campesinos no tenemos mercado y el traslado de los productos es muy costoso por el aumento de la gasolina.

  • Las personas migran y el campo se abandona, principalmente por la población joven. Y entonces ¿quién se hará cargo del campo?

  • La familia juega una papel importante dentro de la alimentación, desde que enseña a los niños qué comer y el valor del trabajo campesino.

  • Existen transnacionales que concentran la producción de alimentos como Nestle, Cargill o Bimbo.

  • Nos han hecho creer que “somos pobres” para que vendamos la tierra y así dejemos de ser soberanos alimentariamente.

  • El cambio climático también afecta al campo, pues los tiempos de lluvia ya no son como antes.

  • Los limites que se han puesto con los programas de protección ambiental nos afectan, pues ya no se puede recolectar o cazar para la alimentación.

Propuestas

 

  • Impulsar el mercado local y regional.

  • Las familias deben realizar diversidad de actividades como el traspatio o los huertos familiares.

  • Sembrar aunque sea poquito, no es necesario una extensión grande de terreno, empezar sembrando hierbas de olor o algunos frutos.

  • Recuperar la lengua y raíces de la comunidad.

  • Revaloración de la alimentación tradicional, ya que no sólo es una necesidad biológica sino que tiene que ver con aspectos culturales y cosmogónicos de cada comunidad.

  • Crear un proyecto atractivo de campo para los jóvenes con la finalidad de que ellos se integren e interesen por esta actividad.

  • Echar abajo las reformas estructurales que está llevando a cabo el gobierno mexicano, lo que implica que incidamos en políticas públicas.

  • Corregir los malos hábitos alimentarios que hemos adquirido.

  • Poner atención a lo que produce en nuestras comunidades, no desperdiciarlo y potencializarlo, por ejemplo: hacer mermelada de mango.

  • Aprovechar el conocimiento de los campesinos y de las personas que han estudiado para transformar las condiciones del campo actual.

  • Informar e informarnos sobre los verdaderos fines de los apoyos gubernamentales alimentarios.

  • Informarse en términos legales cuáles son las condiciones de nuestro territorio y hacer un registro de lo que tenemos, por ejemplo, fotográfico con la finalidad de cuidarlo y en caso de necesitarlo, tener evidencias.

  • Ir a informar a las comunidades qué es la reserva protegida con la finalidad de no tener límites para la recolección de alimentos y caza.

  • Resolver los conflictos agrarios entre comunidades.

  • Hacer un registro de las semillas nativas que tenemos en cada comunidad para defenderlas.

  • Dejar de utilizar productos químicos en el campo, sustituir por abonos orgánicos. Para ello, es necesario compartir experiencias ¿cómo le están haciendo otros campesinos?

  • Crear un red de productores y una base de datos sobre los productos que existen en la región para saber a quién acudir en caso de necesitarlo.

  • No ser envidiosos entre nosotros, ayudarnos y organizarnos.

  • Consumir lo que se produce en la comunidad, comprando a los productores locales.

  • Dejar de comprar productos de las empresas transnacionales.

  • Concientizar a los jóvenes para que reconozcan la importancia del trabajo campesino.

  • Realizar talleres para la producción de abonos orgánicos.

  • Revalorar el papel de cada integrante de la familia en la alimentación.

  • Revalorar las prácticas sociales de las comunidades como el trueque, la mano vuelta, el traspatio, los huertos familiares.

  • Revalorar el trabajo del campesino.

  • Fortalecer el día sábado el intercambio de productos alimentarios en Cuicatlán. Y en cada comunidad el día de plaza.

  • Revitalizar el trueque en la región a partir de los productos de cada comunidad.

  • “Amar la tierra, no dejar de sembrar porque ahí está la vida”.

  • Crear comités comunitarios para que den seguimiento a los problemas y ejecuten las propuestas vertidas en el congreso.

Segundo encuentro de pueblos originarios de la región cuicateca

Relatoría: Mesa de Derechos Humanos

Ponente: Elsa Arista.  Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH)

Coordinadora de la Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos (RUMODDH)

Silvia Espinosa Carrera: Limeddh

I Temas eje.

  • Los megaproyectos mineros e hidroeléctricos, como amenaza a la vida de las comunidades y sus territorios y recursos

  • Los derechos humanos

  • El derecho a la autodeterminación de los pueblos originarios

  • Propuestas de organización frente a los megaproyectos

II. Participaciones

Heriberto Salas: San Salvador Atenco

Asesor del frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT)

EDUCA: Participan destacada contra el proyecto hidroeléctrico “Paso de la reina” sobre el Río Verde, en el Nudo Mixteco, Oaxaca.    

Profesores pertenecientes al Movimiento de Autogestión Social, Campesino, Indígena y Popular (MASCIP).

Actividad: Organización de comunidades en la Sierra Norte de Puebla.

III Señalamientos.

  • Se retomó la información sobre megaproyectos hidroeléctricos y mineros en Oaxaca en general y en la región cuicateca en particular.

  • Derechos colectivos de los pueblos, como derechos humanos reconocidos en instrumentos internacionales como el Convenio 169 de la OIT y la Carta de los Pueblos de Argel: El derecho de los pueblos a la rebelión

  • Convenio 169: Derecho a la autodeterminación y la autonomía como herramientas de defensa y preservación del territorio y los bienes naturales que poseen.   

IV Propuestas

  • Por parte de los representantes de las comunidades y pobladores, se manifestó la necesidad de reorganizar a las comunidades, para la defensa de sus tierras y oponer resistencia a los megaproyectos y las grandes trasnacionales.

  • Emprender la defensa del territorio por tres vías: la vía jurídica, la vía política y la vía de los derechos humanos.

  • Se definió a los derechos humanos como herramienta para la defensa de los derechos individuales y los derechos colectivos de los pueblos, frente a la criminalización de la protesta social.

  • Se expuso la necesidad de las comunidades de iniciar un proceso de formación en derechos humanos y articulación de los esfuerzos a través del Centro Cuicateco de derechos humanos.

  • Llevar a cabo acciones de denuncia para castigar efectivamente a quien viole los derechos humanos.

  • Promover la unidad de las comunidades para la defensa, organización y mejor resistencia frente a los megaproyectos en la región cuicateca.

V Acuerdos

 

  • Formar comisiones en cada una de las comunidades para llevar a cabo las actividades de difusión de la información y enlace entre las comunidades.

  • Formalizar y ampliar las actividades del Centro Cuicateco de los Derechos Humanos CECUIDH.

  • Organización de talleres de formación y capacitación en derechos humanos para las comunidades.

  • Emprender de manera conjunta la defensa jurídica, las acciones políticas y los derechos humanos como herramientas, para organizar la defensa del territorio y sus bienes colectivos frente a las trasnacionales.

MESA 6. MEGAPROYECTOS.

 

En la mesa de megaproyectos los asistentes manifiestan que no conocen el término.

 

Que los megaproyectos, quieren decir que son proyectos donde las inversiones son por arriba de los 2 billones de dólares. Que explotan biodiversidad, minerales, aguas, aire. Que para llevar acabo sus ambiciones, son capaces de mover o desplazar pueblos enteros o en su caso asustarlos para que se salgan de su territorio vía la implementación de narcotraficantes o guardias blancas.

 

Que con la implementación de las Zonas Económicas Especiales, ZEE, y el mapa de la página http://www.cartografia.economia.gob.mx/cartografia, consideramos que la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán pasa a segundo término y que ahora el proyecto principal del gobierno es la extracción de los minerales que están comprendidos en la poligonal que puede verse en la página señalada.

 

Manifiestan que hay presencia de vuelos de helicópteros y avionetas en la región y de personas a pie que llegan caminando o en camionetas que preguntan por ciertos puntos como sucedió en días pasados en la comunidad del Cacique donde personas ajenas a la comunidad ostentándose como trabajadores de la SEMARNAT, con planos  y localizadores en mano preguntaban por un punto en el paraje “La hierbabuena”, dentro del territorio de la comunidad San Juan Tepeuxila que andaban buscando, ingresando a los montes en busaca de ellos, sin los avisos y permisos correspondientes de las comunidades respectivas, y también acá en el ejido de Cuicatlán en semanas pasadas, personal de la misma secretaría fue acompañada por miembros de comisariado ejidal para que el personal mencionado ratificara unos puntos que andaba localizando, sin dar mas explicaciones, porqué o para qué la ratificación.

 

Que en el municipio de Cuyamecalco, Villa de Zaragoza, empresas mineras ya están haciendo extracción de minerales, plomo, barita, y otros, en ese municipio hay hasta el momentos entre 7 y 13 proyectos. Que iniciaron la extracción ya hace unos dos años. Que el año pasado tuvieron problemas con sus trabajadores al no pagarles por varias quincenas, los trabajadores pararon labores, reiniciándose las actividades apenas hace unos meses.

 

Que en el municipio de San Juan Tepeuxila se encuentra el proyecto minero de extracción de oro en un predio de 3, 500 ha., que si se llegáran a explotar se dañaría la vida de las comunidades donde abarca el proyecto y las comunidades de la parte baja de la cañada que utilizan las aguas del rio Grande.

 

Que mucha gente ya está informada al respecto, pero en algunos hay preocupación y en otros no tanta, porque creen que es mentira lo que se ha dicho, pero que ahora con la explicación, e información documentada la información se confirma y en adelante se tratará de hacer conciencia e informar a la gente de la región para que se busque la unidad de las comunidades y enfrentar al mounstro que se avecina.

 

Se propone hacer mantas con la información respectiva y colgarlas en las entradas de la comunidades de la región.

 

Que los participantes de la mesa están de acuerdo en organizarse, internamente e intercomunitariamente para defender el territorio.

 

Que en otro momento hay necesidad de organizarnos en las comunidades e ir a arrancar las señalizaciones que las empresas trasnacionales a través de las instituciones del gobierno han sembrado en nuestro territorio.

 

Que es necesario formar comités de quienes estamos en este congreso para recorrer las comunidades e informar a nuestra gente de los megaproyectos que se han implantado en nuestro territorio, entre otros.

 

Que no estamos de acuerdo de dejar nuestra tierra, nuestras comunidades, nuestro territorio, sino que por el contrario tenemos que defenderlos.

 

Que la tierra que tenemos apenas nos da para vivir por lo tanto no tenemos donde ir, y que nuestros niños no podemos garantizarles su futuro, entonces, no queremos movernos de nuestros lugares y defenderemos nuestros espacios y territorios de los megaproyectos.

 

También puedes seguir el canal del

CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO

yÑAÂ yñBACU = LA GENTE DE CASA. LOS ORIGINARIOS. LOS PROPIOS.

Junio de 2019. En breve daremos más información.

Musicos Tepeusileños de 1970 - 2000
Musicos Tepeusileños de 1970 - 2000

MÚSICA DE AMOR Y RESISTENCIA

De familiares migrantes en valles Centrales, Oaxaca; recibimos esta foto que con gran gusto reproducimos para que puedan apreciarla.
Compita Che

HAY NANITA

" ni sumisa, ni devota, mujer libre, linda y loka"

IDEOLOGÍA, PRINCIPIOS, AUTONOMÍA, RESISTENCIA, COMUNALIDAD, TERRITORIO, AUTOGESTIÓN Y AUTOCRITICA SON NUESTROS PILARES.
IDEOLOGÍA, PRINCIPIOS, AUTONOMÍA, RESISTENCIA, COMUNALIDAD, TERRITORIO, AUTOGESTIÓN Y AUTOCRITICA SON NUESTROS PILARES.
juicio popular comunitario. Oaxaca. 18.p
Documento Adobe Acrobat 5.4 MB
El giro civilizatorio como condición par
Documento Adobe Acrobat 778.6 KB
PEDAGOGÍA DE LA COMUNALIDAD. LIBRO
Interiores Pedagogía de la comunidad Ba
Documento Adobe Acrobat 3.2 MB
LA DEFENSA DEL CRAADT ANTE LAS AMENAZAS
Documento Adobe Acrobat 8.3 MB
Fonetica y fonología del cuicateco...
Cuadernos de lingüistica de El Colegio de México. Vol. 4, no. 2 (jul-dic. 2017).
San Giacomo Trinidad, Marcela. 2017. Fon
Documento Adobe Acrobat 1.5 MB
EL CUICATECO
Una forma de escribir el Cuicateco.
El Cuicateco. Belmar, Fco. 1902.pdf
Documento Adobe Acrobat 4.5 MB
EL CODICE DE TEPEUXILA
El expediente de un proceso judicial entablado por los indios del pueblo de Tepeucila,
zona cuicateca, en contra de un encomendero reposó m s de cuatro siglos en los anaqueles del
Archivo General de Indias en Sevilla.
ETHELIA RUIZ CHAPTER .pdf
Documento Adobe Acrobat 313.8 KB
THE PROVENIENCE AND CONTENTS OF THE PORFIRIO DIAZ AND FERNANDEZ LEAL CODICES: SOME NEW DATA AND ANALYSIS
Descripcion del codice Porfirio Díaz, referente a la historia de la comunidad Tepeuxila, en la región Cuicateca, Oaxaca.
Eva Hunt. The Provenience and Contents o
Documento Adobe Acrobat 479.2 KB
Cu Câ
Cu Câ
La comunalidad, práctica social del pueblo iñ bakuu. Dimensiones pedagógicas. El caso de San Sebastián Tlacolula-ÑNgúu, Oaxaca.
Este proceso investigativo emerge como una necesidad de...
tesis final Isaac, formato versión ofici
Documento Adobe Acrobat 5.0 MB
SALUDOS REMA 2CC.pdf
Documento Adobe Acrobat 381.2 KB
CONACYT. DINERO PUBLICO PARA EMPRESAS ECOCIDAS
el Consejo Nacional
de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo
Tecnológico e Innovación, ha aprobado la entrega de $7,232,516 (siete millones, doscientos treinta
y dos mil quinientos dieciseis pesos) a la canadiense New Gold-Minera San Xavier (MSX).
Conacyt.pdf
Documento Adobe Acrobat 185.1 KB
LA DECISION DE CAMILO.
Lo principal en el Catolicismo es el amor al prójimo. «El que ama a su prójimo cumple con
su ley.» (San Pablo, Romanos XIII, 8).
La decisión de Camilo.pdf
Documento Adobe Acrobat 185.5 KB
CAMILO TORRES. EL PRECURSOS
Camilo Torres Restrepo, el cura colombiano que tomó partido por los pobres de la tierra y se la jugó con ellos hasta el último día de su vida...
Camilo Torres, el precursor..pdf
Documento Adobe Acrobat 192.8 KB
IGUALA: UN MES MAS
Ustedes piensan que el país es tan tonto que va a tragarse la verdad histórica de la
hoguera en el basurero de Cocula y de unos malvadísimos narcos que no tienen nadita que
ver con ustedes.
Navegaciones.pdf
Documento Adobe Acrobat 210.3 KB
GUERRERO. UN AÑO SIN POLICÍA Y SIN MAFIA.
GUERRERO. UN AÑO SIN POLICÍA Y SIN MAFIA
Documento Adobe Acrobat 801.2 KB
LA ESCULITA ZAPATISTA. IMÁGENES.
LA ESCUELITA ZAPATISTA. REVISTA EMEEQUIS
Documento Adobe Acrobat 621.1 KB
ENLACE CON LA PUBLICACIÓN APARECIDA EN EL DIARIO "LA JORNADA"
MEXICO A CIELO ABIERTO. 994.pdf
Documento Adobe Acrobat 62.8 KB
LOS MEGAPROYECTOS DE OAXACA Y LA FALTA DE CONSULTA A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.
los-megaproyectos-de-oaxaca-y-la-falta-d
Documento Adobe Acrobat 2.0 MB
PUEBLOS INDÍGENAS Y MEGAPROYECTOS.
Francisco López Barcenas
Pueblos indígenas y megaproyectos.pdf
Documento Adobe Acrobat 353.0 KB
EL LIBRO NEGRO DE CANADÁ.
UN LIBRO QUE ES NECESARIO LEER...
EL LIBRO NEGRO DE CANADÁ. SAQUEO, CORRUP
Documento Adobe Acrobat 1.9 MB
CHERÁN COMO UNA SEMILLA ANTICAPITALISTA
Cherán como una semilla anticapitalista.
Documento Adobe Acrobat 501.6 KB
LA TERRITORIALIDAD DE LA DOMINACION.
(ACTUALIZADO)
La territorialidad de la dominación.pdf
Documento Adobe Acrobat 215.3 KB
CARTA ABIERTA: NO AL MAIZ TRANSGÉNICO EN OAXACA.
carta abierta-maíz.pdf
Documento Adobe Acrobat 157.0 KB
UN VIAJE AL LUGAR DONDE NACIÓ EL UNIVERSO
Un viaje al lugar donde nació el univers
Documento Adobe Acrobat 664.5 KB
PARA ENTENDER WIRIKUTA
PARA ENTENDER WIRIKUTA.pdf
Documento Adobe Acrobat 470.1 KB
La conformación del territorio oaxaqueño.
Los pueblos indígenas y la conformación
Documento Adobe Acrobat 593.4 KB
Estudio antropológico en Valerio Trujano, Cuicatlán, Oax.
El afromestizaje en la familia esclava r
Documento Adobe Acrobat 807.7 KB
EDUCACIÓN EN ETICA Y MULTICULTURALISMO..
Documento Adobe Acrobat 282.6 KB
LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO. 2011. AI.
LOS+DERECHOS+HUMANOS+EN+EL+MUNDO+2011.+A
Documento Adobe Acrobat 3.0 MB
MINERA: 500 AÑOS DE SAQUEO
MINERIA. 500 AÑÓS DE SAQUEO.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.7 MB
GUIA DE INFORMACION PARA LA DEFENSA DE LOS TERRITORIOS. MINERÍA.
GUIA ANTIMNERA DE INFORMACION PARA LA DE
Documento Adobe Acrobat 1.9 MB
MANIFIESTO POR LA DEFENSA DEL MAÍZ NATIVO.
Documento suscrito en Ahuacatlán, Pue, los días 7 y 8 de octubre de 2011...
Manifiesto.pdf
Documento Adobe Acrobat 146.9 KB
VOCES DEL PASADO
Narración. (Documento inédito) A propósito del mes de octubre, recordando el movimiento estudiantil de 1968.
Voces del pasado..pdf
Documento Adobe Acrobat 515.0 KB
EL MINERAL O LA VIDA
Libro.La legislación minera en México...
EL MINERAL O LA VIDA. Fco. López Barcena
Documento Adobe Acrobat 4.5 MB
EL LARGO VERANO DE LA REVUELTA OAXAQUEÑA
¡Qué pasó en Oaxaca? ¿hubo algún cambio? enterese como se dieron los hechos.
El largo verano de la revuelta oaxaqueña
Documento Adobe Acrobat 204.3 KB
HISTORIAS DEL SAQUEO MINERO..pdf
Documento Adobe Acrobat 143.8 KB
CANADA SE LLEVA EL ORO DE MÉXICO
CANADA SE LLEVA EL ORO DE MEXICO..pdf
Documento Adobe Acrobat 715.1 KB
CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE LA PROCURADURIA AGRARIA Y LA CAMARA MINERA PARA PASAR SOBRE EL DERECHO DE LOS PUEBLOS INDIGENAS.
Convenio d colaboración PA y Camara mine
Documento Adobe Acrobat 86.3 KB
Bernardo Vázquez Sanchez
Bernardo Vázquez Sanchez
Bety Cariño
Bety Cariño
Mariano Abarca
Mariano Abarca
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Cuicatlán
Cuicatlán
Comandantes
Comandantes
La Asamblea
La Asamblea
Dunáa
Dunáa
Yáada
Yáada
Yad´cué
Yad´cué
Yicu tindu
Yicu tindu
Un confesionario en lengua cuicateca de finales de la época virreinal.
En esta contribución se presenta el texto inédito de un confesionario escrito en
la lengua cuicateca alrededor de 1800. El texto anónimo fue elaborado para ayudar al clero
encargado de la administración espiritual de la población cuicateca de San Pedro Teutila. El
texto es un ejemplo de la actividad lingüística, poco conocida, que desplegaron los sacerdotes
seglares para poder evangelizar a la población de lo que hoy es el estado de Oaxaca.
Sacerdotes seculares estudiaron el cuicateco desde la segunda mitad del siglo xvi, pero no se
ha conservado ningún texto de esta época temprana.
09-Doesburg-Cuicateco_XIX.pdf
Documento Adobe Acrobat 875.8 KB