"Están en algún sitio, concertados desconcertados, sordos buscándose, buscándonos bloqueados por los signos y las dudas"

Mario Benedetti

Una Historia para tratar de Entender-EZLN.

 

17 de noviembre del 2016.

A la Sexta nacional e internacional:

A quienes simpatizan y apoyan la lucha de los pueblos originarios:

A quienes son anticapitalistas:

Compañeras, compañeros, compañeroas:

Hermanas y hermanos:

Este extenso texto lo hicimos conjuntamente con el Subcomandante Insurgente Moisés, vocero y actual jefe del EZLN, y consultando unos detalles con algunas de las Comandantas y Comandantes de la delegación zapatista que asistió a la primera etapa del V congreso del Congreso Nacional Indígena.

Aunque en ésta, como en otras ocasiones, me toca a mí la redacción, es el Subcomandante Insurgente Moisés quien lee, agrega o quita, aprueba o rechaza no sólo este texto, sino todos los que aparecen a la luz pública como auténticos del EZLN.  No pocas veces, a lo largo de estos escritos, usaré el primer pronombre del singular.  La razón de esto se entenderá más adelante.  Aunque la destinataria principal de estas líneas es la Sexta, hemos decidido ampliar su destino a quienes, sin ser ni estar con nosotras, nosotros, tienen idénticas inquietudes y parecido empeño.  Va pues:

-*-

TAMPOCO NUESTRAS PESADILLAS.

Hace algunos años, la creatividad y el ingenio de algún colectivo de la Sexta produjo una frase que, al paso del tiempo, fue adjudicada al zapatismo.  Bien saben que estamos en contra delcopyright, pero no solemos adjudicarnos ni palabras ni acciones que no son nuestras.  Sin embargo, aunque no de nuestra autoría, la sentencia sí refleja en parte nuestro sentir como zapatistas que somos.

Enarbolada por la Sexta contra quienes, con chantajes burdos y amenazas, atacaban (como ahora) al escepticismo frente al “poder” de las urnas electorales institucionales, la frase va más allá y define los límites y carencias de una forma de lucha, la electoral:

  “Nuestros sueños no caben en sus urnas”, se decía y se dice.

Nosotros, nosotras, como zapatistas que somos la suscribimos entonces… y ahora.  Tiene la virtud de decir mucho con pocas palabras (un arte ahora olvidado).  Pero, desde este lado del pasamontaña, desde nuestro ser lo que somos, agregamos: “tampoco nuestras pesadillas”.

Cierto, pudimos haber puesto “y tampoco nuestr@s muert@s”, pero resulta que, en estos tiempos aciagos, el dolor se ha extendido aún más allá.  Ya no sólo es la muerte natural la responsable de alejarnos de quienes nos hacen falta hoy; como, en nuestro caso, del subteniente insurgente de infantería Hernán-Omar (parte nuestra desde antes del alzamiento, y arrebatado por el cáncer de nuestro lado y del de su compañera e hijo -a quienes abrazamos especialmente en este primer cumpleaños sin él-).

Ahora son, y en forma creciente, los asesinatos, las desapariciones, las cárceles, los secuestros.

Si usted es pobre es vulnerable, si usted es mujer es todavía más vulnerable.  Como si el sistema no se conformara con agredirla por lo que es, y se diera a la macabra tarea de eliminarla.  Es decir, ya no sólo es objeto de acoso y violencia sexual.  ¿Qué ha pasado en este sistema que vuelve “natural” y hasta “lógico” (“sí, ellas se lo buscaron”, dice la sociedad entera) ya no sólo la violación, también el secuestro, la desaparición y el asesinato de mujeres?  Sí, mujeres.  La democratización del odio de género iguala edades, razas, colores, estaturas, pesos, credos, ideologías, militancias o no; todas las diferencias, menos las de clase, diluidas en una falta mayor: ser mujer.

Y vaya usted agregando potencias según su diferencia: color, estatura, peso, indígena, afrodescendiente, niña, niño, ancian@, joven, gay, lesbiana, transgénero, su modo suyo de usted, cualquiera que sea.  Sí, un sistema empeñado ya no sólo en segregar y despreciar las diferencias, ahora decidido a eliminarlas por completo.  Y no sólo exterminarlas, ahora haciéndolo con toda la crueldad de que es capaz una modernidad.  Sigue la muerte matando, pero ahora con mayor sadismo.

Entonces, lo que queremos decir es que no sólo nos faltan las muertas y los muertos, también l@s desaparecid@s (y con la arroba incluimos no sólo al masculino y al femenino, también a todo lo que rebasa la falsa dicotomía de género), l@s secuestr@das, l@s encarcelad@s.

¿Cuántos de los ausentes de Ayotzinapa caben en cuántas urnas?  ¿En qué proyecto partidario se encuentran?

 ¿Cuál logotipo institucional es el que se cruza pensando en quienes nos faltan?

¿Y si ni siquiera hay la certeza de que murieron?  ¿Y si no sólo es la ausencia la que duele, sino que también se agregan la incertidumbre y la angustia (¿comió?, ¿tiene frío?, ¿se enfermó?, ¿ha dormido lo suficiente?, ¿alguien lo consuela?, ¿sabe que aún le busco, que siempre le buscaré?)?

¿En qué aspiración a un cargo, un puesto, un gobierno, caben las mujeres agredidas, desaparecidas, asesinadas por todo el espectro ideológico?

¿A cuántas boletas electorales equivalen los infantes asesinados, por el Partido Acción Nacional, en la guardería ABC?

¿Por quién votan los exterminados, por el Partido Revolucionario Institucional y sus réplicas mal disimuladas, en toda la extensión de las geografías y calendarios del México de abajo?

¿En cuál conteo de votos aparecen los perseguidos, por el Partido de la Revolución Democrática, acusados del delito de ser jóvenes?

¿En cuál partido político se representan las diferencias sexuales perseguidas en público y en privado, para las que hay como condena el infierno en vida y en muerte?

¿Cuáles son los partidos políticos institucionales cuyos logos y consignas manchan los muros que deben saltar miles de migrantes, hombres, mujeres y niños para caer en manos de gobernantes-criminales-empresarios de la trata de personas?

Y se podrán encontrar ejemplos en crónicas, blogs, reportajes, notas periodísticas, artículos de opinión, hashtags, etc., pero siempre quedará la certeza de que son más los hechos criminales que no alcanzan siquiera una mención pública.

¿Dónde está la casilla electoral para que ahí se exprese la explotación, la represión, el despojo y el desprecio a los pueblos originarios?

¿En cuál urna se depositan los dolores y las rabias de …

el Yaqui, el Kumiai, el Mayo, el Cucapá, el Tohono O´odham, el Raramuri, el Kikapú, el Pame, el Totonaca, el Popoluca, el Nahua, el Maya Peninsular, el Binizáa, el Mixteco, el Hñähñü, el Totonaca, el Mazateco, el Purépecha, el Mixe, el Chinanteco, el Mazahua, el Me´phaa, el Téenek, el Rarámuri, el Chontal, el Amuzgo, el Ópata, el Solteco, el Chatino, el Papabuco, el Triqui, el Cora, el Cuicateco, el Mame, el Huave, el Tepehuano, el Matlatzinca, el Chichimeca, el Guarijío, el Chuj, el Jacalteco, el Lacandón, el Comca´ac, el Wixárika, el Kanjobal, el Chontal, el Chocho, el Tacuate, el Ocuilteco, el Kekchí, el Ixcateco, el Motocintleco, el Quiché, el Kakchiquel, el Paipai, el Pápago, el Cochimí, el Ixil, el Kiliwa, el Aguacateco, el Mame, el Chol, el Tzotzil, el Zoque, el Tojolabal, el Tzeltal?

¿Dónde cabe todo eso?

¿Y cuándo obtuvieron su registro legal la dictadura del terror y su lógica perversa invadiendo todo y reajustando los criterios?

Tuve suerte, dice cualquier mujer u hombre asaltado en la calle, en su casa, en el trabajo, en el transporte, no me dispararon-acuchillaron.

Tuve suerte, dice la mujer golpeada y violada, no me secuestraron.

Tuve suerte, dice el infante sometido a la prostitución, no me quemaron vivo.

Tuve suerte, dice el gay, la lesbiana, el transexual, loa otroa con los huesos rotos y la piel lacerada, no me asesinaron.

Tuve suerte, dice el obrero, la empleada, el trabajador sometido a más horas de trabajo y menor salario, no me despidieron.

Tuve suerte, dice el líder social torturado, no me desaparecieron.

Tuve suerte, dice el joven estudiante asesinado y tirado en una calle, mi familia ya no tendrá que buscarme.

Tuve suerte, dice el pueblo originario despojado, no me exterminaron.

Y más:

¿Qué encuesta toma nota de la destrucción de la Tierra?  ¿Por quién votan las aguas contaminadas, las especies animales acorraladas hasta la extinción, la tierra estéril, el aire sucio?  ¿Dónde se deposita la boleta de un mundo agonizante?

  Entonces tienen razón: “nuestros sueños no caben en sus urnas”.

Pero tampoco nuestras pesadillas.

Cada quien puede ser responsable de sus sueños.  Falta pedirle cuentas a quien es el responsable de nuestras pesadillas.  Falta lo que falta…

 

UN “SÍ”, VARIOS “NO”.

Sí, la propuesta inicial y original es nuestra, del ezetaelene.  Nosotras, nosotros, se la hicimos saber a las delegadas y delegados al Quinto Congreso del Congreso Nacional Indígena.  Esto sucedió los días 9, 10, 11 y 13 de octubre del año 2016, en la sede del CIDECI-Unitierra, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.  En esas fechas hubo delegadas y delegados de colectivos, organizaciones, barrios, tribus, naciones y pueblos originarios de las lenguas amuzgo, binni-zaá, chinanteco, chol, coca, náyeri, cuicateco, kumiai, lacandón, matlazinca, maya, mayo, mazahua, mazateco, mixe, mixteco, nahua, ñahñu, ñathô, popoluca, purépecha, rarámuri, tlapaneco, tojolabal, totonaco, triqui, tzeltal, tzotzil, wixárika, yaqui, zoque, y chontal.  El día 13 de octubre del 2016, la plenaria de ese Quinto congreso del CNI decidió hacer suya la propuesta y someterla a una consulta entre quienes lo integran.  El día 14 de octubre del 2016, en horas de la mañana, el CNI y el EZLN hicieron pública esa decisión en el documento llamado “Que retiemble en sus centros la tierra”.

-*-

No, ni el EZLN como organización, ni ninguna, ninguno de sus integrantes, va a participar por un “cargo de elección popular” en el proceso electoral del 2018.

No, el EZLN no se va a convertir en un partido político.

No, el EZLN no va a presentar a una mujer indígena zapatista como candidata a la presidencia de la República en el año del 2018.

No, el EZLN no “ha dado un giro” de los grados que sean, ni seguirá su lucha por la vía electoral institucional.

Entonces ¿el EZLN no va a postular a una indígena zapatista para presidenta de la República?  ¿No van a participar directamente en las elecciones de 2018?

 No.

 ¿Por qué no?  ¿Por las armas?

  No.  Se equivocan rotundamente quienes piensen que es por eso: las zapatistas, los zapatistas tomamos las armas para servirnos de ellas, no para ser esclavizados por ellas.

  Entonces, ¿porque el sistema político electoral institucional es corrupto, inequitativo, fraudulento e ilegítimo?

  No.  Aunque fuera diáfano, equitativo, justo y legítimo, las zapatistas, los zapatistas no participaríamos para alcanzar y ejercer el Poder desde un puesto, un cargo o un nombramiento institucional.

  Pero, en determinadas circunstancias, por cuestiones estratégicas y/o tácticas, ¿no participarían directamente para ejercer un cargo?

No.  Aunque “las masas” nos lo demanden; aunque la “coyuntura histórica” necesite de nuestra “participación”; aunque lo exijan “la Patria”, “la Nación”, “el Pueblo”, “el Proletariado” (ok, eso ya está muy demodé), o cualquiera que sea el concepto concreto o abstracto (tras el cual se esconde, o no, la ambición personal, familiar, de grupo o de clase) que se enarbole como pretexto; aunque la coyuntura, la confluencia de los astros, las profecías, el índice bursátil, el manual de materialismo histórico, el Popol Vuh, las encuestas, el esoterismo, “el análisis concreto de la realidad concreta”, el etcétera conveniente.

  ¿Por qué?

  Porque el EZLN no lucha para tomar el Poder.

-*-

  ¿Ustedes creen que antes no nos han ofrecido eso y más?  ¿Que no nos han ofrecido cargos, prebendas, puestos, embajadas, consulados, viajes al extranjero con “todo incluido”, además de los presupuestos que vienen adjuntos?  ¿Creen que no nos han ofrecido convertirnos en un partido político institucional, o ingresar a alguno de los ya existentes, o a los que se formarán, y “gozar de las prerrogativas de ley” (así dicen)?

  ¿Aceptamos?  No.

  Y no nos ofendemos, entendemos que la ambición, o la falta de imaginación, o la cortedad de miras, o la ausencia de conocimientos (y, claro, el no saber leer), lleven a más de uno a urgirse a sí mismo el entrar a un partido político institucional, luego salirse y pasar a otro, luego salirse y formar otro, luego lo que siga.  Entendemos que, a más de uno, una, todavía le funcione la coartada de “cambiar el sistema desde adentro”.  A nosotras, nosotros, no.

  Pero, en el caso de la dirección y tropa zapatista, no sólo es frente al Poder institucional nuestra negativa, también frente a las formas y procesos autonómicos que las comunidades crean y profundizan día con día.

  Por ejemplo: ningún insurgente o insurgenta, sea de la comandancia o sea de tropa; ni ninguna comandanta o comandante del CCRI pueden siquiera ser autoridades en comunidad, ni en municipio autónomo, ni en las diferentes instancias organizativas autónomas.  No pueden ser consejas ni consejos autónomos, ni juntas de buen gobierno, ni comisiones, ni ninguna de las responsabilidades que se designan por asamblea, creadas o por crear en la construcción de nuestra autonomía, es decir, de nuestra libertad.

  Nuestro trabajo, nuestra tarea como ezetaelene es servir a nuestras comunidades, acompañarlas, apoyarlas, no mandarlas.  Apoyarlas, sí.  A veces lo logramos.  Y sí, cierto, a veces estorbamos, pero entonces son los pueblos zapatistas quienes nos dan un zape (o varios, según) para que corrijamos.

-*-

  Todo esto no necesitaría ser aclarado y reafirmado si se hubiera hecho una lectura atenta del texto titulado “Que retiemble en sus centros la tierra”, hecho público la mañana del 14 de octubre del 2016.

  No, no participamos en la redacción del pronunciamiento.  El texto lo hizo la comisión provisional nombrada por la asamblea del CNI y nos lo dieron a conocer.  No le pusimos ni le quitamos ni una coma, ni un punto.  Tal y como lo escribieron las delegadas y delegados del CNI, así lo hicimos nuestro.

  Pero, como está visto, el analfabetismo funcional no reconoce fronteras ideológicas ni signos partidarios, pues de todo el espectro político han surgido algunas expresiones, valoraciones y opiniones que se debaten entre el racismo y la estupidez.  Sí, hemos visto a parte de la intelectualidad de la izquierda institucional, y alguna marginal, coincidir con el paladín panista “del feminismo”, “la honradez”, “la honestidad”, “la inclusión” y “la tolerancia”: Diego Fernández de Cevallos, quien ahora se dedica, junto a la versión esotérica de “La Ley y el Orden”, Antonio Lozano Gracia, a esconder a ¿ex? gobernadores en fuga.  ¿Alguien olvida a La Calderona aplaudiendo a rabiar cuando el referido Fernández de Cevallos, siendo candidato presidencial en 1994, llamaba a las mujeres con el “cariñoso” nombre de “el viejerío”, y a los campesinos les decía “los calzonudos”?  ¿Es La Calderona el símbolo del empoderamiento de las mujeres de arriba o una simple prestanombres de un psicópata insatisfecho?  ¿Todavía engaña a alguien el que se presente con su nombre de “soltera”?

  Como les contaremos más adelante, las delegadas y delegados del CNI al V congreso, advertían que el profundo racismo que hay en la sociedad mexicana era un obstáculo para llevar adelante la iniciativa.

  Nosotros les dijimos que no era sólo racismo.  Hay también, en la clase política mexicana, un profundo desprecio.  Para ella, los pueblos originarios ni siquiera son ya un estorbo, un mueble viejo que hay que arrojar al pasado adornándolo con citas del Popol Vuh, bordados multicolores y muñequitos de ocasión.  La política de arriba ve a través de los indígenas, como si fueran las cuentas de vidrio olvidadas por algún conquistador, o los restos anacrónicos de un pasado atrapado en códices, libros y conferencias “magistrales”.  Para la política institucional los pueblos originarios no existen, y cuando “reaparecen” (así dicen), entonces es una sucia maniobra de una mente perversa y todo poderosa.  Después de 524 años sólo conciben al indígena como incapaz, tonto, ignorante.  Si los originarios hacen algo, es porque alguien los manipula; si piensan lo que sea, es porque alguien los mal orienta.  Para los políticos de arriba de todo el espectro ideológico, siempre habrá “un extraño enemigo” detrás de los pueblos indígenas.

  El mundo de la política institucional no es sólo increíblemente cerrado y compacto, no.  También es donde reina la “popularidad” sobre la racionalidad, la bestialidad sobre la inteligencia, y la desvergüenza sobre un mínimo de decencia.

  De que los medios de paga trampeen la información para convertirla en mercancía, vaya y pase.  De todas formas, de algo tienen que comer los reporteros y es comprensible que, para ellos, venda más la “nota periodística” de que el EZLN va a participar en las elecciones con una mujer zapatista; en lugar de decir la verdad, a saber, que el CNI es quien va a decidir si participa o no con una delegada propia, y, dado el caso, contará con el apoyo del zapatismo.

  Eso se entiende, la falta de información es también una mercancía.  Los reporteros y redactores se ganaron el pan de cada día, ok (sí, de nada colegas, no, no hay por qué darlas, no, en serio, paso).

  Pero que personas que se dicen cultas y pensantes, que se supone que saben leer y escribir, y tienen un mínimo de información, dan clases en centros de estudios superiores, son eméritos, cobran sin falta sus becas y sueldos, y viajan vendiendo “conocimiento”, no lean lo que el documento “Que retiemble en sus centros la tierra” dice claramente, y digan y escriban toda clase de boberías pues es, ¿cómo decirlo suavemente?… bueno, es de sinvergüenzas y charlatanes.

  Como que los 140 caracteres y la casa de cristal plomado de los medios de comunicación, se convirtieron ya en un muro que niega la realidad, la expulsa y la declara ilegal.  Todo lo que no quepa en un tuit no existe, se dicen y conforman.  Y los medios de paga lo saben: “nadie va a leer con atención un documento de 6 cuartillas, así que hacemos un resumen de lo que sea y los “líderes de opinión” en las redes sociales lo darán por cierto”.  Se presentan así una serie de barbaridades que, ya, precipitan una histeria de borrado que tal vez provocará que se colapse el inmenso reino del pájaro azul.

  Cuánto será el desprecio que le merecen los pueblos originarios a estas personas, que ni siquiera les conceden existencia.  Aunque el texto dice claramente “una mujer indígena delegada del CNI”, la magia de la estupidez borra “del CNI” y lo suplanta por “del EZLN”.

  ¿Después?  Bueno, pues una cascada de posicionamientos, comentarios, opiniones, críticas, descalificaciones, likes y dislikes, pulgares arriba y abajo, y no pocos dedos medios levantados.

  Cuando alguien, que sí se tomó la molestia de leer el texto original, tímidamente señala que la posible candidata sería del CNI y no del EZLN y que, ergo, el EZLN no es quien participa en las elecciones, le cae el mundo encima: “nah, todo es una burda manipulación del cara de trapo”.

  Luego los que reclamaron, casi inmediatamente, que por qué no se “liberaba” (sí, así escribieron) primero Chiapas.  Claro, como en Chiapas están los territorios de Yaquis, Kumiai, Rarámuris, Nahuas, Zapotecos, Mixtecos, Chinantecos, Totonacos, Popolucas, Mayas Peninsulares, Wixaritaris, por mencionar a algunos.  A las primeras burlas, trataron de corregir y al menos, se pusieron a consultar en google quiénes rayos eran esos otros indígenas “manipulados por el cara de calcetín”, y se dieron cuenta de que no sobreviven en Chiapas (lo que, dicho sea de paso, implicaría que las habilidades manipuladoras del finado rebasan ya las fronteras de “las montañas del sureste mexicano”).

  Después de consultar a compas abogados, le pregunté al Subcomandante Insurgente Moisés y no.  No habrá demandas ante la CONAPRED (Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación) por violar el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, ni ante los tribunales por divulgar información “inexacta o falsa” que causa “un agravio, ya sea político, económico, en el honor, vida privada y/o imagen”.

  No, no sabemos si el Congreso Nacional Indígena (quien tiene en sus filas a no poc@s especialistas en jurisprudencia) procederá a las demandas respectivas.

  Tampoco sabemos si l@s alumn@s, lector@s, seguidor@s y quienes les pagan sueldos y becas procederán judicialmente en su contra por fraude (fraude: engaño, dar apariencia de verdad a lo que es mentira), según el artículo 386 del Código Penal Federal: “Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

-*-

  Sin embargo, ha habido, hay, y habrá dudas y cuestionamientos legítimos y racionales (la inmensa mayoría provenientes de compas de la Sexta, pero no sólo).  A esas dudas y cuestionamientos es que, en lo posible, trataremos de dar respuesta en este texto.  Es seguro que nuestras palabras no serán suficientes.  Todas las críticas, desde todo el espectro político e ideológico, hechas con un mínimo de racionalidad, respeto y con información verídica, las tomaremos en cuenta hasta donde nos toca.

  Y aquí es necesario dejarles claro algo a tod@s: la propuesta ya no está en manos del zapatismo.  Desde el 13 de octubre del 2016, la propuesta dejó de ser sólo nuestra y se convirtió en conjunta en el Quinto Congreso del CNI.

  Y más: desde el día en que inició la consulta del CNI, la aceptación, el rechazo y/o la modificación de la propuesta, corresponde única y exclusivamente a los colectivos, organizaciones, barrios, tribus, naciones y pueblos originarios organizados en el Congreso Nacional Indígena.  Ya no al EZLN.  El resultado de esa consulta y las decisiones conducentes, si las hubiere, se conocerán en la segunda etapa del Quinto Congreso, los días 29, 30 y 31 de diciembre del 2016 y el primero de enero del 2017, en Chiapas, México.  O antes, si así lo decide el CNI.

-*-

  Claro, usted se está preguntando por qué hicimos esa propuesta, si seguimos pensando como hemos dicho desde el inicio de nuestra lucha y ahora lo ratificamos.  Bueno, ahora les platicamos.

  Cuando el Subcomandante Insurgente Moisés me dijo que me tocaba explicarle a la Sexta, le pregunté cómo debía hacerlo.  “Muy sencillo”, me respondió, “cuéntales lo que pasó”.  Así que eso haré…

 

UNA PEQUEÑA Y CORTA GENEALOGÍA.

  No hemos podido precisar la fecha.  Ambos coincidimos en que es entre los años 2013-2014.  Aunque el finado Supmarcos no estaba difunto todavía, su muerte ya había sido decidida, el Subcomandante Insurgente Moisés ya tenía la jefatura del EZLN y los primeros avistamientos de la Hidra empezaban a hacerse más claros.

  No sé allá, pero acá las ideas no surgen en un momento particular, ni tienen un autor o autora precisa.  Nacen y luego se van moldeando, a veces alcanzan a convertirse en una propuesta, luego en una iniciativa.  Otras, las más, se quedan en ideas solamente.  Para pasar el límite entre idea y propuesta se necesitan meses, años, a veces décadas.  Y, si eso ocurre, basta que la idea se concrete en la palabra de alguien para que empiece su accidentado caminar.

  Tampoco surgió de una reunión exprofeso.  Si me apuran, diré que comenzó una madrugada de café y tabaco.  Analizábamos lo que los distintos puestos de vigía detectaban, y los cambios profundos que, aunque iniciados tiempo antes, ya se manifestaban en los pueblos y parajes zapatistas.

  Yo digo que la idea empieza a andar por el Subcomandante Insurgente Moisés.  Estoy casi seguro de que a mí no se me hubiera ocurrido algo tan descabellado y absurdo.

  Como quiera que haya sido, fue hasta que el SubMoy la habló que nos pusimos a pensarla en serio, con el famoso método zapatista de ir vuelteando y vueltando, hasta llegar a donde queremos, es decir, hasta “el día después”.

  Empezamos por el principio, es decir, por las dificultades y los obstáculos.  Si unas y otros son suficientemente grandes como para que sean dignas de un desafío, entonces se pasa a la siguiente fase: lo que tiene en contra.  Después, y sólo después, se analizan los pros, lo que tiene de bueno.  Es decir, no se decide hasta no saber si vale la pena.  O sea que primero va el qué, luego todo lo que va en contra y a favor del cómo, luego dónde y cuándo (el calendario y la geografía), y, ya al final del principio, quién.

  Todo esto no es de una persona, sino que se va abriendo a colectivos cada vez mayores.  Ahí se va “completando” a partir de las preguntas, primero de los comités “más viejos” (nos referimos a quienes tienen más antigüedad y conocen de primera mano nuestra historia), luego con los que se han ido incorporando al trabajo de dirección organizativa, luego quienes están ya como “suplentes” (es decir, los que van relevando a las jefas y jefes), por último, a quienes están en formación, l@s “candidat@s” (o sea los que se están preparando para hacer el trabajo).  Aquí ya estoy hablando de cientos de cabezas, de pensamientos, del ir y venir de la palabra, del oído; hablo ya de un corazón colectivo que se va ensanchando, haciéndose más y más grande.

  El siguiente paso tiene que ver con la respuesta a la pregunta “¿Quién lo va a hacer?”.  Si corresponde a las autoridades autónomas, entonces la consulta pasa a ellas; si a las comunidades, entonces se hace una consulta general: a todas y todos.  Si no le toca a ninguna de esas instancias, entonces se tiene que preguntar a quien lo va a hacer, a veces en forma indirecta, a veces directamente.  Si ese “quién” responde afirmativamente, entonces se consulta con tod@s para definir si sí se apoya y cómo.

  En eso anduvimos 2 o 3 años al menos.  Es decir, la idea iba y venía, pero sin pasar más allá.  Después, me dijeron que hiciera un sondeo con gente cercana.  Lo hice.

  Tiempo después, amaneciendo este año del 2016, el subcomandante insurgente Moisés me llamó y me dijo: “Hay un trabajo, hay que hablarlo”.

  El tono me provocó inquietud: la última vez que lo escuché, terminé muerto y renacido en una sola jornada, hará ya poco más de dos años.  No obstante, acudí a la reunión.

  Debió ser el primero de enero de este año del 2016, en el 22 aniversario del alzamiento.  No había nadie más en la champa de la Comandancia General del EZLN que, desde hace ya más de 3 años, ocupa el SubMoy.  El café estaba frío, pero había tabaco suficiente.  Él me explicó a grandes rasgos, como suele hacer: como si estuviera pensando en voz alta.  Expuso los contras, los pros, y esperó.  Entendí que era mi turno.  La idea, como ya expliqué, tenía tiempo madurándose, así que me limité a acotar los contras y añadir interrogantes a los pros.  El “quién” nos rebasaba, y todo lo que no tiene que ver directamente con nosotros, nosotras, es un enigma.  Cuando el SubMoy respondió a mi pregunta de “¿quién?”, con un lacónico “el cumpleañero” (es decir, el CNI, que cumpliría 20 años), lo inseguro se redujo: llevábamos 2 décadas de conocernos y el Congreso Nacional Indígena era la iniciativa más sólida desde que salimos a la luz pública: el CNI se había mantenido, con sus altibajos, leal a su esencia, y, aunque lejano su dolor de los medios de comunicación, representaba al sector más golpeado por la Hidra.  Sin embargo, todo eso no hacía sino acrecentar las dudas.

  “En realidad”, le dije, “no es posible saber qué va a pasar.  Eso va a desatar varios nudos y, cierto, lo que de ahí resulte es, en el mejor de los casos, una incógnita.  No sabemos si va a aceptar el Congreso Nacional Indígena, ni mucho menos si la Sexta va a entender.  Y, bueno, los otros de allá arriba no piensan, reaccionan con el hígado, y van a romper cosas que tal vez sea imposible rearmar.  Es muy arriesgado.  Ahora mismo, mirando y analizando lo que hay afuera, te digo que es más probable que salga mal a que salga bien”.

  El SubMoy dejó de lado la taza de café y encendió un cigarrillo.  “Por eso, ahí es donde entras tú.  Sabes bien que nuestro modo es prepararnos primero para que salga mal, recuerda cómo fue el alzamiento y todo lo que le ha seguido.  Entonces si sale mal, necesitamos…”

  Me precipité y lo interrumpí: “¿un plan alterno?”.

  Se rió de buena gana y dijo: “No, necesitamos a quién echarle la culpa de que salió mal”.

  A grandes rasgos, el Subcomandante Insurgente Moisés fue recordando pedazos de la película “La Ley de Herodes” y, cuando pensaba yo que se detendría en el discurso final del diputado Vargas (la historia de un mediocre que se hace criminal y luego gobernante, ¿les suena?), se refirió a la parte de “Hay una noticia buena y una mala”.

  (Nota ociosa: “La Ley de Herodes” es un filme de Luis Estrada, con Martín Torres como ayudante de dirección, historia y guion de Jaime Sampietro, Fernando León, Vicente Leñero y el mismo Luis Estrada, fotografía de Norman Christianson, música de Santiago Ojeda, maquillaje de Alfredo Mora y Felipe Salazar.  Junto con “El Infierno” -también de Luis Estrada, con el gran Joaquín Cosío en el reparto, con el papel del “Cochiloco”-, son las únicas películas que han logrado desplazar a las de Jean Claude Van Damme del “top” cinéfilo en las comunidades y los campamentos zapatistas).

  Luego añadió: “necesitamos planear primero qué vamos a hacer con la noticia mala”.

  No se necesitaba mucho para adivinar que la noticia mala era el fracaso de la iniciativa.  Y no me refiero a que no tuviera éxito en sí, sino a que fuera rechazada por el CNI, quien, de aceptarla, se convertiría en el protagonista indiscutible de algo que habría de asombrar a México y al mundo.

  El Subcomandante Insurgente Moisés fue avanzando en los detalles.

  “Mira, lo primero que le va a preocupar al CNI es que los acusen de que traicionan su palabra, de que se van a meter a la mierda, que se van a desviar del camino, que están claudicando.  O sea que ya se dejaron convencer por el sistema y que quieren la paga, o sea el Poder, mandar, ser como los otros.  Que se rindieron, que se vendieron.  Esas críticas, pues de por sí las van a tener, pero estoy seguro de que tienen la cabeza y el pensamiento para responder cabal.  Pero el problema es que quién los va a escuchar.  Los van a atacar muy fuerte y no les darán la oportunidad siquiera de defenderse.

  Pero ahí les podemos echar la mano.  Si nosotros, o sea tú, se pone para recibir las críticas y los ataques, entonces el CNI podrá ver no sólo quiénes saltan, también podrá ver puntos a favor y en contra que no se podrían ver hasta que se hace público.  Todo eso les va a ayudar a decidir si sí o si no”.

  Siguió hablando.  Casi que hizo un retrato hablado de lo que ha pasado en las 4 últimas semanas.  Dijo quién iba a decir qué, quién se iba a poner en contra y por qué, cuál iba a ser el pensamiento del Mandón, quiénes se iban a confundir, quiénes se iban a esperanzar, quiénes iban a extender sus alas de buitres, y quiénes iban a apoyar con todo porque iban a entender cabal lo que se ponía en juego.

  Después de unas horas de preguntas y respuestas, le dije: “Pero para eso no es necesario que esté presente.  Bastarán algunos comunicados, tal vez alguna entrevista.  Los medios son así, pensarán que nada ha cambiado, que se puede hacer lo mismo.  Los de arriba, bueno, son tan predecibles que hasta dan flojera.  Saldrán con lo del protagonismo, la manipulación, el divisionismo.  Eso sí, se concentrarán en una persona, en eso tienes razón.  Pero, te repito, para eso no es necesario que asista.  Es más, son tan cuadrados que sin siquiera decir nada, irán en contra de mí”.

  “No”, dijo el SubMoy, “tienes que presentar la propuesta tú.  No sólo porque si te ven ahí pensarán que es tu maña y la contra va a caer redondita, también y sobre todo porque los compas del CNI tienen que entender que no es algo que sólo tenga que ver con los pueblos indígenas.  Es más grande, muy grande”.

  Entonces, después de encender otro cigarrillo, agregó:

  “Tan grande, o más, que el primero de enero de 1994”.

  No era nada despreciable la aseveración, sobre todo viniendo de quien venía.  El Subcomandante Insurgente Moisés no sólo es veterano de guerra, llegó al EZLN desde mucho antes del inicio de la guerra.  El primero de enero de 1994 le tocó asumir el mando de un regimiento y tomar la plaza de la cabecera municipal de Las Margaritas, al mismo tiempo que cargaba el cuerpo ya sin vida del Subcomandante Insurgente Pedro.  Años después, se encargó de las comunidades zapatistas.  El 26 de octubre del 2010 fue ascendido al grado de Subcomandante Insurgente, el más alto en la jerarquía militar del EZLN.  En el año de 2012, “el día del fin del mundo”, fue él quien organizó y coordinó la movilización silenciosa de más de 40 mil hombres, mujeres, niños y ancianos zapatistas que, en esa fecha, sorprendieron al mundo.  El 14 de febrero del 2013, asumió la vocería y jefatura del zapatismo.  Desde entonces, toda nuestra palabra pública, y cualquier iniciativa nacional o internacional, debe pasar por su aprobación.

  Y tuvo y tiene razón: el empeño es tan, pero tan terrible y maravilloso, que podría ser más grande que aquel primero de enero del año 1994 que nos marcó indeleblemente.

  “Aunque el CNI rechace la propuesta, con sólo ponerse a pensar, a discutir, a dialogar, ya no será igual, porque se pasará del “esto nos hacen” a “vamos a hacer algo”, y eso ya lleva a otro pensamiento”, siguió diciendo el Subcomandante Insurgente Moisés.

  “Y no estarán solos ni solas”, dijo casi al final, “además de nosotras y nosotros, tendrán de su lado las artes y las ciencias”.

  Antes de retirarme, le pregunté por qué el Congreso Nacional Indígena.  El Subcomandante Insurgente Moisés se levantó para acompañarme a la salida y me respondió:

  “Porque son los únicos que pueden hacer lo que nosotros no podemos”.

  Luego pasó lo que pasó.  El magisterio democrático refrendó su rebeldía, los pueblos originarios siguieron padeciendo golpes, despojos y desprecios, la Hidra siguió devorando mundos, y elCompArte estalló en colores, sonidos, formas y movimientos que no fueron sino el preludio de lo que vendría después: un temblor terrible y maravilloso.

  Todavía la víspera le pregunté al Subcomandante Insurgente Moisés si había algún cambio.  “De por sí como dijimos, prepárate para salir”, me respondió sin añadir más.

  Llegamos el día 9 de octubre al CIDECI, cuando la tarde ya colgaba sus ropas manchadas en árboles y casas.  Más tarde, cuando la noche ya era ama y señora del calendario y de la geografía, las delegaciones del CNI llegaron espaciadas.  No era corto el camino que debían recorrer para llegar.

  Habíamos seguido con atención todos y cada uno de los procesos en el seno del CNI, su palabra pública y privada.  El CNI es el único espacio donde los originarios pueden hacerse escuchar.  Sabíamos ya que, a la cuenta de asesinados, desaparecidos, encarcelados, golpeados, se sumarían ahora los cadáveres de territorios enteros.

  “Cuando un territorio de un pueblo, nación, tribu o barrio originario es despojado o destruido”, decía el Tata Grande, Juan Chávez Alonso, un indígena purépecha que fue maestro y guía del CNI y del EZLN, “entonces mueren con él los originarios que tiene en él raíz y casa.  Y cuando muere un pueblo originario, un mundo se apaga”.

  Sabíamos ya entonces que en las mesas de trabajo y las relatorías de ese congreso habría menos mundos.  No eran pocos los que llegarían a despedirse, aunque no lo supieran todavía.

  “Hay que empezar ya”, me dijo el Subcomandante Insurgente Moisés, “hay que compartir la carga”…

 

 

NACE UNA PROPUESTA

  El día 9 de octubre del 2016, ya noche, pedimos unas primeras reuniones con quienes iban llegando.  Nos reunimos en un apartado de las instalaciones del CIDECI-Unitierra.  La delegación zapatista se sentó frente a las delegadas y delegados del CNI que estaban llegando.   Permitan que les hable un poco de la delegación zapatista: eran 34, 17 mujeres y 17 varones; de ell@s, sólo 7 eran de “l@s viej@s”; el resto, 27, eran comandantas y comandantes que eran niñas y jóvenes cuando nos alzamos el primero de enero de 1994.

  Saludamos con un apretón de manos.  Tod@s se sentaron, menos el Subcomandante Insurgente Moisés y yo.  Él me hizo una señal.

  Empecé a hablar, tratando de recordar todo lo que habíamos hablado antes, explicando lo que, palabras más, palabras menos, habría de repetir al día siguiente, 10 de octubre, en la plenaria cerrada, y luego en la plenaria abierta del 13 de octubre:

  “Pensamos que tenemos que tomar una decisión como CNI y EZLN.  Tenemos que decidir si este Quinto Congreso es como otras reuniones, donde decimos nuestros dolores, platicamos de nuestras resistencias, nos quejamos, maldecimos al sistema, declaramos que no nos vamos a rendir, y nos vamos cada quien a su tierra a seguir llevando la cuenta de agresiones, despojos, injusticias, muertes.

  Nuestro dolor cada vez llega a menos personas.  Nuestras muertes no encuentran eco como antes.  Y no es que la gente de afuera se haya hecho cínica o apática.  Es que la guerra que padecemos desde hace tiempo como pueblos originarios, ya les llegó, ya está en sus calles, en sus casas, en sus escuelas, en sus lugares de trabajo.  Nuestros dolores son ya uno más entre muchos otros.  Y, aunque el dolor se extiende y se hace más hondo, estamos más solos que nunca antes.  Cada vez vamos a ser menos.

  Pronto el CNI no podrá reunirse porque no se pueda salir de sus territorios, sea por la paga, sea por el mal gobierno, sea por las empresas, sea por la delincuencia, sea porque la muerte natural o la muerte mala lo impidan.  En un tiempo más estaremos hablando sólo entre nosotros mismos, sabiendo ya lo que vamos a decir.

  Ustedes, delegadas y delegados al CNI, están aquí porque los mandataron, porque sus pueblos, naciones, tribus y barrios buscan apoyo, palabra y oído que les alivie y conforte.  Vienen a hablar y a escuchar.  Ustedes se deben a sus pueblos, a nadie más.  Todo está muy mal y, ustedes y nosotros los sabemos, se va a poner peor.  Tienen que hacer algo.”

  Les conté entonces una anécdota sucedida al finado Supmarcos cuando la otra campaña, hace 10 años.

  Contó él que, en una nación originaria en el noroeste de México, se reunió con un jefe indígena.  Como en otras veces, el finado fue criticado porque el dicho jefe había recibido antes a gobiernos institucionales.  El finado dijo que a él no lo habían mandado a juzgar y a condenar o absolver, sino que debía escuchar porque un día se iba a necesitar.  El jefe indígena lo recibió por aparte y en privado.

  Le dijo el jefe al finado: “Sé bien que no querían que te reunieras conmigo, que te presionaron para que no estuvieras aquí.  A mí también me presionaron para que no te recibiera.  No sé por qué estás aquí.  Me imagino que quienes te mandaron así te dijeron, que nos vieras y escucharas.  No lo sé.  Pero te voy a decir por qué te recibí.  Yo he recibido a los gobiernos.  Han venido de todos los colores y de todos los tamaños.  Llegan, se toman su foto, dicen unas palabras, se van, no vuelven.  Yo los he recibido porque mis anteriores me dijeron que mi deber era ver que mi gente, mi pueblo, no muriera, que sobreviviera.  Por eso los recibí a ésos, por eso te recibo a ti.  No creo que me traigas ni consejos ni enseñanzas, aunque es bueno que no busques foto y escuches en lugar de hablar.  A ésos los recibí porque pienso que así mi pueblo sobrevive un tiempo más y no muere.  Por eso te recibo a ti, porque creo que algo se verá de lo que somos y esa mirada, aunque sólo por poco tiempo, ayudará a mi pueblo a sobrevivir.”  El finado anotó todo en su cuaderno, por eso tenía cabal las palabras del jefe indígena.

  Después de esas palabras, el jefe quedó callado.  El finado pidió entonces permiso para hablarle.  El jefe le concedió la palabra.  El finado dijo, palabras más, palabras menos (no las anotó en el cuaderno porque no podía hablar y apuntar al mismo tiempo): “Gracias por recibirme.  Sólo tengo una pregunta: ¿no le preocupa haberse equivocado, es decir, que el recibir a los gobiernos o a mí, no le haya ayudado a su pueblo a no morir y sea juzgado como un mal jefe?”

  El jefe indígena esperó a ver si era toda la pregunta, luego respondió: “A mí sólo me puede juzgar mi propio pueblo.  Si mi pueblo me condena por eso que hice y hago, quiere decir que no me equivoqué.  Porque para que me juzgue y condene, mi pueblo tiene que haber sobrevivido.  Así que habré cumplido mi deber y daré buenas cuentas a los muertos, aunque los vivos me condenen”.

  Aquí termina la anécdota del difunto.  Seguí hablando:

  “Por eso ustedes tienen que tener claro a quién le deben.  Al EZLN no le deben nada.  Tampoco a la Sexta.  A nadie que no sean sus propios pueblos, a quienes representan, le deben nada.  Tienen que hacer algo, porque pronto para muchos no habrá nada y será demasiado tarde.”

  Les dijimos que tenían que hacer algo, que su deber era para con sus barrios, tribus, naciones y pueblos originarios, para con sus colectivos y organizaciones.

  Les dijimos que hicieran algo, lo que fuera; que, si lo veían necesario, se entraran en Morena (está en las grabaciones y lo pueden certificar las delegadas y delegados asistentes; fue la única vez que, por nuestra parte, se mencionó a quienes después, y antes que nadie, deslegitimaron y condenaron la propuesta, haciendo gala de estupidez, racismo, intolerancia, desprecio y franca esquizofrenia.  Sí, la primera opción que el zapatismo le presentó al CNI fue apoyar al Partido Movimiento de Regeneración Nacional).  O que entraran a cualquier otro partido político.  O que hicieran su propio partido político.

  Que en todo eso no los íbamos a seguir, pero íbamos a comprender por qué lo hacían y no tendrían, de parte nuestra, ni juicios ni condenas.

  Les dijimos que si les estorbaba la Sexta, que la dejaran.

  Que si les estorbaba el EZLN que cortaran la relación con nosotros.

  No necesito decirles que, a cada una de esas opciones, las delegadas y delegados hacían gestos como de estarse espantando moscas impertinentes.  Todas y todos se mantenían callados.  Seguí:

  “Hagan algo, eso u otra cosa.”

  Aquí voltee a ver al Subcomandante Insurgente Moisés.  Él hizo un gesto de que continuara:

  “Nosotros les venimos a proponer otra cosa: estamos golpeados, con muertes, desapariciones, secuestros, encarcelamientos, despojos, injusticias, territorios enteros destruidos y otros en vías de extinción.  Estamos acorralados, sin esperanzas, sin fuerzas, sin apoyos, débiles, agonizantes.  Para los políticos y los medios, aunque sean de izquierda o progresistas, no existimos.

  Así que nosotros, nosotras, zapatistas, pensamos que es el momento de pasar a la ofensiva.  Llegó la hora del contra ataque.  Y hay que empezar golpeando uno de los corazones del sistema: la política de arriba.

  Por eso les proponemos que el CNI forme una Junta de Gobierno Indígena (así se llamaba en nuestra propuesta original; ya en asamblea, y a propuesta de una delegación indígena magonista de Oaxaca, pasó a llamarse “Concejo Indígena de Gobierno”), un colectivo, formado por delegados del CNI, que aspire a gobernar el país.  Y que se presente a las elecciones presidenciales del 2018 con una mujer indígena del CNI como candidata independiente.”

  No, ante esa propuesta las delegadas y delegados no hicieron como si se espantaran un insecto molesto, sino que francamente se enojaron.  A algunos les molestó mucho (bueno, más bien se encabronaron).  Otros más dijeron que como chiste era muy malo, que no les daba risa sino dolor de estómago.  Pero la mayoría guardó silencio.

  Debo decirles que, en el modo de los originarios, el silencio no significa acuerdo, convencimiento o falta de argumentos.  Significa que escuchan y, ojo, piensan y analizan antes de hablar (sí, a más de un@ le haría mucho bien seguir ese método).

  ¿Por qué nos escucharon?  Porque nos consideramos hermanos y hermanas.  El respeto que nos tenemos mutuamente hizo que nos escucharan hasta el final.

  Y entendieron que no era una ocurrencia, sino una idea que podría llegar a ser una propuesta.  Y como tal empezaron a pensarla.

  Después de un alargado silencio, alguien inició diciendo algo como: “estoy pensando que así podríamos reconstruir el CNI, que la iniciativa le daría otra vez visibilidad a los indígenas.  Porque, hay que decirlo claro compas, no existimos para la clase política.  Ya ni como objeto de limosna nos mencionan.  Y creo que con esta propuesta no sólo podríamos encontrarnos con otros indígenas, también nos encontraríamos con mucha gente de abajo que está jodida.  Hay mucho descontento en todo el país, y no hay alternativa para los indígenas, y tampoco para los que no son indígenas.  Claro, la propuesta tiene varias cosas en contra que tenemos que analizar con seriedad”.

  Alguien más tomó la palabra y mencionó dos contras: el racismo que hay en la sociedad mexicana; y que los iban a criticar y atacar por buscar el Poder.  Ambos puntos en contra se repitieron en las valoraciones posteriores.  No, ni en esa reunión, ni en las subsiguientes, nadie mencionó como punto en contra que se acusara de querer “dividir a la izquierda”.

  Así fue como la idea empezó a dejar de ser sólo nuestra.  Así es como el CNI empezó a pensarla y a hacerla suya.  La palabra fue ensanchándose a más y más.  Pronto, todas las delegaciones estaban pensando, opinando, valorando.  La absurda idea empezaba a convertirse en una propuesta colectiva.

  En la asamblea plenaria cerrada del día 10 de octubre y en las mesas de trabajo del día 11, la palabra iba y venía.  Sin dejar de cumplir con el mandato que llevaban las delegaciones, el tema central dejó de ser la denuncia.  La posibilidad de pasar a la ofensiva se convirtió en lo más importante.  En las mesas de trabajo (fueron 4), a las que podían asistir como observadores, algun@s compas de la Sexta, cuando se tocaba el tema, se movían nerviosos en sus asientos, se miraban un@s a otr@s (no podían hablar, sólo escuchar), volteaban a ver a la delegación zapatista (nos habíamos repartido para cubrir las 4 mesas y tener así cabal el apunte de todas las denuncias y experiencias de las delegaciones del CNI).  Más de un@ se salió con molestia manifiesta.

  Un movimiento febril recorría reuniones grandes y pequeñas.  Quienes podían, llamaron por teléfono a sus pueblos contándoles lo que se discutía, pidiendo opiniones, pareceres.  Los pros y los contras eran analizados y discutidos.  Se hacían listas de unos y otros.  Se pesaban.  Se buscaba la respuesta a una pregunta: “¿Valdría la pena?”.

  La idea había ya dejado de ser del EZLN.  Era ya del Congreso Nacional Indígena.  En el corazón colectivo de los pueblos originarios crecía el eco de las palabras iniciales del Subcomandante Insurgente Moisés, a nombre de todas y todos los zapatistas:

 “Ahora es la hora del Congreso Nacional Indígena.  Que a su paso retiemble en su centro la tierra.  Que en su sueño se derroten el cinismo y la apatía.  Que en su palabra se levante la de quien no tiene voz.  Que en su mirada se ilumine la oscuridad.  Que en su oído encuentre casa el dolor de quien se piensa solo.  Que en su corazón encuentre consuelo y esperanza la desesperación.  Que con su desafío se asombre de nuevo el mundo”

-*-

  Pero faltaba lo que faltaba.

  Además de valorar los pros y los contras, para el CNI tenía que quedar claro cuál era el papel del zapatismo en esa iniciativa.

  Con la antelación debida, el Subcomandante Insurgente Moisés y el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, habían organizado una pequeña fiesta para homenajear al cumpleañero, el Congreso Nacional Indígena, que ese día 12 de octubre del 2016 llegaba a los 20 años de ser casa, oído, palabra y eco de los pueblos originarios de México.

  ¿El lugar?  El caracol de Oventik, en las montañas del sureste mexicano.

  Se recibió a las delegaciones del CNI conforme a los protocolos zapatistas para invitados especiales.  Claro, hubo un esfuerzo extra por honrar a esas visitas.  No todos los días se podía recibir a nuestros familiares más cercanos, a quienes tienen en común con los pueblos zapatistas la sangre, el dolor, la rabia, la resistencia y la rebeldía.  Es decir, la historia.

  Al principio no entendí por qué el Subcomandante Insurgente Moisés había dispuesto el acomodo de las delegaciones de esa forma: en el templete principal acomodó a las delegaciones del CNI, y enfrente puso una pequeña tarima donde se colocó la dirección zapatista, encabezada por él mismo.

  Yo pude ver todo porque me movía de un lado a otro, tratando de convencer a las compañeras y compañeros del CNI que podían subirse a las bancas para ver mejor.  “Es que traigo lodo en los zapatos y voy a manchar la banca”, argumentó una delegada.  “Compañera”, le dije, “aquí lo que sobra es lodo, así que no tengas pena”.

  El CNI nombró a una mujer indígena delegada para tomar la palabra en la ceremonia.  Habló el Comandante David para dar la bienvenida.  Luego habló la compañera del Congreso Nacional Indígena.  Ella habló como se habla entre familiares: con el corazón en la mano.  No voy a repetir sus palabras, ni las que luego el Subcomandante Insurgente Moisés dijo a nombre de todas y todos nosotras.  Ya se iba a retirar la compañera del CNI cuando el Subcomandante Insurgente Moisés le pidió que se quedara.

  Ahí quedó la compañera durante todo el acto, rodeada de la jefatura indígena zapatista, de frente a las delegaciones del Congreso Nacional Indígena.

  Entonces entendí.

  Yo miraba desde un costado, pero con la perspectiva visual de las delegaciones del CNI, quienes pudieron ver cómo una mujer, indígena como ellas y ellos, del Congreso Nacional Indígena como ellos y ellas, era acompañada por la máxima autoridad del EZLN, cubriéndola, protegiéndola, acompañándola, apoyándola, marcando lo que nos hacía diferentes, pero compañeras y compañeros.

  Fue así como, con ese símbolo, el Subcomandante Insurgente Moisés respondió a la pregunta que rondaba a las delegaciones del CNI desde el primer día: “¿Qué lugar iba a tener el EZLN en la iniciativa si se aprobaba?”

  Hubo después bailables, obras de teatro, canciones y poesías.

  Al final del acto, una compañía miliciana zapatista presentó un comunicado completo sin decir una palabra.

  ¿Después?  La comida: res y guajolote, a elegir, café y pozol.  Luego se retiraron.

  Al otro día, el 13 de octubre, fue la asamblea general resolutiva…

 

¿POR QUÉ?

  El 13 de octubre inició con buenos augurios: una de las mesas de trabajo no había terminado y la apertura de la asamblea plenaria se fue retrasando.  Después se inició con la presentación de las relatorías.  Sí, una de las mesas no había terminado de transcribir.  Siguió el retraso, como debe ser en cualquier decisión importante.  Oh, lo sé.  De balde lo decimos, si nosotros somos la actualización constante del software “la rebelión de los colgados”.

  Por indicaciones del Subcomandante Insurgente Moisés, en las tres asambleas plenarias (la cerrada, la de inauguración y la de cierre) la delegación zapatista se sentó hasta atrás, al fondo del auditorio del CIDECI-Unitierra.  Así quedaba claro de qué iba el asunto: era la hora del Congreso Nacional Indígena.

  Cuando al fin se llegó al tema de “Propuestas para el fortalecimiento del CNI”, el Subcomandante Insurgente Moisés pidió la palabra para la delegación zapatista.  Le fue concedida y el SubMoy pasó al frente.  Inició sus palabras más o menos así:

  “Me contaron una película, creo que se llama “La Ley de Herodes”(risas generales, menos mi mueca particular porque ya sabía lo que seguía).  Entonces en esa película que me contaron hay una parte donde el Vargas dice: traigo una noticia buena y una mala(más risas generales, más muecas particulares).  Entonces tenemos que ver cómo vamos a hacer con la noticia mala.  O sea, a quién le vamos a echar la culpa de que salió mal.  Entonces le voy a pedir al SupGaleano que pase a explicar la propuesta” (más risas generales, ya ninguna mueca particular).

  Pasé al frente.  Después de aclarar de que hacía con mucho gusto mi trabajo de “punching bag”, o de “plan alternativo”, y que para mí era un poderoso afrodisíaco el recibir críticas e insultos (bueno, lo dije en forma más prosaica, pero ése era el tenor), dije lo que tenía encomendado decir.  Lo haré de forma sintética, puesto que ya son varias cuartillas y, si usted ya ha llegado hasta ésta, merece un poco de consideración.  Además, ahora sabrá usted el por qué el ezetaelene hizo esa propuesta y por qué al CNI.

  Primero insistimos en que nuestra propuesta original era la de una mujer indígena, delegada del CNI, de sangre indígena, que hablara su lengua y conociera su cultura.  Y abrimos con esto porque lo referente a “una mujer” se había ido diluyendo en los conversatorios y mesas de trabajo.  Primero pasaron a decir “la candidata o candidato”, luego “el candidato o candidata”, luego sólo “el candidato”.

  Luego les recordamos que no se podía tomar una decisión ahí, en ese Quinto Congreso, porque era un compromiso desde su nacimiento, que el Congreso Nacional Indígena consultaba con quienes lo forman las propuestas que se presentaban en las reuniones.  Los siete principios obligaban al CNI a consultarse a sí mismo, según el modo de cada quien.

  Después les dijimos lo que creemos respecto a la iniciativa:

  Que el Concejo Indígena de Gobierno debería estar formado por delegados y delegadas de todos los colectivos, organizaciones, barrios, tribus, naciones y pueblos originarios organizados en el Congreso Nacional Indígena.

  Que no van a ganar porque el sistema electoral en México está hecho para beneficiar a los partidos políticos, no para la ciudadanía.

  Que, si ganan, no se los van a reconocer, porque el fraude no es una anomalía del sistema electoral mexicano, es su columna vertebral, su esencia.

  Que, si ganan y se los reconocen, no van a poder hacer nada trascendental, porque allá arriba no hay nada que hacer.  Las cuestiones fundamentales de la maltrecha nación mexicana no se deciden ni en el poder ejecutivo, ni en las cámaras legislativas, ni en el poder judicial.  El Mandón no tiene cargo visible y despacha en las catacumbas del Poder financiero internacional.

  Y que, no a pesar de todo lo anterior, sino precisamente por todo lo anterior, podían y debían hacerlo.

  Porque su acción iba a significar no sólo un testimonio de inconformidad, sino un desafío que seguramente encontraría eco en los muchos abajos que hay en México y en el mundo; que podría generarse un proceso de reorganización combativa no sólo de los pueblos originarios, también de obreros, campesinos, empleados, colonos, maestros, estudiantes, en fin, de toda esa gente cuyo silencio e inmovilidad no es sinónimo de apatía, sino de ausencia de convocatoria.

  En respuesta a lo que se había dicho de que era imposible, que había mucho en contra, que no se iba a ganar, les respondimos que, si nos hubiéramos encontrado el 31 de diciembre del 1993 y les hubiéramos dicho que, en unas horas, nos íbamos a alzar en armas, declarar la guerra al mal gobierno y atacar los cuarteles de la policía y el ejército, también nos hubieran dicho que era imposible, que había mucho en contra, que no se iba a ganar.

  Les dijimos que no importaba si ganaban o no la presidencia de la República, que lo que iba a importar era el desafío, la irreverencia, la insumisión, el quiebre total de la imagen del indígena objeto de la limosna y la lástima (imagen tan arraigada en la derecha y, quién lo dijera, también en la izquierda institucional del “cambio verdadero” y sus intelectuales orgánicos adictos al opio de las redes sociales), que su atrevimiento cimbraría al sistema político entero y que tendría ecos de esperanza no en uno, sino en muchos de los Méxicos de abajo… y del mundo.

  Les dijimos que la iniciativa estaba a tiempo para que, con toda libertad y responsabilidad, decidieran hasta dónde la llevaban, qué tan lejos llegaban.

  Les dijimos que podrían decidir en todo momento qué, porque era su paso, y que el destino que se marcaban rompería todos los esquemas, sobre todo los de quienes se creen y piensan vanguardia del cambio y la revolución.

  Les dijimos que, si estaban dispuestos a desafiar a una sociedad racista, deberían ir más allá y desafiar también a un sistema patriarcal y machista (no es lo mismo, se lo pueden aclarar quienes militan en la lucha feminista).

  Les dijimos que las comandantas zapatistas decían que ellas podían ver de apoyar a las compañeras que quedaran en el Concejo Indígena de Gobierno, y a la compañera que quedara como vocera y candidata, cuidando a sus hijos en comunidad.  Que los cuidaríamos bien, como si fueran propios.  Irían a la escuela autónoma para que no se retrasen en sus estudios, veríamos de que doctoras y doctores solidarios estuvieran pendientes de su salud.  Y que, si tenían animalitos, pues también los íbamos a cuidar.  Que las compañeras del CNI fueran sin pena a ese trabajo si así lo mandaba el acuerdo del CNI.

  Les dijimos que no se preocuparan si no saben hablar bien español.  Que el Peña Nieto tampoco sabe y ahí está.

  Les dijimos que podíamos reorientar nuestra economía de resistencia y hacer un llamado a personas, colectivos y organizaciones de México y el mundo, para conseguir la paga para moverse a donde fuera necesario.  Así podrían tener la libertad de renunciar a la paga económica institucional que el sistema da a las candidaturas independientes.

  Les dijimos que no sólo pensábamos que podían gobernar nuestro país que se llama México, también podían gobernar el mundo entero.

  Les dijimos que aprovecharan para hablar y escuchar a otros pueblos originarios, y a otros y otras que no son indígenas, pero que igual están sufriendo sin esperanza ni alternativa.

  Les dijimos que había cosas que nosotras, nosotros como zapatistas podíamos hacer y el CNI no.  Y que el CNI podía hacer cosas que nosotros, nosotras como zapatistas no podíamos hacer.

  Les dijimos que ellas, ellos, el colectivo que se nombra Congreso Nacional Indígena, podía hacer lo que nadie más (incluyendo al zapatismo) podía hacer: unir.  Porque un movimiento legítimo, como el de los pueblos originarios, puede y debe ser un punto de unión entre los diferentes pero iguales en empeño.

  Pero no “unir” bajo una sigla, una jerarquía, una lista de siglas reales o suplantadas.  No.  Unir como punto de confluencia, ser el asidero donde las diferencias y rivalidades encuentran punto común, donde coinciden.  La tierra, pues.  Y para ello quién mejor que quienes son el color que son de la tierra.

  Les dijimos que, en torno a ese Concejo y a esa mujer indígena, podía generarse un gran movimiento que cimbrara el sistema político entero.

  Un movimiento donde confluyeran todos los abajos.

  Un movimiento que haría retemblar en sus centros la tierra.

  Sí, ya en plural, porque son muchos los mundos que en la tierra yacen y aguardan una buena sacudida para nacerse.

  Les dijimos que tal vez, entonces, no importará si se juntan o no las firmas, si sale o no la paga para moverse, si se obtiene o no el registro de la candidata, si se presentan o no las otras candidaturas a debatir, si se participa o no en las elecciones, si se gana o no, si se reconoce o no el triunfo, si se puede o no algo hacer allá arriba.

  Y no iba a importar porque serían otros los problemas, otras las preguntas, otras las respuestas.

  Les dijimos que no les íbamos a heredar nuestras fobias y filias, que respetaríamos sus decisiones, sus pasos, sus caminos.

  Les dijimos que, como zapatistas, seríamos una fuerza más entre las que seguramente habrían de sentirse convocadas por su desafío.

  Y les dijimos lo más importante que habíamos ido a decirles: que estábamos dispuestos a apoyar con toda nuestra fuerza.

  Que íbamos a apoyar con todo lo que tenemos, que, aunque poco, es lo que somos.

-*-

  Siguieron las participaciones, todas ya en el sentido de hacer propia del CNI la propuesta.  Alguno que otro pidiendo que ya se decidiera ahí mismo.  La inmensa mayoría señalando que había que consultar.

  La comisión relatora nos pasó una copia del proyecto de resolutivo.

  Instintivamente tomé un lapicero para agregar comas, y puntos.

  El Subcomandante Insurgente Moisés me detuvo y murmuró:

  “No, ya esa palabra es de ellas y ellos.  Es grande esa palabra, más grande que nosotros, nosotras, zapatistas.  Como decía el finado: somos los más pequeños, nos toca hacernos a un lado y esperar…”

 

LA CONSULTA INTERNA ZAPATISTA.

  Podríamos darles los resultados y ya.  Pero creemos que tal vez les ayude a entender, y entendernos, si les platicamos cómo fue el proceso.

  Desde el día 15 de octubre del 2016, la delegación zapatista al Quinto Congreso del Congreso Nacional Indígena, junto con la CG-CCRI del EZLN, se dieron a la tarea de organizar la consulta interna para conocer la opinión y decisión de las bases de apoyo zapatistas sobre la propuesta central.

  La consulta interna la hicimos en todas y cada una de las comunidades, colectivos, regiones y zonas zapatistas.  También incluimos en la consulta a las compañeras, compañeros, hermanos y hermanas de la ciudad, que participan en diversos equipos de apoyo de la Comisión Sexta del EZLN.  No se incluyó en la consulta a las tropas insurgentes zapatistas porque no es nuestro trabajo tomar ese tipo de decisiones.

  La consulta la hicimos según nuestro modo, siguiendo una guía que realizó el Subcomandante Insurgente Moisés, la mañana del día 14 de octubre del 2016, antes de que se hiciera público el texto “Que retiemble en sus centros la tierra”:

1.- Información. –  O sea que, en cada comunidad, colectivo, región y zona, primero se informó lo que se dijo en esos días del mes de octubre del 2016.  Se informó de los dolores de nuestros hermanos pueblos del Congreso Nacional Indígena, de todas las maldades que les hacen por los capitalistas, que explotan, reprimen, desprecian y roban a los pueblos originarios, de cómo están matando pueblos enteros.  Pero no sólo, también informamos de cómo se organizan y resisten contra esa política de muerte y destrucción.  Para este informe usamos la relatoría que hizo la comisión provisional del CNI, el documento que se hizo que se llama “Que retiemble en sus centros la tierra”, y el resumen y los apuntes que tomó la delegación zapatista a esa primera etapa del Quinto Congreso del CNI.

  Este punto es muy importante, porque es aquí donde convertimos a nuestras hermanas y hermanos, compañeros y compañeras, en oído y corazón para los dolores y resistencia de otros que son como nosotros en otras partes.  Es muy importante y urgente este punto porque si no nos escuchamos entre nosotros, pues menos nos van a escuchar otras personas.

2.- La propuesta. – Se dijo y se explicó cuál es la propuesta: que el Congreso Nacional Indígena nombre un Concejo Indígena de Gobierno (que es como una Junta de Buen Gobierno, pero nacional o sea en todo México), formado por representantes mujeres y hombres de cada uno de los colectivos, organizaciones, barrios, tribus, naciones y pueblos que están organizados en el Congreso Nacional Indígena.  O sea que este Concejo está formado por indígenas, y ellas y ellos son los que van a gobernar el país.

  Ese Concejo Indígena de Gobierno es colectivo, o sea que no una persona manda, sino que entre todas y todos hacen sus acuerdos para gobernar.  Ese Concejo Indígena de Gobierno no hace lo que se le ocurre, sino que toma en cuenta lo que dicen los pueblos de todo México, indígenas y no indígenas.

  O sea que ese Concejo tiene los 7 principios del Mandar Obedeciendo: servir y no servirse; representar y no suplantar; construir y no destruir; obedecer y no mandar; proponer y no imponer; convencer y no vencer; bajar y no subir.

  Ese Concejo Indígena de Gobierno tiene como voz a una mujer indígena del CNI (no del EZLN), o sea que tiene sangre indígena, que habla su lengua originaria y conoce su cultura.  O sea que tiene como vocera a una mujer indígena del CNI.

  Esa mujer indígena del CNI es la que se presenta como candidata a la presidencia de México en 2018.  Como no se puede que se ponen todos los nombres de quienes son del Concejo Indígena de Gobierno, porque puede haber confusión, entonces el nombre que se pone es el de la vocera del Concejo.  No es que esa mujer indígena está en un partido político, sino que es candidata independiente.  Así se dice cuando alguien está en una elección, pero no pertenece a un partido político.

  Entonces, ese Concejo Indígena de Gobierno, junto con la mujer indígena del CNI, se ponen a recorrer todo lo que se pueda de México y el mundo para explicar cómo está la situación en que estamos por culpa del sistema capitalista, que explota, reprime, roba y desprecia a la gente de abajo, a los pobres del campo y de la ciudad, y que además ya está destruyendo la naturaleza o sea que está matando al mundo en que vivimos.

  Ese Concejo Indígena de Gobierno va a tratar de hablar y escuchar a todos los indígenas de México mero en sus pueblos, regiones, zonas, estados, para convencerlos de que se organicen, de que no se dejen, de que resistan y de que se gobiernen ellos mismos, así como de por sí hacemos como zapatistas que somos, que nadie nos dice cómo o qué tenemos que hacer, sino que mismos pueblos deciden y mandan.

  Ese Concejo Indígena de Gobierno también va a tratar de hablar y escuchar a quienes no son indígenas, pero que también son explotados, reprimidos, robados y despreciados en México y el mundo.  Igual les va a llevar un mensaje de organización y lucha, de resistencia y rebeldía, según su modo de cada quien, según su calendario y su geografía.

  Para que esa mujer indígena, delegada del CNI, sea reconocida como candidata por las leyes mexicanas tiene que juntar casi un millón de firmas de personas con credencial de elector.  Si las junta y están cabal las firmas, entonces sí la reconocen como que es candidata independiente para presidenta de México, y se pone su nombre para que, en el año 2018, la gente vota o no, según su pensamiento de cada quien.  Entonces se trata de que el Concejo Indígena de Gobierno y la vocera indígena, recorren México y donde haya personas mexicanas para conseguir las firmas para registrar.  Luego otra vuelta de recorrido para que la apoyen y votan por la indígena del CNI.

  Como zapatistas pensamos que, cuando hacen ese recorrido el Concejo Indígena de Gobierno y su vocera, van a conocer muchos dolores y rabias que hay en México y el mundo.  Dolores y rabias de personas indígenas, pero también de personas que no son indígenas, pero que también sufren, pero resisten.

  Entonces eso es lo que se quiere.  No se busca que una mujer indígena del CNI sea presidenta, sino que lo que se quiere es llevar un mensaje de lucha y organización a los pobres del campo y de la ciudad de México y del mundo.  No es que tomamos en cuenta de que, si se juntan las firmas o se gana la elección, es que sale bien.  Sino que sale bien si se puede hablar y escuchar a quienes nadie habla ni escucha. Ahí vamos a ver si sale bien o no, si es que mucha gente va a agarrar fuerza y esperanza para organizarse, resistir y rebelarse.

  ¿Hasta dónde se llega?  Es hasta donde lo decida el Congreso Nacional Indígena.

– Luego se dijeron y se explicaron los puntos en contra de esa propuesta. Por ejemplo:

.- nos van a criticar como zapatistas que somos, porque dijimos que no luchamos por el Poder y ya queremos tener el Poder.

.- nos van a criticar que traicionamos nuestra palabra que no queremos cargo.

.- nos van a criticar que hablamos mal de los partidos políticos pero que vamos a hacer igual que eso que criticamos.

.- nos van a acusar que estamos apoyando al partido PRI porque vamos a dividir los votos para la izquierda y así gana la derecha.

.- nos van a criticar de que las mujeres indígenas no tienen educación y no saben hablar la castilla.

.- nos van a despreciar que los indígenas no tenemos buen pensamiento para gobernar.

.- nos van a burlar mucho y a mal hablar de nosotras y nosotros como indígenas que somos.

  (Ojo racistas y machistas: antes de que iniciaran sus ataques, los indígenas zapatistas ya sabíamos lo que iban a decir ustedes.  Y eso que nosotras, nosotros, somos los tontos e ignorantes, y ustedes son los muy inteligentes y sabios).

  En las asambleas participaron las compañeras y compañeros diciendo de otras cosas que pueden ser puntos en contra.

  Por ejemplo, dijeron de la seguridad, que los gobiernos pueden hacer un ataque contra el Congreso Nacional Indígena y la candidata para que no gana; que los malos gobiernos pueden atacarnos a las comunidades zapatistas para que no apoyamos al CNI; que se hace trampa para que no avanza su lucha del CNI porque de por sí los malos gobiernos son mañosos y traicioneros; que se van a llegar los zopilotes políticos para ver qué sacan de ganancia individual de su lucha de los pueblos indígenas; que hay quien va a querer llevar la lucha de los pueblos indígenas por otro camino; y otras cosas.

4.- Luego se dijeron los puntos a favor de esa propuesta.  Por ejemplo:

.- sirve para que la sociedad mexicana vuelva a ver y escuchar a los pueblos indios de México, que ahora ya ni los mencionan.

.- sirve para que se puede escuchar y hablar con indígenas de todo México que no están organizados y los están destruyendo por los malditos capitalistas.

.- sirve para que los indígenas vuelvan a tener orgullo y honor de ser indígenas, de su color, su lengua, su cultura, su arte, su historia.

.- sirve para que las mujeres indígenas se levanten con su propia voz y se organicen, así como se han levantado y organizado las mujeres zapatistas.

.- sirve para explicar a la gente de abajo de toda la destrucción y mal que están haciendo los malditos capitalistas.

.- sirve al Congreso Nacional Indígena para que se conoce cómo es su modo del CNI y más pueblos, naciones, tribus y barrios indígenas se entran en el CNI y se conocen entre sí como indígenas y ven sus dolores y sus fuerzas.

.- sirve como zapatistas que somos porque así podemos apoyar a nuestros hermanos y hermanas indígenas de otras partes, para que siguen su lucha y pueden vivir con libertad y dignidad.

.- sirve para los pueblos zapatistas porque así más gente conoce cómo es nuestra historia de lucha y cómo nos hemos organizado, y se animan.

.- sirve para los pueblos zapatistas porque así aprendemos a organizarnos ya no sólo para ayudarnos entre nosotros, sino que también organizarnos para apoyar a otros que luchan, como hicimos con los maestros democráticos.

5.- Luego se pasó a pensar si esa propuesta le sirve al Congreso Nacional Indígena o no le sirve.

6.- Después se pasó a pensar si esta idea nos sirve como zapatistas que somos o no nos sirve.

7.- Luego se pasó a discutir si sí apoyamos o no apoyamos esa propuesta y, si sale que sí, cómo no podemos apoyar como zapatistas que somos; y luego cómo sí podemos apoyar como zapatistas que somos.

  Por ejemplo, no podemos apoyar con las firmas porque de por sí los zapatistas no usan credencial de elector; tampoco podemos ser candidatas o candidatos porque como zapatistas no luchamos por el Poder; no podemos votar porque no usamos ese modo de votar de poner un papel en una caja, sino que tomamos nuestros acuerdos en asambleas donde todos participan y dicen su palabra.

  Pero sí podemos apoyar de otras formas, por ejemplo: podemos apoyar explicando esa buena idea y convenciendo a los que sí usan la credencial, que la usan para apoyar a la mujer indígena del CNI; podemos hablar con la gente de la ciudad que nos apoya como zapatistas para que también apoyen al Concejo Indígena de Gobierno; podemos organizarnos como colectivos y gobiernos autónomos para conseguir algo de paga para apoyar al CNI y que pueda viajar a todos lados que necesita; podemos hablar y convencer a gente de la ciudad para que también se organiza para conseguir paga para el CNI; podemos explicar en México y el mundo cómo es que hacemos para gobernarnos nosotros mismos y así vea la gente de buen pensamiento que como indígenas sí sabemos gobernar.

-*-

  Y, bueno, también se les informó a todos los pueblos otro de los acuerdos del Quinto Congreso: que es que si, en la consulta zapatista interna (y en la de cualquier colectivo, organización, barrio, tribu, nación y pueblo originario del CNI) sale como resultado que no se apoya la propuesta, que es mala idea y no se está de acuerdo, entonces el Congreso Nacional Indígena respeta esa decisión, aunque la mayoría diga que sí apoya.  Es decir, se sigue tomando en cuenta como parte del CNI.  O sea que no es fuerza que, quien no está de acuerdo, tiene que hacer lo que decida la mayoría.  O sea que se respeta la autonomía, los modos de cada quien.

  Igual como se hace en las comunidades indígenas zapatistas, no es que vamos a ver mal o a sacar de zapatista a quien piense diferente, sino que vamos a respetar y tomar en cuenta.  Como es en nuestras asambleas comunitarias, que no porque alguien está pensando en contra de lo que dice la mayoría, lo sacamos, sino que sigue.

  Como se puede ver, la consulta interna se enfocó a si se apoyaba o no lo que resultara de la consulta del CNI.  Estos son los resultados:

  Se consultaron varias decenas de miles de hombres y mujeres zapatistas.  De ellas y ellos, la inmensa mayoría se manifestó por apoyar la decisión a la que llegue el CNI en la medida de nuestras posibilidades.  Se manifestaron en contra 52 compas (26 compañeras y 26 compañeros).  Se manifestaron como “no sé”, o “indecisos”, 65 compas (36 compañeras y 29 compañeros).  Las razones que dieron quienes se manifestaron en contra son diversas: desde el compa que dijo “yo voy a votar en contra para ver si es cierto que me respetan y no me sacan de zapatista”; hasta quienes argumentaron que no iban a estar en su pueblo y no querían comprometerse porque no iban a poder cumplir el trabajo que saliera.  Quienes se manifestaron indecisos dijeron, entre otras cosas, que de balde se decide si todavía no se sabe qué va a decir el CNI, que qué tal que dicen que sí apoyan y el CNI dice que no hace.

 

¿QUÉ ESPERAR?

Compas:

  Ya, ésta es la última parte.  Gracias a quienes llegaron hasta estas líneas… ¿eh?… sí, claro, quedan pendientes… sí… dudas, claro… preguntas, por supuesto…, ¿qué?… ¿cuál va a ser el resultado de la consulta del CNI?… ¿Quieren un spoiler?…  ok, ok, ok, dejen pregunto…  Ya… que les diga la verdad, así que va:

  Les somos sinceros: no tenemos ni la más remota idea.

Y es en serio.

  Ya hemos visto antes cómo una propuesta se va modelando con el trabajo de la palabra en el modo de los originarios.  Como si una idea no fuera más que una masa deforme de barro y fueran manos colectivas las que le van dando forma, tamaño, color, destino.

  Así que, al igual que ustedes, estamos esperando.

  Aunque, cierto, nosotros, nosotras zapatistas, no esperamos lo mismo que ustedes.

  Ustedes, creemos, están esperando cuál es el resultado y todo lo de ahí se va a derivar.

  Nosotras, nosotros zapatistas estamos esperando lo que va a ocurrir luego, el día después.  Y preparándonos ya para ese calendario.

 

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

 

Subcomandante Insurgente Moisés.   Subcomandante Insurgente Galeano.

México, noviembre del 2016.

 

Del cuaderno de Apuntes del Gato-Perro.

  No crean que no me he preparado para el caso en que, en la consulta del CNI, sale que se rechaza la propuesta.  No, no me preocupa.  He tomado mis providencias.  Por ejemplo: ya tengo un certificado médico de que estoy en lista de espera para una operación de cambio de sexo, así como un trámite de adopción con una familia indígena zapatista.  Así podrán decir que todo era una jugada para ser yo el candidato… ok, ok, ok, la candidata a la presidencia de la República.

  Ah, mi perversidad es sublime ¿no?

  Claro, con esa salida se me arruinará la correspondencia femenina.   Oh, esperen, ya no hay correspondencia, ni femenina ni no femenina.  Ah, si tuviera redes sociales me haría varias cuentas alternas (no se hagan, de por sí así hacen) y me auto dabart, follow y like, y también me auto troleaba, para que se viera que todo es f-i-d-e-d-i-g-n-o.  ¿Cuántas cuentas alternas se pueden sacar como límite?  No se hagan, seguro que ya lo investigaron.

  En fin, ya se me ocurrirá algo.

  Ahora que, si sale que se aprueba, pues habrá que chambearle para conseguir paga.  Entonces me pondré en contacto con loas compañeroas de la Brigada Callejera, que me aparten una esquina en La Meche.  Ni modo, la calle es de quien la talonea.  Estoy seguro que mi pancita causará furor… ¿eh?… ok, ok, ok, mi panza… ¿qué?… bueno pues, mi panzota… ¿no les digo?, si de que son maloras, son.

 

El SupGaleano reventando varias fajas.

(no, gracias, de veras, no, no necesito que alguien me venga a fajar… voooi, oigan, de plano enseñan el cobre, oigan, puro albur sesentero, oigan, por eso no loas quieren los bien portados, oigan… ¿eh?… ¿un reality show para conseguir paga?… ¿con Trump, Macri, Temer, Putin y Rajoy intercambiando nudes?… mta magre… ya no vean esa televisión… mejor series de TV en producción alternativa…sí, en los puestos de eje central ya está la nueva temporada de Games of Thrones… sí, resulta que el Tyrion y el Snow son parientes con la Dayanaris… como se diga, pues… sí, un dragón para cada quien, un mensaje de equidad… sí, en el nuevo escudo se unen el león, el lobo y el dragón… bueno, sí, una versión de la Hidra… sí, como si unieras al gran capital financiero, con el industrial y el comercial… sí, el sistema se recompone y todos los de arriba contentos, y los de abajo pues a la chinga… sí, pero están viendo un final alternativo… sí, cuando toda la banda está agarrando la jarra para celebrar no sé qué, llega una mujer indígena, se caga en el trono de hierro y con un soplete lo derrite … bueno, están viendo si le quitan el soplete y le dan una caja de cerillos, para que tarde, el suspenso pues… sí, chance y otra temporada, depende de cuántos cerillos le lleve… sí, ahí acaba… pues por el Brexit ése, los costos se fueron a las nubes.  Y ahora con el Trump, pues peor… ¿Qué? ¿que no haga spoilers?  Oh, pues, para qué me invitan si ya saben cómo soy).

Doy fe.

Miau-guau.

Manifiesto desde y para la nación cuicateca.

 

“Para resistir, luchar y crear se necesitan tres cosas:

perder el miedo, tener esperanza y hacer fiesta.

Y todo sin perder la dignidad y la firmeza”

EZLN.

 

Hoy nos reconocemos y reivindicamos nuestro derecho a la existencia.

 

Desde hace más de quinientos años los pueblos y naciones originarias hemos sobrevivido a contracorriente de quienes en un elaborado etnocidio han intentado borrarnos de la faz de la tierra, nuestra tierra.

 

Durante miles de años nuestros ancestros sentaron los cimientos de nuestra cultura, lucharon contra el medio y la hostilidad de la naturaleza, la cual, en no pocas ocasiones los sometió y les cobró la cuota a su osadía, se dieron también encuentros nada amistosos entre nuestros pueblos, guerras y más guerras, todo ello con el afán de sobrevivir, ello nos permitió definir los espacios físicos en donde se desarrollarían nuestros pueblos.                                        

 

Algunos más rápidamente, otros menos, nuestros pueblos se fueron afianzando hasta constituirse en verdaderas naciones, otros más configuraron Estados y nos pocos se expandieron a costa de sus vecinos, si embargo las identidades ya se habían configurado y nuestro origen común favoreció su permanencia, así se configuraron grandes acuerdos y alianzas que permitieron la sobrevivencia en relativa armonía y con lapsos relativa de tranquilidad.

 

En otros espacios, al mismo tiempo otros consolidaban un modelo de vida basado en la explotación de sus semejantes y se lanzaban por el mundo para llevar su mensaje de destrucción y exterminio de la vida, los europeos iniciaron su expansión y con ella el potencial más destructivo de la humanidad, la codicia y el engaño, inició así un sistemático exterminio, primero la negación de nuestra humanidad, la falsificación y destrucción de nuestras identidades le siguió, nos falsificaron llamándonos “indios”, luego la imposición de su cosmovisión: su religión, lengua, organización social, etc., todo ello enfocado a la aplicación de un sistema de producción altamente destructivo y depredador de los ecosistemas, la cultura del mercado y del consumismo.

 

El saqueo de nuestras riquezas y la continua marginación de que hemos sido objeto no ha cesado desde entonces, a pesar de nuestra invaluable participación en todas y cada una de las etapas de construcción de la llamada nación mexicana, siempre hemos sido los convidados de piedra, la carne de cañón, la Independencia, la Reforma, la Revolución, han pasado sin pena ni gloria para nosotros, en realidad más penas que gloria, los únicos reconocidos son aquellos, que aún siendo parte de los pueblos originarios renunciaron a su identidad y terminaron por combatir a sus hermanos desde las trincheras de occidente. Del color de la tierra por fuera pero con el corazón cargado de inmundicia y la boca llena de mentiras, los nombres no son muchos, considerando la riqueza humana con la que contamos los pueblos originarios, todos ellos son, dimensiones guardadas héroes de la nación mexicana, aportaron para la destrucción de sus congéneres.

 

La continuación de nuestro exterminio, siempre intentado, nunca logrado, marco su continuidad con la llegada del México moderno, para lograrlo se prohibieron las lenguas originarias y algunas prácticas culturales, se estigmatizó nuestra cosmovisión, atrasados se nos llamó, las políticas oficiales del Estado postrevolucionario apuntaron, prácticamente todas a una nueva conversión, ahora ya no al cristianismo sino a la modernidad, antropólogos, locales y extranjeros llamaron a nuestra asimilación a la “cultura nacional”, cualquier cosa que eso fuere, en realidad un reacomodo para modernizar la cultura del consumo basado en el sueño americano, recién triunfante en la europa de la Segunda Guerra, el Instituto Lingüístico de Verano, el ILV y, su caballo de Troya, el protestantismo, llegaron para intentar, por enésima ocasión, ahora desde adentro socavar la aún floreciente vida comunitaria, hasta el catolicismo se había tenido que adaptar a las prácticas de la comunidad y, en muchos sentidos, había reforzado los nexos entre esta.

 

Se intentaba con esto borrar, de una buena vez, todo vestigio de humanidad, que la terca realidad se había empeñado en continuar, seguíamos siendo pueblos, y eso no había podido impedirse a pesar de la guerra permanente en nuestra contra, el objetivo del Estado capitalista no había cambiado un ápice, nuestra riqueza era indispensable para la modernización, desde los últimos estertores del porfiriato se estableció que éramos útiles como piezas de museo, como objetos del folclor, como constancia de tiempos mejores, la grandeza de un México ido, distinto del que perseguía la grandeza del colonizador y solo se quedaba como una pálida sombra, una caricatura del poderosos, del conquistador, aún se persigue ese ideal de las clases dominantes, se decía y seguramente se dice en los círculos de poder, “el mejor indio, es el indio muerto”.

 

Resulta innecesario y hasta ocioso pretender abundar más en los acontecimientos que pueden demostrar el afán del Estado por exterminarnos, el papel que el mercado nos ha asignado no ha variado ni variará, las nuevas condiciones del mercado mundial y del sistema mundo, llamado globalización, han acrecentado la codicia sobre lo nuestro, desde el Dorado hasta el Uranio, pasando por el petróleo, la madera, el agua y, en fin, todo aquello susceptible de ser comprado o vendido se ha vuelto el blanco de todas las iniciativas del gran capital, sea nacional o trasnacional, las políticas neoliberales tan caras al Estado mexicano moderno, un simple empleado del gran capital, buscan eficientar el control sobre las riquezas y si es necesario se convierten en simple brazo ejecutor del exterminio; Atenco, Oaxaca, Chiapas, Nayarit, Guerrero, todo espacio de los pueblos originarios, son ejemplo vivo de ello.

 

En este marco toca ahora el turno a los cuicatecos, desde hace más de treinta años se han realizado estudios de prospección en nuestro territorio, Pápalo y el Asbesto fueron un primer ensayo, estamos asentados en una franja de minerales, esa es nuestra realidad, recientemente Cuyamecalco y el plomo han seguida la misma senda, ahora se cierne sobre nosotros una peligro mayor, se ha ubicado en nuestro territorio una franja que contiene minerales como el oro, el zinc, el aluminio y otros, incluido el Uranio, desde abril de 2006, el Estado mexicano, a través de la Secretaría de Economía y la Dirección General de Minas, osaron concesionar nuestras tierras por cincuenta años, basados en el negro historial de las compañías mineras, especializadas en depredar las tierras donde se posicionan, no esperamos nada alentador, la destrucción del ecosistema con todas sus implicaciones es lo que nos espera si no actuamos desde ya, el agua y toda la vida de la región de la cañada desaparecerán, sin ello no habrá vida y por lo tanto desaparecerá la cultura y la vida comunitaria.

 

Ante ese escenario los cuicatecos agrupados en el CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO, manifestamos, como lo hicimos con nuestros hermanos y hermanas del CNI en Nurío en 2001

 

DECLARAMOS:

 

Que seguimos vivos, y seguimos honrando en nuestros pueblos, la digna memoria de quienes nos nacieron al mundo y, con sabiduría y amor nos enseñaron a ser los indios que somos: los que de la tierra venimos; los que del maíz vivimos; los que del color de la esperanza nos vestimos; los que hermanas y hermanos verdaderos somos. Somos los indios que somos. Que en su nombre y con su palabra, palabra verdadera, sembrada desde antiguo en el fondo de nuestro moreno corazón, con dignidad y respeto decimos que pueblo somos. Que cuando pueblos decimos que somos, es porque llevamos en nuestra sangre, en nuestra carne y en nuestra piel toda la historia, toda la esperanza, toda la sabiduría, la cultura, la lengua y la identidad, toda la raíz, la savia, la rama, la flor y la semilla que nuestros padres y madres nos encomendaron, y en nuestras mentes y corazones quisieron sembrar para que nunca más se olvidara o se perdiera. Que no somos una suma de individuos dispersos por el mundo, sino una viva armonía de colores y de voces, un constante latido de deseos y pensamientos que se nacen, se crecen y se fecundan amorosamente en un solo corazón y voluntad, tejido de esperanza. A esta existencia y forma de pensar armónica y colectiva la llamamos comunalidad Que no renunciaremos a ser lo que somos. Que continuaremos defendiendo nuestra autonomía y al defenderla, defenderemos también la de todos los que como nosotros, quieran vivir con dignidad su diferencia, su color, su canto, su visión propia de la vida y de la libertad. Que por todo esto:

 

EXIGIMOS:1

 

El reconocimiento constitucional de nuestras tierras y territorios ancestrales que representan la totalidad de nuestro hábitat en donde reproducimos nuestra existencia material y espiritual como pueblos, porque la tierra es el fundamento primero de nuestros pueblos y de la comunidad como cimiento, como centro y como corazón de nuestra existencia milenaria.

 

Para nosotros, pueblos indios, pueblos verdaderos, nuestra madre tierra es sagrada, así como son sagrados todos los seres que habitan en ella, los animales, las plantas, los ríos, los montes, las cuevas, los valles, los recursos naturales y el saber ancestral que nuestros pueblos han acumulado en su relación con la madre tierra.

 

Por eso rechazamos tajantemente las políticas que el gran capital impulsa, porque la madre tierra y todo lo que en ella se nace no es una mercancía que se pueda comprar y vender, porque la lógica simple y mezquina del mercado libre no puede destruir nuestra existencia misma, porque los modernos piratas y biopiratas no deben expropiar más nuestro saber antiguo y nuestros recursos naturales, porque no puede ejecutarse un solo proyecto en nuestro territorio sin nuestra participación, consulta y aprobación.

PRIMERO.- El reconocimiento constitucional de nuestro inalienable derecho a la libre determinación expresado en la autonomía en el marco del Estado mexicano, y ejercer así nuestra capacidad para decidir nuestro destino en todos los ámbitos de la vida cotidiana, tales como la economía, la política, la procuración y administración de justicia, los asuntos territoriales, la cultura y educación y todos los aspectos sociales por una identidad y conciencia propia y con la suficiente capacidad de apertura para relacionamos con los demás ciudadanos del país y del mundo.

 

EXIGIMOS el cumplimiento del  articulado del CONVENIO 169 de la OIT, que reza:

 

Artículo 2.

1. Los gobiernos deberán asumir la responsabilidad de desarrollar, con la participación de los pueblos interesados, una acción coordinada y sistemática con miras a proteger los derechos de esos pueblos y a garantizar el respeto de su integridad.

 

2. Esta acción deberá incluir medidas:

 

a) que aseguren a los miembros de dichos pueblos gozar, en pie de igualdad, de los derechos y oportunidades que la legislación nacional otorga a los demás miembros de la población;

b) que promuevan la plena efectividad de los derechos sociales, económicos y culturales de esos pueblos, respetando su identidad social y cultural, sus costumbres y tradiciones, y sus instituciones;

c) que ayuden a los miembros de los pueblos interesados a eliminar las diferencias socioeconómicas que puedan existir entre los miembros indígenas y los demás miembros de la comunidad nacional, de una manera compatible con sus aspiraciones y formas de vida.

 

Artículo 3.

1. Los pueblos indígenas y tribales deberán gozar plenamente de los derechos humanos y libertades fundamentales, sin obstáculos ni discriminación. Las disposiciones de este Convenio se aplicarán sin discriminación a los hombres y mujeres de esos pueblos.

2. No deberá emplearse ninguna forma de fuerza o de coerción que viole los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos interesados, incluidos los derechos contenidos en el presente Convenio.

 

Artículo 7.

1. Los pueblos interesados deberán tener el derecho de decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural. Además, dichos pueblos deberán participar en la formulación, aplicación y evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente.

2. El mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo y del nivel de salud y educación de los pueblos interesados, con su participación y cooperación, deberá ser prioritario en los planes de desarrollo económico global de las regiones donde habitan. Los proyectos especiales de desarrollo para estas regiones deberán también elaborarse de modo que promuevan dicho mejoramiento.

3. Los gobiernos deberán velar por que, siempre que haya lugar, se efectúen estudios, en cooperación con los pueblos interesados, a fin de evaluar la incidencia social, espiritual y cultural y sobre el medio ambiente que las actividades de desarrollo previstas puedan tener sobre esos pueblos. Los resultados de estos estudios deberán ser considerados como criterios fundamentales para la ejecución de las actividades mencionadas.

4. Los gobiernos deberán tomar medidas, en cooperación con los pueblos interesados, para proteger y preservar el medio ambiente de los territorios que habitan.

 

DEMANDAMOS el cumplimiento de los ordenamientos del mismo CONVENIO sobre las tierras y recursos naturales de nuestro territorio.

 

PARTE II. TIERRAS

 

Artículo 13.

1. Al aplicar las disposiciones de esta parte del Convenio, los gobiernos deberán respetar la importancia especial que para las culturas y valores espirituales de los pueblos interesados reviste su relación con las tierras o territorios, o con ambos, según los casos, que ocupan o utilizan de alguna otra manera, y en particular los aspectos colectivos de esa relación. 2. La utilización del término "tierras" en los artículos 15 y 16 deberá incluir el concepto de territorios, lo que cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos interesados ocupan o utilizan de alguna otra manera.

 

Artículo 14.

1. Deberá reconocerse a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. Además, en los casos apropiados, deberán tomarse medidas para salvaguardar el derecho de los pueblos interesados a utilizar tierras que no estén exclusivamente ocupadas por ellos, pero a las que hayan tenido tradicionalmente acceso para sus actividades tradicionales y de subsistencia. A este respecto, deberá prestarse particular atención a la situación de los pueblos nómadas y de los agricultores itinerantes.

2. Los gobiernos deberán tomar las medidas que sean necesarias para determinar las tierras que los pueblos interesados ocupan tradicionalmente y garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión.

3. Deberán instituirse procedimientos adecuados en el marco del sistema jurídico nacional para solucionar las reivindicaciones de tierras formuladas por los pueblos interesados.

 

Artículo 15.

1. Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos.

2. En caso de que pertenezca al Estado la propiedad de los minerales o de los recursos del subsuelo, o tenga derechos sobre otros recursos existentes en las tierras, los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras. Los pueblos interesados deberán participar siempre que sea posible en los beneficios que reporten tales actividades, y percibir una indemnización equitativa por cualquier daño que puedan sufrir como resultado de esas actividades.

 

Artículo 16.

1. A reserva de lo dispuesto en los párrafos siguientes de este artículo, los pueblos interesados no deberán ser trasladados de las tierras que ocupan.

2. Cuando excepcionalmente el traslado y la reubicación de esos pueblos se consideren necesarios, sólo deberán efectuarse con su consentimiento, dado libremente y con pleno conocimiento de causa. Cuando no pueda obtenerse su consentimiento, el traslado y la reubicación sólo deberá tener lugar al término de procedimientos adecuados establecidos por la legislación nacional, incluidas encuestas públicas, cuando haya lugar, en que los pueblos interesados tengan la posibilidad de estar efectivamente representados.

3. Siempre que sea posible, estos pueblos deberán tener el derecho de regresar a sus tierras tradicionales en cuanto dejen de existir las causas que motivaron su traslado y reubicación.

4. Cuando el retorno no sea posible, tal como se determine por acuerdo o, en ausencia de tales acuerdos, por medio de procedimientos adecuados, dichos pueblos deberán recibir, en todos los casos posibles, tierras cuya calidad y cuyo estatuto jurídico sean por lo menos iguales a los de las tierras que ocupaban anteriormente, y que les permitan subvenir a sus necesidades y garantizar su desarrollo futuro. Cuando los pueblos interesados prefieran recibir una indemnización en dinero o en especie, deberá concedérseles dicha indemnización, con las garantías apropiadas.

5. Deberá indemnizarse plenamente a las personas trasladadas y reubicadas por cualquier pérdida o daño que hayan sufrido como consecuencia de su desplazamiento.

 

Artículo 17.

1. Deberán respetarse las modalidades de transmisión de los derechos sobre la tierra entre los miembros de los pueblos interesados establecidas por dichos pueblos.

2. Deberá consultarse a los pueblos interesados siempre que se considere su capacidad de enajenar sus tierras o de transmitir de otra forma sus derechos sobre estas tierras fuera de su comunidad.

3. Deberá impedirse que personas extrañas a esos pueblos puedan aprovecharse de las costumbres de esos pueblos o de su desconocimiento de las leyes por parte de sus miembros para arrogarse la propiedad, la posesión o el uso de las tierras pertenecientes a ellos.

 

RATIFICAMOS y nos ACOGEMOS a la Declaración Sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas de la ONU, y con ello exigimos nuestro derecho a:

 

Artículo 9

Los pueblos y las personas indígenas tienen derecho a pertenecer a una comunidad o nación indígena, de conformidad con las tradiciones y costumbres de la comunidad o nación de que se trate. No puede resultar ninguna desventaja del ejercicio de ese derecho.

 

Artículo 10

Los pueblos indígenas no serán desplazados por la fuerza de sus tierras o territorios. No se procederá a ningún traslado sin el consentimiento expresado libremente y con pleno conocimiento de los pueblos indígenas interesados y previo acuerdo sobre una indemnización justa y equitativa y, siempre que sea posible, con la posibilidad de regreso.

 

Artículo 26

Los pueblos indígenas tienen derecho a poseer, desarrollar, controlar y utilizar sus tierras y territorios, comprendido el medio ambiente total de las tierras, el aire, las aguas, los mares costeros, los hielos marinos, la flora y la fauna y los demás recursos que tradicionalmente han poseído u ocupado o utilizado de otra forma. Ello incluye el derecho al pleno reconocimiento de sus leyes, tradiciones y costumbres, sistemas de tenencia de la tierra e instituciones para el desarrollo y la gestión de los recursos, y el derecho a que los Estados adopten medidas eficaces para prevenir toda injerencia, usurpación o invasión en relación con estos derechos.

 

 Artículo 30

Los pueblos indígenas tienen derecho a determinar y elaborar las prioridades y estrategias para el desarrollo o la utilización de sus tierras, territorios y otros recursos, en particular el derecho a exigir a los Estados que obtengan su consentimiento, expresado con libertad y pleno conocimiento, antes de aprobar cualquier proyecto que afecte a sus tierras, territorios y otros recursos, particularmente en relación con el desarrollo, la utilización o la explotación de recursos minerales, hídricos o de otro tipo. Tras acuerdo con los pueblos indígenas  interesados, se otorgará una indemnización justa y equitativa por esas actividades y se adoptarán medidas para mitigar sus consecuencias nocivas de orden ambiental, económico, social, cultural o espiritual.

 

EXIGIMOS el cumplimiento de todos los ordenamientos legales del Estado mexicano y de su par oaxaqueño a efectos de que se nos informe cabalmente de las características del proyecto de explotación minera “Raquelita I”, no cejaremos en nuestra resistencia.

 

LLAMAMOS a todos y todas las cuicatecas y cuicatecos para que juntos busquemos la coordinación necesaria para evitar la destrucción de nuestro territorio y con ello de nuestra cultura,  vamos todos al “III ENCUENTRO POR LA INTEGRIDAD TERRITORIAL Y LA VIDA COMUNITARIA”, 30 y 31 de agosto del 2008 en San Sebastián Tlacolula.

 

FRATERNALMENTE

 

                                              CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO. 

sNDUCHI NÜ

(Estamos despierrtos)

 

 

“El poderoso siente que la tierra tiembla cuando el pueblo se pone en movimiento”

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL

MÉXICO

11 de octubre del 2016.

Compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena,

 

Pueblo hermano Wirrarikarri,

Pueblo hermano Nahua,

Pueblo hermano Purépecha,

Pueblo hermano Raramuri,

Pueblo hermano Cora,

Pueblo hermano Mayo Yoreme,

Pueblo hermano Tribu Yaqui,

Pueblo hermano Popoluca,

Pueblo hermano Mixteco,

Pueblo hermano Ñahñú, Ñatho,

Pueblo hermano Coca,

Pueblo hermano Totonaco,

Pueblo hermano Mazahua,

Pueblo hermano Maya,

Pueblo hermano Zoque,

Pueblo hermano Tzotzil,

Pueblo hermano Tzeltal,

Pueblo hermano Chol,

Pueblo hermano Tojolabal,

Pueblo hermano Mame,

Pueblo hermano Binni Zaá

Pueblo hermano Chontal.

Pueblo hermano Chinanteco,

Pueblo hermano Kumiai,

Pueblo hermano Cuicateco,

Pueblo hermano Matlazinca,

Pueblo hermano Mazateco,

Pueblo hermano Mee-paa,

Pueblo hermano Mixe,

Pueblo hermano Nasaquue/Nasa,

Pueblo hermano Amuzgo,

Pueblo hermano Triqui,

Pueblos, naciones, tribus y barrios de pueblos originarios que tenemos como casa el Congreso Nacional Indígena:

Compañeros y compañeras de la Sexta Nacional e Internacional:

Compañeras y compañeros de la delegación zapatista al Quinto Congreso del CNI:

 

Reciban todas, todos, todoas, el saludo sincero de los hombres, mujeres, niños y ancianos que tenemos como nombre común el del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Y con el saludo reciban nuestro respeto, nuestra admiración, nuestro cariño sincero y sin dobleces.

Queremos primero agradecer a nuestras compañeras y compañeros del CIDECI-UNITIERRA el que al igual que otras veces, en estos días nos brindan cobijo, alimento y espacio para nuestro oído y nuestra palabra.

 

Compañeras, compañeros, compañeroas:

Hermanos y hermanas:

 

En estos días cumple 20 años una luz que nació en sus manos de los pueblos originarios de esta tierra llamada México. Esa luz que se llamó y se llama Congreso Nacional Indígena.

En ese nacimiento tuvimos el honor de estar presentes, a través de nuestra inolvidable compañera comandanta Ramona, en donde juntos, pueblos, naciones, tribus y barrios de pueblos originarios, encendimos esa luz.

Luz de organización, de lucha y trabajo y de un largo caminar de pelea con resistencia y rebeldía.

Ya que a lo largo de 20 años de lucha contra del mal sistema capitalista y sus gobernantes, sólo hemos recibido desprecio, represión, despojo y explotación, cárceles, asesinatos, y desapariciones, engaños y manipulaciones.

Y en este aniversario que celebramos con la palabra hermana y compañera, como zapatistas que somos, queremos traer a la memoria a quienes nos hacen falta:

Nuestra finada Comandanta Ramona, el Tata Grande Juan Chávez, el Mayor Insurgente honorario Félix Serdán, el compañero Ramiro Taboada, el hermano Efrén Capíz, y los nombres que toman las ausencias que hoy y siempre nos duelen: las mujeres indígenas, la juventud indígena, los adultos y ancianos originarios, nuestros más grandes sabedores y sabedoras, los migrantes indígenas, todos, todas las desaparecidas, asesinadas, maltratadas, humilladas, prostituidas, olvidadas, materia del escarnio, la burla y el desprecio.

Y junto a ellas y ellos, traigamos también a la memoria la injusticia y la impunidad que, como política de Estado, toman nombre y rostro en los 47 ausentes de Ayotzinapa.

Que se sienten con nosotros, nosotras, todos esos dolores, todas esas rabias que ahora nos convocan y que nos provocan el pensamiento de algo hacer por quienes no están y por quienes van a estar.

Que hablen en nuestros labios, que escuchen en nuestros corazones.

Que en nuestro ser colectivo vivan.

Que en nuestro pensamiento y nuestra acción se sepan acompañados, que lo sientan que no están solos.

Compañeras, compañeros, hermanos, hermanas:

Dijimos hace 20 años.

Nada nuevo vendrá y nacerá en este sistema capitalista para un bien de nosotr@s los pueblos originarios de México y del mundo.

Esos capitalistas nunca buscarán ni pensarán un camino de cambio para una vida mejor para nosotros los pueblos, naciones, tribus y barrios originarios.

Con el sistema capitalista en que vivimos no vendrá nada bueno para nosotros los pueblos pobres del campo y la ciudad.

Dentro de ellos no nacerá lo que necesitamos, lo que queremos nosotros los pueblos originarios de México y del mundo.

Nada esperamos en ellos, más que sólo injusticias, explotación y tantas maldades en contra de nosotros los pobres del mundo.

No habrá nada para nosotros de lo que queremos y lo que necesitamos, en los partidos que ya hay, ni en los dizque nuevos que vendrán, porque son los mismos que se brincan de un partido a otro

Muchas cosas lo vimos y lo pensamos, hace 20 años.

Porque ya la hemos vivido con muertes y desesperación más de 500 años.

Con esto nos demuestra o nos dice, que ya no tenemos nada que esperar en este mal sistema y con sus malos gobernantes, nuestra historia nos dice y nos demuestra en la vida que vivieron nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos.

Por eso hace 20 años dijimos que tenemos que construir nuestro propio camino, nuestro propio destino, donde haya libertad, justicia y democracia.

Porque ya no hay ni un tantito nada de que confiar en este sistema capitalista en que vivimos.

En el diálogo nos conocimos, el diálogo que exigió al pueblo de México que dialogáramos con el mal sistema hecho gobierno, que no cumplió su palabra.

Es el mal sistema que nos mostró que desconfiáramos en sus palabras, que ya la vimos más de 500 años, que no cumplen.

Pero nuestro diálogo entre nosotros los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios, sí nos sirvió, por eso estamos ahora como Congreso Nacional Indígena.

Hablar entre nosotros los pueblos originarios fue y es muy necesario hoy más que nunca, porque está extendido ahora la destrucción que hacen los capitalistas en contra de la madre tierra y eso significa que seremos destruidos también, porque en ella vivimos.

Dialogar entre nosotras, nosotros, nos hace un bien, nos ayuda de entender, nos ayuda a orientarnos en muchas cosas en la mente de nuestra vida, pero sólo trabajándola da fruto, si no se trabaja no da el fruto, el trabajar es con los pueblos, el fruto es los pueblos que se trabaja organizándose, y luchar, esforzándose, sacrificándose, una y cuantas veces se necesitan.

Si no hacemos ese trabajo, ¿quién lo va a hacer?

Nadie vendrá, bien lo sabemos.

Así lo decimos. Muchas cosas lo sabemos y lo decimos, decimos, por ejemplo. “pelearnos entre nosotros no nos sirve”. Otro, “Divididos no tenemos fuerza”.

Como que ya es su hora de que no sólo quedamos en saber y en decirlos, como que ya es su tiempo de ver lo que está en nuestra vida real: injusticia, miseria, desigualdad.

Quiere que nos organicemos para lograr lo que nos da de entender lo que decimos, o poner en la práctica los pasos para ir corrigiendo y mejorando donde vemos que nos equivocamos.

Compañeros, compañeras del congreso Nacional Indígena, en estos días hace 20 años que levantamos nuestra cabeza con nuestro cuerpo y alma y dijimos a organizarnos y a trabajar luchando.

Hoy creemos que es precisamente estamos aquí por eso, para vernos, escucharnos, que es lo que hemos hecho, cómo la hemos hecho. Qué nos falta por hacer y cómo la vamos a hacer.

En dónde fallamos y cómo lo vamos a corregir y mejorar.

Hoy más que nunca nos necesitamos de estar unidos, campo y la ciudad.

Nuestra trinchera de lucha, trabajo y organización, es donde vivimos en cada pueblo y luego en cada nación, en cada tribu, en cada barrio, como pueblos originarios.

Compañeras, compañeros, compañeroas de la sexta nacional e internacional, pensamos que es lo mismo, nuestra trinchera de lucha, trabajo y organización es donde viven, en cada barrio, en cada escuela, fábrica, en cada hospital y así en cada ciudad, municipio y estado y así.

Esto sólo se logra trabajando y organizándose, ahí donde va nacer el cómo, el qué hacer según la situación en que vivimos

Compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena, hoy más que nunca necesitamos que continuemos la lucha de como la hicieron nuestros antepasados, Resistencia y Rebeldía, pero ahora por un cambio de verdad que necesitamos los pobres del campo y la ciudad.

Necesitamos construir nosotras y nosotros mismos el mundo que queremos.

 

Compañeras y compañeros de la sexta de México y del mundo.

 

Nosotras y nosotros que somos explotados necesitamos estar juntos campo y la ciudad y construir el mundo que queremos.

Pensamos que en eso debemos estar dedicado nuestros esfuerzos, nuestros sacrificios en trabajar y en organizarse, para saber qué hacer en el momento necesario.

HOY NO NOS QUEDA DE OTRA, más que fajarnos en organizarnos nosotros mismos los pueblos originarios del campo y de la ciudad

En especial nosotros los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios, ya no tenemos dónde refugiarnos. Somos atacados en el campo y en la ciudad, nadie tendrá dónde refugiarse.

Hoy necesitamos levantar nuestras miradas, entre nosotros mismos los explotados y a organizarnos, trabajar y luchar por estar organizados juntos ciudad y campo

Porque la verdad somos los testigos los pueblos originarios del campo y los de la ciudad, que en el sistema capitalista, no hay nada algo bueno ni en chiquito para una vida mejor para los pueblos originarios y los de la ciudad.

Hoy de verdad nos quieren destruir acabándonos en su esclavitud el capitalismo y al mismo tiempo, acabar de destruir nuestra madre tierra y su naturaleza.

Hoy necesitamos estudiar escuchando, mirando, aprendiendo compartiendo y practicando, dónde y cómo es el mal y dónde y cómo es el bien, esto debe nacer en nosotras y nosotros.

Cómo salirnos del mal y cómo entrarnos en hacer el bien

Estudiar nuestras historias pasadas, para no repetir el mal, sino para corregir y mejorar.

Por muy poderosos que sean los explotadores, pueblo organizado nadie podrá ganar.

Así que compañeras y compañeros del Congreso Nacional Indígena, compañeros, compañeras y compañeroas de la sexta de México y del mundo, hermanos y hermanas de México y del mundo abajo y a la izquierda, a organizarse y a luchar para que haya un mundo mejor, con inteligencia y sabiduría vamos trabajando y construyendo.

Pueblos originarios del mundo, científicos del mundo y artistas del mundo, si nos organizamos podemos salvar al mundo y construir otro mundo más mejor, para eso debemos ser mejores luchadores y luchadoras.

Mientras nos buscamos y hablamos compañeras y compañeros del Congreso Nacional Indígena, nos toca mostrar el ejemplo a nuestras familias de México y del mundo, que no hay nadie quien va luchar para liberarnos, más que nosotros, nosotras mismas. Nos toca mostrar el camino.

-*-

Compañeras, compañeros, compañeroas, hermanos, hermanas:

Que escuche quien quiera escuchar.

Que entienda quien quiera entender.

Porque ahora es la hora de que estos suelos vuelvan a ser sembrados con el paso de los pueblos originarios.

Ahora es la hora de que estos cielos vuelvan a asombrarse con todos los colores que somos del color de la tierra.

Ahora es la hora de que el corazón colectivo que somos, más grande se haga todavía. Que sea casa, consuelo y ánimo de lucha para quien se piensa solo y sin salida.

Ahora es la hora de nuestros pueblos, de nuestras naciones, de nuestras tribus, de nuestros barrios.

Ahora es la hora de recordarle al Mandón, a sus capataces y mayorales, quiénes parieron esta Nación, quiénes hacen andar las máquinas, quiénes crean los alimentos de la tierra, quiénes erigen las construcciones, quiénes abren los caminos, quiénes reivindican las ciencias y las artes, quiénes imaginan y luchan un mundo tan grande donde siempre haya un lugar donde encontrar el alimento, el cobijo y la esperanza.

Escúchenlo bien, entiéndanlo bien:

Ahora es la hora del Congreso Nacional Indígena.

Que a su paso retiemble en su centro la tierra.

Que en su sueño se derrote el cinismo y la apatía.

Que en su palabra se levante la de quien no tiene voz.

Que en su mirada se ilumine la oscuridad.

Que en su oído encuentre casa el dolor de quien se piensa solo.

Que en su corazón encuentre consuelo y esperanza la desesperación.

Que con su desafío se asombre de nuevo el mundo.

-*-

Gracias Congreso Nacional Indígena.

Gracias por su ejemplo.

Gracias por no venderse.

Gracias por no rendirse.

Gracias por no claudicar.

Gracias por su paso hermano, por su oído atento, por su palabra generosa.

Y lo decimos claro que nuestra lucha es por la vida.

Por eso vivimos, por eso morimos, y por eso decimos:

 

¡QUE VIVAN SIEMPRE LOS BARRIOS, TRIBUS, NACIONES Y PUEBLOS ORIGINARIOS DE MÉXICO Y EL MUNDO!

¡QUE SE ILUMINE DE NUEVO EL COLOR QUE SOMOS DE LA TIERRA!

¡QUE OTRA VEZ SE LEVANTEN LA MIRADA Y EL PASO DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA Y DE QUIENES EN ÉL Y CON ÉL SOMOS!

 

Gracias por su oído, su palabra, su corazón.

Desde el CIDECI-UNITIERRA, Chiapas, México.

A nombre de los ancianos, niños, mujeres y hombres del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.

 

A 11 días del mes de octubre del año 2016.

 

USOS Y COSTUMBRES EN COMUNIDADES INDIGENAS

EL TERRIBLE CASO DE LAS ELECCIONES EN TEPEUXILA, OAXACA, 2016.

 

Dedicamos el presente trabajo a Don Pablo Martínez

comunero cuicateco de San Sebastián Tlacolula,

quien abrió las puertas de su comunidad

a  la realización del Primer Foro Comunitario: sí a la

vida,  no a la minería, en las comunidades tepeuxileño-cuicatecas

en Septiembre del año 2007.

 

Saa Tii Illaa.

 

La comunidad de San Juan Tepeuxila, es en Oaxaca, hoy día una de las comunidades en las que más destaca la pérdida de la cultura, identidad y valores comunitarios.

Desde hace más de 40 años, en la zona cuicateca de Oaxaca; en un principio el Instituto Lingüístico de Verano, (ILV), impulsó a como diera lugar la religión protestante y con ello, en paralelo, convertir a la gente de las comunidades de hablantes de cuicateco al lenguaje español, el caso particular dentro del municipio fructificó en la comunidad San Juan Teponaxtla, donde hasta la actualidad aproximadamente el cincuenta por ciento de la gente es evangelista y la otra parte es católica, de un total de 679 habitantes, según la cédula de Información Municipal, SCIM, SEDESOL, 2014. La lengua cuicateca sólo la hablan las personas adultas que pueden contarse con los dedos de las manos, similar el caso ultimo con la cabecera municipal, donde también sólo la gente mayor de 50 años habla el idioma.

De la misma manera las instituciones como la Secretaría de Educación Pública, SEP; el INI y ahora la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI, retomaron dicha doctrina de desindianización y a partir de los años cincuenta iniciaron con la prohibición del uso corriente de la lengua y su sustitución por el español.

Sin embargo, son los mismos miembros de las comunidades quienes han hecho la mayor parte del trabajo, así, no ha habido por lo menos en la comunidad de San Juan Tepeuxila una persona que entienda perfectamente el sentido de la vida comunitaria, y diferenciar entre preservar nuestra identidad cultural o dejar de hablar nuestra lengua y volvernos como la gente “de razón”; se ha privilegiado la idea de que es más conveniente asumir la identidad común y corriente pues, ahora habitamos en otros lados, cada vez más alejados de la comunidad.

Es entonces que partiendo de todo ello es que percibimos que va ganando terreno el gobierno, la privatización, el individualismo, las trasnacionales, el neoliberalismo o para llamarlo por su nombre, el “capitalismo voraz y salvaje” que es a quien realmente estamos beneficiando y haciéndole al gran favor al desintegrarnos para que sean ellos, finalmente, quienes se queden con nuestras tierras, aguas y riquezas y, ahora sí terminemos por desaparecer.

No es diferente en la parte política, por igual han sucedido un sin número de acciones encaminadas a modificar los patrones culturales en las cuales se basan las comunidades indígenas, desde la modificación de diversas leyes tanto federales como estatales que permitieron a mediados de los años ochenta del Siglo XX, que los ayuntamientos manejaran sus presupuestos económicos internos y de la llegada de proyectos modernizadores (carreteras, escuelas, drenaje, construcción de auditorios, de ayuntamientos, etc., algunos realmente elefantes blancos) que han contribuido a la pérdida de valores y practicas al interior y entre las comunidades.

En el caso del municipio tepeuxileño éstas situaciones han terminado por dividir a la gente de las comunidades, a dividir a las familias, a generar migración de familias enteras, inclusive, amenazas, tomas del palacio municipal, la renuncia de un  presidente municipal a la fecha y asesinatos, entre otros.

Detrás de todo ello no faltan los intereses político partidistas, desde el PRI hasta el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui, MULT, pasando por otros grupos de interés político, potenciados por los grupos de interés interno, señaladamente exfuncionarios municipales y comunales que haciendo gala de malas mañas se han aprovechado de diferentes maneras de los espacios públicos para acumular riquezas, esta dinámica se ha desarrollado por al menos tres décadas, de tal manera que mientras las comunidades no entiendan y defiendan su derecho comunitario, usos y costumbres, su derecho a la tierra comunal, valores culturales y espirituales y su autonomía, veremos un municipio y una comunidad más divididos y polarizados y una mayor migración.

Sin embargo, posiblemente no sea esto lo más peligroso ni lo más perjudicial, pues existe un peligro latente mucho más complicado de combatir, la posibilidad de que la concesión minera que se tiene otorgada por el gobierno federal a la empresa minera canadiense Almaden Minerals LTd., por cincuenta años, de 2006 al 2056, inicie su operación de un momento a otro, actualmente se encuentran ya en la sierra poblana y han comenzado a corromper a las comunidades de esa zona, y que, ante esta situación, nadie pueda sacarlos del territorio municipal y, lo más dramático del caso, que la comunidad de San Sebastián Tlacolula desaparezca del mapa, pues su territorio está dentro de la poligonal concesionada.

Pero, por si faltara algo más, está en puerta un nuevo proyecto que se está manejando a puerta cerrada de la Secretaría de Gobernación, entre las instancias respectivas, federales y estatales, está relacionada con la privatización de las aguas que escurren en nuestros montes y comunidades, para realizar una termoeléctrica en la zona de Tecomaslahua, en los próximos años. El mapa se llama “Cuencas hidrológicas y proyectos hidroeléctricos en el estado de Oaxaca”, publicado en el documento “Contexto hidro-energético en el estado de Oaxaca”. Elaborado por Ana María García Arreola, del Área de Derechos Territoriales, EDUCA, A. C., publicado el pasado 5 de septiembre, en éste podemos apreciar que de los 67 proyectos hidroeléctricos que se tienen en puerta en el estado de Oaxaca, el 47 corresponde al “Río Grande”. Ante éste panorama consideramos que nuestra disyuntiva es o nos reconstituimos y recuperamos lo que somos, como cultura cuicateca o de lo contrario, dentro de poco tendremos que comprar hasta el aire que respiramos.

Por ello no podemos perder de vista que la estrategia del gobierno a través de sus múltiples caretas disfrazadas de proyectos sociales y comunitarios realmente está preparando las condiciones para que éste proyecto sea aplicado, no es casualidad que haya repartido en todas la comunidades del municipio, tinacos contenedores de agua para que vayan habilitándose a apartarla cuando este líquido les sea suministrado a cuenta-gotas, pero que además tengan que comprarlo.

Hasta la década de 1970, del siglo pasado, Tepeuxila era una de las comunidades consideradas como el “ombligo de la luna”, cuna de importantes personajes en la historia de la región, sólo por renombrar a dos de ellos, Catarino Martínez Cruz, que fungió como secretario en el distrito y en la cabecera municipal, en sus agencias, entre ellas San Andrés Pápalo y en Cuicatlán por varios años. Pablo Moreno, Presidente Municipal de Cuicatlán en cuyo  periodo se edificó el Palacio Municipal de dicho municipio, y por el momento, paremos de contar.

A partir de los años 80 como dice el dicho, difícilmente, “de todos no se hace uno”, en realidad este dicho debería ser al revés, pues en una verdadera vida comunitaria, “Todos deberíamos ser uno”, Nduvdama yü, es decir desde el verdadero espíritu comunitario y no desde el interés particular, el de unos cuantos que se han impuesto con todo tipo de tretas y malas mañas.

Ahora, nuevamente está en juego la renovación de la autoridad municipal en nuestro municipio y como siempre los personajes nocivos y de negros historiales en la región aparecen en escena, así es posible ver las metidas en el proceso de las manos de Elpidio Desiderio Concha Arellano, ex diputado del PRI, quien viene haciendo esta tarea desde hace varios años.

El susodicho Elpidio recientemente ha sido  premiado por el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, SEDATU, en Oaxaca. Elpidio es un personaje siniestro, señaladamente coordinador de grupos paramilitares, existen fotografías, videos y demás información de cuando a palos mata al profesor Serafín García Contreras, uno de los principales líderes del Frente Único Huautleco, FUH, en el año 2004, cuando el exgobernador Ulises Ruiz, trató de llegar al centro de la comunidad de Huautla de Jiménez.

En una de sus acciones más recientes, éste oscuro personaje, ha estado dirigiendo el robo de los rieles de las vías del tren que atraviesan San Pedrito Chicozapotes. En las comunidades serranas el personaje de marras es ampliamente conocido, en nuestra comunidad, por ejemplo, en varias ocasiones ha engañado a la gente y  sin duda lo mismo hace donde se para, prometiendo un sinfín de proyectos y apoyos que nunca cumple.

Ahora, nuevamente se presenta en el municipio prometiendo casas de las que fueron construidas en las comunidades del municipio en el año 2010, después de que las fuertes lluvias azotaron la zona para quienes supuestamente fueron afectados por el meteoro.

Esta aparición en el municipio no es gratuita, se trata realmente de posicionar a un candidato a modo para continuar el saqueo y garantizar que los proyectos del gobierno sean viables, la persona que representa personalmente a Elpidio es Oscar García Suarez, un joven tepeuxileño que se ha desarrollado en la ciudad como auxiliar del mismo Elpidio y que al interior de la comunidad es apoyado por Fausto Ángeles Neri, Oscar Palacios Martínez y el expresidente Benjamín González Galindo, entre otros.

Para las horas en que se redacta éste texto en las comunidades del municipio de Tepeuxila se encuentran realizando la cooptación de votos y la coerción de los líderes comunitarios a efecto de impulsar la planilla única que encabezará el mencionado Oscar García Suarez.

En la historia reciente, el año 2010, al término de la ominosa gestión del señor Juan García Palacios, al frente de la gestión municipal y cuando las elecciones de las comunidades del municipio favorecieron al primer presidente municipal no nacido en la cabecera municipal, que por cierto favoreció a Benjamín González Galindo, mismo que participó en las mesas de negociación que se llevaron a cabo en Teotitlán del Camino, representando a su comunidad San Pedro Cuyaltepec, agencia del municipio de Tepeuxila, en dicha reunión por medio de diferentes maniobras  de manera reiterada Elpidio Desiderio Concha Arellano estuvo en contra de la votación comunitaria y se manifestó a favor de que el cargo de presidente municipal no se ocupara o no quedará en manos de una persona no nacida en la cabecera municipal, por supuesto al ser en ésta en donde cuenta con la mayor cantidad de aliados, sin embargo, finalmente, negociaron y ante la insistencia de los representantes de las comunidades San Sebastián Tlacolula y San Juan Teponaxtla, se acordó integrar el ayuntamiento de manera alternada, otorgándole el primer lugar a la persona que obtuvo mayoría de votos y en segundo lugar al que obtuvo mayoría de votos local y así sucesivamente. Su “democracia”, ¿qué democracia?, eso acá y en donde sea se llama imposición. La historia de este proceso aún no se ha escrito, o sea, “falta lo que falta” como dice el EZLN, también “falta lo que falta” y con urgencia con nosotros los cuicatecos.

Entonces, insistimos, todo lo anterior ya está probado y no ha dado resultado para la gente de las comunidades –todos estamos jodidos- y sólo unos pocos han sido beneficiados. La vida hasta 1980, fue distinta, cuando inició la supuesta “modernización” de nuestras comunidades, cuando el estado-gobierno modificó la forma de funcionamiento de los ayuntamientos, corrompió a nuestros representantes, hay documentos y se han ido documentando los malos usos y abusos que de los recursos económicos que cada una de las administraciones  del año mencionado a la fecha han hecho.

Esto ha permitido la formación de pequeños grupos al interior de las comunidades que buscan no el desarrollo de las comunidades sino el –agandalle- para beneficiarse ese mismo grupo, por ejemplo, en el momento actual, en la casa de Paco hasta el viernes 23 de septiembre, llevan realizadas seis reuniones para afinar detalles de cómo se presentarán en la asamblea del siguiente día, pero lo que han hablado ahí no es para el bien comunitario, al contrario, es para  que en nombre del bien común se beneficien ellos. Y de Fausto Ángeles Neri, ”paco” o “paquito” se sabe que siempre ha actuado de esa manera, en el periodo 1996 – 1998, al término de la gestión, terminaron poseyendo un camión materialista “rojo” que todo mundo conoció del cual se supo –era robado. Y lo más reciente, Fausto fue Regidor de Educación en la gestión municipal 2011-2013, y en este periodo y aprovechándose de un movimiento de paro laboral por parte de la sección 22 de maestros pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, para reivindicar sus peticiones, movimiento al que están integrados los profesores que en Tepeuxila laboraban, acordó y manipuló a la mayor parte de padres de familia de las escuelas, jardín de niños, primaria y secundaria para que desconocieran a los profesores por faltistas y así sucedió, problema originado por un berrinche porque uno de la maestros no quiso participar apoyando al equipo de basquetbol local de veteranos y formó uno nuevo con sus estudiantes.

Desde ese momento a la fecha, lo niños de los niveles mencionados han tenido clases irregulares, porque aunque la Sección 59, aprovechó la situación y trató de cubrir los espacios dejados por la sección 22, no han tenido la capacidad de trabajar como lo hacían con la 22, ni la calidad como lo pregona el gobierno federal con la “reforma educativa” y para  rematar el asunto, el Secretario General de la Sección 59, Joaquín Echeverría Lara, en días pasados dio a conocer que se cerrarán definitivamente cerca de 20 módulos educativos que no cuentan con una clave de trabajo, y al parecer en Tepeuxila estamos en esa situación, porque este problema también trajo división intercomunitaria, los padres de familia que siguen resistiendo el problema creado y no estuvieron de acuerdo con el cambio de sección de maestros tuvieron que sacar de la comunidad a sus hijos para que puedan seguir estudiando, entonces algunos están en Cuicatlán, Teponaxtla y otros lugares donde pudieron refugiarse con sus familiares.

Adicionalmente es preciso señalar que en la actual gestión municipal, 2013-2016, en el ayuntamiento que está por terminar la Regidora de Educación, la señora María Luisa Suarez Durán madre de Oscar García Suarez, ha demostrado desinterés e incapacidad para apoyar en la resolución del conflicto educativo en la comunidad. Por lo que deducimos  que si no somos capaces de ponemos de acuerdo, en la cabecera municipal y en las comunidades del municipio, estas personas nos seguirán hundiendo en el fango por buscar sus mejorías propias.

De ahí que consideramos la necesidad de repensar quienes somos, que queremos, hacia donde jalamos y con quien, porque hasta ahorita van ganando el gobierno y las personas que de manera particular les hacen “el caldo gordo” y conseguirán ahora sí sus escrituras, ya que Elpidio Desiderio es el actual Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en Oaxaca, pero ¿A qué nos llevará este juego al final del partido?, pues a desintegrarnos más y más rápido para que ahora si paguemos los servicios que consumimos a precios que la transnacional que será dueña de las aguas y demás recursos naturales impongan además de que nos irán impidiendo entrar a nuestras tierras como ahora sucede en algunos de nuestros montes, en el movimiento de San Sebastián Tlacolula a otro punto de su territorio porque la ubicación actual desaparecerá por el derrumbe de tierra que a simple vista podemos advertir por el punto geográfico-físico en el que actualmente se encuentra.

Conviene aclarar que no tenemos nada con nadie, no queremos nada para nosotros, queremos, eso sí, todo para todos, entendemos que este modelo de vida que llevamos no es el justo, que si podemos vivir de otra manera, porque tenemos los recursos naturales y humanos suficientes para desempeñarnos, además de una sabiduría rica en experiencias ancestrales que aún podemos recuperar, pero este es el momento decisivo, es el momento de actuar ya. Si permitimos más intromisión de personajes que sólo nos utilizan para enriquecerse a costa de lo que es nuestro, –los recursos naturales y nuestra desorganización- pronto, muy pronto seremos absorbidos por el mercado de la explotación y nos convertiremos en servidumbre, en mozos únicamente de lo que en un tiempo fue nuestro. La Tierra y el Agua y nuestra rica cultura tepeuxileña-cuicateca.

De quien nos va a representar en los próximos tres años, no tenemos nada que decir, el que sea, sólo servirá para lo que en este documento manifestamos, apurar el proceso de transformación de nuestra sociedad de comunidad social a población con propiedades privadas, con la apropiación de los recursos naturales por las empresas privadas, para que la empresa minera ahora sí pueda aparecer e iniciar la explotación de los recursos que ya le han sido concesionados y con la aprobación de lo que hasta el momento sigue siendo comunitario. De tal manera que en sólo treinta años estamos terminando con lo que nuestros ancestros, tatarabuelos y bisabuelos o como se llamen usaron y vivieron por cerca de 500 años, desde la fundación de Tepeuxila en el “cerro del colibrí”, o “Yicu Tindu” y no “Yiqchindru” o San Jacinto como ahora se le conoce. Posteriormente los Tepeuxileños resistieron por 500 años aproximadamente la invasión española y ahora en los últimos y recientes 30 años la invasión priista-capitalista está terminando con nuestra cultura, territorio, aguas y demás recursos naturales.

Ya probamos hasta el cansancio que otros tepeuxileños podían salvarnos y de esa manera vinieron y permitimos. Abrimos las puertas para que entraran hasta la cocina, y terminaron haciendo lo mismo que todos hacemos, agacharnos ante otras personas igual que nosotros, sólo que visten mejores ropas y zapatos que nosotros, que hablan bonito y nos seducen, pero que en realidad son peores que nosotros, algunos como el mencionado Elpidio, son rateros y asesinos por si fuera poco.

Hasta ahora llevamos dos periodos con gobiernos surgidos de los demás pueblos que conforman nuestro municipio, pero igual, han sido seducidos por esos rateros y asesinos que hablan y visten bonito y que sus palabras solo seducen a nuestros representantes porque de hechos “humanos” y “comunitarios” no conocen y no les interesa defender un ápice.

Así que ahí les compartimos nuestro pensamiento y la manera de ver las cosas y volvemos a insistir, si revisamos nuestra historia y nos miramos al espejo y nos vemos en los otros cuicatecos e indígenas de este país somos los mismos y por ello debemos hermanarnos, cuidarnos, solidarizarnos, cuidar lo nuestro, nuestra tierra, nuestra agua, nuestro aire y ahí encontraremos quienes somos y porque la necesidad de reflexionar, si cuidamos y defendemos lo nuestro, lo comunitario, nuestras tradiciones, cultura, identidad y espiritualidad, viviremos para siempre y por siempre, sin en cambio si seguimos el canto bello de los sirenos, pronto muy pronto, los más vulnerables, los más pobres, los niños mujeres y los más ancianos de nuestros pueblos terminarán pagando las consecuencias.                                                                                                                   

CNI México “Urgente encontrarnos en nuestra resistencia, autonomía y rebeldía de pueblos originarios”

CONVOCATORIA AL QUINTO CONGRESO NACIONAL INDÍGENA

Que se realizará en el contexto de la celebración del 20 aniversario del CNI y que tendrá lugar del 9 al 14 de octubre en las instalaciones del Centro Indígena de Capacitación Integral (CIDECI- UNITIERRA) en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Considerando que:

1. En este mes de octubre del presente año el Congreso Nacional Indígena, espacio de unidad, reflexión y organización de los pueblos indígenas de México, cumple 20 años de trabajo ininterrumpido, impulsando la reconstitución integral de nuestros pueblos y la construcción de una sociedad en la que quepan todas las culturas, todos los colores, todos los pueblos que somos México.

2. A lo largo de todos estos años y con más fuerza a partir de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona emitida por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, hemos forjado una palabra y un actuar que ha contribuido a las luchas de resistencia y rebeldía a lo largo de toda la geografía nacional y no solo mantenemos nuestra decisión de seguir existiendo, sino que la honramos con la fuerza de nuestro puño en alto, la honramos tejiendo acuerdos profundos y colectivos que se reflejan en el cuidado de la tierra, de nuestras lenguas, de las tradiciones, de nuestros gobiernos colectivos de múltiples nombres y formas; todos ellos que guardan en su interior la flama de la autonomía que no deja de iluminar el corazón colectivo de los pueblos, barrios, naciones y tribus que somos; acuerdos profundos que se trabajan día a día, dando lugar a que de cada uno de ellos emerjan territorios complejos que juntos constituyen nuestra autonomía y libre determinación.

3. Mientras nosotros tejemos la vida, el capitalismo dibuja y configura “sus” propios territorios de muerte, encimados a los nuestros, en todos los rincones de nuestro dolido país México. Sobre nuestras tierras hay supuestos territorios mineros, de los cárteles de la delincuencia organizada, agroindustriales, territorios de partidos políticos, urbanizables, de conservación donde no caben los pueblos originarios y cualesquier nombre con que lo impongan este sistema y los malos gobiernos que lo obedecen.

4. Los capitalistas de una manera sangrienta iniciaron y agrandan día con día una guerra de conquista por apoderarse de lo que siempre ha sido nuestro y en esa constante guerra de exterminio se presentan con todas sus máscaras: la del empresario, el político, el policía, el militar o el sicario, según sea el caso. Y como siempre, de nuestro lado están los muertos, los desaparecidos, los encarcelados, los territorios arrebatados o destruidos y la persecución en contra de cualquier esperanza colectiva, autónoma y rebelde.

5. Ante la embestida capitalista en contra de nuestros pueblos hemos resistido, desde la devastación hemos soñado y construido nuevos mundos, desde el luto por nuestros compañeros asesinados los pueblos recreamos nuevas formas de resistencias y rebeldías que nos permitan detener de manera urgente esta devastación, caminando por el único camino posible para los de abajo y a la izquierda, construyendo y ejerciendo la justicia negada por los poderosos que dicen gobernarnos.

6. Es urgente encontrarnos en esas nuestras llamas de resistencia, autonomía y rebeldía que brillan en cada uno de los pueblos originarios que hilan nuevos mundos desde mero abajo, desde donde nace el amor y compromiso ancestral con nuestra madre que es la tierra.

Es que hemos acordado CONVOCAR a las autoridades y representantes directos de los pueblos, naciones, tribus, barrios, comunidades y organizaciones indígenas a la celebración del:

QUINTO CONGRESO NACIONAL INDÍGENA

Que se realizará en el contexto de la celebración del 20 aniversario del CNI y que tendrá lugar del 9 al 14 de octubre en las instalaciones del Centro Indígena de Capacitación Integral (CIDECI- UNITIERRA) en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en territorio zapatista, de acuerdo con el siguiente:

P R O G R A M A

9 de octubre.

Llegada a CIDECI y registro físico de autoridades, representantes, delegados indígenas, prensa e invitados por la Comisión de Coordinación del CNI.

10 y 11 de octubre.

Inauguración del Quinto Congreso Nacional Indígena.

Mesas de trabajo bajo los siguientes ejes:

1. Despojo y represión

2. Nuestras resistencias y rebeldías

3. Balance del CNI

4. Propuestas para el fortalecimiento del CNI

12 de octubre.

Festejo del 20 aniversario del Congreso Nacional Indígena

13 de octubre.

Reunión plenaria, acuerdos y conclusiones

Clausura del Quinto CNI

14 de octubre.

Regreso a nuestros lugares de origen

El registro previo de delegad@s indígenas podrá hacerse en el correo electrónico del CNI: catedratatajuan@gmail.com

L@s integrantes de la Sexta Nacional e Internacional que deseen integrarse como participantes observadores a las sesiones del V CNI deberán registrarse previamente en el correo cni20aniversario@ezln.org.mx

El Quinto Congreso Nacional Indígena tendrá sesiones públicas (inauguración y clausura) y cerradas. La prensa que se registre ante la Comisión de Coordinación del CNI y cuya participación sea validada por la misma comisión, únicamente podrá dar cobertura a las sesiones públicas del CNI. El registro de prensa se hará los días 9 y 10 de octubre en la sede del Congreso.

Atentamente

Julio de 2016

Por la reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Ejército Zapatista de Liberación Nacional 

PRONUNCIAMIENTO DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA (CNI).


A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ALTERNATIVOS


Ante la cobarde traición a la comunidad indígena Ñatho de San Francisco Xochicuautla, municipio de Lerma en el Estado de México para imponer el proyecto carretero Toluca Naucalpan y el atentado sufrido por policías comunitarios de Ostula, municipio de Aquila, Michoacán, como Congreso Nacional Indígena nos declaramos en alerta máxima y llamamos a los pueblos, organizaciones y personas solidarias a estar atentos y acudir al llamado realizado por la comunidad de Xochicuautla.

 

Denunciamos que:

El lunes 11 de abril alrededor de las 9 de la mañana comenzaron a llegar más de 1000 policías estatales de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) y las Fuerzas de Acción y Reacción (FAR), entrando por 3 lados de la comunidad, la colonia Buenavista, por la calle Cuauhtémoc para llegar al paraje “Lampeni” y en el paraje “Lapondishi” donde se encontraba el Campamento de la Paz y la Digna Resistencia y que fue destruido por los policías.
En el paraje “Lampeni” el compañero Armando García Salazar, tío de David Ruíz García, delegado del Congreso Nacional Indígena y asistente a la compartición entre el CNI y el EZLN de agosto de 2014 llevado a cabo en La Realidad zapatista, tenía su casa y el patrimonio de sus hijos. Dentro de la casa se reunieron alrededor de 25 personas para defender la propiedad, en su mayoría mujeres y con lujo de violencia las desalojaron, empujando y tirando a la compañera Isabel Hernández de 64 años quien forma parte del Concejo Supremo Indígena y que en ese momento tenía en brazos a una niña.


Acompañados de policías le fue entregado al compañero Armando un papel en donde le informaban que su casa estaba en propiedad federal y la tenían que destruir, también le mostraron el decreto expropiatorio sobre el cual se ganó un amparo.
Sin mediar más palabras y a empujones sacaron de la casa a quienes estaban dentro, sacando también las pertenencias que se encontraban en el primer piso, quedando dentro documentos, ropa y herramientas de trabajo.


Nuevamente el mal gobierno demuestra que las leyes que dice representar o el supuesto estado de derecho no son más que herramientas de despojo que cumple siempre y cuando están en contra de los pueblos. El despojo y represión viola la suspensión otorgada en los amparos 1123/2015 y 771/2015 que fueron otorgados el 18 de febrero de 2016 y que el juzgado notificó a la mayoría de autoridades el 23 de febrero, incluida SAASCAEM, que es la institución a la que se le otorgó el territorio de Xochicuautla en el decreto expropiatorio.

 

En tanto que en la noche del pasado domingo 10 fueron atacados compañeros miembros de la policía comunitaria de de Santa María Ostula, en las inmediaciones de la localidad de San Juan de Alima, Michoacán, cuando desde un automóvil en movimiento fue asesinado el comunero Francisco Grajeda y herido el comunero Abraham Girón, quien además es comisionado de la comunidad para el Congreso Nacional Indígena y participante en la compartición realizada en La Realidad Zapatista.


Denunciamos el intento del mal gobierno por minimizar este crimen con el que pretenden propiciar el regreso de la violencia a la región de la sierra costa de Michoacán y poner nuevamente en manos de narcopolíticos, sus paramilitares, sicarios y empresas el territorio, recursos naturales, la dignidad y paz en la región.


Llamamos a los pueblos de México y el mundo a solidarizarse de manera urgente con las acciones en defensa de los derechos de San Francisco Xochicuautla, asistiendo físicamente a la comunidad, movilizándose donde cada quien se encuentre para denunciar y exigir el cese de las agresiones en contra de la comunidad, su territorio y comuneros.


Responsabilizamos a Eruviel Ávila Villegas y su jefe Enrique Peña Nieto de la integridad de nuestros compañeros y quienes se solidarizan con la digna lucha.

 

POR LA REIVINDICACIÓN INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS


NUNCA MAS UN MÉXICO SIN NOSOTROS

A 12 DE ABRIL DE 2016


CONGRESO NACIONAL INDÍGENA

 

 

 

Las artes, las ciencias...

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

Febrero del 2016.

Para: Juan Villoro Ruiz:

Hermano:

Celebro que el resto de la familia bajo protesta esté bien, y agradecemos que hayas sido el mensajero para hacerles llegar nuestros saludos y los obsequios que les enviamos (aunque sigo pensando que corbatas y ceniceros o floreros hubieran sido una mejor opción).

En el momento de tratar de continuar estas letras, recordé tu texto “Conferencia sobre la lluvia” (editorial Almadía, 2013) escrito, creo, para teatro, y que leí imaginando, de seguro con torpeza, la escenografía y los gestos y movimientos de quien tuviera a cargo el monólogo, sintiendo la interpelación más que acusando recibo de ella. El inicio, por ejemplo, es una síntesis de mi vida: el lacónico “¡Perdí los papeles!” del primer renglón, bien da para una enciclopedia si lo anclo en los calendarios y geografías de este continuo caer y recaer que he sido.

Porque, invariablemente, después del saludo de apertura en una epístola, pierdo las ideas (“la tonelada” dicen los compas cuando se refieren al tono en una canción). Quiero decir, el objetivo concreto de la carta. Cierto que el dilucidar quién es el receptor podría ayudar, pero no pocas veces el destinatario es un oído hermano al que se quiere provocar no necesariamente una respuesta, pero siempre un pensamiento, una duda, un cuestionamiento, pero no que paralice, sino que motive más pensamientos, dudas, preguntas, etcéteras.

Entonces, tal vez como al bibliotecario-conferencista que protagoniza la obra, salen palabras que no se buscaron propositivamente, sino que ahí estaban, acechando, esperando un descuido, una grieta en lo cotidiano, para asaltar el papel, la pantalla, o esa hoja arrugada que ¿dónde-diablos-la dejé-ah-aquí-está-¿cuándo-escribí-yo-esta-idiotez-? Las palabras dejan entonces de ser escudo y barricada, lanza y espada, y se convierten, muy a nuestro pesar, en espejo frente al que uno se devela y desvela.

Claro, el bibliotecario puede acudir a sus pasillos flanqueados por estantes, con su orden alfabético y numérico, con sus calendarios y geografías dibujando un mapa de tesoros literarios; buscar entonces en la “O” de “olvido” y ver si ahí encuentra lo que perdió. Pero acá, en este continuo traslado, la idea de una biblioteca, así sea mínima y portátil, es una quimera. No creas, vi con esperanzas infundadas los libros electrónicos (en un “USB” -o “pendrive” o “memoria externa”- podría cargar si no la biblioteca de Borges, sí al menos una mínima: Cervantes, Neruda, Tomás Segovia, Le Carré, Conan Doyle, Miguel Hernández, Shakespeare, Rulfo, Joyce, Malú Huacuja, Eduardo Galeano, Alcira Élida Soust Scaffo, Alighieri, Eluard, León Portilla y el mago de la palabra: García Lorca, entre otros). Pero nada, si el bibliotecario pierde los papeles, yo los dispositivos usb, y a saber dónde andan.

Pero no creas, uno tiene sus fantasías vergonzantes. En los usb de libros electrónicos solía poner una miscelánea de autores, pensando en que los perdería y estarían juntos y, tal vez, no sé, después de todo la literatura es el género de lo imposible concretado en letras, podrían “comparticionarse” entre ell@s.

“La literatura es un lugar en el que llueve”, has hecho decir al conferencista en desgracia, obligado a desnudarse, sin el ropaje de sus apuntes, para mostrarse como es: vulnerable.

Entonces imagina un usb con ésos u otros artistas de la palabra. Imagina que empieza a llover. Imagina lo que hablan entre sí, mientras buscan que una gota no les arruine el código binario en el que viven y entonces empiecen los malos entendidos: 0-1-0-mancha-1-borrón-0-0-borrón-1 o lo que sea, y ya empieza el “¡cómo se atreve usted!” y vuelan de un lado a otro los “fuck you”, “que te doy una hostia”, “son pavadas”, “a la chingada”, “vous êtes fou”, “va’ fa’ ta culo”, mientras Alcira reparte su “Poesía en Armas” mimeografiada, algo que no creo que apacigüe los ánimos beligerantes. En fin, que todas las expectativas venturosas arruinadas… por la lluvia.

Claro que, mutatis mutando, en tus letras es un gato el exiguo auditorio del conferencista, y acá es un gato-perro con su lucezita que igual se desconciertan con lo que escribo, como si no fueran de por sí desconcertantes un gato-que-es-perro-que-es-gato-que-es-perro y una luz acurrucada en la sombra.

¿Divago? Es lo más seguro. Después de todo, esa compartición imposible dentro de un usb que confía en que la lluvia no le arruine el coloquio, no es más que una fantasía.

Pero si para el conferencista es la lluvia, para esta misiva el tema es… la tormenta.

Permíteme entonces que aproveche estas líneas para seguir nuestro intercambio de reflexiones sobre la crisis compleja que se avecina, según algunos, o que ya está, según otros.

Alguien ha dicho por ahí que nuestra visión (plasmada ahora en la tipografía del libro “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista. Participación de la Comisión Sexta del EZLN”), es apocalíptica y más cercana a Robert Kirkman y su “The Walking Dead” (el comic y la serie televisiva, inspirada o no, en él), que a Milton y Rose Friedman y su “Libertad de Elegir” (el libro y las políticas económicas que encuentran ahí su coartada). Que nos equivocamos por no ser ortodoxos, o que nos equivocamos por ser demasiado ortodoxos. Que no va a pasar nada, que al levantarse cada mañana estará lo necesario para el desayuno, que el perro del vecino seguirá ladrándole al camión de la basura, que al abrir el grifo del lavabo saldrá agua y no un sonido de ultratumba. Que somos sólo pajarracos de mal agüero que, además, no tenemos impacto mediático o académico (aunque cada vez más son lo mismo).

En fin, que la máquina funciona y cada quien está donde debe de estar. Las sacudidas son esporádicas y son sólo eso, sacudidas, y que las turbulencias son pasajeras y debidas a que alguien se resiste a estar donde debe estar. Como se descompone un reloj si un engranaje o resorte se salen de su lugar y el Estado es el “relojero” que elimina la pieza rota y la sustituye por otra.

¿El Apocalipsis (todo incluido)? ¿El diluvio universal? ¿La humanidad prisionera en el ferrocarril aparentemente eterno e inmortal de Snowpiercer (la película del surcoreano Bong Joon-ho, titulada “Rompenieves” en el dvd de “producción alternativa” que me llegó -y que ahora no encuentro-), y reproduciendo dentro de él la misma inhumanidad que, queriendo resolver el calentamiento global, indujo el enfriamiento del planeta?

Nada más alejado de nuestro pensamiento. Nosotras, nosotros, zapatistas, no creemos que el mundo se vaya a acabar. Sí pensamos que el que conocemos actualmente se va a colapsar, y que su implosión va a acarrear multitud de desgracias humanas y naturales.

Sobre si esa implosión ya está en marcha o está por definirse, su duración y término, se puede debatir, argumentar, cuestionar, afirmar o negar. Pero hasta donde sabemos, no hay quien se atreva a negarla. Todos allá arriba aceptan que la máquina está fallando, y ensayan una y mil soluciones, siempre dentro de la lógica de la máquina. Pero hay quien quiere romper con esa lógica y asevera: la humanidad es posible sin la máquina.

Sin embargo, como lo que somos, no nos preocupa tanto la tormenta. Después de todo, han sido siglos de tormenta para los pueblos originarios y los desposeídos de México y del mundo, y si algo se aprende abajo es a vivir en condiciones adversas. La vida entonces, y en contados casos la muerte, es una lucha continua, una batalla librada en todos los rincones de los calendarios y geografías. Y no hablo aquí de las mundiales, sino de las personales.

Como se puede concluir en una lectura atenta de nuestra palabra, el nuestro es un mensaje que va más allá de la tormenta y sus dolores.

Es nuestra creencia que la posibilidad de un mundo mejor (no perfecto ni acabado, dejemos eso para los dogmas religiosos y políticos) está fuera de la máquina y su posibilidad se sostiene en un trípode. O más bien en la interrelación entre tres columnas que han pervivido y perseverado, con sus altibajos, sus pequeñas victorias y sus grandes derrotas, a lo largo de la breve historia del mundo: las artes (exceptuando de estas últimas a la literatura), las ciencias y los pueblos originarios con los sótanos de la humanidad.

Tal vez te preguntes, un poco por curiosidad y otro mucho por la interpelación directa que te supone, el por qué pongo en un compartimento excluso a la literatura. Permíteme que lo diga más adelante.

Notarás que, abandonando a los clásicos, no he puesto a la política entre las vías de salvación. Conociéndonos un poco (con todo y que no aparezcamos ni en interiores de las páginas de los medios, hay bibliografía propia y abundante para quien tiene un interés honesto en saber de qué va el zapatismo), es claro que nos referimos a la política clásica, a la política “de arriba”.

Escucha, Juan, hermano, yo sé que eso da no para otra carta, sino para una biblioteca ya que en ésas estamos, así que permíteme que deje ese punto en el aire. No porque sea menos importante o trascendente en la tormenta, sino porque ya “agarré camino”, como dicen los compas, y si sigo cualquiera de las bifurcaciones con las que me tienta la palabra, corres el riesgo de que esta carta nunca te llegue, no por la lluvia, sino por inconclusa.

He puesto “las artes” porque son ellas (y no la política) quienes cavan en lo más profundo del ser humano y rescatan su esencia. Como si el mundo siguiera siendo el mismo, pero con ellas y por ellas pudiéramos encontrar la posibilidad humana entre tantos engranajes, tuercas y resortes rechinando con mal humor. A diferencia de la política, el arte entonces no trata de reajustar o arreglar la máquina. Hace, en cambio, algo más subversivo e inquietante: muestra la posibilidad de otro mundo.

Puse “las ciencias” (y me refiero aquí especialmente a las llamadas “ciencias formales” y a las “ciencias naturales”, considerando que las sociales aún tienen algunas cosas que definir -ojo: sin que esto implique una demanda y exigencia-) porque tienen la posibilidad de reconstruir sobre la catástrofe que ya “opera” en todo el territorio mundial. Y no hablo de “reconstruir” en el sentido de retomar lo caído y armarlo de nuevo, a imagen y semejanza de su versión antes de la desgracia. Hablo de “rehacer”, es decir, “hacer de nuevo”. Y los conocimientos científicos pueden entonces reorientar la desesperación y darle su sentido real, es decir, “dejar de esperar”. Y quien deja de esperar, podría empezar a actuar.

La política, la economía y la religión dividen, parcelan, parten. Las ciencias y las artes unen, hermanan, convierten las fronteras en ridículos puntos cartográficos. Pero, cierto, ni unas ni otras están exentas de la feroz división de clases y deben elegir: o contribuyen al mantenimiento y reproducción de la máquina, o contribuyen a mostrar su necesaria supresión.

Como si en lugar de re-etiquetar la máquina, embelleciéndola o afinándola, el arte y la ciencia plantaran, sobre la cromada superficie del sistema, un letrero lacónico y definitorio: “CADUCO”, “Tiempo Transcurrido”, “para continuar viviendo deposite otro mundo”.

Imagina (a tu generación algo le debe haber tocado de John Lennon, la mía es más de sones y huapangos), imagina que todo lo que se gasta en política (por ejemplo, en elecciones por votación y elecciones por guerra, tan antidemocráticas unas como las otras –“la política y la economía son la continuación de la guerra por otros medios”, debió haber dicho Clausewitz si hubiera partido de la ciencia social), se dedicara a las ciencias y las artes. Que en lugar de campañas electorales y militares hubiera laboratorios, centros de investigación y divulgación científica, conciertos, exposiciones, festivales, librerías, bibliotecas, teatros, cines, y campos y calles donde reinaran las ciencias y las artes, y no las máquinas.

Claro, nosotras, nosotros, zapatistas, estamos convencidos de que eso es posible sólo fuera de la máquina. Y que hay que destruirla. No reajustarla, no maquillarla, no hacerla “más humana”. No, destruirla. Si algo de sus restos sirve, que sea como muestra de que no hay que repetir la pesadilla. Como si sólo fuera un referente al que se mira por el “Espejo Retrovisor” mientras se deja atrás el camino.

Pero no dudamos que haya alguien que piense o crea que es factible dentro de ella, sin alterar su funcionamiento, cambiando de maquinista o viendo que los vagones más suntuosos redistribuyeran su riqueza para que algo (tampoco mucho, no hay que exagerar), les llegara a los vagones traseros. Claro, siempre recalcando que cada quien está donde debe de estar. Pero la candidez, hermano, suele ser uno de los ropajes de la perversidad.

Y he mencionado a los pueblos originarios y los sótanos mundiales, bueno, pues porque son quienes más oportunidad tienen de sobrevivir a la tormenta y los únicos con la capacidad para crear “otra cosa”. Alguien tiene que responder mañana a la pregunta “¿Hay alguien en la Tierra?”. Y aquí la palabra presenta, no sin coquetería provocadora, otra bifurcación que, en bien de esta misiva, evito con mi conocido recato.

He dicho antes, socarrón y pendenciero, que las artes, exceptuando a la literatura. Bueno, porque creo (y esto es individual) que a la literatura le tocaría crear los lazos entre esos 3 pies, y dar cuenta del proceso, afortunado o no, de su interrelación. Le toca ser “El Testigo”. Pero lo más seguro es que yo esté equivocado o sólo sea que, en este juego de cartas, he destapado la del “Joker” para preguntar “¿Por qué tan serios?”.

-*-

¿Qué queremos? La clave para entender el mensaje subterráneo del zapatismo está en los pequeños relatos que, sobre la niña indígena autodenominada “Defensa Zapatista”, aparecen en el libro de “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”.

Imaginar lo que, por necesario y urgente, parece imposible: una mujer que crezca sin miedo.

Claro que cada geografía y calendario agrega sus cadenas: indígena, migrante, trabajadora, huérfana, desplazada, ilegal, desaparecida, violentada sutil o explícitamente, violada, asesinada, condenada siempre a agregar pesos y condenas a su condición de mujer.

¿Qué mundo sería parido por una mujer que pudiera nacer y crecer sin el miedo a la violencia, al acoso, a la persecución, al desprecio, a la explotación?

¿No sería terrible y maravilloso ese mundo?

Así que si alguna vez me pidieran a mí, sombra fantasmal de nariz impertinente, que definiera el objetivo del zapatismo, diría: “hacer un mundo donde la mujer nazca y crezca sin miedo”.

Ojo: no estoy diciendo que en ese mundo ya no habría esas violencias acechándola (sobre todo porque igual se puede acabar varias veces el planeta, pero no lo peor de nuestra condición de varones).

Tampoco digo que no haya ya mujeres sin miedo. Que su empeño rebelde les haya conseguido esa victoria en la batalla cotidiana, y que sepan que ganan batallas. Pero no la guerra. No, hasta que cualquier mujer en cualquier rincón de las geografías y calendarios mundiales crezca sin miedo.

Hablo de la tendencia. ¿Podríamos afirmar que la mayoría de las mujeres nacen y crecen sin miedo? Creo que no, y probablemente me equivoque y es seguro que arribarán cifras, estadísticas y muestras de que estoy equivocado.

Pero, en nuestro limitado horizonte, percibimos el miedo, miedo porque pequeña, miedo porque grande, miedo porque delgada, miedo porque gorda, miedo porque bonita, miedo porque fea, miedo porque embarazada, miedo porque no embarazada, miedo porque niña, miedo porque joven, miedo porque madura, miedo porque anciana.

¿Vale la pena empeñar el paso, la vida y la muerte en tal quimera?

Nosotras, nosotros, zapatistas, decimos que sí, que vale la pena.

Y en ello ponemos la vida que, aunque es poco, es todo lo que tenemos.

-*-

Sí, tienes razón en que no faltará quién nos tache de “ingenuos” (en el mejor de los casos, porque en todos los idiomas hay sinónimos más crudos). / Este procesador de textos, un software libre y de código abierto, me gusta porque cada que quiero escribir “caso” o “casos”, el corrector me propone “caos”. Creo que el software libre sabe más de tormentas devastadoras que yo/.

En fin, ¿en qué estaba? ¡Ah!, las palabras perdidas, su naufragio en papeles o bites, los pueblos originarios y los sótanos de la humanidad convertidos en arca de Noé, las ciencias y las artes como islas salvadoras, una niña sin miedo como brújula y puerto…

¿Eh? Sí, coincido contigo en que el resultado de todo eso tiene más de caos que de caso, pero ésta es sólo una carta que, como todas las cartas debieran, se convierte en un avioncito de papel con la intimidante insignia de “Fuerza Aérea Zapatista” dibujada en un costado, y allá va buscando a su destinatario. Porque a saber dónde andas Juan, hermano bajo protesta. Como decían las abuelas antes (no sé ahora), “ya sosiégate chamaco”, y ponte una chamarra o un abrazo porque hace frío y “el tema, ya lo sabes, es la lluvia”

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Galeano.

México, febrero del 2016.

DECLARATORIA DE CERRO DE LAS HUERTAS EJUTLA DE CRESPO OAXACA

Reunidos en la explanada de la comunidad de Las Huertas Ejutla de Crespo, Oaxaca, 48 comunidades, 30 organizaciones 2 Centros de Investigación y 3 radios comunitarias procedentes de los Valles Centrales, Sierra Sur, Costa, Istmo y Cañada, todos con el objetivo de generar un espacio de reflexión a nivel estatal sobre los principales avances y desafíos de los movimientos contra la minería; fortalecer las resistencias, defensa de las comunidades y organizaciones de Oaxaca y analizar las condiciones para generar actividades articuladas a nivel regional y estatal. En este encuentro compartimos las siguientes problemáticas:

La minería es la expresión de un modelo de dominación, sustentado en la extracción irracional de los bienes comunes de los pueblos, que se sustenta en el despojo. Solo en el territorio estatal existen más de 400 concesiones, 35 proyectos mineros, impactando prácticamente las 8 regiones de nuestro estado. Ninguna de estas concesiones y/o proyectos tienen la anuencia de nuestros pueblos y comunidades.

A los pueblos se nos violenta nuestro derecho a la información, ya que existen en nuestros territorios concesiones mineras otorgadas por el gobierno federal sin el consentimiento de nuestras asambleas comunitarias, además la información que existe sobre las concesiones es manipulada, parcial y poco accesible. Esta condición vulnera otros derechos fundamentales como son la autonomía, el territorio y violenta nuestros sistemas comunitarios en los ámbitos económicos, políticos, sociales y culturales.

Nuestros territorios sostienen la economía y alimentación comunitaria y regional, los proyectos mineros también amenazan gravemente dichas formas de vida, generando una contaminación irreversible en nuestro medio ambiente.

Las empresas mineras violenta nuestros derechos utilizando diversas estrategias y mecanismos para dividir y confrontar a las comunidades, por otro lado, los gobiernos federal y estatal genera modificaciones legislativas e institucionales en beneficio de los intereses de las empresas trasnacionales tales como el Fondo Minero, dichos cambios tienen como finalidad el despojo de los territorios de los pueblos y comunidades indígenas.

De igual forma, se criminaliza el trabajo de las y los defensores del territorio, se les persigue, encarcela y en el peor de los casos se les priva de la vida. El sistema de justicia tampoco garantiza el ejercicio de los derechos humanos. A pesar de esta situación nuestros pueblos se organizan para defender la tierra, el territorio y nuestros bienes comunes, combinando diversas estrategias de resistencia pacífica.

Ante este contexto las comunidades y pueblos DENUNCIAMOS:

·         La comunidad de Ciudad Ixtepec rechaza rotundamente el proyecto minero impulsado por la empresa Plata Real, Filial de Primero Mining misma que está presionando a las autoridades para obtener su consentimiento.

·         La comunidad de Monte del Toro denuncia al subdelegado Alfredo Ramírez de Conciliación Agraria, quien mediante engaños y promesas falsas intenta dividir nuestro ejido. Monte del Toro exige el respeto a su declaratoria de territorio prohibido para la minería, realizada en noviembre de 2015. No vamos a permitir la realización de ningún trabajo o exploración minera en nuestra comunidad.

·         La Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán exige la cancelación del proyecto minero “San José” y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos de Bernardo Méndez y Bernardo Vásquez. Alto a la campaña promovida por Fortuna Silver para expandir su proyecto de muerte en las comunidades de Ocotlán de Morelos y Ejutla de Crespo.

·         14 comunidades del municipio del Barrio de la Soledad denunciamos que la empresa Cruz Azul S.C.L. desde 1943 está substrayendo el agua de nuestra comunidad para el procesamiento de su fábrica y para venta a otras comunidades vecinas, esta situación ha afectado nuestro derecho al uso y disfrute del agua. Hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta de las autoridades competentes, por lo que exigimos el respeto a nuestro derecho al territorio y específicamente al derecho al agua.

·         El Centro de Estudios para la Región Cuicateca (CEREC) denuncia que en la región de la cañada existen 13 concesiones mineras, las cuales han vulnerado el derecho a la autonomía y el territorio. Exige la cancelación definitiva del proyecto “La Raquelita”, ubicado en el municipio de San Juan Tepeuxila.

·         14 comunidades Chontales de los municipios de San Carlos Yautepec, Santa María Ecatepec y Asunción Tlacolulita denunciamos que 5413 hectáreas están concesionadas a las empresas mineras Zalamera y Minaurum Gold, dichas concesiones fueron entregadas por el gobierno federal sin nuestra autorización, en este sentido exigimos la cancelación de dichos permisos.

·         La comunidad de San Andrés Chicahuxtla, denunciamos y rechazamos la introducción de programa Fanar en nuestra comunidad.

·         La comunidad de Santa Catarina Coatlán, denunciamos las afectaciones a nuestras tierras ejidales por la introducción de la supercarretera, Oaxaca Puerto Escondido.

Manifestado lo anterior:

Exigimos la cancelación de las concesiones y proyectos mineros en el estado de Oaxaca, NINGÚN PROYECTO MÁS SIN LA AUTORIZACIÓN DE LAS COMUNIDADES Y PUEBLOS.

Hacemos un llamado a comunidades, pueblos y organizaciones a defender la tierra y el territorio contra los proyectos de muerte.

De igual forma convocamos a todas las comunidades, pueblos, organizaciones sociales, colectivos a la articulación de esfuerzos para hacer un frente estatal contra la minería. En este sentido DECLARAMOS EL 22 DE JULIO DE CADA AÑO CÓMO DÍA ESTATAL DE RESISTENCIA CONTRA LA MINERÍA EN OAXACA.

29 y 30 de Enero del 2016.

 

ENCUENTRO ESTATAL DE COMUNIDADES Y ORGANIZACIONES CONTRA LA MINERÍA

“AQUÍ DECIMOS SI A LA VIDA”

 

¡NO A LOS PROYECTOS DE MUERTE!

Tepeuxila, Oaxaca la batalla por la sobrevivencia

Post In: Oaxaca / principal    By Redacción - sep 21, 2015

Esta población oaxaqueña, según el Coneval, tiene 97.4% de su población en pobreza. Es el municipio más pobre del país.

Juan Carlos Zavala

“Terminé el cuarto de primaria porque no había esa vez, fui a Cuicatlán. ¿Sabe por qué no estudié?, me estaban mandando medio día voy a clases y el otro medio día voy a pastorear chivos me dijo el patrón. Entonces me dio miedo ir al cerro hasta allá la peña colorada, porque eran como 60 o 70 chivos y dicen que sale el coyote y los mata, así decía el que lo andaba cuidando y eso me dio miedo, tenía once años y por eso me dio miedo ir a ese cerro. El patrón con el que estuve, se llama Gustavo Osante y es por eso que mejor me salí de allá y mejor me vine para acá. Eso es lo que hice”.

Cuando conocimos a Severo Ordaz Palacios era domingo y cortaba leña a un costado de su casa, para llevarla a dos de sus hijos que estudian el telebachillerato en el municipio de San Juan Tepeuxila, localidad que se ubica alrededor de hora u hora y media por un camino de terracería que por tramos es difícil de transitar. La leña les serviría para cocinar por lo menos unas dos semanas.

Originario de San Andrés Pápalo, nació en 1960 y tiene 55 años de edad. Se casó a los 22 años, para entonces su esposa tenía 17 u 18 años, tuvo siete hijos, todos nacieron con partera, dos hombres, cinco mujeres, unos se fueron para México, allá viven, emigraron para buscar trabajo.

“Ya no vienen, ni apoyan qué, como tienen sus hijos apoyan también a sus hijos. No es como que tiene dinero, que nos puedan apoyar. No tienen dinero, trabajan lo ajeno, nomás para comer”.

Desde siempre se ha dedicado a la siembra de maíz y de frijol para autoconsumo, tiene árboles frutales de aguacate, granadas, que vende a coyotes al precio que ellos quieren y con los que tiene un poco de ingresos.

“El aguacate cuando se da a veces se pone bueno el precio, unos 100 pesitos o unos cincuenta pesos, cuando ya no hay precio 25 pesos. La pera estuvo a 40 el buen precio y ya ahorita están pagando a 25, ya bajó. Aunque en la ciudad hay precio, pero aquí no hay precio por el traslado. Ellos nos pagan lo que quieren por el traslado que es lo que cuesta para llevarlo. A veces, según cuando se da bien unas 20 o 30 cajitas de pera, a 25 pesos. 10 cajitas son 250 pesos y eso a que nos sirve a nosotros, y el aguacate si vende unas cinco cajas, a 50 pesos ya son como 500 pesos, cada semana o mes, conforme va macizando. La granada, antes hubo precio pero ya no. El bueno precio era 100 pesos la caja de granada, es el precio. Donde sigue, pues unos 70 pesos. La granada ahorita ya no se da porque hay mucha plaga”.

San Andrés Pápalo es una de las cuatro agencias del municipio de San Juan Tepeuxila, el municipio más pobre de México según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

San Juan Tepeuxila, está en el distrito 02 de Oaxaca, tiene 97.4 de su población en pobreza (2 mil 196 habitantes); el 73.2% de la población vive en pobreza extrema (1 mil 652 habitantes) y un 24.1% vive en pobreza moderada (544 habitantes). El 99.8% vive con al menos un carencia social y el 86.7% con al menos tres carencias; el rezago educativo alcanza al 44.6%, con accedo a los servicios de salud el 62.5% y con calidad y espacios de la vivienda el 28.8%, la población con ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo, el 83.7 y el 97.5% de la población vive con un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Los datos oficiales reportados por el INEGI de acuerdo a la información obtenida en el censo de población y vivienda del 2010, indican que la el municipio de San Juan Tepeuxila tiene una población total de 2,773 habitantes, de los cuales 1,344 son mujeres representando el 48% de la población total y 1,429 hombres que constituye el otro 52%.

“Soy campesino cien por ciento”, dice Manuel Villegas Villegas, síndico municipal de San Juan Tepeuxila, que se rige por el sistema de Usos y Costumbres. Con 45 años de edad, casado y con tres hijos, uno de 16 años, otro de 14 y el más chico de 12 años. Emigró a Estados Unidos donde estuvo alrededor de tres años trabajando como jardinero en New Jersey. “Regresé porque está la familia, porque están los hijos y llegan a una edad porque ya se exponen al mal camino”.

Al asumir el cargo, no puede desarrollar ninguna otra actividad salvo las funciones que la comunidad le ha conferido por tres años. Pero se dedica a la siembra de maíz y de frijol, también para autoconsumo. Como muchos, es “mil usos”: a veces trabaja de jornalero, otras logra tener un ganadito que vende-

“Cuando me falla por allá tengo dos cabecitas de ganado, trato de vender uno ya me va amortiguando o va sacando para el vestuario, para el calzado. No permitiría que mis hijos emigraran, es mucho sufrimiento. Yo crucé por el desierto. Pues quien sabe cómo vivíamos, quien sabe cómo Dios es tan grande que para todos da, va uno sobresaliendo. Lo que siempre nos apoyaba a todos lo que antes era procampo pero era el único ingreso que tenía yo”.

La mayor parte de la población (91%) se dedica a las actividades del sector primario (Actividades forestales, agricultura y ganadería), el sector terciario ocupa el segundo lugar con un 4% de la población en actividades relacionados con pequeños negocios y servicios, el sector secundario ocupa el 3% dedicados generalmente a la construcción y el otro 2% de la población se dedica a otras actividades de las cuales generan ingresos económicos.

De acuerdo con el diagnóstico municipal de desarrollo rural de San Juan Tepeuxila, entre los años 2005 y 2010, el cultivo de aguacate ha permanecido igual, el café ha disminuido 7 hectáreas, el cultivo de durazno ha disminuido 1 hectárea, el frijol ha aumentado 5, la granada 4 y el maíz se vio incrementada en 18 hectáreas, el jitomate 1 y el tomate verde en 2 hectáreas respectivamente.

El agua es una limitante para la producción agrícola ya que los terrenos con mejores condiciones para la producción agrícola se ubican en climas más cálidos, y la ausencia de apoyos para obras de infraestructura hidroagrícolas en “tierra caliente” provoca el abandono de parcelas, aunado a esto la falta de una estrategia comercial de los productos, induce a un acelerado efecto de la emigración hacia otros lugares fuera del municipio en busca de nuevas fuentes de empleo.

“A lo mejor por ser un poco tierra fría todos producen un poquito de aguacate, duraznos, peras, granaditas, algo de todo eso como se va dando en diferentes épocas, por ahí la gente va solventando sus pequeños gastos. En cuestión de cultivar maíz y frijol, creo que ya lo viene uno conservando por herencia de nuestros abuelos, de cultivar maíz y frijol, porque en realidad todo está por el suelo.

“Como toda esta temporada no llovió, pues no hay nada. Todo se está perdiendo. A lo mejor si bienvenido el pequeño apoyo de prospera nos va ayudando, sus pequeños frutitas, arbolitos, frutales, por ay tantito va amortiguando todos sus gastos”, dice Manuel Villegas.

Pero la falta de lluvia no es el único problema que enfrentan los campesinos. Son vulnerables a los precios que les imponen los “coyotes” que les compran la cosecha de sus árboles frutales.

Andrés Calvillo Contreras, suplente del regidor de Hacienda, detalla que una caja de aguacate que contiene alrededor de 30 kilos se las compran a 60 pesos; pero lo más bajo que lo han vendido es en 25 pesos; el café pergamino por kilo se los compran a 35 pesos; la granada por caja, alrededor de 15 kilos, a 40 pesos; la caja de zapote negro, alrededor de 30 kilos, a 30 pesos.

Mientras el kilo de aguacate en las tiendas y plazas comerciales se vende hasta en 45 pesos, a los campesinos de San Juan Tepeuxila y sus cuatro agencias se los compran a 1 peso, y la mayoría de las veces hasta en menos de 1 peso por kilo.

“Tepeuxila últimamente está muy grande la población, pero hay pocos ciudadanos pero esto suscitó de qué se viven, muchos se fueron sus hijos, trataron de emigrar desde hace unos años, algunos tienen otra vida más cómoda por allá, y ya apoyan a sus familiares por acá tantito viene de por allá para solventar gastos de sus familiares. Aquí en la cabecera hubo mucha migración, anteriormente estos cargos (de funcionarios municipales) era totalmente gratuito. Últimos años reciben una pequeña dieta, algo simbólico, antes era algo establecido que vas a pertenecer los 365 días del año, de qué te vives a ver cómo le haces y eso aburrió mucho a la gente de Tepeuxila y fue a razón que emigraron a buscar otras mejores vidas.

“Antes no dejaban salir, aún vendados los ojos se expusieron y dijeron saben qué aquí no hay pa donde, pues se fueron a las ciegas, pero como en aquellos tiempos a lo mejor había más forma de conseguir trabajo, fueron que ellos se establecieron y más o menos tienen una vida estable y pueden apoyar a los que quedamos acá”.

La falta de fuentes de empleo y la necesidad de poder mejorar la calidad de vida de las familias han orillado a sus habitantes a emigrar. La falta de capacitación, asesoría técnica especializada y la falta de mercado de los principales productos del campo, son devaluados en los centros de intercambio comercial, esto ha ocasionado que desde hace varias décadas los hombres y mujeres hayan decidido dejar sus casas, sus tierras y sus familias para buscar nuevos horizontes, el éxodo comenzó a la ciudad de Oaxaca, en la ciudad de Puebla, en la ciudad de México y por último a los Estados Unidos de Norte América.

Se desconoce con exactitud la población total fuera de la comunidad, pero los que actualmente se encuentran cooperando y participando con el municipio desde los Ángeles California, son un total de 320 personas, de las cuales 117 son mujeres y 203 son hombres, no contando niños.

Pero no para todos ha sido bueno la migración, Damaris Nayeli Palacios Ramírez, de 19 años de edad emigró junto con sus padres y hermanos a la ciudad de Oaxaca con la intención de tener una mejor vida; pero no les fue nada bien, los gastos de la renta del cuarto donde vivían, su hermano el más chico enfermaba a cada rato y entonces decidieron volver. Acá, por lo menos tienen sus árboles frutales y su cosecha de maíz y frijol.

Damaris Palacios está “juntada”. En San Juan Tepeuxila la gente no se casa, no al menos formalmente por el registro civil o la iglesia católica, no hay dinero para eso. Sólo deciden irse a vivir juntos como pareja y tener hijos, formar su familia. Damaris ya no estudió más, aunque quería, porque de un día para otro su mamá dejó de recibir el apoyo del gobierno y entonces ya no hubo como sufragar la escuela.

“Nunca he salido, como ya me junté con mi esposa, para que voy a ir y los hijos, aunque digo que no tuve hijos, esos los tuvo mi esposa yo sólo ayudé. La escuela sí es muy caro, lo bueno que aquí en Tepeuxila no se paga, eso es lo bueno, no tanto sufre uno como padre, si uno va a pagar los maestros, las inscripciones, pues no sale caro y aquí en Tepeuxila no se cobran las inscripciones y allá en Pápalo dicen que cobran como 600 o 700 y así pues no sale caro. Lo bueno es que tuvo este telebachillerato, ahí no nos cobran”, explica Severo Ordaz.

El INEGI-2010, reporta que la población con más de 6 años que saben leer y escribir son 1,719; lo cual representa el 62% de la población que vive en el municipio de San Juan Tepeuxila. En términos porcentuales tenemos que la población de mujeres que saben leer y escribir representan el 34.1% y de hombres el 37.5%, así mismo tenemos que a nivel municipal el 52.8% de la población no concluyó sus estudios básicos y el porcentaje de analfabetismo es de 10.9, lo que significa que de forma general el nivel educativo presenta rezagos a nivel municipal.

Por otra parte es necesario mencionar que la calidad educativa no es la adecuada en la zona, sumándole a esto la inasistencia de los maestros por las diferentes actividades (concursos, reuniones académicas, juntas sindicales, paros, marchas, etc), que realizan los profesores constantemente, lo que reduce los 200 días hábiles que deben de tener clases los alumnos.

Hace un año, los pobladores de San Juan Tepeuxila y en tres de sus agencias decidieron correr a los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) por sus constantes faltas a clases. Al principio no les fue fácil, porque los profesores daban clases a escondidas a unos 10 alumnos cuyos padres de familia los apoyaban. Hasta que los sacaros a pedradas de la población.

En estas localidades los maestros únicamente venían tres de los cinco días a clases. Llegaban el martes y se retiraban desde el viernes a primera hora. Pero eso no fue lo único que cansó a los pobladores. El Síndico Municipal afirma que los profesores amenazaban a los padres de familia con los programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), de la Sagarpa y de los uniformes u útiles escolares del gobierno del estado. Los profesores de la Sección 22 se adjudicaban los programas sociales y amenazaban cada vez que podían con quitárselos.

Además, durante todo este problema para correrlos de las escuelas, los maestros y trabajadores del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) retuvieron la documentación escolar de los niños y niñas de esta población.

“Teníamos los ojos vendados, no sabíamos si eran de los maestros o del gobierno, hasta que abrimos los ojos. Los sacamos a pedradas de Tepeuxila”, dice Manuel Villegas. Para este ciclo escolar, impartirán clases maestros de la Sección 59 del SNTE. La agencia de Policía de San Andrés Pápalo, es la única que continuará con los maestros de la Sección 22; “pero es porque los tienen amenazados”, afirma el funcionario municipal.

“En materia educativo, estamos súper abandonados en plan educativo. En plan educativo, digamos, porqué existe tanta pobreza a lo mejor porque muchos tienen miedo a salir un poco más allá donde hay más desarrollo, porque somos indefensos, porque no podemos explicar, desarrollarnos, porque no estamos preparados para una educación. La cabecera está un poco más, pero vayamos a las agencias, la educación está por los suelos, de ahí se desprende para donde voy, para donde salgo, si no estoy preparado porque la educación ha estado abandonada. Hoy ya cambió tantito, de ahora para delante esperamos que en el plan educativo para que vaya un poco mejor.

“Los maestros tienen apoderados a los padres de familia a su manera, los convencieron, los envolvieron, los hicieron de ellos, los maestros hicieron de ellos a los padres de familia, los tienen avorazados porque cuidado, porque todo un pequeño apoyo que vienen de prospera y otros, es que es gracias a los maestros, que por eso están viniendo esos apoyos. Hasta ahora que abrieron los ojos”.

Lo poco que pueden vender semanal o mensualmente de sus árboles frutales, los que tienen y pueden vender algo de ganado, y aquellos que reciben apoyo de sus familiares que emigraron, es lo que hace que la población de San Juan Tepeuxila viva al día.

Pese a todo ello, es un pueblo noble. Agradecen al apoyo que llega a las mujeres de Prospera; pero también son un pueblo que lucha y trabaja por una mejor vida. Las calles de la cabecera municipal, por ejemplo, fueron pavimentadas con los recursos que recibían de la venta de la madera, de la explotación forestal de su bosque. Pero los árboles enfermaron y decidieron prohibir la tala de árboles e iniciaron un programa de reforestación.

Su nobleza y sus altos valores también se reflejan en la repartición de los recursos municipales que les llegan etiquetados de la federación. La cabecera y las cuatro agencias se reparten el dinero equitativamente y definen su aplicación de acuerdo a las necesidades de cada una de ellas.

Los habitantes de San Juan Tepeuxila y sus agencias San Sebastián Tlacolula, San Juan Teponoxtla, San Pedro Cuyaltepec y San Andrés Pápalo, en la batalla diaria por la sobrevivencia.

1 de enero de 2016

PALABRAS DEL EZLN EN EL 22 ANIVERSARIO DEL INICIO DE LA GUERRA CONTRA EL OLVIDO.

PALABRAS DEL EZLN EN EL 22 ANIVERSARIO DEL INICIO DE LA GUERRA CONTRA EL OLVIDO.

Primero de Enero del 2016,

BUENAS NOCHES, BUENOS DÍAS COMPAÑEROS, COMPAÑERAS BASES DE APOYO DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL, COMPAÑEROS/AS MILICIANOS Y MILICIANAS, INSURGENTAS E INSURGENTES, RESPONSABLES LOCALES Y REGIONALES, AUTORIDADES DE LAS TRES INSTANCIAS DE GOBIERNO AUTÓNOMO, COMPAÑEROS/AS PROMOTORES Y PROMOTORAS DE LAS DIFERENTES ÁREAS DE TRABAJO. COMPAÑEROS, COMPAÑERAS DE LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL Y TODOS LOS PRESENTES.

Compañeras y compañeros, hoy estamos aquí para celebrar el 22 aniversario del inicio de la guerra contra el olvido.

Durante más de 500 años sufrimos la guerra que los poderosos de distintas naciones, lenguas, colores y creencias nos hicieron para aniquilarnos.

Quisieron matarnos, sea matando nuestros cuerpos, sea matando nuestras ideas.

Pero resistimos.

Como pueblos originarios, como guardianes de la madre tierra, resistimos.

No sólo aquí y no sólo el color que somos de la tierra.

En todos los rincones del mundo que dolía antes y duele ahora, hubo y hay gente digna y rebelde que resistió, que resiste contra la muerte que impone el de arriba.

El primero de enero de 1994, hace 22 años, hicimos público el “¡YA BASTA!” que preparamos en silencio digno durante una década.

Callando nuestro dolor preparábamos así el grito de nuestro dolor.

De fuego fue entonces nuestra palabra.

Para despertar a quien dormía.

Para levantar a quien caía.

Para indignar a quien se conformaba y se rendía.

Para rebelar la historia.

Para obligarla a decir lo que callaba.

Para develar la historia de explotaciones, asesinatos, despojos, desprecios y olvidos que se escondía detrás de la historia de arriba.

Esa historia de museos, estatuas, libros de texto, monumentos a la mentira.

Con la muerte de los nuestros, con nuestra sangre, sacudimos la modorra de un mundo resignado a la derrota.

No fueron sólo palabras. La sangre de nuestros caídos y caídas en estos 22 años se sumó a la de años, lustros, décadas, siglos anteriores.

Tuvimos que elegir entonces y elegimos la vida.

Por eso, entonces y ahora, para vivir morimos.

Tan sencilla como nuestra sangre pintando las calles y muros de las ciudades que nos desprecian ahora como antes lo hicieron, fue nuestra palabra entonces.

Y lo sigue siendo:

Como bandera de lucha fueron nuestras 11 demandas: tierra, trabajo, alimentación, salud, educación, vivienda digna, independencia, democracia, libertad, justicia y paz.

Estas demandas fueron las que nos hicieron levantarnos en armas porque es lo que nos hace falta a los pueblos originarios y la mayoría de las personas en este país y en todo el mundo.

De esta manera, emprendimos nuestra lucha en contra de la explotación, marginación, humillación, desprecio, olvido y por todas las injusticias que vivimos causadas por el mal sistema.

Porque para los ricos y poderosos sólo servimos para sus esclavos, para que así ellos sean cada vez más ricos y nosotros cada vez más pobres.

Después de vivir tanto tiempo bajo esta dominación y despojo, dijimos:

¡YA BASTA! ¡Y HASTA AQUÍ SE ACABÓ LA PACIENCIA!

Y vimos que no nos quedó otro camino más que tomar nuestras armas para matar o morir por una causa justa.

Pero no estábamos solos, solas.

No lo estamos ahora.

En México y el Mundo la dignidad tomó las calles y pidió espacio para la palabra.

Entendimos entonces.

A partir de ese momento cambió nuestra forma de lucha y fuimos y somos oído atento y palabra abierta, porque desde un principio sabíamos que una lucha justa del pueblo es por la vida y no por la muerte.

Pero tenemos a un lado nuestras armas, no las dejaremos, estarán con nosotros hasta el final.

Porque vimos que donde nuestro oído fue corazón abierto, el Mandón opuso su palabra de engaño, su corazón de ambición y mentira.

Vimos que la guerra de arriba siguió.

Su plan y su objetivo era y es hacernos la guerra hasta exterminarnos. Por eso en lugar de resolver las justas demandas, preparó y prepara, hizo y hace la guerra con sus armamentos modernos, forma y financia grupos paramilitares, ofrece y reparte migajas aprovechando la ignorancia y la pobreza de algunos.

Ésos mandones de arriba son tontos. Pensaron que quienes estaban dispuestos a escuchar, estaban también dispuestos a venderse, a rendirse, a claudicar.

Se equivocaron entonces.

Se equivocan ahora.

Porque nosotras las zapatistas, los zapatistas, tenemos bien claro que no somos limosneros o inútiles que esperan que todo se les resuelva solo.

Somos pueblos con dignidad, con decisión y conciencia para luchar por la verdadera libertad y justicia para todas, para todos, para todoas. Sin importar su color, su raza, su género, su creencia, su calendario, su geografía.

Por eso nuestra lucha no es local, ni regional, ni siquiera nacional. Es universal.

Porque universales son las injusticias, los crímenes, los despojos, los desprecios, las explotaciones.

Pero también son universales la rebeldía, la rabia, la dignidad, el afán de ser mejores.

Por eso entendimos que era necesario construir nuestra vida nosotros mismos, nosotras mismas, con autonomía.

En medio de las grandes amenazas, de los hostigamientos militares y paramilitares, y las constantes provocaciones del mal gobierno, empezamos a formar nuestro propio sistema de gobernar, nuestra autonomía, con nuestra propia educación, nuestra propia salud, nuestra propia comunicación, nuestra forma de cuidar y trabajar a nuestra madre tierra; nuestra propia política como pueblo y nuestra propia ideología de cómo queremos vivir como pueblos, con otra cultura.

Donde otras, otros esperan que desde arriba se solucionará lo de abajo; nosotras, nosotros, zapatistas, empezamos a construir nuestra libertad como se siembra, como se construye, como se crece, es decir, desde abajo.

Pero el mal gobierno intenta destruir y acabar nuestra lucha y resistencia con una guerra que cambia de intensidad como cambia su política engañosa, con sus malas ideas, con sus mentiras, usando sus medios de comunicación para difundirlas y con la repartición de migajas en los pueblos indígenas donde hay zapatistas, para así dividir y comprar conciencias, aplicando de esta forma su plan de contrainsurgencia.

Pero la guerra que viene de arriba, compañeras, compañeros, hermanas y hermanos, es siempre la misma: sólo trae destrucción y muerte.

Pueden cambiar las ideas y las banderas con las que llega, pero la guerra de arriba siempre destruye, siempre mata, nunca siembra como no sea el terror y la desesperanza.

En medio de esa guerra tuvimos que caminar hacia lo que queremos.

No podíamos sentarnos a esperar a que entendieran quienes no entienden ni siquiera que no entienden.

No podíamos sentarnos a esperar a que el criminal renegara de sí mismo y de su historia y se convirtiera, arrepentido, en alguien bueno.

No podíamos esperar una larga e inútil lista de promesas que serían olvidadas unos minutos después.

No podíamos esperar a que lo otro, diferente pero igual en dolor y rabia, nos mirara y mirándonos se viera.

No sabíamos cómo hacer.

No había ni hay libro, manual o doctrina que nos dijera cómo hacer para resistir y, al mismo tiempo, construir algo nuevo y mejor.

Tal vez no perfecto, tal vez diferente, pero siempre nuestro, de nuestros pueblos, de las mujeres, hombres, niñas y ancianos que con su corazón colectivo cubren la bandera negra con la estrella roja de cinco puntas y las letras que les dan no sólo nombre, también compromiso y destino: E Z L N.

Entonces buscamos en nuestra historia ancestral, en nuestro corazón colectivo, y a los tumbos, con fallas y errores, fuimos construyendo esto que somos y que no sólo nos mantiene con vida y resistiendo, sino que también nos levanta dignos y rebeldes.

Durante estos 22 años de lucha de Resistencia y Rebeldía seguimos construyendo otra forma de vida, gobernándonos nosotros mismos como pueblos colectivos que somos, bajo los 7 principios del mandar obedeciendo, construyendo un nuevo sistema y otra forma de vida como pueblos originarios.

Uno donde el pueblo manda y gobierno obedece.

Y nuestro corazón sencillo lo ve que es lo más sano, porque nace y crece del mismo pueblo, es decir, es el mismo pueblo que opina, discute, piensa, analiza, propone y decide qué cosa es lo mejor para su beneficio, siguiendo el ejemplo que nos dejaron nuestros antepasados.

Como iremos explicando después, vemos que en las comunidades partidistas reinan el desamparo y la miseria, manda la holgazanería y el crimen, la vida comunitaria está rota, lastimada ya mortalmente.

El venderse al mal gobierno no sólo no resolvió sus necesidades, sino que sumó más horrores.

Donde antes había hambre y pobreza, hoy las sigue habiendo, pero además hay desesperanza.

Las comunidades partidistas se han convertido en grupos de limosneros que no trabajan, sólo esperan el siguiente programa gubernamental de ayuda, o sea esperan la próxima temporada electoral.

Y esto no aparecerá en ningún informe de gobierno municipal, estatal o federal, pero es la verdad que se puede ver en las comunidades partidistas: campesinos que no saben ya trabajar la tierra, casas de material vacías porque ni el cemento ni las láminas se pueden comer, familias destruidas, comunidades que sólo se reúnen para recibir las limosnas gubernamentales.

En nuestras comunidades tal vez no hay casa de cemento, ni televisiones digitales ni camiones último modelo, pero nuestra gente sabe trabajar la tierra. Lo que se pone en su mesa, la ropa que las viste, la medicina que las alivia, el saber que se aprende, la vida que transcurre es SUYA, producto de su trabajo y de su saber. No es regalo de nadie.

Podemos decirlo sin pena: las comunidades zapatistas no sólo están mejor que hace 22 años. Su nivel de vida es superior al de quienes se han vendido a los partidistas de todos los colores.

Antes para saber si alguien era zapatista se veía si traía paliacate rojo o pasamontañas.

Ahora basta ver si sabe trabajar la tierra; si cuida su cultura; si estudia para conocer la ciencia y la técnica; si se respeta como mujeres que somos; si tiene la mirada en alto y limpia; si sabe que manda como colectivo; si ve los cargos de gobierno autónomo rebelde zapatista como servicio y no como negocio; si cuando le preguntan algo que no sabe, responde “no lo sé… todavía”; si cuando se burlan diciéndole que los zapatistas ya no existen, que son muy pocos, responde “no preocupas, ya vamos a ser más, de repente tarda, pero sí vamos a ser más”; si mira lejos en calendarios y geografías; si sabe que el mañana se siembra hoy.

Pero pues sí, reconocemos que nos falta mucho por hacer, nos hace falta organizarnos más y mejor.

Por eso nos tenemos que esforzar más por prepararnos para realizar más y mejor nuestros trabajos de gobernarnos, porque ahí viene de nuevo el mal de los males: el mal sistema capitalista.

Y tenemos que saber cómo enfrentarlo. Ya tenemos 32 años de experiencias de lucha de Rebeldía y Resistencia.

Ya somos lo que somos.

Somos el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Somos aunque no nos nombren.

Somos aunque con silencios y calumnias nos olviden.

Somos aunque no nos miren.

Somos en el paso, en el camino, en el origen, en el destino.

Y en lo que somos vemos, miramos, escuchamos dolores y sufrimientos cercanos y lejanos en calendarios y geografías.

Y miramos antes, y miramos ahora.

Una noche cruenta, más si posible fuera, se tiende sobre el mundo.

El Mandón no sólo se empeña en seguir explotando, reprimiendo, despreciando y despojando.

Está decidido a destruir el mundo entero si eso le da ganancias, dinero, paga.

Está claro que viene lo peor para todas, todos, todoas.

Porque los grandes ricos multimillonarios de unos cuantos países, siguen con el objetivo de saquear todas las riquezas naturales en todo el mundo, todo lo que nos da vida como el agua, las tierras, bosques, montañas, ríos, aire; y todo lo que está bajo el suelo: oro, petróleo, uranio, ámbar, azufre, carbón, y otros minerales. Porque ellos no la consideran a la tierra como fuente de vida, sino como un negocio y todo lo convierten en mercancía, y la mercancía la convierten en dinero, y así nos quieren destruir por completo.

El mal y el malo tienen nombre, historia, origen, calendario, geografía: es el sistema capitalista.

No importa cómo lo pinten, no importa el nombre que le pongan, no importa la religión que lo vista, no importa la bandera que levante.

Es el sistema capitalista.

Es la explotación de la humanidad y del mundo que habita.

Es el desprecio a todo lo que es diferente y que no se vende, no se rinde, no claudica.

Es el que persigue, encarcela, asesina.

Es el que roba.

Frente a él surgen, nacen, se reproducen, crecen y mueren, salvadores, líderes, caudillos, candidatos, gobiernos, partidos que ofrecen la solución.

Como una mercancía más, se ofertan las recetas para resolver los problemas.

Tal vez alguien todavía crea que de arriba, de donde vienen los problemas, vendrán las soluciones.

Tal vez todavía hay quien cree en salvadores locales, regionales, nacionales y mundiales.

Tal vez hay todavía quien espera que alguien haga lo que nos corresponde hacer a nosotros, nosotras mismas.

Sería muy bueno, sí.

Todo fácil, cómodo, sin mayor esfuerzo. Sólo levantar la mano, tachar una boleta, llenar un formulario, aplaudir, gritar una consigna, afiliarse a un partido político, votar para botar a uno y que otro entre.

Tal vez, decimos, pensamos nosotras, nosotros, zapatistas que somos lo que somos.

Sería muy bueno así, pero no lo es.

Porque lo que hemos aprendido como zapatistas que somos y sin que nadie nos lo haya enseñado, como no sea nuestro propio paso, es que nadie, absolutamente nadie va a venir a salvarnos, a ayudarnos, a solucionar nuestros problemas, a aliviar nuestros dolores, a regalarnos la justicia que necesitamos y merecemos.

Sólo lo que hagamos nosotras, nosotros, cada quien según su calendario y su geografía, según su nombre colectivo, su pensamiento y su acción, su origen y su destino.

Y también hemos aprendido, como zapatistas que somos, que es sólo con organización que es posible.

Aprendimos que si se indigna una, uno, unoa, es bonito.

Que si se indignan varios, varias, muchas, muchos, muchoas, entonces una luz se enciende en un rincón del mundo y su luz alcanza a alumbrar por unos instantes toda la faz de la tierra.

Pero también aprendimos que si esas indignaciones se organizan… ¡Ah!, entonces no es una luz momentánea la que ilumina los caminos terrenales.

Entonces es como un murmullo, como un rumor, como un temblor que empieza a sonar quedo primero, más fuerte después.

Como si este mundo fuera a parir otro mundo, uno mejor, más justo, más democrático, más libre, más humano… o humana… o humanoa.

Por eso hoy empezamos esta parte de nuestras palabras con una palabra ya de antes, pero que sigue siendo necesaria, urgente, vital: tenemos que organizarnos, prepararnos para luchar, por cambiar esta vida, por crear otra forma de vida, otra forma de gobernarnos, nosotros mismos los pueblos.

Porque si no nos organizamos, seremos más esclavizados.

Ya no hay nada ya de que confiar en el capitalismo. Absolutamente nada. Ya lo vivimos cientos de años su sistema, ya las padecimos sus 4 ruedas del carruaje del capitalismo: la explotación, la represión, el despojo y el desprecio.

Ya sólo queda la confianza entre nosotras, nosotros mismos, donde nosotros, nosotras sí sabemos cómo construir una nueva sociedad, un nuevo sistema de gobierno, con la vida justa y digna que queremos.

Porque ahora nadie se salva en la tormenta de la hidra capitalista que destruirá nuestras vidas.

Indígenas, campesin@s, obre@s, maestr@s, amas de casas, intelectuales, trabajadores y trabajadoras en general, porque hay muchos trabajadores que luchan por sobrevivir su vida diaria, unos con patrón y otr@s no, pero que caen en la misma garra del capitalismo.

O sea que no hay salvación en el capitalismo.

Nadie nos va dirigir, somos nosotr@s mism@s los que nos dirigimos, tomándonos en cuenta de cómo lo pensamos resolver de cada situación.

Porque si pensamos que hay quien nos dirige, pues ya vimos cómo nos dirigieron durante los cientos de años antes y en el sistema capitalista, no sirvió para nosotros los jodidos. Para ellos sí, porque ahí sí, sólo sentados, ganaron dinero para vivir.

A todos les dijeron “voten por mí”, voy a luchar porque ya no haya más explotación y ya cuando ya llegaron en el puesto donde se gana dinero sin sudar, automáticamente se olvidan de todo lo que dijeron, empiezan a crear más explotación, a vender lo poco queda de la riqueza de nuestros países. Ésos vende patrias son unos inútiles, hipócritas, parásitos que no sirven.

Por eso, compañeros y compañeras, la lucha no ha terminado, apenas estamos empezando, apenas llevamos 32 años, de los cuales 22 son públicos.

Por eso debemos unirnos más, organizarnos mejor para construir nuestra barca, nuestra casa, es decir nuestra autonomía, porque es la que nos va a salvar de la gran tormenta que se acerca, debemos fortalecer más nuestras áreas de trabajo y nuestros trabajos colectivos.

No tenemos otro camino más que unirnos y organizarnos para luchar y defendernos de la gran amenaza del mal sistema capitalista, porque las maldades del capitalismo criminal que amenaza a la humanidad no va a respetar a nadie, va a barrer a todos sin distinción de raza, de partido, ni religión porque ya lo han demostrado durante muchos años que siempre han mal gobernado, amenazado, perseguido, encarcelado, torturado, desaparecido y asesinado a nuestros pueblos del campo y de la ciudad en todo el mundo.

Por eso les decimos, compañeros, compañeras, niños y niñas, jóvenes y jovenas, ustedes como nuevas generaciones son el futuro de nuestros pueblos, de nuestra lucha y de nuestra historia, pero deben de entender que tienen una tarea y obligación: seguir el ejemplo de nuestros primeros compañeros, de nuestros compañeros mayores de edad, de nuestros padres y abuelos y todos los que iniciaron esta lucha.

Ellos y ellas ya nos marcaron el camino, ahora nos toca seguir y mantener ese camino, pero para esto solamente se logra organizándonos en cada generación y en generación, entender eso y a organizarse para eso, y así hasta llegar al final de nuestra lucha

Porque ustedes como jóvenes son parte importante de nuestros pueblos, por eso deben de participar en todos los niveles de trabajo que hay en nuestra organización y en todas las áreas de trabajo de nuestra autonomía, y que sean las generaciones que sigan dirigiendo nuestro propio destino con democracia, libertad y justicia así como nos están enseñando ahora nuestros compañeros y compañeras primeros.

Compañeras y compañeros todos y todas, estamos seguros que vamos a lograr un día lo que queremos, para todos todo, o sea nuestra libertad, porque ahora nuestra lucha está avanzando poco a poco y nuestras armas de lucha son nuestra resistencia, nuestra rebeldía y nuestra palabra verdadera que no hay montañas ni fronteras que puedan impedirla, sino que llega hasta en el oído y en los corazones de otros hermanos y hermanas en el mundo entero.

Es decir que ya somos cada vez más los que entendemos la lucha en contra de la gravísima situación de injusticia en que nos tienen, que causa el mal sistema capitalista en nuestro país y en el mundo.

También estamos claros que a lo largo de nuestra lucha ha habido y habrá amenazas, represiones, persecuciones, desalojos, contradicciones y burlas de parte de los tres niveles de los malos gobiernos, pero debemos de estar claros que si el mal gobierno nos odia es porque vamos en un buen camino; y si nos aplaude es que nos estamos desviando en nuestra lucha.

No olvidemos que nosotros somos los herederos de hace más de 500 años de lucha y resistencia. En nuestras venas corre la sangre de nuestros antepasados, ellos nos heredaron el ejemplo de lucha y rebeldía y el ser guardián de nuestra madre tierra porque en ella nacimos, en ella vivimos y en ella moriremos.

-*-

Compañeras, compañeros zapatistas:

Compañeros, compañeras, compañeroas de la Sexta:

Hermanas y hermanos:

Ésta es nuestra primera palabra en este año que comienza.

Más palabras vendrán, más pensamientos.

Poco a poco se irá mostrando de nuevo nuestra mirada, nuestro corazón que somos.

Ahora sólo queremos terminar diciéndoles que para honrar y respetar la sangre de nuestros caídos, no basta con solo recordar, extrañar, llorar, ni rezar, sino que debemos de seguir el ejemplo y continuar la tarea que nos dejaron, hacer en la práctica el cambio que queremos.

Por eso compañeros y compañeras para este día tan importante es el momento de reafirmar nuestra conciencia de lucha y de comprometernos para seguir adelante, cueste lo que cueste y pase lo que pase, no permitamos que el mal sistema capitalista destruya lo que hemos conquistado y lo poco que hemos podido construir con nuestro trabajo y esfuerzo durante más de 22 años: ¡nuestra libertad!

Ahora no es el momento de echarnos para atrás, de desanimarnos o de cansarnos, debemos de estar más firmes en nuestra lucha, mantener firmes las palabras y ejemplos que nos dejaron nuestros primeros compañeros: de no rendirse, no venderse y no claudicar.

¡DEMOCRACIA!

¡LIBERTAD!

¡JUSTICIA!

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena – Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.                   Subcomandante Insurgente Galeano.

México, Primero de enero del 2016.

 

 

Comunicado del EZLN


Abril 2015 

La Tormenta, el Centinela y el Síndrome del Vigía

Abril del 2015.

A loas compañeroas de la Sexta:

A loas interesadoas:

 

Aunque no lo parezca, ésta es una invitación… ¿o un reto?

Si usted es adherente a la Sexta, si usted es de un medio libre, autónomo, alternativo, independiente o como se diga, si usted está interesado en el pensamiento crítico, entonces tome como suya esta invitación al Seminario “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”. Si, además de aceptar la invitación, quiere asistir, por favor siga este link: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/registro-al-seminario-de-reflexion-y-analisis-el-pensamiento-critico-frente-a-la-hidra-capitalista/

Si usted ha sido invitada, invitado, invitadoa como ponente, una misiva parecida a ésta le llegará por el mismo medio en que se le contactó. La diferencia estriba en que la carta invitación a ponentes tiene una “cláusula secreta”.

Bien, la invitación es, como quien dice, la envoltura.

Dentro, más abajo y a la izquierda, está…

El Reto.

Oh, lo sé. Los clásicos inicios de las reflexiones zapatistas: desconcertantes, anacrónicos, desubicados, absurdos. Como no queriendo, como así nomás, como “ahí les dejamos”, como “ahí lo vean”, como “va en su cuenta”. Como si aventaran una pieza de un rompecabezas y esperaran a que se entendiera que no están describiendo una parte de la realidad, sino que están imaginando la imagen completa. Como que miran el rompecabezas ya completado, con sus figuras y colores cabales, pero con los bordes de las piezas visibles, como señalando que el conjunto lo es gracias a las partes, y, claro, que cada parte adquiere su sentido en su relación con las otras.

Como si la reflexión zapatista emplazara a ver que falta lo que falta, y no sólo lo que hay, lo que se percibe como inmediato.

Algo como lo que hizo Walter Benjamin con el “Angelus Novus” de Paul Klee. Al reflexionar sobre la pintura, Benjamin la “completa”: ve al ángel, pero también ve lo que el ángel ve, ve hacia dónde es arrojado por lo que ve, ve la fuerza que lo agrede, ve la huella brutal. Ve el rompecabezas completado:

“Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él se muestra a un ángel que parece a punto de alejarse de algo que le tiene paralizado. Sus ojos miran fijamente, tiene la boca abierta y las alas extendidas; así es como uno se imagina al Ángel de la Historia. Su rostro está vuelto hacia el pasado. Donde nosotros percibimos una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única que amontona ruina sobre ruina y la arroja a sus pies. Bien quisiera él detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo despedazado, pero desde el Paraíso sopla un huracán que se enreda en sus alas, y que es tan fuerte que el ángel ya no puede cerrarlas. Este huracán le empuja irresistiblemente hacia el futuro, al cual da la espalda, mientras los escombros se elevan ante él hasta el cielo. Ese huracán es lo que nosotros llamamos progreso.” (X, “Tesis sobre filosofía de la historia”)

Entonces es como si nuestras reflexiones fueran un reto, un enigma del Acertijo, un desafío de Mr. Bane, un comodín en las manos del Guasón mientras inquiere “¿Por qué tan serios?”.

Como si el gato-perro, súper héroe y súper villano, Sherlock y Moriarty, irrumpiera acosando con preguntas: ¿qué miramos?, ¿por qué?, ¿hacia dónde?, ¿desde dónde?, ¿para qué?

Es como si lo pensáramos al mundo, cuestionando su torpe girar, debatiendo su rumbo, desafiando su historia, disputando la racionalidad de sus evidencias.

Es como si, por un momento apenas, fuéramos…

El Centinela.

Usted puede ver que, por lo regular, en una instalación militar hay puestos en su periferia. Se les llama “Puestos de Observación”, “Puestos de Guardia” o “Puestos del Vigía”. El trabajo de esos puestos es vigilar los alrededores y los accesos al establecimiento, de modo de saber qué o quién se aproxima o se mueve o permanece en los alrededores del lugar. Bien, ese puesto de vigilancia (en los campamentos zapatistas le decimos “la posta”, ignoro la razón; por ejemplo, decimos “te toca la posta a las 0000 hrs”, “el relevo de la posta es a las 1200″, etc.), avisa o advierte al resto de la instalación, y contiene o detiene a quien trata de ingresar sin autorización. Quien ocupa el puesto de observación es el guardia, el vigía, el centinela. Además de observar y estar atento a lo que ocurre, el centinela es quien da la voz de alarma en caso de ataque y frente a cualquier eventualidad.

Según nosotras, nosotros, zapatistas, la reflexión teórica, el pensamiento crítico tiene ese trabajo de centinela. A quien trabaja con el pensamiento analítico, le toca el turno de guardia en el puesto del vigía. Podría extenderme sobre la ubicación de ese puesto en el todo, pero por ahora sólo baste plantear que es una parte también, nada más, pero nada menos. Digo esto por aquellos, aquellas y aquelloas (no olvidar la equidad de género y el reconocimiento de la diversidad) que pretenden:

.- O estar por encima y afuera del todo, como algo aparte, y se esconden detrás de la “imparcialidad”, la “objetividad”, la “neutralidad”. Y dicen que analizan y reflexionan desde la asepsia de un imposible laboratorio materializado en la ciencia, la cátedra, la investigación, el libro, el blog, el credo, el dogma, la consigna.

.- O trastocan su papel de vigías y se adjudican el de nuevos sacerdotes doctrinarios. Siendo apenas centinelas, se comportan como si fueran el cerebro dirigente que muta en tribunal penal a conveniencia. Y desde ahí ordenan lo que debe hacerse, juzgan y absuelven o condenan. Aunque hay que reconocerles que el hecho de que nadie les haga caso, marcadamente la realidad siempre rebelde, no los inhiba de su delirio (etílico, no pocas veces).

El centinela tiene que ver con el puesto del vigía en cuestión. Pero ya volveremos sobre esto en alguna de nuestras intervenciones en el seminario.

Por ahora, baste decir que, abrumado, sobrepasado por la tarea de observación crítica en un mundo tramposamente instantáneo, en su turno en el puesto de guardia, el vigilante puede caer en…

El Síndrome del Vigía.

Bien, pues resulta que el centinela “agota” su capacidad de vigilancia después de un período.

Este “agotamiento” (al que nosotras, nosotros, zapatistas, llamamos “el síndrome del vigía”) consiste, grosso modo, en que la persona que está en el puesto de vigilancia desarrolla, después de un tiempo de estar de guardia, una especie de “percepción en bucle” o “constancia de la percepción”. Es decir, reproduce en su percepción consciente una y otra vez la misma imagen, como si nada se alterara, o como si los cambios fueran parte de la misma normalidad de la imagen. Tiene que ver, supongo, con algo de percepción visual, pero también con el deseo de que nada altere la rutina. Así, por ejemplo, el vigilante no desea que un peligro aparezca, y ese deseo lo traslada a lo que vigila. “Todo está bien, no va a pasar nada malo”, se repite una y otra vez, y eso se traslada a su valoración de la realidad. Su objetivo es poder entregar un reporte de vigilancia lacónico: “sin novedad”.

Esto que les explico es producto de una observación empírica, no de un estudio científico. A lo largo de años y años de vigilancia, es lo que concluimos de nuestra propia (y reducida) experiencia. Con la persistente duda de si ciencia o usos y costumbres, preguntamos con alguien que sí le sabe a eso de la neurociencia. Nos dijo que el fenómeno existe, aunque no está precisado el mecanismo que lo provoca (antes de que quieran degollarme las distintas corrientes o posiciones en psicología, aclaro que lo único que confirmé es que el fenómeno es real, comprobable). Ahora bien, ¿por qué se da? bueno, ahí véanlo ustedes -sería bueno que, ya en eso, se pongan de acuerdo en cuál es el objeto de conocimiento de la “ciencia” de la psicología-.

Bueno, esa persona nos explicó lo que es la “atención selectiva” y nos mandó un libro de ésos de los de antes (o sea que se entiende lo que explica). Palabras más, palabras menos, se trata de que sólo atendemos una pequeña parte de lo que vemos en un determinado momento e ignoramos el resto. Bueno, pues ese resto que ignoramos es la “ceguera al cambio” o “ceguera por inatención”. Es como si, al filtrar las partes de la imagen que vemos, nos volviéramos ciegos a lo que no seleccionamos como importante.

Por ahora no desarrollaremos esto, pero, en resumen, el “síndrome del centinela” consiste en que:

a).- No se vigila el todo, sino sólo una parte de ese todo.

b).- Cuando se “cansa”, la guardia no percibe los cambios que se presentan en la zona vigilada porque le son imperceptibles (es decir, no son dignos de atención).

Para contrarrestar eso, usamos varios recursos:

Uno de ellos es la vigilancia no directa, la “visión periférica” o, en término coloquiales, “mirar por el rabillo del ojo”. Esto es que la mirada indirecta permite detectar alteraciones de la rutina. También debe de haber una explicación de esto en la neurociencia, pero creo que nos falta estudio.

Otras formas de solucionar la fatiga del centinela, son: poner dos o más vigías cubriendo el mismo punto; o reducir el tiempo de vigilancia y aumentar la frecuencia del relevo.

Puede y hay otras formas de que la tarea del centinela se cumpla.

Pero lo importante es que hay que estar avizores de cualquier señal de peligro. No se trata entonces de advertir el peligro cuando ya está presente, sino de mirar los indicios, valorarlos, interpretarlos, en suma, pensarlos críticamente.

Por ejemplo: esos nubarrones en el horizonte, ¿significan que viene una lluvia pasajera, cuál es su intensidad, se dirige hacia acá o se aleja?

¿O se trata de algo más grande, más terrible, más destructivo? Si es así, habrá que alertar a tod@s de la inminencia de…

La Tormenta.

Bueno, el asunto es que lo que nosotros, nosotras, zapatistas, miramos y escuchamos es que viene una catástrofe en todos los sentidos, una tormenta.

Pero…, resulta que nosotras, nosotros, zapatistas, también miramos y escuchamos que personas con grandes conocimientos dicen, a veces con su palabra, siempre con su actitud, que todo sigue igual.

Que lo que la realidad nos está presentando, son sólo pequeñas variaciones que no alteran en nada importante el paisaje.

O sea que nosotras, nosotros, zapatistas, vemos una cosa, y ellos ven otra.

Porque vemos que se sigue recurriendo a los mismos métodos de lucha. Se sigue con marchas, reales o virtuales, con elecciones, con encuestas, con mítines. Y, de manera concomitante, surgen y se desarrollan los nuevos parámetros de “éxito”, una especie de aplausómetro que, en el caso de las marchas de protesta, es inverso: mientras más bien portada sea (es decir mientras menos proteste), mayor su éxito. Y se hacen organizaciones partidarias, se trazan planes, estrategias y tácticas, haciendo verdaderos malabares con los conceptos.

Como si fueran equivalentes Estado, Gobierno y Administración.

Como si el Estado fuera el mismo, como si tuviera las mismas funciones de hace 20, 40, 100 años.

Como si el sistema fuera también el mismo y mismas las formas de sometimiento, de destrucción. O, para ponerlo en términos de la Sexta: las mismas formas de explotación, represión, discriminación y despojo.

Como si allá arriba el Poder hubiera mantenido invariable su funcionamiento.

Como si la hidra no hubiera regenerado sus múltiples cabezas.

Entonces pensamos que en nosotros o en ellos, hay el “síndrome del centinela”.

Y nosotros, nosotras, zapatistas, miramos de reojo esos movimientos en la realidad. Ponemos entonces más atención, subimos a lo alto de la ceiba para tratar de ver más lejos, no lo que pasó, sino lo que viene.

Bueno, pues lo que vemos no es nada bueno.

Vemos que viene algo terrible, más destructivo si posible fuera.

Pero otra vez vemos que quienes piensan y analizan nada dicen de eso. Siguen repitiendo lo de hace 20 años, 40 años, un siglo.

Y vemos que organizaciones, grupos, colectivos, personas, siguen en lo mismo, presentando falsas opciones excluyentes, juzgando y condenando a lo otro, a lo diferente.

Y más: despreciándonos por lo que decimos que vemos.

Entonces, pues ya ve usted, somos zapatistas. Y eso quiere decir muchas cosas, tantas que en los diccionarios de su lengua de usted no existen palabras para eso.

Pero también quiere decir que siempre pensamos que podemos estar equivocados. Que tal vez todo sigue sin cambios fundamentales. Que tal vez el Mandón sigue mandando igual que hace décadas, siglos, milenios. Que puede ser que lo que viene no es algo grave, sino apenas una descompensación, un reacomodo de ésos que ni la pena valen.

Entonces o nada de pensamiento, de análisis, de teoría, o lo mismo de siempre antes.

Entonces nosotros, nosotras, zapatistas, pensamos que tenemos que preguntar a otros, a otras, a otroas, de otros calendarios, de geografías distintas, qué es lo que ven.

Creo que es como cuando a un enfermo le dicen que sí, que ya está muy grave, o sea que “está cabrón”, decimos acá. Y entonces pues, como quien dice, hay que buscar una segunda opinión.

Entonces decimos que está fallando el pensamiento, la teoría. Sea que falla la nuestra, sea que fallan los otros pensamientos. O tal vez fallan los dos.

Entonces, pues somos desconfiados, desconfiadas, como de por sí. Pero sí un poco lo confiamos las compañeras, compañeros y compañeroas de la Sexta. Pero bien sabemos que el mundo es muy grande, y que hay otros, otras, otroas, que también le hacen a eso de pensar, analizar, mirar.

Entonces pensamos que necesitamos pensarlo al mundo, y también pensar así su calendario y su geografía de cada quien.

Y pensamos que más mejor si hacemos ahora sí que como un intercambio de pensamientos. No como se dice un intercambio de mercancías, como en el capitalismo, sino como si dijéramos que echemos trato de que yo te lo digo mi pensamiento y tú me lo dices el tuyo. O sea como una reunión de pensamientos.

Pero entonces no pensamos que es una reunión así nomás, sino que tiene que ser grande, muy grande, mundial se dice.

Y, bueno, nosotros, nosotras, zapatistas, no conocemos mucho. Si acaso y batallando, algo lo sabemos de nuestroascompañeroas, compañeras y compañeros de la Sexta.

Entonces vemos que a esas reuniones de pensamientos en algunas partes les dicen “seminarios”, creemos que porque “seminario” quiere decir “semillero” o sea que ahí se hacen semillas que a veces rápido crían y a veces tardan.

Y entonces decimos que hagamos un semillero de ideas, de análisis, de pensamientos críticos de cómo está actualmente eso del sistema capitalista.

Entonces el seminario o semillero no es un sólo lugar ni en un sólo tiempo. Sino que tarda y es en muchas partes.

Y entonces pues por eso decimos que es dislocado, o sea que no todo en un sólo lugar, sino que muchas partes y en muchos lados. Y decimos que es mundial, bueno, pues porque en todos los mundos hay pensamientos críticos, que se están preguntando qué pasa, por qué, qué hacemos, cómo, y esas cosas que se piensan en la teoría.

Pero entonces, pensamos, en algún lado empieza y en un tiempo.

Entonces, pues, empieza en un lugar ese semillero colectivo, y ese lugar es en un caracol zapatista. ¿Por qué? Bueno porque acá los pueblos zapatistas lo usamos el caracol para alertar y para llamar al colectivo.

Así que, por ejemplo, si hay un problema de la comunidad, o un asunto que hay que resolver, pues se toca el caracol y ya todo el pueblo sabe que hay reunión del colectivo para que el pensamiento hable su palabra.

O para ver cómo hacemos para resistir.

Así que digamos que el caracol es uno de los instrumentos del centinela. Con él avisa que hay un peligro.

Entonces el lugar es, pues, un caracol zapatista: el caracol de Oventik, montañas del sureste mexicano, Chiapas, México.

Y la fecha del inicio es el 3 de mayo. ¿Por qué el 3 de mayo?

Bueno, en nuestros pueblos es el día de la siembra, de la fertilidad, de la cosecha, de la semilla. Es el día de la Santa Cruz.

En los pueblos se acostumbra sembrar una cruz en donde nace el río, el arroyo o el manantial que le da vida al poblado. Así es como se señala que ese lugar es sagrado. Y es sagrado porque el agua es la que da la vida. Entonces el 3 de mayo es el día de pedir el agua para la siembra y la buena cosecha. Van entonces los pobladores a donde nace el agua a darle ofrendas. O sea que como que le hablan al agua, le dan sus flores, le dan su taza de atole, su incienso, su caldo de pollo sin sal. En otros pueblos le dan una copita de trago, pero en los pueblos zapatistas está prohibido el alcohol y entonces le dan refresco al agua. El caldo de pollo que se le da al agua es sin sal, para que no se seca el agua. Al mismo tiempo que están en esa ceremonia de ofrenda, tocan música y empiezan la bailadera tod@s, niñ@s, joven@s, ancian@s. Ya cuando termina la ofrenda, empieza la convivencia del pueblo. Se reparten la comida que llevan: atole agrio, pollo, frijol, calabaza. Todo lo que es comida, ahí lo comen en colectivo, junto al nacimiento del agua. Ya terminado eso, regresan en sus casas. Y ya por pura alegría, le siguen a la bailadera en el pueblo y comen en común y toman café con pan. También hay compas zapatistas que son albañiles, y entonces también lo celebran y cuentan que hacen una cruz de cualquier madera que encuentran y la ponen cuando empiezan la construcción. Dicen que porque es su responsabilidad del trabajador. O sea que el trabajador se hace así responsable de la construcción y le echa ganas para que queda bien, porque va en su cuenta que quede bien.

Entonces pues ya lo sabe usted. Ahí lo vea. Si acepta o no el reto, va en su cuenta.

Ojo: lo que sigue es sólo para ponentes. O sea que sólo va a ir en las invitaciones formales que se les mandan a l@s ponentes. No lo ande usted publicando porque es una…

Cláusula Secreta:

Todo esto es para que usted entienda, como quien dice, el contexto del seminario.

¿Qué esperamos de usted?

Pues que entienda que vienen personas de muy lejos, que hacen el sacrificio de su paga y su tiempo para llegar a escuchar lo que usted va a exponer. No vienen por ocio, ni porque vayan a ganar algo. No vienen por moda o ignorancia. Vienen porque tal vez ven esos nubarrones en sus horizontes, porque las lluvias y vientos ya los azotan, porque el hambre de tratar de entender no se sacia, porque sienten que la tormenta se acerca.

Así como nosotros, nosotras, zapatista, le respetamos a usted, así le pedimos que respete a esas personas. Habrá un@ que otr@ colad@, pero la mayoría son nuestr@s compas. Son personas que viven y mueren luchando, sin que nadie, como no seamos nosotros, nosotras, zapatistas, les lleve la cuenta. No hay para ell@s museos, ni estatuas, ni canciones, ni poemas, ni sus nombres están en vagones del metro, calles, colonias. Son nadie, cierto. Y no a pesar de eso, sino precisamente por eso, para nosotras, nosotros, zapatistas, son todo.

Entonces, no se ofenda usted, pero no traiga consignas, dogmas, autos de fe, modas; no repita lo que ya dijeron otros antes o en otro lado; no aliente el pensamiento haragán; no trate de imponer el pensamiento dogmático; no difunda el pensamiento mentiroso.

Le pedimos que traiga su palabra y que ella provoque el pensamiento, la reflexión, la crítica. Le pedimos que prepare su mensaje, que lo afile, que le saque brillo. Que con él honre no a la academia y a sus pares, sino a quien lo recibe, ya sea como sacudida, o como bofetada, o como grito.

La semilla que para este seminario o semillero le pedimos, es la que cuestione, provoque, aliente, impulse a seguir pensando y analizando. Una semilla para que otras semillas escuchen que hay que crecer y lo hagan según su modo, según su calendario y su geografía.

Oh, sí, lo sabemos: no verá ni engrosado su prestigio, ni su cuenta bancaria, ni su caudal de fama. Tampoco verá si consiguió nuevos seguidores, discípulos, rebaños.

Es más, el único indicio de éxito no lo verá, y será que en muchas partes, en otros calendarios y en geografías diversas, otras, otros, otroas, desafíen todo y discutan, debatan, cuestionen, critiquen, imaginen, creen.

Eso le pedimos. Eso, sólo eso.

Desde la conserjería de la Escuelita, habilitada ahora como “Oficina de protocolo, diseño e impresión de invitaciones para bodas, XV años, divorcios, bautizos, graduaciones frustradas, seminarios y otros”, y colgando unos letreros que dicen “Hoy no se fía, mañana tampoco”, “Salvavidas sobre pedido”, “Lleve su catalejo pirata, bara-bara-todo-legal-mi-buen-qué-pasóóó´”, “En este establecimiento no se discrimina por razón de su miopía”.

El SupGaleano.

México, Abril del 2015.

POSICIONAMIENTO DEL CNI SOBRE LA OLA REPRESIVA  EN CONTRA DE LOS PUEBLOS

 

 

A los pueblos originarios de México y el Mundo

A la Sexta Nacional e Internacional

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

 

A la memoria de Don Félix Serdán Nájera,

Hermano principal.

Reunidos en la comunidad de Amatlán de Quetzalzoatl, municipio de Tepoztlán, Morelos, los pueblos naciones y tribus que conformamos el Congreso Nacional Indígena analizamos la ola represiva de los capitalistas narco gobernantes que pretenden apoderarse de nuestra patria.

El embate en nuestra contra no tiene que ver con los colores de los partidos que arriba gobiernan, ni en la forma y modo como sean elegidos o impuestos,  pues todos y cada uno de ellos tienen como fin administrar el despojo que de más arriba imponen, no tiene que ver con la mentira electorera a la que llaman democracia y que no es más que un reflejo de la descomposición que entraña el sangriento capitalismo neoliberal y que engendra eso que llaman “reformas estructurales”, que son, por la supervivencia de los pueblos dolidos en el campo y la ciudad; impuestas a costa del dolor, de la libertad y la vida de nuestra gente.

La represión que los malos gobiernos han ejercido en contra de nuestros pueblos es en respuesta a nuestra decisión de no parar nuestra resistencia para no dejar de existir por obra de la cruenta guerra de exterminio. No tiene que ver solo con una persecución política, sino que es una reacción de los que arriba diseñan el despojo para consolidar sus intereses asentados sobre la explotación, el despojo, la represión y el desprecio que pueden tomar diferentes rostros y reflejos:

  • Hoy nos siguen haciendo falta 46 compañeros de la escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, asesinados y desaparecidos por los tres órdenes de los malos gobiernos, por todos los partidos políticos que hacen del terror un negocio y una forma de gobernar. Mientras el Estado criminal apuesta al olvido los pueblos apostamos a reconstruir, a no olvidar y a no perdonar, pues lo que está en juego es el futuro, que al igual que la historia, nos pertenecen.
  • La comunidad Tzeltal de San Sebastián Bachajón, en el municipio de Chilón Chiapas, ha enfrentado las fuerzas represivas del mal gobierno que pretenden despojarla de las cascadas de Agua Azul para ser entregadas los intereses capitalistas. Apenas el 21 de marzo del presente año más de 600 integrantes de las fuerzas de seguridad gubernamentales incendiaron la sede regional San Sebastián de nuestros hermanos y los medios libres que se han solidarizado con su lucha han sido agredidos por las fuerzas de seguridad pública mientras la policía estatal y el ejército mexicano han escalado la ocupación de su territorio en respaldo de los grupos paramilitares.
  • La comunidad Nahua de Santa María Ostula, en la costa de Michoacán ha enfrentado desde el año 2009, el asecho de supuestos grupos  de la delincuencia organizada, coludidos con todos niveles del  mal gobierno ha costado la desaparición de 5 comuneros y el asesinato de 32 mas. El pasado 16 de marzo la Marina Armada intentó desalojar y desarmar  a la policía comunitaria que mantiene un reten sobre la carretera costera a la altura del poblado de Xayakalan, territorio recuperado en el año de 2009, acción a la que la comunidad respondió cerrando la carretera costera, pues permitir el desarme de los comunitarios significa quedar en manos de los narco paramilitares y de esa manera consolidar el despojo contra la comunidad para los megaproyectos de muerte como es el narcotráfico, el turismo trasnacional y la explotación minera. Todo protegido y auspiciado por los malos gobiernos.
  • Siguen presos los compañeros Mario Luna y Fernando Jiménez, voceros de la tribu Yaqui, en Sonora, sobre la base de haberles fabricado delitos graves basados en el no reconocimiento de las formas ancestrales de organización de los pueblos y la jurisdicción del gobierno tradicional Yaqui. A la fecha persiste la orden de aprehensión contra el compañero Tomás Rojo, pretendiendo usar la división y la traición como mecanismo de guerra. Asimismo las amenazas de muerte e intentos de homicidio en contra de Lauro Baumea a quien quemaron su vehículo afuera de su domicilio, además de amenazar con atentar contra la vida de su familia. Todo esto para concretar el robo del agua del río Yaqui.
  • Siguen presos los compañeros loxichas en el estado de Oaxaca quienes llevan 18 años secuestrados por los malos gobiernos como parte de su política contrainsurgente y terrorista en medio de grandes proyectos mineros trasnacionales, al igual que los hermanos Nahuas de San Pedro Tlanixco en el Estado de México, quienes llevan 12 años presos por defender el agua en contra de que les fuera robada para campos agroindustriales.
  • El despojo a comunidades y ejidos en los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala a través del llamado Proyecto Integral Morelos está siendo acompañada de una persecución contra los pueblos del volcán Pocatepetl que se oponen a entregar su territorio, su seguridad y su agua a trasnacionales para la imposición de carreteras, acueductos, gaseoductos y termoeléctricas custodiadas por todos los órdenes represivos del mal gobierno. Actualmente existen numerosas órdenes de aprehensión en contra de quienes han alzado la voz contra esta destrucción acompañada de policías y militares que acompañan la maquinaria, misma que en los últimos días se ha expresado en los trabajos de entubamiento del río Cuautla para favorecer a la Termoeléctrica de Huexca en detrimento de los ejidos del municipio de Ayala.
  • La comunidad de San Francisco Xochicuautla, en el Estado de México, mantiene una lucha en contra del despojo de su territorio por la construcción de una autopista privada, e incluso los comuneros han perdido la libertad para platicar en sus asambleas comunales que han sido tomadas por decenas de granaderos que buscan consolidar el despojo agrario.
  • Mientras resistimos al despojo en nuestras comunidades, miles de compañeros deben migrar para buscar alternativas para su sustento, muchos de ellos llegan a campos de concentración donde son explotados y esclavizados, como es el caso de San Quintín, en Baja California Sur, donde los malos gobiernos reprimen las movilizaciones que buscan mejores condiciones de trabajo para miles de jornaleros agrícolas. La mayoría de ellos de origen indígena.

Estamos convencidos que para parar esta guerra no bastan las consignas; tampoco será volteando a ver los calendarios, geografías y formas de los de arriba, sino que necesitamos hacer un nuevo país, un nuevo mundo.

Lo saben también los poderosos que han agudizado el hostigamiento militar en los caracoles zapatistas de La Realidad y Oventik y agresiones paramilitares por grupos promovidos, financiados y entrenados por los malos gobiernos, como Pojcol, CIOAC Histórica y ORCAO, que  ejercen una violencia sistemática en contra las comunidades bases de apoyo zapatistas, quienes con su organización autónoma hacen brillar el horizonte que es una esperanza civilizatoria y que tiene sus raíces antiguas en nuestras culturas como pueblos originarios.

Por todo lo anterior declaramos:

1.     Que no pararemos en la lucha por reconstruir lo y reconstituirnos como pueblos originarios, pues nuestra lucha es por la vida y seguir existiendo.

2.     Que intensificaremos la lucha por la libertad de los presos políticos, la presentación de los desaparecidos y la justicia para los asesinados.

3.     Que la ola represiva es en respuesta a esa resistencia contra el despojo que no conoce fin pues su origen está en el origen mismo del mundo y por lo tanto no es negociable.

4.     Que seguiremos tejiendo desde abajo y a la izquierda un nuevo mundo posible y necesario, pues solo así podrá brillar la paz para nuestros pueblos y el fin de la represión.

5.     Saludamos la realización del homenaje a los compañeros Luis Villoro Toranzo y al maestro zapatista Galeano que tendrán lugar en el caracol de Oventik, Chiapas el 2 de mayo de 2015.

 

Amatlán de Quetzalcoatl, Tepoztlán, Morelos

A 22 de marzo de 2015

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena.

 

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.


MÉXICO.

Marzo del 2015.

A loas compas de la Sexta en México y el Mundo:

Compas:

 

Me encargaron que les avise que…

A pesar del notable incremento de la actividad militar en los alrededores de los Caracoles zapatistas (patrullajes agresivos, retenes intimidatorios, sobrevuelos amenazantes) -particularmente en los Caracoles de La Realidad y de Oventik (en el primero se acaba de inaugurar una escuela-clínica, y en el segundo se realizará el homenaje a Don Luis Villoro Toranzo)…

A pesar de la creciente beligerancia de los grupos paramilitares apadrinados por el gobierno chiapaneco…

A pesar de las añejas “nuevas” mentiras en los medios de paga /no, no hay ni ha habido ninguna propuesta de diálogo; no, desde el año del 2001, es decir, desde hace 14 años ningún funcionario federal se ha acercado al EZLN como no sea con la intención de asesinar a la dirección zapatista; no, los gobiernos federal y estatal no están viendo de mejorar las condiciones de vida de los indígenas en Chiapas, sino que están tratando de dividir comunidades; no, los únicos acercamientos gubernamentales de los que se puede preciar Jaime Martínez Veloz, no han sido a zapatistas, sino a paramilitares patrocinados, antes de por él, por Luis H. Álvarez, Juan Sabines Guerrero y Felipe Calderón Hinojosa, y ahora por Manuel Velasco Coello, Rosario Robles Berlanga y Enrique Peña Nieto, uno de cuyos grupos(la CIOAC-H) es responsable material del asesinato del compañero maestro Galeano; no, etcétera/ …

A pesar de que siguen faltando para Ayotzinapa la verdad y la justicia…

A pesar de que allá afuera están ocupados en otras cosas (más importantes, ¿cierto?) y de que se suceden vertiginosamente las modas de “movilización”, que sólo demuestran que la frivolidad es la gran estratega…

A pesar de que la dignidad destapa, una y otra vez, la realidad / y en el alto norte de México se descubre que subsisten los métodos de explotación de la época porfirista. “En el norte se trabaja y mantenemos a los haraganes del sur”, dice el poderoso; mientras los campos son cultivados por hombres, mujeres, niños y ancianos indígenas triquis y mayas, el poderoso no dice nada y se arrodilla ante el poder extranjero. En el Valle de San Quintín, Baja California, en lo que se conoce como Oaxacalifornia, los jornaleros piden salarios justos y derechos laborales, “sólo queremos justicia” resumen. El gobierno los reprime “por andar de revoltosos”: 200 detenidos. El gobernador, panista, se reúne con los jefes militares del 67 batallón de infantería del ejército federal “para garantizar la paz social”. La nota principal en medios de paga es “007 en el zócalo capitalino”. La etiqueta #SanQuintinEnLucha no llegará a ser tendencia del momento / …

A pesar de todo…

O precisamente por todo…

el EZLN ratifica la celebración de:

.- El homenaje a los compañeros Luis Villoro Toranzo y el maestro zapatista Galeano, el día 2 de mayo del 2015, en el caracol de Oventik, Chiapas, México. En este homenaje, además de compañeras y compañeros bases de apoyo zapatistas, han confirmado su participación Juan Villoro Ruiz, Fernanda Navarro, Adolfo Gilly, Pablo González Casanova, Don Mario González Contreras, padre de César Manuel González Hernández, uno de los 46 que faltan de Ayotzinapa, y Doña Bertha Nava, madre de Julio César Ramírez Nava, uno de los 46 que faltan de Ayotzinapa; así como familiares del compañero maestro Galeano y autoridades autónomas zapatistas de las 5 zonas.

.- El arranque del seminario “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”, convocado por el CIDECI-Unitierra y la Comisión Sexta del EZLN, del 3 al 9 de mayo del 2015 en las montañas del sureste mexicano.

Me dicen que han confirmado su participación en el Seminario:

Doña Bertha Nava, Don Mario González Contreras y Doña Hilda Hernández Rivera, (familiares de los 46 que faltan de Ayotzinapa). Pablo González Casanova. Adolfo Gilly. Juan Villoro Ruiz. Elena Álvarez-Boylla. Catherine Marielle. Álvaro Salgado. Alicia Castellanos. Óscar Olivera (Bolivia). Márgara Millán. Sylvia Marcos. Mariana Favela. Karla Quiñonez (USA). Xuno López. Jean Robert. Carlos González. María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera. Eduardo Almeida Acosta. Vilma Almendra (Colombia). Philippe Corcuff (Francia). Luis Lozano Arredondo. Juan Wahrem (Argentina). Rosa Albina Garabito. Jerónimo Díaz. Rubén Trejo. Manuel Rozental (Colombia). Hugo Blanco (Perú). Juan Carlos Mijangos Noh. Greg Ruggiero (USA). Ana Lydia Flores Marín. Javier Hernández Alpízar. Pablo Reyna. Christine Pellicane (Francia). Efraín Herrera. Domi. Antonio Ramírez. John Berger (Gran Bretaña). Donovan Hernández. Sergio Rodríguez. Raúl Zibechi (Uruguay). Sergio Tischler Visquerra (Guatemala). Jorge Alonso. Jerome Baschet (Francia). Paulina Fernández C. Carlos Aguirre Rojas. Gilberto López y Rivas. Daniel Inclán. Enzo Traverso (Italia). Silvia Federici (Italia). Immanuel Wallerstein (USA). John Holloway (Irlanda). Michael Lowy (Brasil-Francia). Marcos Roitman (Chile-Estado Español).

Desde la conserjería de la escuelita, apilando cajas y cajas que dicen “REPROBAD@S”

El SupGaleano.

México, Marzo del 2015.

SECCIÓN “DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO”:

De opciones:

Usted está teniendo una pesadilla. Se encuentra en medio de un paraje desolado. No como si después de una guerra, sino con su horror actuando. En el costado derecho del camino que parte en dos el paraje, se levanta un complejo de modernos edificios. A la entrada, un letrero avisa o advierte: “Centro Comercial Visiones de La Realidad”. Dos imponentes y modernas construcciones sobresalen. En una de ellas, en la marquesina se lee “Curso de periodismo ético y reportaje objetivo. Imparten: Ciro Gómez Leyva, Ricardo Alemán, Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre y Laura Bozzo”. En el edificio de al lado se anuncia: “Curso de reportaje ético y periodismo objetivo. Imparte: Jacobo Zabludovski y 4 más de los restantes, y únicos, espacios libres e independientes”.

Usted, claro, es una persona de criterio, claro, tolerante, claro, incluyente, claro, civilizada, claro, razonable, claro, con argumentos, claro, con estudios, claro, con e-d-u-c-a-c-i-ó-n, claro. Incluso en las pesadillas, se debe guardar la compostura, faltaba más.

Por eso usted entiende por qué se hacen largas filas para ingresar a uno y otro lado.

Usted se está congratulando de que haya opciones informativas para todos los gustos, cuando escucha, en el rincón izquierdo, a una niña tratando de arrancarle a una flauta escolar, no sin dificultad, los notas de “the long and winding road” de los Beatles.

Usted, sin poder disimular su molestia por lo errores tonales de la niña, se da cuenta de que, en ese costado izquierdo del largo y tortuoso camino, está un grupo de seres (incomprensibles, claro), construyendo unas champitas (un poco jodidas, claro), y sus letreros no ofrecen cursos y ofertas, claro, sino sólo se atreven a balbucear “medios libres, autónomos, alternativos o como se llamen”.

Usted se enfrenta entonces a una disyuntiva: o, generoso, claro, amplía un poco su criterio, su tolerancia, su inclusión, su civilidad hacia ese lado del camino; o agradece que haya cosas que no pasan de moda (como el buldócer, la macana, la policía, los equipos antimotines).

Se paraliza usted ante el complejo dilema. Como no sabe qué hacer, su esmarfon, gracias a una moderna aplicación que le da un zape cuando se le des configura el disco duro (a usted, claro), se activa para despertarlo.

Usted entonces se despierta, pero todo sigue igual: el paraje en guerra, las lujosas construcciones del costado derecho, las miserables del lado izquierdo. Ah, pero, en lugar de la desafinada flauta con “the long and winding road“, usted escucha un ritmo desconcertante, una mezcla de balada-cumbia-corrido-ranchera-tropical-hiphop-ska-heavy-metal que, en marimba, se arranca con un “Ya se mira el horizonte…”

En esa terrible situación usted sabe que tiene que tomar una medida drástica. Pero usted no se decide: ¿debe cambiar de celular o actualizar el sistema operativo?

Eso, mi buen, es un dilema, y no fregaderas. Votar o no, ¿qué?

De Medios de Paga:

.- Y cuentan que fue entonces que esos hombres y mujeres sabios, con grandes estudios y conocimientos, supieron que era cierto lo dicho por los indígenas ignorantes, analfabetas y premodernos: “en el capitalismo: el que paga, manda”

.- Acerca de “los cinco espacios libres e independientes” y Molotov: Oh, oh, parece que a alguien sí lo hizo bobo Jacobo.

De la posmodernidad:

.- Ojo clavadistas: la piscina no tiene agua, sólo mierda. Proceda con precau… ¡splash!

.- Diálogo de ruptura en una pareja posmoderna: “No eres tú. Es el contexto”

Del seminario:

.- De Italia llegó lo siguiente “Tal dijo que sólo asiste (al seminario) si puede hablar personalmente con el subcomandante insurgente marcos“. Cuando el finado escuchó eso, pensando que el mensaje era de Mónica Bellucci, empezó a desperezarse en el fondo de la tumba.   Luego le dijeron de quién era el mensaje y, desilusionado, se volvió a acomodar. El SupMoy sólo mandó decir “il supmarcos e morto, se volete, potete cercare in inferno“, y le mandó un calendario al remitente. Interrogado al respecto por Los Tercios Compas S. A. (sin) C. (ni) V. de (i)R. (i) L. (ojo: no hacer uso de la marca sin autorización de los que (no) tienen la paga), el SupMoy declaró: “es que luego hay gente que no se ha dado cuenta de que estamos en el 2015“.

.- Pst. Pst. La organización del seminario es un desmadre. Pero ustedes, no se den por notificados. Pónganse en armonía con el universo. Ahora repitan conmigo “omhhh, el seminario ya está organizado, omhhh“.

Doy fe: miau-guau (y viceversa).

 


Declaración del CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO en torno a los acontecimientos en curso en el país.

 

Noviembre de 2014

 

En el mes del reencuentro con los ancestros y de la celebración de la memoria, los delegados y delegadas del Consejo de Delegados y delegadas del CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO, CDCAC, máximo órgano de representación del CAC, hemos celebrado una reunión extraordinaria de análisis y seguimiento de la situación nacional.

 

Pasados los días del reencuentro presentamos a la sociedad nacional e internacional la siguiente declaración sobre la situación actual y nuestra visión del acontecer nacional.

 

Hoy más que nunca el mal gobierno representado por la partidocracia depredadora y rapaz que mal gobierna México, aliada al arma estadounidense por excelencia, el narcotráfico, ello demuestra la calaña de que están hechos, han decidido reactivar la guerra sucia que emprendieron hace más de cuatro décadas y que en estados como Guerrero jamás dejo de aplicarse, lo hacen sabedores de la inviabilidad de sus “reformas estructurales”. Han decidido hacerlas avanzar a sangre y fuego.

 

Acompañando la “recomposición de los carteles” del narcotráfico, no han dudado en elevar el terrorismo, el paramilitarismo y las ejecuciones extrajudiciales como el mejor argumento para convencernos de sus reformas, los medios de información masiva hoy más que nunca asumen como suyos los argumentos de este Estado, han sido beneficiados y festinan la muerte del pueblo.

 

Con ello buscan, sin lugar a dudas sembrar el terror en nuestros corazones, si antes los colonizadores españoles usaron el emperramiento, la horca, la espada y la cruz, los modernos conquistadores utilizan hoy los sicarios-militares-policías, uno mismo en esta estrategia terrorista para deshacerse de quienes estorban sus planes, han sembrado el territorio de cadáveres y a diario los siembran con sangre, estos modernos conquistadores hoy emplean el terror y el paramilitarismo disfrazado de narcotráfico.

 

Cuando ha sido “necesario” el Ejército o la Marina cumplen con su tarea de exterminadores, Tamaulipas, Morelos, Estado de México y ahora Guerrero dejan constancia de ello, desde San Fernando hasta Tlatlaya, sin olvidar Ayotzinapa, las honrosas armas nacionales han participado directa o indirectamente del baño de sangre al que se somete al pueblo de México. Cuando ha sido necesario las “bandas del narco” rigurosamente entrenados y protegidos por estas fuerzas han hecho el trabajo sucio.

 

Desde las fosas clandestinas, hasta las desapariciones, las alianzas del Estado y el “Narco”, que a estas alturas de la historia es lo mismo, se han enseñoreado en todos los rincones de la patria, se hacen presentes en un gran cerco a la nación, buscan sin duda desalentar la resistencia y la defensa digna que los mexicanos de abajo hacemos de nuestra esencia, de lo que por siglos ha sido nuestro, solo han pasado por alto lo más importante, éste país no es el mismo desde hace tiempo, ha despertado y no volverá a dormir el sueño de los justos.

 

En éste marco el CDCAC, emite este pronunciamiento:

 

1º Las comunidades cuicatecas agrupadas en el CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO declaramos, tal como lo hemos hecho anteriormente, que existe un plan concertado por todos los órganos del Estado mexicano, aliado a los grandes capitales trasnacionales, de quienes tan solo es el administrador, para hacer viable la entrega de las riquezas nacionales disfrazándolo de reformas estructurales, es sin duda un despojo legalizado, avalado por la partidocracia y toda la clase política del país.

 

2º Ratificamos la denuncia sobre el uso faccioso que se hace de los programas sociales y de  los procesos de construcción de infraestructura, electrificación, carreteras y caminos vecinales, entre otros, como los argumentos que tratan de validar el despojo a las comunidades y pueblos originarios, no se trata de mejorar las condiciones para los pueblos, se trata de “legitimar”, por todas las vías el despojo,

 

3º Manifestamos que la criminalización de la resistencia social y el despojo legalizado, que están en marcha, son parte de una guerra de exterminio y reconquista del territorio mexicano.

 

4º Declaramos nuestra solidaridad y nos sumamos a las exigencias de justicia para todos y todas los presos políticos del país, ratificamos el derecho de todos los pueblos a la consulta y el respeto irrestricto a los territorios, usos y costumbres que dotan de identidad a las naciones ancestrales que conforman éste país. No al uso faccioso de los programas agrarios para alentar la privatización de las tierras ejidales y comunitarias.

 

5º Denunciamos el burdo intento del Estado mexicano por ocultar los crímenes de Lesa humanidad, las maniobras peliculescas por hacer creer a la sociedad que es ajena a la política de extermino en marcha en México. NO ACEPTAMOS LOS MONTAJES PARA LEGITIMAR LAS DESAPARICIONES FORZADAS Y LOS AJUSTICIAMIENTOS EXTRAJUDICIALES.

 

6º Advertimos sobre la escalada del Estado en contra del país, hay una guerra de extermino en marcha, refrendamos nuestro derecho a la resistencia.

 

7º hoy más que nunca, los cuicatecos, como miembros de esta nación nos sumamos al clamor nacional e internacional en torno a la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

 

LOS CUICATECOS DECIMOS

¡¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!!

¡Alto a la agresión contra las comunidades y bases de apoyo zapatistas!

¡Justicia para los y las desaparecidos!

¡Presos políticos libertad!

¡¡¡¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!!!

 

FRATERNALMENTE

Congreso Autónomo Cuicateco

sndüchi nü

El capitalismo salvaje y el estado

Articulo tomado de: http://zapatavive.blogvie.com/index.php?s=papalo. Traducido del idioma frances

El desarrollo y el progreso son dos conceptos utilizados por los proyectos de la ideología establecida neoliberales que se basan en una economía de extracción de recursos naturales y el uso de mano de obra barata. Sistema de extracción está buscando el máximo valor a toda costa protegerse con el Estado burgués, sus leyes y sus fuerzas represivas.

Para extraer estos recursos, el Estado burgués hizo acuerdos con la multinacional extranjera especializada (madera, agua, minerales, plantas de energías renovables, etc.) La creación de bloques económicos que favorecen a los países ricos o nidos de estas multinacionales. México es un país de habla (como el resto de América Latina ...). México participa en varios acuerdos económicos como el TLCAN, el Plan Puebla Panamá (ahora rebautizado como Mesoamérica o plan), el Plan para la Seguridad y la Prosperidad.

El Estado burgués recibe la presión de los organismos económicos internacionales para reformar sus instituciones y leyes por los ajustes estructurales. Estos ajustes son los préstamos condicionales que instituciones como el FMI y el Banco Mundial son promover el desarrollo (el concepto de desarrollo es, por supuesto, relacionado con el concepto de dependencia). El FMI ha hecho recientemente un préstamo de 40.000 millones de dólares desde México el gobierno mexicano era un buen estudiante en los ajustes estructurales (privatización de PEMEX (1), la privatización de la electricidad, la militarización del país, para garantizar la seguridad de los intereses financieros, la creación de la infraestructura para la extracción de recursos naturales, la enmienda de la constitución, etc.). En resumen, el Gobierno de México es un buen alumno de la Casa Blanca en Washington y su imperialismo.

Para cambiar sus acuerdos económicos, los tres niveles de gobierno (legislativo, judicial y militar) encajan a permitir que sus aplicaciones. A nivel legislativo, el Estado modificó la Constitución para permitir la entrada en vigor de este tipo de proyectos. En el plano jurídico, los equipos especializados estudian las leyes o para evitar o modificar (o para sobornar funcionarios) con respecto a la externalización de la justicia que sólo beneficia a los ricos. En el ámbito militar, los distintos cuerpo legal de aplicación (policía armada, cuerpos de seguridad privada, servicios secretos) y (fuerzas mercenarias paramilitares armados extranjeros) extra-legales se asegurará de que la paz social mantiene a los intereses de la burguesía y la propiedad privada como el tema principal de la seguridad nacional.

La otra forma de poder es el medio que permite la legitimación a través del control de la información y la justificación de la libertad de expresión (que por supuesto es totalmente falso ya que de los medios de comunicación está controlada por los medios de comunicación representar los intereses de la clase dominante). La mayoría de los medios de comunicación son saliniste (Carlos Salinas de Gortari es el que lleva a cabo los ajustes estructurales necesarios para entrar en el TLCAN). Esta forma de gobierno es democrática porque, supuestamente, cada seis años que llaman a la gente a votar de acuerdo con sus valores e intereses ... Pero cuando sabemos toda la corrupción y los intereses del partido político que puede poner en cuestión la democracia burguesa.

La militarización de México

Y como tal orden o la paz social se ve afectada por los movimientos sociales (es decir, ya sea pacífica o armada). Los ejemplos se detallan como el caso de Guerrero con los movimientos sociales combativos como el movimiento de escuelas normales, campesinos (OCSS, etc.), Policía comunitaria, los movimientos armados (EPR, Prentice Hall), la radio comunitaria, Chiapas con EZLN y las comunidades indígenas en resistencia, como en el caso del conflicto social entre la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca) y el gobierno priísta de Ulises Ruiz Ortiz en Oaxaca, la guerra asimétrica llaman guerra de baja intensidad o guerra sucia . Esta militarización guerra no declarada permite a las regiones o poblaciones que se organiza para resistir a los proyectos neoliberales y las políticas fascistas del gobernador.

El discurso oficial pretende hacer guerra contra los traficantes de drogas, mientras que él es una justificación para militarizar el país y aplicar leyes totalitarias, que nos recuerda a las dictaduras militares que se sometieron a los pueblos de América Latina. Este discurso también permite la ayuda militar de los Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida o Plan México, que obtener 1,4 millones de dólares más para el estrictamente militar en México. Esta guerra de baja intensidad es a través del control de carreteras, la prisión ilegal, los abusos de los derechos humanos, las desapariciones de los individuos que participan en el movimiento social, la escucha electrónica, la ocupación militar de las zonas pobres y marginadas comunidades urbanas pobres e indígenas y rurales, la formación de grupos paramilitares para atacar directamente el movimiento social o selectivamente matar oa través de masacres (Aguas Blancas, El Charco, Acteal Taltelolco, etc.), la tortura, violaciónes y el feminicidio sexual (Oaxaca, Ciudad Juárez, Atenco, Tapachula, etc), la represión masiva de los pobres de organización para exigir sus derechos.

El caso de la minería en Oaxaca y la participación de Canadá

Oaxaca es extremadamente rica en recursos naturales y culturas, por lo que es un blanco perfecto para la realización de proyectos neoliberales. Nuevos proyectos mineros son espíritu a emerger. Solamente en la región de Valle Central 16 proyectos se encuentran en la fase de exploración y las operaciones comenzaron. Canadá es el país que ganó la Palma de Oro en el están involucrados en los proyectos mineros.

Oaxaca está dividido geográficamente en la región 7 (Mixteca, Sierra Norte, Papaloapam, sierra sobre el valle central costa, Cañada, e istmo) en el que los pueblos indígenas viven 16, con una población total de aproximadamente 3 millones de personas. La gran mayoría de la población es indígena y Oaxaca es el estado con la mayor concentración de la tierra colectiva. La gran mayoría de los municipios se organizan en torno a los usos y costumbres (480 570) y de trabajo comunitario (tequio). Común es la forma de organización de las comunidades indígenas y es a través de esta lógica que las comunidades organizan su resistencia. Homogeneidad significa el uso colectivo de la tierra y el territorio (ganancia de las luchas agrarias Emiliano Zapata y la Revolución Mexicana de 1910-1917 representó en el artículo 27 de la Constitución), celebraciones de la comunidad, las autoridades no son remuneradas y son un servicio para la comunidad y la comunidad depende tequio montado o trabajo comunitario.

Homogeneidad o visión del mundo aborigen entra en conflicto directo con la visión del mundo capitalista occidental. Dado que la tierra puede convertirse en una propiedad privada, ya que se considera la madre tierra que le da protección y alimento, y no podemos vender o comprar nuestra madre. La organización de la comunidad de usuarios es la comunidad y va en conflicto directo con los principios de la democracia representativa, ya que es una democracia directa (reunión comunitaria decide). Celebraciones comunitarias se oponen a terceros con fines comerciales, y el trabajo comunitario se oponen al trabajo asalariado. Es a través de esta forma de organización que las comunidades se resisten a las presiones del capitalismo en sus comunidades.

El Gobierno mexicano ha allanado el camino para la masa desde el año 1992 entró en el financista minero canadiense y el capital extranjero en territorio mexicano. La legislación mexicana, la modificación del artículo 27, que protege a la tierra colectiva y programa introducido como método PROCECOM y han allanado el camino para la privatización de la tierra. La Ley de Minería da prioridad al uso minero antes de cualquier otro uso de la tierra por lo que si la investigación geológica es un área donde hay un potencial minero, la minería de prioridad de la compañía en la comunidad. También existe la Ley de Inversión Extranjera, que permite a las multinacionales para financiar el 100% de sus proyectos. Más externalización de Justicia está institucionalizada, está creando un conflicto de intereses porque los que imparten justicia son los que reprimen. Y para rematar, en conflicto con los militares intervenir como explosivos de minas están presentes en el lugar de trabajo.

A estas alturas más de 29 proyectos mineros son reconocidos oficialmente en Oaxaca. Solamente en la región fue expropiada Ocotlan 54.000 hectáreas de tierras colectivas para un proyecto minero de la empresa minera canadiense Fortuna Silver Mines. Sabemos que el espíritu con el que el Estado opera por ahora hemos visto durante la represión del pueblo de Magdalena Ocotlán y San José del Progreso, que también se ve afectada por una mina, lo que no es abierto, pero el daño no es menos el cielo. En marzo, la comunidad se dio cuenta de la presencia de la mina que se utiliza durante dos años y medio, se dio cuenta de su presencia y el impacto debido a la dinamita utilizada fue que causó el debilitamiento e incluso la caída de Fundaciones de la casa. Las personas no están de acuerdo manifestada y después de dos meses de bloqueo de la mina de 6 de mayo de 2009, el Estado represivo enviaron más de 1.500 policías y militares para reprimir al pueblo, una mujer de 70 años fue golpeados con porras, una joven embarazada con su hijo en sus brazos demasiado, y varios presos políticos. Después de estos actos de violencia los trabajos de la mina continuó sin caminos están tomando una vez más en cuenta la opinión de la población. Mina Taviche a lado durante la operación se causó la muerte de 38 de los 40 trabajadores que se encontraban allí.

En su hambrienta maximizar los beneficios, la tecnología minera ahora permite minas abrieron existe el cielo o el porcentaje de los depósitos de mineral es baja en el uso de la lixiviación con cianuro (como en el caso del oro) proporciona el 97% de la extracción de mineral de la roca. Las minas a cielo abierto son grandes luces actividades industriales que tienen un nivel muy alto de impacto ambiental, el nivel social y el nivel cultural. También se caracterizan por ser insostenible en principio significa que los recursos hasta el agotamiento. Las minas a cielo abierto agitan la superficie de las capa de tierra y de sobrecarga para hacer depósitos de mineral accesible de calidades bajas.Los modernos equipos y maquinaria pesada para mover montañas permettrent tierra en pocas horas y que sea rentable la extracción de menos de un gramo de oro por tonelada movida. También utilizan grandes cantidades de cianuro, una sustancia extremadamente tóxica que se utiliza para separar el oro de la roca. Esta sustancia destruye la vida vegetal, la vida silvestre y los seres humanos, causando la infertilidad del suelo, el agua contaminante, genera problemas respiratorios, cáncer de piel, náuseas, irritación de los ojos, etc.Para hacer un hoyo abierto se debe cavar un cráter gigante que puede conducir a la extensión de 150 hectáreas a más de 500 metros de profundidad.

Dan la región cercana a la ciudad de los mestizos Cuicatlán Cañada vio un pueblo indígena que nombra cuicathèques producción viva de maíz, frijol, calabaza, árboles frutales, animales de granja, etc. ocupando la tierra durante más de 2500 años se han resistido a la invasión de los españoles y que defendió sus tierras durante la época de Porfirio Díaz. Se refugiaron en la parte montañosa de abandonar la tierra fértil a las ciudades urbanizadas o semi-rural. La ironía es que hoy en día se ve amenazada con la expropiación de sus tierras más de 3500 hectáreas con un proyecto minero que la empresa es Almaden canadiense que está a cargo de la fase de exploración. Estimó 300 gramos por tonelada de oro porcentaje en las fallas geológicas detectadas por el INEGI (Instituto encargado de placas permettes topographier de mapas geológicos a nivel federal), mientras que sólo uno es rentable gr por tonelada.El precio actual del oro toca $ 395 a once, lo que sugiere que el proyecto llamado Raquelita 1 es sólo el comienzo de una larga pesadilla para el pueblo ... Si funciona esta mina cuicatèque, habrá la desaparición de toda una comunidad, la contaminación del agua, y algunas comunidades, incluso la desaparición de la fuente de agua, la infertilidad del suelo. Pero las comunidades comenzaron a organizarse a través del congreso autónomo Cuicatecos para sentar las bases de una resistencia efectiva. La presencia militar ya se ha sentido en dos comunidades (esto no ha ocurrido por más de 20 años. Y Ulises Ruiz Ortiz ya ha hecho declaraciones para difamar a la organización y acusado de conspirar con el comandante sub Marcos y la guerrilla del EZLN, y el deseo de justificar la presencia de tropas militares se enfrentan a un movimiento que se organiza sobre la base de su derecho a la autodeterminación, que se dicta de forma implícita por el derecho internacional, como el artículo 169 (Organización Internacional del Trabajo).

 No a los proyectos mineros que devastan los recursos naturales de las comunidades indígenas!

Sí a la autodeterminación!

Libertad para los presos políticos!

Muerte a la dictadura del capital!

Est@s son nuestr@s muert@s, desaparecid@s y pres@s más recientes: Congreso Nacional Indígena – EZLN

 

Primera Declaración de la compartición del Congreso Nacional Indígena y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional sobre Represión en contra de nuestros pueblos.

 

La guerra contra nuestros pueblos indígenas dura ya más de 520 años, el capitalismo se nació de la sangre de nuestros pueblos y a los millones de nuestros hermanos y hermanas que murieron durante la invasión europea, hay que sumar los que murieron en las guerras de independencia y de reforma, con la imposición de las leyes liberales, durante el porfiriato y en la revolución.

 

En esta nueva guerra de conquista neoliberal la muerte de nuestros pueblos es la condición de vida de este sistema.

En las últimas décadas miles y miles de nosotros hemos sido torturados, asesinados, desaparecidos y encarcelados por defender nuestros territorios, nuestras familias,nuestras comunidades, nuestra cultura, nuestra vida misma.

 

No olvidamos. Porque esa sangre, esas vidas, esas luchas, esa historia son la esencia de nuestra resistencia y de nuestra rebeldía en contra de quienes nos matan; en la vida y en la lucha de nuestros pueblos ellos viven.

 

Est@s son nuestr@s muert@s más recientes:

 

CHIAPAS

 

El compañero Galeano de la Junta de Buen Gobierno de la Realidad y Votán de La Escuelita La Libertad según l@s Zapatistas, asesinado violentamente en el caracol de la Realidad, Municipio Autónomo Zapatista, San Pedro Michoacán, el pasado 2 de mayo por paramilitares de la CIOAC-H, protegidos por el paramilitar Manuel Velazco Coello y el máximo jefe paramilitar Enrique Peña Nieto.

 

El 22 de diciembre de 1997, un grupo de 49 personas de Las Abejas, incluidos 4 niños no nacidos, mientras oraban en el paraje de Acteal, municipio de Chenalhó, fueron asesinados violentamente por un grupo de paramilitares priístas protegidos por el gobierno del estado y por el criminal Ernesto Zedillo Ponce de León.

 

Los adultos asesinados: Manuel Santiz Culebra, Daniel Gómez Pérez, Victorio Vázquez Gómez, Miguel Pérez Jiménez, Ignacio Pucuj Luna, Alonso Vázquez Gómez, Lorenzo Gómez Pérez, Antonio Vázquez Luna, María Pérez Oyalté, Marcela Capote Ruiz, Marcela Pucuj Luna, Catalina Luna Pérez, Manuela Pérez Moreno o Manuela Paciencia Moreno, Margarita Méndez Paciencia, Marcela Luna Ruiz, Juana Pérez Pérez o Florinda Pérez Pérez, María Gómez Ruiz, Verónica Vázquez Luna, Paulina Hernández Vázquez, Susana Jiménez Luna, Rosa Pérez Pérez, Antonia Vázquez Pérez, Marcela Vázquez Pérez, Juana Luna Vázquez, Juana Gómez Pérez, María Capote Pérez, Marcela Capote Vázquez.

Los menores asesinados: Martha Capote Pérez, Rosa Vázquez Luna, Loida Ruiz Gómez, Micaela Vázquez Pérez, Josefa Vázquez Pérez, Sebastián Gómez Pérez, Juana Pérez Luna, Roselina Gómez Hernández, Lucía Méndez Capote, Graciela Gómez Hernández, María Luna Méndez, Silvia Pérez Luna, Vicente Méndez Capote, Micaela Vázquez Luna, Juana Vázquez Luna, Alejandro Pérez Luna , Juan Carlos Luna Pérez, Guadalupe Gómez Hernández.

 

Juan Vázquez Guzmán y Juan Carlos Gómez Silvano, de la comunidad Tzeltal de San Sebastián Bachajón, asesinados el día 24 de abril del 2013 y 21 de marzo del 2014, respectivamente por la defensa del territorio en el conflicto con las Autoridades ejidales y los tres niveles del mal gobierno.

 

Filemón Benítez Pérez, Antonio Benítez Pérez, María Núñez González y Vicente Pérez Díaz, asesinados el 13 de noviembre de 2006 integrantes de la organización Xi-Nich, choles de la comunidad de Viejo Velasco, Ocosingo a manos de elementos de la Policía Sectorial con armas de alto poder.

 

OAXACA

 

Héctor Regalado Jiménez, integrante de la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco, quien murió el primero de agosto de 2013 a causa de las heridas propinadas por la Policía Auxiliar Bancaria Industrial y Comercial, y pistoleros de la empresa Gas Natural Fenosa, quienes fungían como vigilantes dentro del parque eólico.

 

Pablo Jarquín Ruiz, mixe asesinado al reclamar los disparos lanzados que asustaron a los niños de la primaria del pueblo cuando el ejercito ingresaba a su comunidad el 17 de diciembre de 2012.

 

Maximino Salinas Hernández, presidente del Comisariado Ejidal de su comunidad, Fuerza Chinanteca Kia-nan, de San Antonio Las Palmas, Jocotepec, asesinado el 30 de junio de 2013, dos meses después de que su pueblo retuviera maquinaria del municipio para exigir obras públicas.

 

Carlos Sánchez López asesinado el 8 de Agosto de 2003, en Juchitan Oaxaca, Manuel Posada Chévez asesinado el 5 de Abril de 2004 en Unión Hidalgo, Oaxaca, en el contexto de la lucha del Concejo Ciudadano Unidalguense, contra el Plan Puebla-Panamá y la corrupción del edil priista Armando Sanchéz

 

JALISCO

 

Aristeo Flores Rolón y Nazario Aldama Villa, representantes indígenas de la comunidad nahua de Ayotitlán, Sierra de Manantlán, quienes eran miembros del Consejo de Mayores, Autoridades Tradicionales de la Sierra de Manantlán y que fueron asesinados en septiembre del 2001 y mayo del 2003.

Juan Monroy y José Luis Rosales Conteras de las comunidades de la parte alta del Ejido nahua de Ayotitlán, en la delegación de Telcruz: Perseguidos y balaceados por defender la organización en contra de la tala inmoderada en la zona.

 

MICHOACÁN

 

Diego Ramírez Domínguez, Simón Pineda Verdía, Simón Pineda (hijo), Quintín Regis Valdez, Erik Nemecio Domínguez, Ernesto Nicolás López, Pedro Nazario Domínguez, Pedro Guzmán Ramírez, Ambrosio Verdía Macías, Francisco Verdía Macías, Pedro Leyva, Isidro Mora Domínguez, Feliciano Cirino Domínguez, Jonathan Verdía Gómez, Fortino Verdía Gómez, Nicolás de la Cruz Rojas, Rafael de la Cruz, Juan Faustino Nemesio, J. Trinidad de la Cruz Crisóstomo, Crisóforo Sánchez Reyes, Teodulo Santos Girón, Feliciano Corona Cirino asesinados entre el 2008 y el 2013 de la comunidad nahua de Santa María de Ostula, Michoacán.

 

¡Para ell@s exigimos JUSTICIA!

 

Est@s son nuestr@s desaparecid@s:

 

JALISCO

 

Celedonio Monroy Prudencio, nahua de la comunidad de Loma Colorada, del ejido nahua de Ayotitlán, Sierra de Manantlán, Jalisco, quien fue desaparecido por supuestos policías ministeriales en su domicilio el pasado 22 de octubre del 2012.

 

Agustín Mancilla Partida, nahua desaparecido el pasado mes de octubre del 2012 en la comunidad nahua de Villa Purificación.

 

MICHOACÁN

 

Javier Martínez Robles, Gerardo Vera Orcino, Francisco de Asís Manuel, Enrique Domínguez Macías y Martín Santos Luna, comuneros nahuas de Santa Maria Ostula, desparecidos en distintas fechas entre 2010 y 2013.

 

La familia Guzmán Cruz, de nombres Amafer, Solón, Armando, Venustiano y José de Jesús Guzmán Jiménez, desaparecidos el 24 de julio de 1974, perseguidos por su militancia politica, en un operativo en el que el Ejercito Mexicano ingreso a la comunidad purépecha de Tarejero, municipio de Zacapu, Michoacan, llevándose a la familia.

 

DISTRITO FEDERAL

 

Teodulfo Torres Soriano, migrante indígena de Oaxaca, fue desaparecido entre el 23 y el 26 de marzo de 2013 por ser el principal testigo del ataque y posterior muerte de Juan Francisco Kuykendall el primero de diciembre de 2012.

 

VERACRUZ

 

Flabio Granado Llanos y Cornelio Viberos Venabidez originarios de San Francisco Agua fría municipio de Tatahuicapan, venian de San Antonio, desaparecidos desde el 21 de diciembre del 2012.

 

¡VIV@S se los llevaron, VIV@S los queremos!

 

Est@s son nuestr@s pres@s:

 

OAXACA

 

Alejandro Regalado Jiménez, binnizá de Juchitán de Zaragoza, preso el 3 de abril 2013 y sentenciado a 10 años en el reclusorio de Tehuantepec detenido por ser indígena zapoteco y vivir en la séptima sección del pueblo donde la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco (APPJ) defendía la tierra, el territorio y el aire contra la invasión del parque eólico Bii Yooxh’o de la empresa española Gas Natural Fenosa.

 

Álvaro Sebastián Ramírez, Justino Hernández José, Eleuterio Hernández García, Abraham García Ramírez, Zacarías Pascual García López, Agustín Luna Valencia y Fortino Enríquez Hernández, indígenas binnizá de San Agustín Loxicha, maestros y campesinos, guardianes de sus pueblos, detenidos desde hace 18 años, sentenciados entre 20 y 30 años de prisión.

 

Pablo López Alavez, indígena binnizá de San Isidro Aloapan, preso en el penal de Villa de Etla, secuestrado en 2010 por supuestos muebleros y aparecido en dicho penal. Defensor de los bosques, territorio y recursos naturales de su comunidad.

 

Dionisio Tapia Isidro, Sixto José Miramar y Filomeno Ortiz Antonio, indígenas mixe de San Lucas Camotlán, Oaxaca, quienes fueron apresados solamente por preguntar al ejército mexicano la razón por la cual ingresaba a su comunidad el 17 de diciembre de 2012.

 

PUEBLA

 

Enedina Rosas Vélez comisariada ejidal de San Felipe Xonacayucan, Atlixco indígena nahua integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala FPDTA-MPT detenida el pasado 6 de abril, presa en el CERESO regional de Atlixco, por defender y respetar la desición de su pueblo contra el despojo de tierras por el Proyecto Integral Morelos (PIM) y denunciada por la empresa Italiana Bonatti.

 

Juan Carlos Flores Solís de San Andres Cholula, regíón nahua del valle de Puebla, integrante del FPDTA-MPT detenido el pasado 7 de abril, preso en el CERESO regional de San Pedro Cholula, por defender el derecho de los pueblos ante el despojo provocado por el PIM, denunciado por el mal gobierno de Rafael Moreno Valle, se le dictaron 2 ordenes de aprehensión más, una por la empresa italiana Bonatti y la otra por la Comisión Federal de Electricidad.

 

CHIAPAS

 

Alejandro Díaz Santís, tzotzil de Mitontic, sentenciado a 30 años de prisión sin haber cometido ningún delito, se encuentra recluido en el CERESO numero 5 de San Cristobal de las Casas.

 

QUERETARO

 

Rubén Díaz Orozco quien lleva 17 años preso por ser dirigente social, se encuentra recluido en CERESO de San José El Alto, Querétaro desde marzo de 1998. El compañero está por cumplir setenta años de edad y con serios problemas de salud. (Se exige se le excarcele por su condición de adulto mayor y severos problemas de salud).

 

ESTADO DE MÉXICO

 

Rómulo Arias Mireles, Pedro Sánchez Berriozabal y Teófilo Pérez González, defensores del agua de la comunidad Nahua de San Pedro Tlanixco: sentenciados a 54, 52 y 50 años de prisión respectivamente; Lorenzo Sánchez Berriozabal, Marco Antonio Pérez González y Dominga Martínez González, quienes se encuentran actualmente en proceso recluidos en el penal de Santiaguito, Almoloya de Juárez por luchar contra el despojo de las aguas de las faldas del volcán Xinantecatl para grandes empresas floricultoras.

 

¡Para ellos exigimos su LIBERTAD!

 

Igualmente exigimos la cancelación de las ordenes de aprehensión de nuestr@s siguientes herman@s:

 

OAXACA

 

Mariano López Gómez, Raymundo Regalado Jiménez y Carlos Sánchez Martínez, integrantes de la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco, quienes fueron denunciados por delitos fabricados y tienen que vivir en constante alerta, denunciados por la empresa eólica trasnacional Gas Natural Fenosa.

 

PUEBLA

 

Avelino Velazques Tapia, Eusebio Aguilar Torres, Alejandro Torres Chocolatl, Adela Ramos Villalba, Juan Álvares Tapia, Federico Villalba Ramos, indégenas nahua integrantes del Frente de Pueblos en defensa de la tierra y el agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala FPDTA-MPT denunciados por la Comisión Federal de Electricidad por defender la tierra y el agua en oposición al Proyecto Integral Morelos.

 

JALISCO

 

Cirilo Rojas López y Casiano Pérez Magallón, Jorge de los Santos Pérez, Vicente Paredes Perales, José Abraham de la Rosa Sanabria, Ismael de los Santos González, Petra Sanabria Claro y Manuel Alejandro Jacobo Contreras, HABITANTES y comuneros todos de la comunidad coca de Mezcala de la asunción, quienes han sido denunciados y perseguidos injustamente por el invasor Guillermo Moreno Ibarra a partir de septiembre del 2011 por defender el territorio comunal. Salvador de la Rosa Paredes quien fue denunciado y quien ahora nuevamente resulta denunciado por el invasor antes señalado.

 

De la misma manera exigimos el cese al hostigamiento y amenazas en contra de nuestr@s siguientes herman@s:

 

PUEBLA

 

El pasado lunes 4 de Agosto, mientras realizabamos esta compartición, 10 funcionarios públicos del Instituto Federal de Comunicaciones (IFETEL), dirigidos por Raúl Leonel Mulhia Arsaluz y acompañados por dos patrullas y tres camionetas de la Policía Federal Preventiva, allanaron violentamente las instalaciones de Radio Zacatepec, de la comunidad nahua de Santa María Zacatepec, en el Municipio de Juan C. Bonilla, decomisando un transmisor, dos micrófonos, un transformador, un CPU y una consola; minutos después ocho hombres vestidos de civil, con pantalón y camisa blanca sin logo, con un gafete del IFETEL como identificación y acompañados de tres patrullas de la Policía Federal Preventiva que bloquearon el acceso a la calle, amenazaron a la compañera María Eugenia Toxcoyoa, operadora de Axocotzin Radio, de la comunidad nahua de San Bernardino Tlaxcalancingo, en el Municipio de San Andrés Cholula, exigiendo que les permitiera entrar a las instalaciones de la radio, o de lo contrario harían uso de la fuerza pública; ingresando seis hombres a las instalaciones y dañando las mismas, llevándose el transmisor, el monitor, tres micrófonos y el CPU que contiene toda la memoria histórica, social y política que la radio recolectó en la Junta Auxiliar de Tlaxcalancingo. Estas acciones fueron orquestadas por el gobierno federal y el gobierno de Rafaél Moreno Valle con el fin de frenar la lucha de los pueblos de Tlaxcala, Puebla y Morelos en contra del Plan Integral Morelos.

 

MICHOACÁN

 

El comandante de la policía comunitaria de Santa María Ostula, Cemei Verdía Zepeda, a quien se le pretende crear un montaje de intento de homicidio en su lucha contra el despojo de la tierra y los recursos naturales.

 

ESTADO DE MÉXICO

 

Rey Pérez Martínez, expresidente del Comisariado Ejidal de San Pedro Tlanixco, y Santos Alejandro Álvarez Zetina, en contra de quienes se desato una represión sistemática, cateo de sus hogares a altas horas de la noche y no pueden regresar a su hogar desde hace 11 años.

 

OAXACA

 

Carmen Ruiz Martínez, integrante de la APPJ quien ha recibido amenazas de muerte, vía telefónica por sicarios de la empresa Gas Natural Fenosa, quienes intentan secuestrarla.

 

Raúl Javier Gatica Bautista, indígena mixteco exiliado fuera del país por las constantes amenazas de muerte que recibía por defender el derecho de los pueblos que conforman el Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM).De nuestro dolor nació nuestra rabia, de la rabia nuestra rebeldía, y de la rebeldía nacerá la libertad de los pueblos del mundo.

 

Desde la Realidad Zapatista, Agosto del 2014

Por la reconstitución integral de nuestros pueblos

Nunca más un México sin nosotros

CONGRESO NACIONAL INDÍGENA

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

10 de agosto de 2014.

 

http://espoirchiapas.blogspot.mx/2014/08/cni-ezln-no-olvidamos-nuestrs-muerts.html

¿Qué pasa con Tepeuxila?

Por Rescatar Tepeuxila

 

Hace años los paisanos de Tutepetongo usaban una frase para calificar a los tepeuxileños, mitad en serio mitad en forma de crítica, decían más o menos asi: Sâ Câ ni ndiche’ntu cabròns nat ndichii ntu pendejos, eso parece haberse vuelto realidad ahora, resulta que de nueva cuenta les han visto la cara, la Procuraduría agraria, el catastro, el registro público de la propiedad, entre otros, recurriendo al engaño los han casi obligado a privatizar la propiedad de la tierra, que por dictamen del tribunal unitario agrario del año 2006 es COMUNAL, como siempre les mintieron diciéndoles que se trata de que así pagarán impuestos y las participaciones municipales para Tepeuxila aumentarán, la mitad de esto es cierto, PRIVATIZAR significa pagar más impuestos, pero la otra parte es totalmente falsa, las participaciones municipales se asignan por municipio, no por comunidad y dentro del municipio de Tepeuxila, nuestra comunidad prácticamente es una ranchería por el número de habitantes, así que aunque paguen más impuestos, ADMINISTRATIVAMENTE, sus necesidades son consideradas menores, ¿qué hay entonces detrás de todo ello?, a pesar de que nuestra comunidad ha cerrado los ojos a la realidad existe un proyecto de minería a cielo abierto en el municipio, la autoridad municipal y los comisariados de los últimos años lo saben bien, y acaso, solo acaso lo han ocultado a la comunidad, la empresa concesionaria ALMADEN MINERALS LTD, trabaja ya en el estado de Puebla, es decir cerca ya de nuestro territorio y “casualmente” las dependencias del gobierno federal PROCURADURÍA AGRARIA, sobre todo, solo cumplen con su trabajo engañando a las comunidades para que privaticen la tierra y una vez que lo hacen la empresa llega a comprar y a quienes se nieguen a vender se les expropia por causa de utilidad pública, así se llama ahora la minería, de tal manera que esa es la trampa real que se está imponiendo ahora mismo en Tepeuxila.

 

Por si algo faltara, la incapacidad del Comisariado de bienes Comunales se hace ver cuando dicen a los paisanos que se podrá escriturar a nombre de más de una persona un solo predio, es decir que si aún no tenemos problemas personales o familiares por tierras ahora podremos tenerlos, en un principio habían dicho que solo las tierras urbanas, es decir la comunidad se privatizarías, sin embargo ahora salen con que también las tierras fuera de la comunidad lo serán, tan es así que algunos tepeuxileños “preocupados por la comunidad”, dicen ellos, sobre todo los que organizan los viajes de semana santa al Tepeuxila, organizarán viajes desde México para que quienes quieran escriturar vaya a conocer, porque seguramente algunos ni eso conocen, dónde están sus tierras.

 

Realmente es preocupante lo que sucede, lo más lamentable es tener una comunidad que no está dispuesta a escuchar ni a ver lo que pasa, Tepeuxila es la única comunidad del municipio que está en este proyecto, PROCECOM se llama, antes fue FANAR, a todo esto habría que dar a conocer que en Tepeuxila ya existen proyectos como el que financia la Coca cola para la conservación de la reserva natural, ¿alguien en la comunidad sabe cómo se manejan los dineros?

 

Bien a pesar de todo siguen existiendo en Tepeuxila voces que se oponen a la desaparición de la comunidad, solo es cuestión de abrir los ojos y no cerrar los oídos, de eso depende que siga existiendo San Juan Tepeuxila. 

Cuicateca de Cuyaltepec cosechando Maíz. Foto CEREC
Cuicateca de Cuyaltepec cosechando Maíz. Foto CEREC

yÑAÂ yBACU = GENTE DE LA CASA DEL RAYO

Musicos Tepeusileños de 1970 - 2000
Musicos Tepeusileños de 1970 - 2000
CONOCE NUESTRA OPINION E INTERCAMBIA CON NOSOTROS: Cerec Región Cuicateca

Crea tu insignia

MANUAL DE 10 PASOS (ojo: de fácil lectura, no espantarse), PARA IDENTIFICAR A UN ZAPATISTA Y SABER SI PUEDE DECIR O NO QUE “SE TIENEN CONTACTOS CON EL EZLN”:

1.- Si pide dinero o proyectos a cualquiera de los 3 niveles de gobierno, NO ES ZAPATISTA.

2.- Si establece un canal de comunicación directo sin anunciarlo antes públicamente, NO ES ZAPATISTA.

3.- Si pide hablar o habla directamente con cualquiera de los 3 niveles de gobierno sin anunciarlo antes públicamente, NO ES ZAPATISTA.

4.- Si quiere un cargo, nombramiento, homenajes, premios, etc., NO ES ZAPATISTA.

5.- Si tiene miedo, NO ES ZAPATISTA.

6.- Si se vende, rinde o claudica, NO ES ZAPATISTA.

7.- Si se toma muy en serio a sí mismo, NO ES ZAPATISTA.

8.- Si no provoca escalofríos al verlo, NO ES ZAPATISTA,

9.- Si no da la sensación de que dice más con lo que calla, NO ES ZAPATISTA.

10.- Si es un fantasma de los que se desvanecen, NO ES ZAPATISTA.

También puedes seguir el canal del

CONGRESO AUTÓNOMO CUICATECO

Escúchanos Radio

Ndud´Ñéeyü

"Nuestra palabra"

lunes a domingo de 

  10 a 21 hrs.

Compartir twitter

@cerec04

MÚSICA DE AMOR Y RESISTENCIA

HAY NANITA

" ni sumisa, ni devota, mujer libre, linda y loka"

IDEOLOGÍA, PRINCIPIOS, AUTONOMÍA, RESISTENCIA, COMUNALIDAD, TERRITORIO, AUTOGESTIÓN Y AUTOCRITICA SON NUESTROS PILARES.
IDEOLOGÍA, PRINCIPIOS, AUTONOMÍA, RESISTENCIA, COMUNALIDAD, TERRITORIO, AUTOGESTIÓN Y AUTOCRITICA SON NUESTROS PILARES.
Imágenes cuicatecas
Imágenes cuicatecas
De familiares migrantes en valles Centrales, Oaxaca; recibimos esta foto que con gran gusto reproducimos para que puedan apreciarla.
Compita Che
EL CODICE DE TEPEUXILA
El expediente de un proceso judicial entablado por los indios del pueblo de Tepeucila,
zona cuicateca, en contra de un encomendero reposó m s de cuatro siglos en los anaqueles del
Archivo General de Indias en Sevilla.
ETHELIA RUIZ CHAPTER .pdf
Documento Adobe Acrobat 313.8 KB
CONACYT. DINERO PUBLICO PARA EMPRESAS ECOCIDAS
el Consejo Nacional
de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo
Tecnológico e Innovación, ha aprobado la entrega de $7,232,516 (siete millones, doscientos treinta
y dos mil quinientos dieciseis pesos) a la canadiense New Gold-Minera San Xavier (MSX).
Conacyt.pdf
Documento Adobe Acrobat 185.1 KB
THE PROVENIENCE AND CONTENTS OF THE PORFIRIO DIAZ AND FERNANDEZ LEAL CODICES: SOME NEW DATA AND ANALYSIS
Descripcion del codice Porfirio Díaz, referente a la historia de la comunidad Tepeuxila, en la región Cuicateca, Oaxaca.
Eva Hunt. The Provenience and Contents o
Documento Adobe Acrobat 479.2 KB
LA DECISION DE CAMILO.
Lo principal en el Catolicismo es el amor al prójimo. «El que ama a su prójimo cumple con
su ley.» (San Pablo, Romanos XIII, 8).
La decisión de Camilo.pdf
Documento Adobe Acrobat 185.5 KB
CAMILO TORRES. EL PRECURSOS
Camilo Torres Restrepo, el cura colombiano que tomó partido por los pobres de la tierra y se la jugó con ellos hasta el último día de su vida...
Camilo Torres, el precursor..pdf
Documento Adobe Acrobat 192.8 KB
IGUALA: UN MES MAS
Ustedes piensan que el país es tan tonto que va a tragarse la verdad histórica de la
hoguera en el basurero de Cocula y de unos malvadísimos narcos que no tienen nadita que
ver con ustedes.
Navegaciones.pdf
Documento Adobe Acrobat 210.3 KB
GUERRERO. UN AÑO SIN POLICÍA Y SIN MAFIA.
GUERRERO. UN AÑO SIN POLICÍA Y SIN MAFIA
Documento Adobe Acrobat 801.2 KB
LA ESCULITA ZAPATISTA. IMÁGENES.
LA ESCUELITA ZAPATISTA. REVISTA EMEEQUIS
Documento Adobe Acrobat 621.1 KB
La comunalidad, práctica social del pueblo iñ bakuu. Dimensiones pedagógicas. El caso de San Sebastián Tlacolula-ÑNgúu, Oaxaca.
Este proceso investigativo emerge como una necesidad de...
tesis final Isaac, formato versión ofici
Documento Adobe Acrobat 5.0 MB
ENLACE CON LA PUBLICACIÓN APARECIDA EN EL DIARIO "LA JORNADA"
MEXICO A CIELO ABIERTO. 994.pdf
Documento Adobe Acrobat 62.8 KB
LOS MEGAPROYECTOS DE OAXACA Y LA FALTA DE CONSULTA A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS.
los-megaproyectos-de-oaxaca-y-la-falta-d
Documento Adobe Acrobat 2.0 MB
PUEBLOS INDÍGENAS Y MEGAPROYECTOS.
Francisco López Barcenas
Pueblos indígenas y megaproyectos.pdf
Documento Adobe Acrobat 353.0 KB
EL LIBRO NEGRO DE CANADÁ.
UN LIBRO QUE ES NECESARIO LEER...
EL LIBRO NEGRO DE CANADÁ. SAQUEO, CORRUP
Documento Adobe Acrobat 1.9 MB
CHERÁN COMO UNA SEMILLA ANTICAPITALISTA
Cherán como una semilla anticapitalista.
Documento Adobe Acrobat 501.6 KB
LA TERRITORIALIDAD DE LA DOMINACION.
(ACTUALIZADO)
La territorialidad de la dominación.pdf
Documento Adobe Acrobat 215.3 KB
CARTA ABIERTA: NO AL MAIZ TRANSGÉNICO EN OAXACA.
carta abierta-maíz.pdf
Documento Adobe Acrobat 157.0 KB
UN VIAJE AL LUGAR DONDE NACIÓ EL UNIVERSO
Un viaje al lugar donde nació el univers
Documento Adobe Acrobat 664.5 KB
PARA ENTENDER WIRIKUTA
PARA ENTENDER WIRIKUTA.pdf
Documento Adobe Acrobat 470.1 KB
La conformación del territorio oaxaqueño.
Los pueblos indígenas y la conformación
Documento Adobe Acrobat 593.4 KB
Estudio antropológico en Valerio Trujano, Cuicatlán, Oax.
El afromestizaje en la familia esclava r
Documento Adobe Acrobat 807.7 KB
EDUCACIÓN EN ETICA Y MULTICULTURALISMO..
Documento Adobe Acrobat 282.6 KB
LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO. 2011. AI.
LOS+DERECHOS+HUMANOS+EN+EL+MUNDO+2011.+A
Documento Adobe Acrobat 3.0 MB
MINERA: 500 AÑOS DE SAQUEO
MINERIA. 500 AÑÓS DE SAQUEO.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.7 MB
GUIA DE INFORMACION PARA LA DEFENSA DE LOS TERRITORIOS. MINERÍA.
GUIA ANTIMNERA DE INFORMACION PARA LA DE
Documento Adobe Acrobat 1.9 MB
MANIFIESTO POR LA DEFENSA DEL MAÍZ NATIVO.
Documento suscrito en Ahuacatlán, Pue, los días 7 y 8 de octubre de 2011...
Manifiesto.pdf
Documento Adobe Acrobat 146.9 KB
VOCES DEL PASADO
Narración. (Documento inédito) A propósito del mes de octubre, recordando el movimiento estudiantil de 1968.
Voces del pasado..pdf
Documento Adobe Acrobat 515.0 KB
EL MINERAL O LA VIDA
Libro.La legislación minera en México...
EL MINERAL O LA VIDA. Fco. López Barcena
Documento Adobe Acrobat 4.5 MB
EL LARGO VERANO DE LA REVUELTA OAXAQUEÑA
¡Qué pasó en Oaxaca? ¿hubo algún cambio? enterese como se dieron los hechos.
El largo verano de la revuelta oaxaqueña
Documento Adobe Acrobat 204.3 KB
HISTORIAS DEL SAQUEO MINERO..pdf
Documento Adobe Acrobat 143.8 KB
CANADA SE LLEVA EL ORO DE MÉXICO
CANADA SE LLEVA EL ORO DE MEXICO..pdf
Documento Adobe Acrobat 715.1 KB
CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE LA PROCURADURIA AGRARIA Y LA CAMARA MINERA PARA PASAR SOBRE EL DERECHO DE LOS PUEBLOS INDIGENAS.
Convenio d colaboración PA y Camara mine
Documento Adobe Acrobat 86.3 KB
Bernardo Vázquez Sanchez
Bernardo Vázquez Sanchez
Bety Cariño
Bety Cariño
Mariano Abarca
Mariano Abarca
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Huajuapan, Casa de la cultura
Cuicatlán
Cuicatlán
Comandantes
Comandantes
La Asamblea
La Asamblea
Cu Câ
Cu Câ
Dunáa
Dunáa
Yáada
Yáada
Yad´cué
Yad´cué
Yicu tindu
Yicu tindu
Un confesionario en lengua cuicateca de finales de la época virreinal.
En esta contribución se presenta el texto inédito de un confesionario escrito en
la lengua cuicateca alrededor de 1800. El texto anónimo fue elaborado para ayudar al clero
encargado de la administración espiritual de la población cuicateca de San Pedro Teutila. El
texto es un ejemplo de la actividad lingüística, poco conocida, que desplegaron los sacerdotes
seglares para poder evangelizar a la población de lo que hoy es el estado de Oaxaca.
Sacerdotes seculares estudiaron el cuicateco desde la segunda mitad del siglo xvi, pero no se
ha conservado ningún texto de esta época temprana.
09-Doesburg-Cuicateco_XIX.pdf
Documento Adobe Acrobat 875.8 KB